“No entiendo el secesionismo catalán: España tiene uno de los modelos más descentralizados del mundo”.

Declaraciones del prestigioso historiador francés Joseph Pérez.

perez9.jpg

Reconocido historiador, hispanista de prestigio y catedrático en la Universidad de Burdeos, el francés Joseph Pérez no entiende el secesionismo catalán. Nosotros tampoco (al menos ateniéndonos a lo racional; si atendemos a los odios irracionales, entonces empieza a quedar más claro).

Dice Joseph Pérez en una entrevista concedida a Juan Pedro Quiñonero en ABC, que “Puedo comprender la tentación secesionista de pueblos o culturas que estén o se sientan oprimidos. ¿Es el caso de los catalanes? España tiene uno de los modelos políticos más descentralizados de Europa, quizá del mundo. Los catalanes votan libremente desde hace muchos años. La lengua y la cultura catalanas se expresan libremente. ¿Dónde está el problema? Francamente, no lo entiendo bien.”

Tranquilo, sr. catedrático. Los catalanes tampoco lo entendemos. Más claro, el agua.

20140511-055542.jpg



Categories: Historia, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , ,

10 comentarios

  1. Lo más triste de todo es que tiene que ser un catedrático foráneo el que de la cara. Donde están los historiadores catalanes que, con sueldo público, callan como p….???

  2. Es que no tiene explicación.Es sólo una cortina de humo para enmascarar las ambiciones de una clase política corrupta.

  3. Los políticos catalanes no pueden recibir mas préstamos para obras de todo tipo y por lo tanto el 3% famoso (¿sólo ?) deja de entrar en caja , la única forma de compensarlo es que gobierno español les de más dinero (por eso el chantaje) o con la secesión sacarán más dinero del bolsillo de los catalanes , ¡vaya es una opinión ! .
    Ahora son ambiciosos , no existen pero ya piensan en colonias.

  4. Buenas tardes:

    El problema estriba en que la lengua catalana se quiere confundir con la pertenencia a una especie de secta religiosa de tendencias suicidas que es el nacionalismo catalán.

    Asi funciona el secesionismo desde hace un siglo, cuando los románticos inventaron su doctrina y mentiras de chichinabo. Desde entonces los sucesivos sumos sacerdotes del catalanismo se han dedicado a fanatizar a la ciudadanía catalana y a secuestrar la identidad de Cataluña oponiendola a sus raices hispanicas, con un método sistemático de victimismo identitario. Estas reivindicaciones curiosamente siempre actúan en beneficio de las elites políticas nacionalistas perpetuadas en el poder y en el liderazgo “moral” de las masas adoctrinadas.

    Y lo peor es evidenciar que en el resto de España hoy confunden la ideología empobrecedora del nacionalismo catalán con la identidad y aspiraciones “vernáculas” de los catalanes. La patraña ha calado profundamente. Pero una cosa es ser catalán y hablar en catalán y otra muy distinta es andar todo el dia buscando o inventando “agravios”. Las desgracias de Cataluña están siempre causadas por aquellos “envidiosos” que padecen la “desgracia” de no poder ser catalanes.

    ¡Nacionalistas! haber si lo comprendeis de una vegada. Cataluña es y sera española y su sociedad será siempre muy dinámica gracias a la diversidad y la pluralidad del universo hispanico o no será nada más que un rincón residual y cateto. Un grano en el culo de Europa.

    Cataluña es España porque siempre ha sido así. Y ademas siempre se hablará en catalán y en castellano o esto no funcionara por mucho que le pese a los fanáticos de turno.

    Así que yo creo que Joseph Pérez puede andar tranquilo porque tiene más razón que un Santo.

    Un saludo.

    • Muy atinado el comentario Noé: Julio Camba, el genial periodista gallego, decía que la única diferencia entre un catalán y cualquier otro español era una lengua y más específicamente, la prosodia. Muchos españoles no catalanes comprendemos perfectamente la diferencia entre el catalán ciudadano y el político que aspira a una poltrona y a no verse en los juzgados, incluso estando dispuesto a un proceso disgregador para que los jueces afines cancelen los sumarios. Es lo primero que hizo Hitler, cancelar los miles de sumarios abiertos a las SA y resto de sus partidarios; de paso incluso su propia inspección fiscal por no declarar los beneficios de su infame “Mi Lucha”; de paso el inspector actuante también desapareció. Por supuesto todo político tendrá detrás un grupo de gentes (los romanos los llamaban “clientes”) dispuestos a aceptar sus gracietas y sus disparates; normalmente por recibir beneficios económicos (en la Edad Media se les llamaba “paniaguados”). También habrá un grupo de desinformados o poco leídos que siguen al líder con la pasión propia de un fan de un grupo musical o un equipo de fútbol. Su pasión es indiscutible, y de nada vale el razonar. Aquí hay un tal MIC que responde al último canon, porque no sé si también responde a las primeros. Siempre me he preguntado, en opinión de los propios catalanes, quien es el Von Papen de Cataluña, o sea el político o persona influyente que sin ser estrictamente nacionalista (tampoco Von Papen era estrictamente nazi) ayuda a Mas, Junqueras y demás en sus esfuerzos por crear el caos. Y hay que recordar que Von Papen creía que dando un poco de poder a Hitler podía controlarlo. Vamos que pensaba que podía convertir a un tigre en vegetariano, Por supuesto nada más tomar el poder Hitler, Von Papen fue apartado a cargos menores. ¿Quién el Von Papen catalán?

  5. Tal vez encontráramos respuesta si vemos que Convergencia se echa al monte cuando la familia Pujol y otros dirigente de ese partido son investigados por la Justicia. ¿Acaso Don Jordi Pujol no paró en su tiempo todo el asunto de Banca Catalana llamando a rebato a las obedientes y ciegas huestes nacionalistas bajo el lema, ahora tan manido, de “ataque a Cataluña? ¿No es posible que haya un cálculo de los magníficos negocios que podrían hacerse si dispusiesen a su antojo de la masía?

  6. El secesionismo catalán no tiene nada que ver con el grado de autogobierno, ni con la descentralización alcanzada en la actualidad, ni con el modelo de Estado vigente en España, ni con las competencias transferidas, ni con nada parecido (esos, en todo caso, son pretextos victimistamente argumentados por los nacionalistas como casus belli). El secesionismo catalán es una ideología totalitaria, con dos objetivos claros: la creación de una nueva nación donde nunca la ha habido (de ahí la constante falsificación de la historia, cuando no la sustitución de esta por mitología directamente), y la anexión de otros territorios (la expresión Països Catalans cada vez está más en desuso y van sustituyéndola por otra todavía más delirante: reunificació de la nació catalana).

    Al igual que el nazismo de Hitler, el secesionismo catalán bebe de las teorías y del concepto de nación enunciados en Alemania por un tarado mental de los siglos XVIII y XIX (Romanticismo, Sturm und Drang) que se apellidaba Herder, el cual dijo que las fronteras de las naciones europeas no siempre se correspondían con las fronteras políticas, y que la lengua era el elemento más definitorio de una nación.

  7. Joseph Pérez es uno de los hispanistas mas destacados del mundo, autor de numeros libros sobre la Historia de España, sabe de lo que habla y conoce a la perfeción la Cataluña Hispánica.

  8. Es que Joseph Pérez sabe. Ha estudiado y sabe. Esa es la diferencia con los del catecismo y el argumentario. Los codos en la mesa, las horas de estudio y la honestidad intelectual.

Deja un comentario