Algú té un gaspatxo considerable a l’antena de casa seva

A ver: esta bandera de España con una cubana no pega, senyor separatista.

republicana cubana

Las banderas son símbolos que representan lugares y, a veces, ideologías. Por ejemplo, la cubana se la inventó un tal Vicenç Albert Ballester copiándola de la bandera de Cuba, para un partido político: el Estat Català. El sr. Ballester era tan pacífico que firmaba VICIME: Visca laindependència de Catalunya i Mori Espanya. Pur bon rotllo nacionalista.

La bandera de la II República española (no de la I República, que fue la rojigualda de siempre) igualó el tamaño de las franjas y añadió el morado, color tradicional de Castilla. Tot molt català, senyor de l’antena.

No se pierdan este maravilloso artículo del dolço Ángel Pascual: les aclarará mucho las cosas. Sobretot a vostè, senyor de l’antena i el gaspatxo mental.

Dolça i embolicada Catalunya…

bastoncillo



Categories: Historia, Huid del nacionalismo

Tags: , , , ,

36 comentarios

  1. Parece que estas 2 banderas son incompatibles (la independentista de Cataluña y la “republicana” nacional)

    No lo son:
    Demuestran que la persona que las ha izado está en contra de todo (de lo que en este momento es la realidad) y que es de teología “izquierdista radical”.

    Este señor está en contra de la España Constitucional y de la Cataluña del Estatuto.

    No en vano las banderas rojas comunistas han desaparecido en todas partes:

    Debido al hundimiento de la Unión Soviética y al descubrimiento de sus matanzas, torturas, desastres ecológicos, la economía hundida y atraso general (y eso que prometían que iban a poner grifos en las casas de donde saliese agua y leche), ya nadie se atreve a ir de “comunista” a secas ni a usar la bandera.

    Por eso el Partido Comuinista tuvo que hacer un “rebranding”: atraer a algún partido minoritario y llamarse ahora “Izquierda Unida”, pero el que ha cortado siempre el bacalao allí son los comunistas. Y siguen esperando en la sombra la oportunidad para una verdadera “dictadura” (del “proletariado” o mejor dicho, de los burócratas del partido)

    Volviendo a éste radical, especialmente si es un joven:

    Déjese de odios; disfrute de la vida y de sus familiares y amigos; aproveche las oportunidades que le da España y Europa de una vida confortable (no estamos en el 36 ni en el tercer mundo). Concéntrese a prosperar con su trabajo y su ahorro. Cuando se tienen dos manos y dos pies, el cielo no tiene límite.

    Los odios envenenan y no sirven para nada.
    Al contrario, ciegan a la gente y no ven las oportunidades que la vida está continuamente ofreciendo.

    Un consejo: si usted odia, lo que obtendrá de vuelta será odio. Contra usted y su familia.
    Por eso no es de sabios odiar y sí amar.

  2. Algunos comentaristas ya lo han señalado, pero como increíblemente nos hemos vuelto a encontrar lo del “morado de Castilla”, no viene mal que insistamos todos.

    Que no. Que nunca, jamás de los jamases, fue el morado color de Castilla. Cójanse todos los escudos medievales y de la Edad Moderna. Los escudos municipales (los que son históricos). Los manuscritos. Las descripciones que nos han llegado. Incluso los pendones que han sobrevivido. Las descripciones de extranjeros. Incluso los castillos que circundan las quinas portuguesas, que tienen un origen castellano: todos, siempre, sobre rojo carmesí. Miles de ejemplos.

    Sea por la teoría del “descolorido”, que resulta mas que chusca, por confusión con las armas reales o por la logia masónica decimonónica de “Los Comuneros” que usaba tal color, pero es en el XIX y principios del XX cuando de forma impensable empieza a propagarse la especie de que el morado es “color de Castilla”. Es verdaderamente increíble. Es como si un buen día se empezase a hablar de “las barras verdinegras de Cataluña”. Alucinante.

    Rojo carmesí, siempre. Morado, nunca.

    • creo que decimos lo del morado de Castilla para abreviar, porque lo que si parece estar mas o manos claro, es que, quien diseño la bandera lo hizo con la intención de meter a Castilla en ella, o no?

  3. He visto mas balcones con estas dos banderas. El de la antena no es el único y siempre he pensado lo mismo: vaya empanada mental.

  4. Es penoso pero es real. La ignorancia es atrevida y exhibicionista. Hay mucha gente que se considera de izquierdas porque viene de familia republicana y su padre fue represaliado por el franquismo, que identifica catalanismo con lucha antifranquista e independentismo con lo más izquierdista y lo más antifranquista; en la mayoría de casos sus padres o ellos mismos proceden de otras partes de España; conozco a alguna que lleva más de 30 años en Cataluña y ha sido incapaz de aprender catalán pero tiene las dos banderas colgadas en el balcón, defiende la inmersión en la escuela pero es incapaz de entenderse con sus nietos que en casa sólo hablan catalán, y le parece mal que sus primos que viven en el pueblo en Jaen “viven mejor que yo con un sueldo de mierda”. Si le dices que por qué no cuelga la bandera de la primera república, ni sabe de qué le hablas y te dice como si fuera obvio que es “esa”. Y no le expliques que fue el gobierno republicano el primero que combatió el independentismo ni que metió a algunos de sus líderes en la cárcel; ni que el gobierno de la Generalitat conspiró durante toda la guerra civil tratando incluso de encontrar países mediadores para obtener un armisticio por el cual pretendían poner todo el resto de España en manos de Franco a cambio de obtener la independencia. Igual de infames que siempre. Aquello por lo que sus padres y abuelos se jugaron la vida, o lo desconocen o les importa un pito. Eso sí, si les dices lo que costaría la independencia y que peligraría su pensión te dicen que ¡hombre, ya les pagará España, después de cotizar toda la vida!

    Ese es el nivel. Seguro que nunca conseguirán el objetivo de la independencia, pero a veces me gustaría que existieran los mundos paralelos y ver por una ventana la cara que se les iba a quedar si lo consiguieran. Y sobretodo, después de la sorpresa y el desengaño iniciales, ver como iban los “amados líderes” a gestionar el monumental cabreo, con disturbios y demás, de la carne de cañón que están creando. Ya me gustaría verlos lidiar ese morlaco. Y correr a ponerse a salvo en Andorra con la pasta mientras piden ayuda al ejército español (capaces son, antecedentes históricos no faltan).

  5. Mientras un mindundi (Vicenç Albert) que no es conocido mas allá del nazioanlismo tiene una calle con su nombre, en Barcelona. Un artista universal y un genio (Salvador Dalí) admirado por todo el mundo menos por el nazioanlismo casposo y rancio no tiene ningún rinconcito con su nombre en Barcelona.

    CIU/PSC son los culpables de tan vomitivo ninguneo a un catalán universal como Salvador Dali.

    • Sabían ustedes que la “peseta” fue una obra del catalán Laureano Figuerola Ballester y que la primera se acuño en Barcelona.
      Este catalan tampoco tiene calle con su nombre en Barcelona., supongo que tiene algo que ver con que hubiera sido ministro en la España proNapoleonica.

  6. No es que el morado sea el color tradicional de Castilla:

    Es que en la Primera República los concejales de Madrit (¡Madrit tenía que ser!) salieron a la calle con fajas del color nacional (la rojigualda de Carlos III) al que habían cosido el pendón de Castilla.

    Como para entonces el pendón de Castilla, que es realmente un lienzo de seda grana, había caído en desuso, se puso lo que se encontró en un arcón (tenía color morado o tal vez rojo desteñido). También en las encuadernaciones reales desde el s XVIII aparecen las armas de Castilla moradas y no rojas.

    Lo curioso del caso es que los concejales madrileños hicieron lo mismo que los concejales parisienses (a lo mejor no tan curioso): poner ajunto al color de la bandera de los Reyes de Francia Borbones (blanco) los colores de la ciudad de París: azul y rojo (son los colores de su escudo)

    Madrit tendrá muchos méritos, pero el sentido común y la vexilología no son uno de ellos.

    Si se dedicasen más a la industria y al comercio y menos al funcionariato y al oenegismo subvencionado, verían el mundo con más realidad y todos viviríamos mejor.
    Ya ven, copiar al Tripartito no es una virtud. Y eso que los resultados hablan por sí solos.

    • En exclusiva referencia a su último párrafo, amigo José, quisiera decirle que tiene usted una imagen muy estereotipada de Madrid. Que pudo ser cierta -y sin duda lo fue- hasta hace treinta años: aquel Madrid que hacía «negocios» (en realidad, trapicheos) llenando al guiri de paella y flamenco, abarrotándolo de sangría hemotóxica y de whisky de garrafón, y firmando contratos en discotecas cuando no en puticlubs, esas imágenes tan propias de la filmografía de Landa que, como toda sátira, constituían una exageración de lo que, en definitiva, era la realidad.

      Pero hoy ya no es así. Madrid es un centro financiero europeo de primer orden -y lo es más aún desde que empezó este dichoso «prusés»- y el Madrid de los negocios (ahora sí, negocios de verdad) es tan serio -salvando las distancias cuantitativas- como puedan serlo Munich o Hong Kong.

      Está lleno de funcionarios como lo está París o lo está (¡casi nada!) Bruselas. Eso es normal y propio de la capitalidad. Compare usted la cantidad de funcionarios que hay en Barcelona (yo soy uno de ellos) en comparación con el resto de Cataluña.

      En cuanto al «oenegismo» subvencionado, mucho me temo, querido amigo, que en Cataluña podemos dar lecciones (también cuantitativas… y «esteladas»).

      Un cordial saludo

  7. Sólo le falta poner la estelada periquita para terminar de hacer el ridículo .

  8. Mientras se incite al odio a la actual españa, cualquier cosa vale. Que no autocritica, simple y puro ODIO.

    Ese pobre hombre no defiende ninguna idea, ni la segunda republica guerracivilista, ni la independencia, lo unico que une a ambas banderas es el odio.
    Ese mismo odio que en el pasado nos llevo hasta donde nos llevo. Y algunos pues como decimos siempre, han contagiado a las nuevas generaciones preparandolas para odiar, como en aquel nefasto periodo de los años 30.

    Mala forma de crear un futuro que dejarles a las proximas generaciones. Que una cosa es la autocritica constructiva y otra que los politicos autonomicos se piensan que estamos en el sigloXII y siguen con una actitud feudalista.
    Mi feudo, mi tierra, mi pueblo… los politicos del mi-mi-mi…

  9. Por cierto el color tradicional de castilla es el carmesí, solo hay que echar un vistazo al escudo de españa para ver el fondo del castillo o a las banderas de castilla la mancha o castilla y leon.

  10. Diarrea mental en toda su expresión.

  11. Considerar el morado como el color de Castilla es un error que procede de otro error. El color de Castilla es el rojo carmesí, un rojo más oscuro que el de la rojigualda. Parece ser que el tipo que lo incorporó a la bandera de la II República (ganas de tocar los cataplines), tomó como referencia una bandera a la que la exposición a la intemperie había virado del carmesí al morado; y así, sin más fundamento ni documentación, creó el engendro con el que nos da la barrila una izquierda que pretende ganar una guerra perdida (afortunadamente) por sus antecesores totalitarios.
    Para desgracia de España, el planteamiento sigue siendo idéntico: los separatistas, como entonces, son sus aliados y los que no tragamos con ellos, franquistas a exterminar.

    • El General Vicente Rojo, Jefe del ejército republicano, escribió un artículo desde el exilio en el que explicaba el error que fue cambiar la bandera. Por cierto el primer municipo en el que se enarboló fue en Eibar. Quien tuvo la idea de adoptar esa bandera para la república hizo más por la idea de las dos Españas que nadie.

  12. ¿Y qué esperáis de una panda de analfabéstias que ven TV3 como si fuese la palabra de Dios?

  13. Son mas bestias que aquel extremo izquierda del Alcoyano que lanzaba los corners y se iba a rematarlos de cabeza.

  14. Esto es lo que se llama carne de Psiquiatria. la mente de este vecino debe estar tan confusa como esta mezcla de banderas.

  15. El colgar esto es algo así como poner un cartel bien grande que diga “Soy tonto y hago todo lo que me dice la ANC y TV3”. Estupendo que lo publicite para información de vecinos y viandantes. jajajaja

  16. El PSC en Badalona, entregando la alcaldía a la lista independiente integrada por la CUP y Podemos, y a ERC como socio, a pesar de que el PP de Albiol fue el más votado con una diferencia abismal.
    Asín es como el PSC defiente a sus votantes….

  17. Este anormal…… Es como los nazbols que colocan la hoz y el martillo en la bandera del nsdap

    Los líderes de la república siempre defendieron la nación española… Lo cual.demuestra que el catalanismo solo es ignorancia y manipulación

  18. Una importante empanada mental, sí señor. ¿Sabrá el de las baderitas que la II República fue marcadamente enemiga, en todos sus gobiernos, de los secesionistas catalanes? Creo que no.

    Al hilo, una anécdota: hace años, a principio de los 90, un amigo mío sufrió una agresión por parte de un separatista, pues mi amigo llevaba cosida en el hombro de la chaqueta una bandera republicana. El separatista le agredió al grito de ¿adivináis? ¡Facha! Y es que los separatistas, que viven del mito, son enemigos del conocimiento.

  19. Ese no sabe si es un separatista partidario del “Estat Catalá” o si es un nostálgico del Frente Popular de izquierdas de la II República española. Lo mismo he visto en Vascongadas filoetarras que llevaban la bandera de la II República española. Que eñijan entre ser republicanos de izquierdas españoles y ser separatistas, ¡Que estudien historia y aclaren sus ideas! Por ciero para ser republicano y de izquierdas no hace falta defender la bandera tricolor que sólo se usó unos años de la II República, se puede ser republicano de izquierdas, centralista, deferalista o confederalista y seguir considerando como propia la bandera rojigualda.

  20. esto es como lo del negro con la camiseta de la esvástica…

  21. Paso a reiterar mi comentario anterior:
    En mi modesta opinión es importante que suceda una cosa. Es necesario que la izquierda española despierte, de una vez por todas, y deje de considerar al nacionalismo como una ideología progresista. Tiene que verlo y mostrarlo como lo que realmente es: una ideología reaccionaria y sectaria. El comportamiento del astut el sábado puede ayudar a ese fin. He oído algunas voces en ese sentido. Mucha gente de izquierdas en cat, pasa del nacionalismo, pero no lo condenan. Los Podemos y los PSC-PSOE tienen la llave. Lamentablemente de los IU-ICV no espero nada.

    • Esos que dicen ” ellos” que son de izquierdas…y que todos aceptamos panchamente…son activistas agitadores del poder en la sombra ???
      Que no sabemos quien los dirige…pero esta claro que en España dividen a los españoles, en Europa a los europeos así como en cada estado europeo…a quien le interesa esta división?
      Hace un tiempo q no entiendo pq se meten con Rusia…a nosotros los europeos nos interesa estar bien con Rusia…de Barcelona a Moscu hay unas 3, 45 en avión… las generaciones jóvenes rusas quieren la democracia yo he estado allí y lo se…
      Si Dios quiere volveré… dentro de poco…ese país me gusta…no entiendo nada…la gente lo esta pasando muy regular pobre…

    • Los de izquierdas que son así son unos hipocritas del copon. Yo soy de izquierdas y me molesto los pitidos del himno, como me molestaria si el himno fuera el himno de riego, lo que memolesta es que si a esa gente les pitas el himno que ellos sienten se enfadan.

  22. Todos o una inmensa mayoría que exteriorizan su catalanismo colocando banderas en los balcones o en lugares públicos, queda claro que Cataluña no les interesa. Su manifestación es puro exhibicionismo y no conviene confundir los términos. Intentan en su ingenuidad, crispar algún vecino y alguno de los miembros de su propia familia. Son marionetas que descansan el desván con las cuerdas enmarañadas.
    Jamás como ahora ha sido más superficial el nacionalismo catalán. Los pocos que parecen más sinceros o que son más hipócritas, siguen siendo nacionalistas porque esto les da el trinque, directo o para alguno de sus familiares. El nacionalismo es un negocio y sin mucha preparación muy rentable.
    Cataluña está huérfana. A los catalanes de verdad intentan secuestrarnos y los que dominan el cotarro, con nuestros impuestos, son tan majaderos que en lugar de sumar restan cuanto pueden. Oírles hablar da pena y lo que se ha dado en llamar, vergüenza ajena.
    Ver la expresión de Mas burlándose por la pitada al himno nacional dice todo de la clase de gente que manda y rebuzna en la Generalitat.

Deja un comentario