CAC: irregularidades, errores y mucho cinismo.

El órgano encargado de amedrentar a los medios libres de separatismo ve cómo la mitad de sus consejeros denuncian que es una maquinaria propia de un estado totalitario.

cac

El Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC) es un órgano politizado y poco riguroso que no sirve para sus fines propios pero sí para atacar a los medios de comunicación que se resisten a los dictados de la colla separatista. Funciona como un órgano de un país totalitario, como se ha puesto de manifiesto en diversas ocasiones: cuando prohibía denigrar el independentismo pero apoyaba a todo aquel que repetía “espanyaensroba” o cuando trataba de ignorantes a 715.802 catalanes.

La noticia no es que el CAC haya cambiado, que esté, por fin al servicio de todos los catalanes, ni siquiera que haya decidido disimular un poco su marcado sectarismo. No; la noticia es que tres de los seis consejeros del CAC ya no han aguantado más la vergonzosa actuación de la institución de la que forman parte y han denunciado “irregularidades” y “errores” en la elaboración del informe del CAC sobre el pluralismo en la televisión y en la radio durante la campaña de las elecciones al Parlament. Los valientes han sido Daniel Sirera, un habitual que a menudo se ha quedado solo en la denuncia de las irregularidades del CAC, la socialista Carme Figueras y Eva Parera, de Unió.

El informe, por cierto, ha sido aprobado con el voto de calidad de su presidente, Roger Loppacher, todo un apparatchik nacionalista: “ex vicepresident del Consell de Govern de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals del 2008 al 2012, director general de Mitjans Audiovisuals , secretari general dels departaments d’Interior i Governació i vicepresident del Consell d’Administració del Centre de Telecomunicacions de la Generalitat”.

Pues bien, dicho informe, un bochornoso ejemplo de cinismo (acusando de parcialidad, por ejemplo, a Antena 3, mientras TV3% se pone como ejemplo de información ecuánime y no tendenciosa), ha sido completamente desacreditado por los consejeros Parera, Figueras y Sirera en su voto particular conjunto en el que:

  • Denuncian lo que consideran una “filtración parcial e interesada” del informe desde la Presidencia del CAC y la “instrumentalización creciente” de este organismo (¿aún más? Resulta difícil de imaginar, pero en el noupais todo es posible)
  • Se quejan de que el informe no les fuera entregado desde el mismo momento en que estuvo terminado.
  • Afirman que “el hecho de que otros miembros del Consell lo hayan tenido antes pone de manifiesto una irregularidad grave en el funcionamiento de este órgano colegiado y una traba inexcusable al desarrollo de nuestra tarea“.
  • Señalan que la decisión de incorporar a La 1 de TVE, Telecinco y Antena 3 en los análisis de seguimiento de la campaña es inadecuado “por el hecho de que no están bajo nuestra competencia y por la utilización de recursos públicos que esto comporta“.
  • Aseguran que “el criterio de proporcionalidad que se analiza en el informe aprobado da pie a una lectura “sesgada”, dado que sólo se han analizado los noticiarios informativos del mediodía de las tres televisiones de ámbito estatal” y, por tanto, “no se pueden extraer conclusiones sobre la proporcionalidad” de estos medios, dado que “en el resto de informativos se puede haber compensado el desequilibrio” mientras que, “contrariamente, en el caso de las televisiones de ámbito catalán como TV3, 8tv y TVE Catalunya se han analizado casi la totalidad de los noticiarios informativos“.
  • Denuncian que el informe “no analiza el cumplimiento de las misiones de servicio público de Televisió de Catalunya y Catalunya Ràdio“, y recuerdan que han pedido numerosas veces el análisis de “posibles incumplimientos del deber de neutralidad” de estos medios, “situaciones de toma de partido de algunos profesionales de la CCMA en la campaña” y la “existencia de una posible línea editorial por parte del medio público“.

Todo está muy claro, demasiado claro. La pregunta que cualquier catalán sensato se plantea es sencilla: ¿Y por qué no cerramos de una vez por todas el CAC? Saldríamos todos ganando y seríamos un poco más libres.

Dolça i manipulada Catalunya…

bastoncillo

 



Categories: Catalunya de tots, El 27 ese, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , , , , ,

18 comentarios

  1. El CAC es el organismo censor del régimen…

  2. Cac una muestra mas de la dictadura mental catalanazi

  3. Por lo que he leído en esta y otras ocasiones sobre el CAC, este es una verdadera vergüenza digna de una dictadura. ¿Alguien sabe si existe algo similar en las demás CCAA, porque aquí en Castilla y León no he oído nunca que haya nada semejante.

  4. Más que a la censura franquista yo los equipararía a la santa inquisición. Si no se dedican a hacer autos de fe y quemar vivos a los herejes es porque ahora no se puede.

    Cómo será la cosa que hasta algunos de los suyos se escandalizan.

  5. Y encima falsifican los datos de audiencia.
    Yo ya no veo tv3 ni…

  6. son competencias delegadas, es obligación del Estado velar por su cumplimiento y desde luego recuperar aquellas competencias de las que se haya hecho un uso partidista e irresponsable.

  7. El aparato de propaganda de Artur Mas y del separatismo, NODOTV3, etc., son simples panfletos sectarios… es tan evidente que no requiere de ningún CAC para que lo determinara… lo evidente no requiere verificación.

    Lo peor es que ese aparato masivo de propaganda separatista, la pagamos con nuestros impuestos todos los catalanes… es decir, utilizan nuestro propio dinero para conspirar y causarnos daño a los que no somos separatistas.

  8. Está muy bien que estos tres consejeros denuncien esos puntos específicos, pero la realidad es que se están yendo por las ramas. La denuncia debería ser mucho más directa: los medios catalanes están manipulando.

  9. hace años que se inventó la manipulación de medios para un fin,de hecho es muy antiguo,a ningún gobernante le interesa medios libres

  10. Es terrible. Cuando pienso en la cantidad de dinero que se está malgastando en instituciones vacías, dedicadas a enchufar a los afines y politizadas, mientras se dejan de prescribir pruebas médicas o no se paga a los proveedores, me echó a llorar. Están hundiendo Catalunya….

  11. Es absolutamente vergonzoso e inconcebible que el Colegio de Periodistas de Cataluña no haya protestado nunca por la creación y existencia de un órgano censor así.

    Aunque por otro lado, el servilismo con el nazionlaismo viene siendo lo habitual en esa corporación profesional desde hace ya muchísimo tiempo. No entiendo cómo la Generalidad no la ha asimilado como un “Departament” más “del seu Govern”, y les ha montado una sede cerca de la Plaza San Jaime. Cuando se produjeron las manifestaciones contra el Plan Bolonia y los Mozos de Escuadra se despacharon a gusto apaleando a los reporteros que grababan sus abusos (a uno de ellos que manejaba una cámara de televisión le abrieron la cabeza con la porra), el Colegio tomó una decisión drástica, feroz, tajante contra tamaña injusticia y en defensa de las víctimas: sacó a la venta para sus colegiados unos brazaletes y unos chalecos donde ponía Premsa a un módico precio que penas alcanzaba la veintena de euros. Porque al parecer el problema residía en que la policía autonómica no se había percatado al ver sus voluminosas cámaras de que no eran manifestantes como los demás.

  12. Cada día por mucho que digan la gente vemos menos en mi caso nada las teles de Catalunya…son peor que los noticieros de la época franquistas!!!
    Debería darles vergüenza…
    Lo único q puede q se salve sin las pelis….y con todo también son adoctrinadores…
    Alguna vez veía en tv8 Aruscity…ya no lo veo debido pq aún van más de ” sobraos” de lo q ya iban…

Deja un comentario