Alejandro Tercero desmonta en la radio a los separatistas “chonis” de “Súmate”.

Así llama Jordi Pujol a los hijos de migrantes del resto de España.

Algunos de ellos, a pesar de los insultos y el desprecio constante de los nacionalistas, sufren síndrome de Estocolmo y quieren ser más nacionalistas que Pujol. Alejandro Tercero, director del imprescindible digital Crónica Global, enseña a Coque García (si us plau, passi pel catalanitzador de cognoms) que no hay nada más catalán que ser español. No tiene desperdicio.

Se lo dice en el programa Per Tots de Radio Intereconomía, conducido por Quim Esteban. Allí todavía hay libertad… quizás porque no hay subvenciones.

Señores de Súmate: superen el síndrome de Estocolmo, desprecien el dinero de ERC y respeten sus raíces y las de todos los catalanes. Si quieren destruir algo, no lo intenten con Cataluña.

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo, Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , , , ,

24 comentarios

  1. A este tio le han comido el coco y en su limitado nivel intenta discutir y da verdadera penita.

  2. Lo mejor es cuando dice que los jueces no tienen competencia sobre educación. Hay que ser melón, este tío tiene un problema de criterios.

    Yo, lo que creo, es que realmente a esta gente les gustaría decidir sobre que materias legisladas a pueden o no pueden pronunciarse los jueces.

    Que campeón!

  3. Dios mío que nivelazo el catatxoni!

  4. Para vuestra información: Jorge García estudió en el colegio privado concertado Xaloc, de L’Hospitalet de Llobregat, admirable escuela a cargo directo del Opus Dei. Es fanático del lobby gay y comecuras exaltado.
    Ahora me entero que además reniega de sus padres…

    • No sé donde estudio y no me importa. Aprendió muy poco o nada. ¿Tiene estudios superiores? No creo que en Derecho, por su contrastada ignorancia en esa materia. ¿Le han hecho alguna vez un test de inteligencia? Es que parece de pocas luces y cerebro resfriado. Que sea fanático o no de los gays no es mi problema, es autoridad de su pompis y en eso nadie debe entrar (bueno, sí si existe permiso del dueño). Lo de comecuras suena a 1936, a desfasado y anticuado. Insisto, si es de ERC no es más que caverna reaccionaria, del siglo XIX. Como por otro lado son todos los partidos independentistas de Europa, todos clasificados como racistas, xenófobos y de extrema derecha (no sólo Le Pen, todos). ERC es lo mismo. Aunque no quieran o no se lo quieran creer.

    • JJGD:
      – Él dice que estudió en la pública. Por tanto, SÍ importa saber que estudió en la privada.
      – Que sea fanático del lobby gay implica que quiere imponer la ideología y la agenda de ese grupo. Por tanto, SÍ importa saberlo.
      – ERC es un partido cavernícola del siglo XIX porque es revolucionario, no reaccionario. Hablemos con propiedad.
      Saludos

    • Estimado Lombardo: Cuando me refiero que no me importa donde estudió, me refería a que por ser de la pública o la privada no te hace mejor o peor. Sí estudio en la privada y va diciendo que en la pública, pues es un simple embustero. Si quiere imponer lo del “lobby gay” muestra una actitud dictatorial. Le manifiesto que hablar de un lobby gay (no soy gay, de entrada) me parece algo exagerado, demasiado por los pelos. Es verdad que algunos gays parecen actuar como tales, y que existen asociaciones de defensa de sus intereses, como Colegas o Andalucía Diversa LGTB. Estas dos últimas se han reunido hace muy pocos días con el obispo de Málaga (de apellido Catalá, por cierto) para limar roces. Otras asociaciones o más bien gays individuals que parecen actuar al unísono son más radicales. Tengo y me honro por eso de tener amigos homosexuales, y las críticas más acerbas sobre el día del Orgullo Gay las he oído de ellos. Dice que es lo mismo que un grupo de exhibicionistas de los de abrirse la gabardina delante de un colegio de niñas para exhibir “su pobreza” más otro grupo de violadores, se manifestaran orgullosos de sus instintos. Quieren una sociedad simplemente “normal”, esto es que no tengan que esconderse de su condición ni exhibirla. Ya el doctor Marañón dudaba de la masculinidad de un individuo que tenía que ir presumiendo de conquistas femeninas para auto afirmarse. Evidentemente el doctor se refería a Don Juan y su mito.Por tanto si D. Jorge García es partidario de un “lobby gay”, está absolutamente desfasado.

      Me resulta interesante que diga que ERC es reaccionario por ser revolucionario del siglo XIX. Es que cada uno se atribuye a si mismo lo que único quiere. Hitler se proclamaba socialista, y decía de Mussolini que era demasiado latino para ser un revolucionario (o sea que D. Adolfo se tenía por revolucionario). ¿En serio un asesino como Stalin, los líderes de los jemeres rojos, o la “República-Hereditaria de Corea del Norte podemos llamarlos revolucionarios? Para mi ERC es un partido reaccionario, anclado ideológicamente en el siglo XIX y sentimentalmente en la Edad Media, tomada casi con características de Arcadia perdida y a la que se quiere volver, con un fantasmagórico Imperio catalán, una “Corona catalanoaragonesa” (no existe cita alguna en la Edad Media que hable de ello), con unos “condes-reyes” que tampoco se llamaron a ellos mismos así. Por cierto Bufarull no se dio cuenta en donde se metía con lo de “condes-reyes”. Sin duda sabía de la existencia del llamado “conde duque de Olivares”; pero no observó que no fue llamado así en su época salvo para zaherirle y “meterse” con él y reírse de su recien ganado título ducal. Quevedo, hablando de los desastres de la etapa final de Olivares, decía que la solución (con ironía) era la fiesta cortesana y “hacer al conde duque”. Luego la historiografía ha decidido llamarle así sin ver lo que tiene de ofensivo e irónico. El conde de Alba cuando pasó a duque fue el Duque de Alba, no el Conde-Duque de Alba. Como un general de División si asciende pasa a Teniente General, no a a General de División-Teniente General. Perdón por el último rollo.

    • Pues me parece muy bien que critiques sus ideas, pero muy mal sacar que si ha estudiado aqui o allí. Comecuras o no, este blog no va de eso. Seguro que aquí y en los de la ANC y el Odium hay muchos curas, comecuras y sinecuras…y lo de que sea gay, ya no es de recibo decir eso. Deberías rectificar.

  5. He alucinado con el señor Coque García y su pobreza argumental. Y de traca, de jardín de infancia o de psiquiátrico es el “alegato” final que los jueces no pueden inmiscuirse en temas concretos, llámese lengua u otras cosas. Un Estado de Derecho no existe sin garantías judiciales y sin que los jueces puedan intervenir incluso contra una Ley o modificarla en parte, tarea propia del Tribunal Constitucional o Tribunal Supremo en otros Estados. Alguien tendría que decirle a ese individuo que gracias precisamente a la jurisprudencia del Tribunal Supremo USA los negros pudieron ir a la misma escuela que los niños blancos, ya que declararon que la discriminación escolar por razón de raza, era anticonstitucional. En definitiva, el señor Coque es otro individuo que no cree en la separación de poderes, cree en las dictaduras. Naturalmente está en ERC, la más rancia caverna derechista de Europa, ideológicamente en el siglo XIX y sentimentalmente en la Edad Media.

    • Hola, solo un pequeño apunte, el Tribunal Constitucional no forma parte del poder judicial, pese a llamarse tribunal y estar formado en su mayoría por jueces.

      Es un error bastante común que he visto, incluso, en sesudos artículos de prensa.

      Saludos

    • Estimado Simón Tarrega: Muy correctamente dice Ud. que nuestro Tribunal Constitucional no forma parte del Poder Judicial. Le aclaro que cuando en la misma frase hablo de “Tribunal Constitucional o Tribunal Supremo en otros Estados” es porque existe o el monopolismo de la última instancia judicial en ese Tribunal Supremo, (caso de USA) o existe otro, como es el nuestro. De todas formas, en mí opinión, el Tribunal Constitucional tendría que ser una sala del Tribunal Supremo, formada tal vez por los Presidentes de las distintas Salas de TS y un grupo de jueces de TS elegidos sólo por su competencia, y en todos los casos jueces profesionales, por oposición, no catedráticos no bregados en la normal actividad judicial y no digamos esos del cuarto grado colocados a dedo. En la II República funcionó fatal del Tribunal de Garantías Constitucionales (bueno, funcionó fatal toda la República, hora es de decirlo sin cortarse un pelo), otro tribunal altamente politizado desde el principio. En mí opinión basta con un Tribunal Supremo (aparte de los Tribunales Superiores de Justicia autonómicos). Eso sí, oposición, oposición y oposición para que se pueda ser juez. Cualquier abogado ejerciente le puede indicar el temor, desasosiego, nervios e inseguridad que produce que el juez del tema sea del cuarto turno. Noticia: No hace mucho; Audiencia Provincial de una provincia andaluza. Tres jueces, dos del cuarto turno y otro profesional. Los dos del cuarto turno emiten sentencia en un sentido. El profesional no sólo la emite en sentido contrario y da su voto particular, es que pone de vuelta y media a sus dos compañeros y los llama, suavemente, ignorantes jurídicos.

  6. Sin permiso de Rajoy, todo esto no pasaría.

  7. No existe un derecho a recibir la educación en una lengua determinada. Es falso.

    • Por supuesto que existe ese derecho. Lo que no existe es el derecho de una comunidad determinada, en una región plural, a creerse dueña de esa región y por ende, pretender avasallar los derechos de la mitad de la población, imponiendo su lengua y su cultura porque considera que son las que deben predominar. Para justificar ese atropello se pasa por alto la realidad histórica y social: la Cataluña que todos disfrutamos la construyeron dos comunidades, la catalana y la castellana y la mitad de la población de Cataluña tiene el español como lengua materna. Y las dos comunidades merecen el mismo respeto. Los castellano hablantes no tienen que “integrarse” en Cataluña porque no llegaron aquí en patera. Están en su país. Y tienen tanto derecho a hablar su idioma y a que su cultura sea respetada y se vea reflejada en las instituciones como un catalano-hablante.

      Cataluña es bilingüe. Y el castellano no es una lengua minoritaria: la habla la mitad de la población. Y eso debe verse reflejado en la educación. Porque si todos pagamos los impuestos con los que se construyen las escuelas y las universidades donde estudian nuestros hijos, todos tenemos derecho a que nuestros hijos se beneficien de recibir enseñanza en su lengua materna. Esta sociedad de “las obligaciones para todos y los derechos sólo para los catalano-hablantes” es lo que quieren construir CIU y ERC. Y contra eso es que tenemos que rebelarnos y defender una Cataluña realmente democrática, donde nadie sea más que nadie.

      Este señor, Coque García, paradigma del charnego domesticado deseoso de agradar a los que considera superiores, plantea por supuesto, que en el tema de la inmersión lingüística hay “consenso” (por eso la tienen que imponer) y que no se puede modificar el status quo vigente por el “capricho” de algunos padres. ¡Sí, aunque parezca increíble que se atrevan a hacer ese tipo de afirmaciones! Parece que si los padres catalano-hablantes desean que sus hijos reciban su educación en catalán, hablamos de un derecho humano indiscutible. Pero que los padres cuya lengua materna es el castellano tengan la misma aspiración respecto a la educación de sus hijos un “capricho” que no hay siquiera que tener en cuenta, ya que son sólo ganas de molestar. Ahora la excusa para negarnos nuestros derechos es que “no es que no se den clases en castellano, es que el tema se decide con criterios pedagógicos”. Y lo explico: él plantea que quedaría a criterio del director de cada escuela o instituto decidir si hay que ampliar las clases de castellano. Es decir, el derecho de los niños a recibir una educación en castellano queda supeditado al criterio del director de cada escuela. Claro, al poner las palabras “criterios pedagógicos” pretenden intimidarnos a los padres. Porque, ¡¿cómo vamos a cuestionar las decisiones de una persona formada específicamente para decidir en estos temas!?

      Curiosamente, el criterio “pedagógico” de TODOS los directores de centros educativos en Cataluña es siempre el mismo: no dar más horas de castellano que las de Lengua Española. Es decir, ninguna clase, de ninguna otra materia se da en ninguna escuela pública de Cataluña en Español. (La Consejería de Educación afirma que sí en un informe, pero cuando se le preguntan concretamente en qué centros y cuántas materias se enseñan en castellano niega esa información, con lo que se comprueba que es sencillamente otra mentira más). ¿Eso es seguir “criterios pedagógicos”? Obviamente no, aquí se siguen simplemente criterios ideológicos. Y en todo caso, el derecho de los niños a recibir un mínimo (se habla de un mínimo de un 25%, cuando lo justo sería un 50%) de clases en español no puede quedar supeditado al criterio de los directores de escuela. Eso nos deja, como comunidad, en total indefensión. Primero que se respete el mínimo y a partir de allí que el director aplique su criterio).

      Pero vamos, que los derechos que nos han robado como comunidad no nos los van a devolver graciosamente porque reflexionen que están actuando mal. Saben perfectamente lo que están haciendo y mientras salgan impunes van a seguir por el mismo camino. Nuestros derechos los vamos a tener que reconquistar desde las urnas, implicándonos como ciudadanos y padres y exigiendo que nuestra democracia y nuestro Estado de Derecho nos protejan adecuadamente. Estamos a tiempo y lo vamos a lograr.

    • Marita. Entérese bien: el castellano y el catalán son lenguas oficiales en Cataluña. El castellano no es una lengua determinada como usted dice. Esas lenguas determinadas a las que usted se refiere serán el francés, o el ruso o el chino o cualquier otra.

    • Marita, tiene Ud. un problema con la sintaxis. Si “no existe derecho a recibir la educación en una lengua determinada” (sic, de Ud.) significa que el educando no tiene tampoco el derecho a aprender en catalán. Una “lengua determinada” es una lengua concreta, esa y no aquella. Por tanto al final lo que quiere decir con su mala sintaxis es que el educando no tiene derecho recibir educación en ninguna lengua. Ud. lo que ha querido decir es que el alumno no puede elegir la lengua de enseñanza. Pero eso suena tan dictatorial, que ha argumentado en falso para que no se note.

  8. Muy inteligente, muy bien informado, excelente talante argumental.
    Gracias, Alejandro Tercero; también por tu magnífico trabajo en Crónica Global.

  9. Estos de Súmate están faltal. No se había visto nunca una marioneta más humillada. Los nazionalistas cada día caen más bajo: degradan a quienes utilizan hasta destruirlos como personas. A este pobre chicho le han hecho renegar de sí mismo para convertirlo en un panfleto sin alma. Lo dicho, qué pena, qué desgracia que una persona tenga que renegar de su origen, su familia y de sí misma para convertirse en una chanza propagandística del nazionalismo. Ni siquiera tiene una idea propia, se limita a soltar mal eslóganes como una robot.

    Tendrían que prohibir usar de esta manera a los seres humanos.

  10. Interesantísima entrevistas para escucharla completa. Paso el link:

    http://podcastcdn-7.ivoox.com/audio/1/9/5/7/caraacaraentrecoquegarciasumate-programapertots-ivoox2937591.mp3

    Gracias Dolça por vuestro trabajo, seguid adelante!

    • Magnífico alegato en defensa de los derechos lingüísticos de los castellano-parlantes en Cataluña, Nancy68. No se puede expresar con más contundencia el atropello y ninguneo de la lengua oficial del estado en nuestra comunidad.

  11. Es imposible entenderse con personas acomplejadas….porque han nacido en un sitio y no en otro…ellos o sus padres….y si además no han aprendido a autoinformarse para saber la verdad…es totalmente….imposible…
    Q pena!

  12. CHARNEGOS DE VÍA ESTRECHA
    que se creen progresistas
    porque son separatistas
    y van por la senda hecha
    pot turbios nacionalistas.
    Se encasquetan el turbante
    de los mitos inventados,
    dan a sus antepasados
    un desprecio delirante
    y presumen de avanzados.

Deja un comentario