Detectan una epidemia en los diputados de las CUP.

Brote de punyismus sovieticus en la organización catabatasuna.

cup

Las autoridades sanitarias han decretado el estado de alerta DEFCON 5 ante el brote de punyismus sovieticus en miembros de las CUP. Esta infección, detectada por primera vez en los alrededores de Moscú a principios del siglo XX, provoca agresividad, odio, envidia, resentimiento, zapatofilia, violencia e idolatría. Si no se ataja a tiempo, suele llegar a la fase de pogromo, gulag y neronismo.

Es sospita que David Fernández, Isabel Vallet Sánchez y Quim Arrufat Ibáñez (si us plau, passeu tots urgentment pel catalanitzador de cognoms) es van contaminar en una visita a l’Herriko Taberna “Catalanoak Forkadeialde”, després de cantar el “bon cop de falç” i llegir les obres completes d’Artapalo, Lenin i Arcadi Oliveres.

El remei pel punyismus sovieticus és una dosi de pernil de Salamanca i vi de Rioja, empassat i compartit amb molt d’amor, obertura, pau i seny. La recepta del doctor Almirall, guarit de la malaltia fa un segle, inclou visites freqüents al blog Dolça Catalunya.

bastoncillo



Categories: CATchondeo

Tags: , , ,

7 comentarios

  1. desheredados… de la Costa Brava..

  2. Simplemente TERRORISTAS el levantar el puño es compartir el asesinato de mas 150.000.000 seres humanos o sea el mayor GENOCIDIO de la humanidad.
    ¿Porqué no esta prohibido? si levantaran el brazo extendido la prense los insultaría y estos “pobrecitos” no llegaron ni a seis millones de asesinatos y sus saludos ademas están prohibidos.
    Ya lo decía LENIN cuanto mas asesinemos mas nos alabaran las masas.

  3. El CUP no deja de ser la “marca blanca” del entorno etarra para Cataluña, con el chófer de Otegui al frente. El Sr. Fernández o Fernàndez (nótese el sutil cambio según sea la tilde castellana o sea la francesa o grave; parece diferente persona y más guapo, alto e inteligente), como buen político que se precie no tiene carrera universitaria terminada, será falta de luces o falta de perseverancia, en ambos casos un defecto. Al menos parece ser que no dice que fue por “aburrimiento” que dijo una señora de apellido geográfico que piensa en instalarse en Bruselas y tampoco dice que “esta estudiando” como otros ya incluso cuarentones. Esto de las marcas blancas políticas es muy común. Evidentemente el entorno etarra, salvo tal vez cuando habla con Carod Rovira, no tiene mucho predicamento en Cataluña. Así que crea un grupito y sustituye la palabra “Euskadi” por “Catalunya”; el resto de la fraseología es la misma. Cambia también la bandera. D. Sabino Arana copió la del Reino Unido de la Gran Bretaña y estos copian la de Cuba. Luego está más que demostrado que se reúnen, especialmente para el divertido espectáculo de romper mobiliario urbano, destrozar sucursal bancaria e intentar “matar al gendarme”, unos grupúsculos auto denominados de “izquierda”, (“lumpem” los llama Pablo Iglesias, el de “Podemos” cuando les da de leches). Esos grupos son los que toda la vida se han llamado gamberros. Forman la “infantería” o la “partida de la porra” de esos otros grupos que se presentan a elecciones.

    • Amigo, tienen muchas marcas blancas que se dedican a ensuciar las ciudades, a perseguir a quién se siente Español y hacer una demagogia brutal, apareciendo para promocionarse políticamente y de paso pegarse la fiesta haciendo una chocolatada, una calçotada o similar con la excusa de manifestarse por la justicia social, el fin de la dictadura españolista y tonterías similares defendidas por gente como ellos. Sus marcas blancas son “L’Harmonia” (Sant Andreu), “Arran”, “Endavant”, “Sant Andreu Antifeixista”, “Gent de Santa Coloma” etc

      Hijos de la burguesía, haciéndose pasar por obreros, persiguiendo a gente obrera que somos los que habitualmente nos sentimos españoles y catalanes con total normalidad. Surrealista si no fuera porqué es su trabajo y se lucran con ello.
      http://youtu.be/TxxVNrdXmVE

    • Estimado Carlos: En mis lejanos tiempos en la Complutense, un buen amigo mío y mejor persona, militaba en la Joven Guardia Roja, la rama juvenil del Partido del Trabajo de España, una organización maoista. O sea según los cánones, más rojo que las moras (fruta de color rojo oscuro, no hablo de musulmanes). Lo que no le impedía vivir con su “muchi” millonario padre en el casoplón familiar con servicio adecuado a las longas instalaciones de la vivienda y el correspondiente buen coche y mejor ropa. Es que ser de izquierdas y al tiempo sobrio, ahora, es de gili… Y entonces.

  4. Creo que hay que destacar que el marxismo es completamente ajeno al nacionalismo. La izquierda que apoya y promueve el separatismo parte de un error de base.

    “El nacionalismo militante de la burguesía, que embrutece, engaña y divide a los obreros para hacerles ir a remolque de los burgueses, es el hecho fundamental de nuestra época.” Lenin (Notas críticas sobre la cuestión nacional)

    • Muy atinado el recuerdo de la cita de Lenin: marxismo y nacionalismo son autoexcluyentes, ya que el primero pretende ser internacional, lo que sería plenamente contradictorio con un partido nacionalista. Pero una cosa es la teoría y otra la práctica. Por eso existen grupos al mismo tiempo nacionalista y marxista. O nacionalista y socialista (también contradictorio). Pero al final uno funciona como sustantivo y el otro como adjetivo. Y siempre primero el nacionalismo es el sustantivo y el marxismo el adjetivo; el marxismo da un barniz ideológico izquierdista a lo que por definición es puro reaccionarismo cavernícola y de derechas, el nacionalismo. Permite una excusa filosófica e ideológica y perdón por la repetición. Por eso Stalin, ante el desastre inicial contra el ejército alemán, comenzó una operación de creación nacionalista: la defensa de la “Madre Patria”, la creación de la orden de Kutuzov, el gran general ruso vencedor de Napoleón ayudado por sus mejores tropas, las mandadas por el “General Invierno Ruso” y una fraseología que hubiera llenado de emoción a cualquier partidario de los zares o a los popes de la perseguida iglesia ortodoxa. Acabada la guerra acabó con cualquier otro nacionalismo que no fuera el ruso, pero eso son pequeñas fruslerías. El nacionalismo por definición son “los otros” y “nosotros” y lo mejor que le puede ocurrir a los primeros es morirse, desterrarse o convertirse en ilota de “nosotros”.

Deja un comentario