Pau Guix vaticina la caída del separatismo

El dramaturgo catalán, impecable en su juicio de la situación.

máscara muerte roja

Pau Guix lleva unos meses compartiendo en el imprescindible Crónica Global una precisa disección del nacionalismo catalán. En su último análisis sostiene que Cataluña lleva 35 años gobernada por una oligarquía que “sólo ha buscado dos cosas: 1) satisfacer totalitariamente su concepto excluyente y xenófobo de “país” a costa del conjunto diverso de sensibilidades que conforman Cataluña (…) y 2) llenar sus propios bolsillos”.

Esta oligarquía está por encima de la ley, como se ve con lo de Can Vies: “no es un movimiento anárquico, es decir, asistema, sino un movimiento antisistema, es decir, de lucha violenta, gratuita y nihilista sin voluntad de construcción social de ningún tipo. (…) ¿Quiénes son ellos, el señor Trias y el señor Mas, para exigir legítimamente a aquellos que se amparan en el anonimato de las capuchas, los pañuelos y la violenta y destructiva guerrilla urbana, con desprecio absoluto del Estado de Derecho, que cumplan la ley si ellos son los primeros en no acatarla y en hacer inconsciente proselitismo de ello?”

La oligarquía nacionalista “promete al pueblo utopías que nunca podrá darle, hipotecándonos económicamente para las tres próximas generaciones en esta fútil búsqueda de una inexistente Arcadia arropada en el trapo estelado“. Pero Guix es optimista: cree que en Cataluña acabará pasando lo que cuenta Poe en La máscara de la muerte roja: la realidad, la sensatez y la legalidad entrarán en los pútridos salones del separatismo como el necesario aire renovador que se cuela por las rendijas de una puerta o ventana aun estando sellada; y uno tras otro caerán en el olvido esos convidados que ahora pueblan y expolian las neciamente identitarias salas del nacionalismo secesionista, manchadas de odio y de sinrazón.”

Pero esto no ocurrirá sin el concurso de los catalanes libres de nacionalismo: “los ciudadanos nos tenemos que hacer oír y no debemos bajo ningún pretexto ni aceptar este desgobierno ni encerrarnos en casa o en la abadía fortificada a esperar que pase la pestilencia, omitiendo nuestras responsabilidades cívicas”. Una de las primeras: votar. Se entiende que no en una “consulta” ilegal y orquestada por juez y parte, sino cuando lo dice la ley. A nosotros se nos ocurre otra forma: apoyando a movimientos como Societat Civil Catalana o Somatemps. Si esperamos la salvación de los políticos vamos apañados.

Lean despacio el artículo de Guix. Es aire fresco.

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , ,

7 comentarios

  1. Crónica Global, un diario imprescindible contra la tiranía separatista que nos oprime.

  2. La culpa de lo que está aconteciendo es también del responsable de las acciones de esos perros: muerden porque les han dejado ir sin bozal por el mundo de la política autonómica. Se les dio todo tipo de armas para poder deformar la realidad e influir torpemente en la mente de los niños. Se les dejó hacer, a menudo para conseguir pactos a nivel nacional. Se ha alimentado a la bestia hasta el punto de que ya come sola, y es más: devora. ahora sólo queda una solución posible: enjaularla y limarle los cuernos y los dientes.

  3. Muy cierto. Cuando se cuestiona la Ley por los poderes públicos dia y noche se socaba el pacto social que sostiene el Estado de Derecho. La población ya no se siente obligada a cumplir la ley, todo es cuestionable e intepretable a conveniencia del consumidor: si se ponen multas por conducir ebrio, se cuestiona porque “es con afan recaudador”, se defrauda el IVA porque “Hacienda nos roba”, si se prohibe una consulta, se hace porque “tenemos derecho a decidir” y así ad infinitum. Por supuesto que podemos oponernos a todo aquello que consideremos injusto, pero no mediante la insumisión y el sabotaje al sistema. El destino a donde nos lleva este camino no es solo la independencia, es la anarquía y la ley del más fuerte. ¿Estamos seguros de querer seguirlo?

  4. Aquest señor ho encerta de plé i vosaltres també. Ho pode-ho donar per segur.

  5. Pau Guix es impecable en sus apreciaciones, no se puede añadir nada mas

  6. Tiene gracia que los de Can Vies le dijeron a los del Ayuntamiento que la Municipalidad quería el derecho de autodeterminarse, ellos querían lo mismo respecto al Ayuntamiento. Y yo digo que a ver sí el “derecho a decidir” es sólo para quien “decida que es derecho”. ¿Qué se dice que existe un “derecho a decidir”? Queda compensado con el “derecho a decir que no”. Uno no puede hacer un uso alternativo del Derecho, como pretenden hacer los independentistas y al tiempo no admitir las barbaridades que ocurrieron con el caso Can Vies. En ambos casos no es más que ruptura de la Ley y por tanto de la convivencia social. Es como los violadores: aquellos que no respetan el derecho de otro, al entrar en prisión se pasan todo el tiempo reclamando los suyos. Lo que no reclaman es el derecho a pasear por el patio. Para que no les ocurra lo que a José Antonio Rodríguez Vega, el asesino y violador de ancianas de Santander, que tres presos de la cárcel de Topas se encargaron que eso no volviera a ocurrir.

Deja un comentario