Touché: el nacionalismo ya vaticina el “fin del crescendo emocional”

El sufflé se viene abajo. Y rápido.

puigverd

“Jo per si un cas segueixo cobrant del Règim”

Antoni Puigverd (Puigvert antes de pasar por el catalanitzador de cognoms) contribuyó a crear la ola separatista hace 2 años. Como casi todos los nacionalistas, se creyó su propia propaganda y se convenció de que con el tricentenari se produciría el mágico advenimiento de la secesión. Fue muy celebrado un artículo suyo en La Vanguardia, en que proclamaba que Cataluña estaba “en la encrucijada” y repetía los conceptos y lugares comunes de la ideología nacionalista: espanyacontracatalunya (“Catalunya está atada de pies y manos”), noensestimen (“la prensa de Madrid caricaturiza a los catalanes con aquellos vicios que antes se atribuían a los judíos”), ensvolenaixafar (“los españoles [quiere decir el resto de españoles] desean diluir lo que para muchos catalanes es vital”). Por supuesto también reflejaba su peculiar visión sobre los pobrecillos catalanes que “no participan de los valores y emociones catalanistas”:  “una enorme bolsa interna catalana, formada en su mayoría por castellanohablantes (entre los que abundan los parados y los que han abandonado sus estudios), parece tener su propio código de señales: entusiasmo por la roja, cultura Telecinco, fricciones con la nueva inmigración” . Este es nuestro Puigverd. Y es de los moderados.

En Dolça Catalunya también comentamos cómo Puigverd utilizó el X aniversario de la carnicería del 11-M para decir que “España no es una nación”, y repetir los tópicos del espanyaeslacaverna.

Ayer don Antoni avanzaba en su viaje interior de regreso al seny en el hipersubvencionado diario del Grande de España con otro artículo: Catalunya: ¿fin del crescendo emocional?”, en el que afirma que se ha perdido la “centralidad catalana y apunta lo siguiente:

  • “la querella de la Fiscalía contra Artur Mas será a la vez la culminación y el final del crescendo emotivo que preside la vida catalana desde 2010”
  • “todo lo que ha sucedido en Catalunya en los últimos 15 años puede ser descrito, sin ánimo de reducción caricaturesca, como una “reacción emocional colectiva””
  • “las elecciones europeas y la consulta del pasado 9N demostraron (a quien tiene en cuenta los hechos, y no las propagandas) que, si bien el soberanismo está muy bien organizado y es muy fuerte, tiene un techo”
  • “en resumen: el soberanismo es muy fuerte pero no lo bastante como para tumbar a un Estado”
  • “más pronto o más tarde, por lo tanto, la vía catalana deberá recuperar proyectos más posibilistas”

Lo reconocen los propios nacionalistas: esto se acaba. Curiosamente en Madrid muchos no se han dado cuenta, y algunos como Pedro Sánchez creen que sólo está empezando. Au Pere, informi´s millor i llegeixi més sovint Dolça Catalunya. Otros como Mariano Rajoy siguen sin capitalizar las limitaciones nacionalistas ni liderar la regeneración política y social; lamentablemente parece no dan para más. Desde aquí seguiremos trabajando para explicarles que el nacionalismo es la degradación de lo mejor que tenemos y que -¡claro que sí!- es posible una España mejor.

I sr Puigverd: no defalleixi. Continui la seva fugida del nacionalisme. El procès de desintoxicació és llarg i feixuc però es pot guarir. Passi´s també més sovint per Dolça Catalunya. Li farà bé, coneixerà la Catalunya que no surt al seu diari ni participa als butifarrèndums dels polítics. Som els catalans estadísticament normals: segons els números d´en Mas, més del 70%.

Dolça i retrobada Catalunya…

bastoncillo

 



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , ,

16 comentarios

  1. “más pronto o más tarde, por lo tanto, la vía catalana deberá recuperar proyectos más posibilistas””

    Es decir, la estrategia de Pujol, que no es independentista por ahora, sino que trata de crear un Estado (catalán) dentro del Estado (español). Como Pujol sabe que la independencia real es imposible, se contenta con que los catalanes no se sientan españoles y hablan catalán y no castellano para seguir con el proceso de anexión de los “paises catalanes” y el mantenimiento del mercado colonial español para los productos catalanes. Es decir, es la estrategia de la “sanguijuela”.
    Para forzar a “Madrit” a aceptar su voluntad, ha montado todo este cirio (el negociante pide lo más (la independencia) para que le den lo menos (la semiindependencia) sabiendo que “algo queda”, ésto es: que al presentar a España como el enemigo y al movilizar a gran parte de la población en procesos independentistas, estaba realmente creando catalanes no españoles, aunque tengan que llevar carnet de identidad español.

    Básicamente Antonio Puigvert lo que está haciendo es lo que ha estado preconizando Duran y otros empresarios enviados de Pujol (a ver si Rajoy entiende el mensaje y se aviene a convertir España en una colonia de la comunidad autonómica semiindependiente de Cataluña, última estrella de la Unión Europea. Lo que no contaba Pujol es que Rajoy se haría el sordo)

  2. Lo que tienen los catalibanes es un fanatismo, un odio, una megalomanía, un imperialismo una paranoia colectiva, pobres están enfermos de odio

  3. No os fiéis ni un pelo. Debemos conseguir que los desmovilizados contra el separatismo salga de la comodidad del sillón de una vez.

  4. Le llaman emociones catalanistas, a esa estupidez colectiva llamada separatismo.

    A todo eso, la gran mayoría de catalanes, ese 70% de catalanes que no comulgamos con el separatismo-nacionalismo. Somos la mayoría, pero no estamos representados por igual en el Parlament… eso tiene un nombre… y no voy a decir cual, pues es una palabra muy fea.

  5. Pedirle algo a pedro sanchez y a su partido….

    Un partido que durante toda esta crisis ha dejado abandonado a su electorado, que a demostrado unos habitos burgueses poco reconciliadores y que ademas su propuesta actual de federalismo asimetrico es uno de los mayores disparates escuchados del siglo XXI, donde quieren devolvernos a la epoca feudal donde las grandes urbes tenian un riqueza increible mientras en los pueblos se morian de hambre ante una mala cosecha.

    España ya es federal, da lo mismo llamarlo federalismo, autonomias, landers. el nombre no hace a la cosa. El modelo de las autonomias ya es federalismo y descentralizacion, lo contrario de francia. Pero esto del federalismo asimetrico donde al parecer pedro sanchez esconde las cifras por interes electoral, es de un ridiculo querer agitar la constitucion como si fuese la solucion para todos nuestros problemas, es de una bajeza moral increible.

    Yo me averguenzo totalmente de su partido que se las da de socialdemocratas.

  6. No entiendo como se corrige el apellido si ya lo tienen bien… Puigvert es así de siempre, apellido de Girona.

    • Buenos dias Josep:

      La razón por la cual este señor Puigvert ha cambiado su apellido en Puigverd (tras pasar ridículamente por el catalitzador de cognoms) es la “ignorancia” y el “fanatismo identitario” del nacionalismo que define su forma de presentarse ante el mundo.

      Un saludo.

  7. Le escribí hace 2 años a este señor un mail en respuesta a aquel y otros artículos señalándole su pertenencia a esa burguesía catalana cuya arrogancia procede de sus negocios con el resto de España. Y su desprecio apenas encubierto por lo que él llamaba “las emociones de la Roja” y “cuatro federalistas”. Me respondió con corrección diciendo que yo le atribuía pensamientos que no tenía. Pero también le dije que él era demasiado refinado como para creerse toda esta farsa, y todas las mentiras del “déficit fiscal”. Pues eso son esta clase de gente , señoritos que juegan a la pose emocional pero que saben de sobra que todo esto es un juego mediático.

  8. El pueblo español no se merece ni la mayoría de dirigentes del pasado ni casi la totalidad de los presentes. Debemos implicarnos e informarnos mejor de lo que los diferentes partidos pretenden y defienden y votar en consecuencia, esa es la única arma que tenemos ¡aprovechémosla con sensatez!

  9. El nacionalismo a partir de los 70 se dio cuenta de que debía abandonar el discurso racial para integrar poco a poco a una inmigración masiva. Eso de que catalán es el que vive en Cataluña sin importar su procedencia. Pero no era un giro sincero, el nacionalismo no puede ser integrador, su esencia es la contraria, y en cuanto han aflorado los sentimientos asoma la distancia de los apellidos. Ya lo decía la Ferrusola agria de coraje sobre Montilla, parecía Arzalluz hablando de “un tal Blázquez”. Y esa mayoría de castellanohablantes no acomplejados entienden muy bien que serían relegados a la sospecha y la ciudadanía de segunda clase si los pura raza gobernasen un Estado independiente.

    • Solamente hay que fijarse en los movimientos de población y encontraremos cual es la verdadera esencia del nacionalismo. Cataluña en 1900 no llegaba ni a 2.000.000 de habitantes, y el nacionalismo no dejaba de ser poco más que un juego de aristócratas, poetas y clérigos, con la verdadera industrialización de Barcelona, la llegada masiva de inmigrantes del resto de España (murcianos, aragoneses, etc), el nacimiento del movimiento obrero y el anarquismo, hace que como reacción crezca el nacionalismo entre los “verdaderos catalanes”, en 1930 hay ya 3 millones de habitantes en Cataluña, y es cuando es más fuerte el sentimiento nacionalista…. La guerra produce un parón y el nacionalismo vuelve a rebrotar en los años 60 y 70, no como reacción al franquismo, sino como una nueva defensa frente a la inmigración, hay que contar que entre el año 1950 y 1980 la población de
      Cataluña se dobla hasta alcanzar los 6 millones, posteriormente tenemos un apaciguamiento del nacionalismo y Pujol coopera con la gobernabilidad de España y se intenta asimilar a la población, y cuando vuelve a repuntar el nacionalismo es a partir del año 2000, cuando entran la nueva inmigración.

      Esta claro, y luego dicen que los racistas son los demás. Su nacionalismo es una reacción para no perder lo que piensan es la esencia de Cataluña, son inmovilistas y medievales. Y solamente aparecen o cuando hay crísis o cuando hay una oleada de inmigración, o especialmente cuando se juntan las dos cosas, inmigración y crisis. Como ahora….

    • Totalmente de acuerdo si por los de pura raza entendemos los catalanistas. Es cierto, la Ferrusola en esa entrevista era un poema de fastidiosa soberbia y avinagrada prepotencia.

  10. Esta claro ,nuestros votos y salir a votar todos sera el principio del fin del derroche ,del odio,del fascismo , es imprescindible una inmensa mayoria de ciudadanos ,ellos estan muy bien organizados ( 30 años de expolio, medios de comunicacion subvencionados..etc….etc..), todos debemos votar y ya ponerles las cosas claras y el sentido comun tambien. Desaconsejo votar al PSC , no se sabe claro cual es su postura

  11. Esperemos que el electorado catalán recupere la sensatez. El enorme fracaso de un Artur Mas que lleva cuatro años de desgobierno y disparatado despilfarro puede despertar el tradicional seny catalá. Y las urnas pueden dar su veredicto condenatorio contra los separatistas que sólo saben generar odio y miseria en Cataluña.

Deja un comentario