Un catedrático catalán avisa: el nacionalismo es una “idolatría” contraria a Cataluña.

Francisco Canals Vidal, catedrático de Metafísica de la Universidad de Barcelona.

canals

“El nacionalismo es al amor patrio lo que es un egocentrismo desordenado en lo afectivo (…) El nacionalismo, amor desordenado y soberbio de la “nación”, que se apoya con frecuencia en una proyección ficticia de su vida y de su historia, tiende a suplantar la tradición religiosa auténtica, y sustituirla por una mentalidad que conduce por su propio dinamismo a una “idolatría” inmanentista (…) El catalanismo está empujando siempre a los catalanes a avergonzarse de lo que han sido, y a ocultar todo aquello que en su historia no resulta coherente con la ‘Catalunya de paper’ que Torras y Bages denunciaba (…) El catalanismo se ha ejercido en dirección antitética a la tradición catalana. (…) El idealismo romántico que inspira al nacionalismo relativiza y subordina al mito metafísico de la ‘nacionalidad’ todos los bienes humanos, naturales y sobrenaturales. (…) El nacionalismo corre el riesgo de convertirse en una enfermedad mental colectiva“.

(La Cataluña que pelea contra Europa, en Verbo, nº347-348, 1996)



Categories: Catalanes universales, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , ,

6 comentarios

  1. Que falta hace en este país que también es Cataluña,que los corruptos vayan todos a la cárcel y que devuelvan hasta el último céntimo. Y seguro que se quitaría el paro con el dinero recaudado de los ladrones que tanto dinero de todos los españoles se llevarón.

  2. He leído su escrito y estoy totalmente de acuerdo con vd.Los politiquillos catalanes nacionalistas,estan creando una cortina de humo para tapar corrupciones,y que el pueblo catalán no sepa de que va la cosa. La Cataluña independiente seria la ruina total de esa tierra,que es maravillosa y que la conozco,mucha de la economía de Cataluña esta basada en el dinero de todos los españoles,el cual no percibieran en el caso de ser independientes,y por consiguiente seria tierra de boicot por parte de España,y los empresarios en su gran mayoría saldrían de allí,espero que los catalanes inteligentes lo piensen,antes de ir en las filas de Mas y su sequito.

  3. Después de leer el escrito de Noé, sin comentarios.

  4. Buenos días a todos:

    Señores nacionalistas, no hagan caso a nadie. No les vale lo que opinien los catedráticos, ni los filósofos, ni la lógica…….frente al “sentimiento de la nación catalana” no hay razones que valgan . Escuchen solo a intelectuales de la talla de la señora Pilar Rahola, el señor Alfred Bosch, o la señora Carme Forcadell o a los del Momium cultural, especializados en fanatizar a la gente ingenua y a los niños del parvulario.

    Las manifestaciones secesionistas en la calle, cadenas, desfiles de antorchas, mosaicos humanos son rasgos de países totalitarios, son muestras esperpénticas del adoctrinamiento masivo. La propaganda y consignas nacionalistas, promovidas en los medios subvencionados son tendenciosas y vergonzosas.

    La historia nacionalista que han inventado es falsa y la política catalana, por su culpa, es hoy un espectáculo del circo, con leones sentimentales encerrados en una jaula ideológica, con los que quieren amenazar la los disidentes. Todo el planteamiento secesionista es “victimismo barato” de una “nación oprimida” que nunca ha existido, más que en el imaginario nacionalista y particularmente de los extremistas de ERC y las CUP.

    Nadie odia Cataluña en el resto de España, ni en Europa. Allí se estima a la Cataluña trabajadora, abierta, sensata y esforzada, pero no se estima a la Cataluña que insulta y desprecia, cuando no envidia lo ajeno. Desde el siglo XVIII, somos unos privilegiados desde el punto de vista económico en el conjunto de España. La lengua catalana no está en peligro de extinción, no es una lengua universal ni lo será nunca, pero todo el mundo en Cataluña es bilingüe y quieren seguir siéndolo porque es la propia identidad catalana.

    Nadie expolia Cataluña. Los impuestos del IRPF, son los mismos en toda España, y Madrid tiene más déficit fiscal que Cataluña, porque Madrid y Barcelona son las ciudades más dinámicas, que concentran casi todas las actividades económicas de toda España. Una por ser la capital y otra por ser la plataforma industrial y logística del mercado español que es preferentemente europeo. La gente es lista, trabajadora y emprendedora en toda España, pero las actividades se concentran por motivos de eficacia.

    Los únicos que han robado a manos llenas en Cataluña son los líderes que han gobernado la Generalitat durante los últimos treinta y cinco años (y en eso no difieren mucho de los otros políticos que han gobernado en el resto de España) pero se puede corregir votando a otros menos viciados. La ruina de Cataluña se debe al despilfaro institucional y a las estructuras administrativas duplicadas, donde están colocados muchos enchufados que nos chupan la sangre en nombre del “soberanismo”.

    La mayoría parlamentaria de Cataluña puede decidir todas las cuestiones que competen al gobierno autónomo de Cataluña, pero no puede decidir romper España imponiendo sus criterios a un país con más de 500 años de tradición como Estado. Y además la mayoría soberanista que impulsa el “procés”, sólo representa al 35% del electorado catalán. Aunque hagan ruido no dan para más, ni cogidos de la mano.

    ¿No se dan cuenta de que el nacionalismo es un resto del fascismo?. ¿Por qué confunden el sano patriotismo con la política nacionalista?. ¿No se dan cuenta de que sus líderes los tienen engañados?. ¿No se dan cuenta de la división que están generando en la sociedad catalana?. Su discurso es un monólogo y pueden repetirlo cuantas veces quieran en público o en privado, pero aparte de aburrir o fanatizar depende del auditorio, nunca podrán imponer su criterio unilateral contra las leyes democráticas.

    Tampoco se impondrán nunca, contra la razón y contra la sensatez, que es el sentimiento identitario más profundo y tradicional de la sociedad catalana. Y los que somos conscientes de todo ello habremos de ir a votar cuando toque, para enviar a la basura a los líderes corruptos que han fanatizado a buena parte del electorado. La democracia es muy sabia en ese punto.

    Ara és l’hora.

    Un saludo.

Deja un comentario