Mas, el niño y la bañera.

Su mesianismo se lo está cargando todo.

bañera

Aquests llestos m´embruten l´aigua i ara volem desempallegar-se de mi

Cuentan que hace tiempo un padre estaba bañando a su hijo en la bañera. Tras un rato de juegos y cuidados el niño le hizo ver que el agua estaba muy sucia, de modo que su padre destapó el desagüe para cambiarla. Pero no reparó en que el sumidero era muy grande. El resultado fue que el niño se escurrió por el desagüe junto al agua sucia.

El nacionalismo lleva gobernando (bañando) a los catalanes durante 35 años, prácticamente con plenos poderes y un enorme presupuesto. El resultado ha sido nefasto: un sector público gigantesco y carísimo, una deuda de 60.000 millones de euros, las cajas de ahorro desaparecidas, el mayor nivel de impuestos del orbe y la administración autonómica rescatada por el gobierno nacional. El agua está realmente muy sucia.

Pero aunque el agua está asquerosa, los catalanes seguimos aquí, con nuestro empuje, nuestra diversidad, nuestra convivencia, nuestra vocación y afectos hispánicos y nuestras ganas de salir adelante.

Ahora el sr. Mas dice que quiere arreglar las cosas y que la solución es la secesión. Es decir, que para cambiar el agua que él y su ideología han ennegrecido durante 35 años no hay más remedio que abrir el sumidero del separatismo.

El problema es que por el desagüe de laindependència se está escurriendo lo mejor de Cataluña: la seguridad de nuestras inversiones, la cohesión de nuestra sociedad, el prestigio de nuestra gestión, la convivencia entre catalanes y nuestra historia y afanes comunes con el resto de españoles. El niño que tanto hemos cuidado se va por el sumidero.

Pero el agua negra y el papá irresponsable se quedan.

Cal canviar l´aigua bruta. Cal una regeneració a fons amb més protagonisme dels ciutadans i amb uns polítics que pensin al bé comú. Però en fer això no podem permetre que aquesta colla d´esverats nacionalistes –els mateixos que han enterbolit l´aigua- estimbin el nostre futur.

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , ,

Deja un comentario