El Ara inventa palabras de amor: “Espanyar” es “estropear, dejar en un estado peor”

El nacionalismo sigue mostrando su negatividad.

Ara Espanyar

El nacionalismo es una ideología del siglo XIX basada en el resentimiento y la negatividad. Se puede comprobar en los acontecimientos diarios. Por ejemplo en el Diccionara con que el diario nacionalista Ara (subvencionado por todos los catalanes y dicen que esponsorizado por la familia Carulla, propietaria de Gallina Blanca y Pans & Company) celebra los 100 años del Instituto de Estudios Catalanes.

Dolça i espatllada Catalunya…

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , ,

16 comentarios

  1. ARAR: En castellano. Acción de cultivar el terreno. Sembrar.

    Sin embargo, tanto en casellano como en catalán, algunas acepciones del verbo “ARAR”, podrían aplicarse en clave sarcástica a la línea editorial del periódico nacional-separatista y subvencionado “ARA”.

    1. Sembrar la ignorancia y el odio, empezando por España.

    2. Labor de burros (desinformación nacionalista, nociva y permanente, de origen vernáculo).

    3. De la palabra catalana “ara” = “ahora”, aplicada de forma incongruente como verbo transitivo, con la intención de someter la sociedad catalana al “ridículo colectivo” a todas horas.

  2. Mi propuesta de entrada para la próxima edición del Diccionario de la Lengua Española: “Mas-turbar”: inquietar innecesariamente a la población intentando resolver problemas imaginarios que no tiene.

  3. Y luego los forcos quejándose del odio que “nos tiene España”.¿Lo del Ara no es odiar a España?.¿Que piensan de esto los forcos?.

  4. Las personas de bien (en España, porque en el resto del mundo supongo que ignoran el problema) queremos a Cataluña porque nos da la gana, les fastidie o no a los independentistas. Hay muchos deficientes mentales que detestan todo lo catalán, haciendo caso omiso de que es tan español como lo murciano, lo melillense o lo de Betanzos, por poner ejemplos variados, igual que hay otros deficientes mentales que odian todo lo español, sin pensar (no piensan, claro) que son españoles, les guste o no. Cataluña es parte de España aunque a algunos no les guste; es una cuestión legal y no hay más que discutir. Cataluña no está en venta, y no tendrían dinero con qué pagarla en el caso de que lo estuviera.

  5. Aquests llunàtics i pessebristes del diari ARA m’agradaria veure com sobreviurien en la hipotètica Catalunya separada, fora d’Espanya i de la UE, on es patiria la pitjor de les crisis mai viscudes. Són uns fanàtics que viuen de l’apologia de l’odi. Són uns babaus i ignorants!!

  6. S’han confós amb ” Espatllar ” que es lo que están fen desde fa uns anys .

  7. Me voy a morir de leer esta frase sublime… del susto, de ver la descomunal creatividad e inteligencia separatista… es que me voy a morir… Leonardo da Vinci a lado de los separatistas es nada jajaja

    Menuda panda de mediocres, que nos chupan los impuestos como ese panfleto llamado Ara.

  8. No deja de sorprenderme como en una mente sana pueden convivir al mismo tiempo el victimismo y el supremacismo. Será que los separatas de ARA no pueden presumir de demasiada cordura. El nacionalismo, y particularmente el separatismo, no cesa de proyectar sus malos sentimientos y sus retorcidas depravaciones sobre un enemigo inventado y abstracto al que llamaron “Espanya”. Algo así como un niño malcriado y obtuso que insiste en vejar en público y a grito pelado a su pobre madre que soporta con resignación y amargura el resultado de su ingenuidad y su permisividad. Lo que ignoran este hatajo de cretinos es que cuando sobre escupen sobre España lo hacen sobre un espejo. Sobre su mismo rostro.

    Menos mal que están los dolços para limpiar la imagen de la pobre Cataluña, embarrada día tras día por la piara nacionalista.

    Un saludo

  9. Se acabó Gallina Blanca y ni un bocata en Pans & Company!

  10. Por vuestros hechos se os conocerán
    sin mas comentarios

  11. ARAgán: lentejero subvencionado perezoso de mientes.

  12. Pues ya lo sabemos. No consumir nada de Gallina Blanca ni de Pans & Company, de la familia Carulla.
    En el fondo, lo que muestran con esos juegos de palabras es un gran complejo de inferioridad. Odian a España, pero no pueden vvir sin envidiarla.
    Son dignos de lástima.

Deja un comentario