Lo que encontró el último catalán

El sueño de Artur Mas y David Fernández.

José Casademunt

La estatua de Pujol era imponente. Representaba un hombre musculoso. La pierna derecha descansaba sobre varias cabezas de castellanos quedando más elevada que la izquierda (donde José había apagado la colilla), dándole un aire de poderío. (…) Su brazo derecho se extendía al estilo del saludo romano pero su mano escondía el pulgar, dejando a la vista cuatro dedos. Eran las cuatro míticas barras. El escultor había tenido la brillante idea de enfocar el brazo hacia Madrid. Más o menos como lo antigua estatua de Colón sita al final de las Ramblas que, antes de ser destruida por representar propaganda subliminal españolista, señalaba a América. (…) Por fin la figura escultórica de Pujol quedaba rematada con una cara afilada, nervuda, y una larga cabellera se desplegaba como mecida por el viento de la victoria. (…) José miró y remiró la estatua. No se correspondía para nada con lo poco que le había oído hablar a la yaya Josefa sobre el personaje.

– Aquest tap destruirà Catalunya. Capgròs!”. (Javier Barraycoa: El último catalán, Stella Maris, 2014)

Gran libro. Y gran regalo de Navidad.

bastoncillo



Categories: Arte dulce, Pujol & family

Tags: , , , ,

13 comentarios

  1. Para aquéllos que encontráis caros los libros…Sí, es cierto, la situación para muchos es muy difícil y antes está la comida que un libro pero….cuánto os gastáis en cervezas o salir con los amigos en un fin de semana….Tal vez más que los 17´50 € que que yo pagué por el excelente y divertidísimo libro de Javier Barraycoa (además, comprar la versión digital en la página de la editorial Stella Maris vale sólo 7´5 €)…Para tan pocos escritores y editores catalanes que se atreven a dar la cara contra el separatismo, creo que bien vale el pequeño sacrificio de un fin de semana sin salir y así ayudarles a que este tipo de libros se sigan escribiendo y editando.

  2. PitorianGray
    Estimado amigo
    Por muy vallecano que seas, hay que respetar la los derechos de los que escriben un libro.
    Si quietres leerlo gratis, vete a la Fnac o a una biblioteca pública, no te los bajes de internet
    Aquí es un delito.
    Saludos

    • No es ningun delito, a mi me los esta prestando una pagina de internet, yo no gano nada y ellos tampoco. Tecnicamente no estoy atentando contra sus derechos, porque no hay un lucro por ninguna de las partes. Miralo desde este punto de vista es como si alguien me lo esta prestando, pero a través de internet. ya que para colgarlo alguien a su vez ha tenido que comprar el libro, si no hay un beneficio economico por ninguna de las partes, no estaria yendo en contra de su derecho. Cosas de leguleyos y nuestros tecnicismo e historias.

    • PitorianGray
      Y tiene esa página de internet permiso del autor del libro para publicarlo por ese medio?.

  3. Estoy leyendo “la Historia de los Reyes Católicos” del Profesor de Historia y multilaureado Ladero Quesada, una autoridad en la época. La verdad que es gratificante leer historia escrita por historiadores de verdad, serios y rigurosos y que a la vez son amenos escribiendo cosas que otros las convertirían en Tochos. Pero para leer estas fiestas ya le he pedido a “Papa Noel” (Son mi mujer y mi hijo) los libros “el último catalán” y “el derecho a delirar”, éste último le estuve ojeando el otro día en una gran superficie mientras pasaban el rato el resto de la familia haciendo que compraban y aburriendo a los vendedores. Tanto me enganchó que le pedí a un vendedor una silla para hacerlo de forma más cómoda y me dijo que eso no era una biblioteca.

Deja un comentario