Millet y Pujol en el Wall Street Journal: el nacionalismo se carga el prestigio internacional de Cataluña.

Cataluña, relacionada con egoísmo y corrupción. 

WSJ

El Wall Street Journal describe al explica que el separatismo se apoya en el “espanyansroba” (“Spain Robs Us”). Recuerda que de las 17 autonomías, Cataluña se autocalifica como la 6ª más corrupta. Repasa los 30 millones que desaparecieron con Millet para pagar viajes a la Polinesia y la boda de sus hijas, explica las comisiones de Ferrovial a Convergència, y denuncia las corruptelas de Oriol Pujol con la ITV. Todo con el Palau de la Música, “symbol of Catalan nationalism”, como telón de fondo.

El Wall Street asume el tópico nacionalista de que Franco suprimió la lengua y la cultura catalanas”. No es grave; cuando el periodista Mr. Matt Moffett se pase por Dolça Catalunya unos cuantos días, descubrirá que el relato nacionalista es sólo eso: un imaginario poblado de victimismo, persecuciones exageradas y falsas prohibiciones. Con el Palau de la Música, “symbol of Catalan nationalism”, como telón de fondo.

bastoncillo

 



Categories: Economía, Huid del nacionalismo, Pujol & family

Tags: , , , , , ,

4 comentarios

  1. Los empresarios catalanes, no querían que CIU llegase al poder, ya que si el Tripartit, les cobraba el 3% de las obras realizadas en Cataluña, CIU, les iba a cobrar, mínimo el 10%,, como así ha sido.

  2. Y esto que no nonocen todas las corrupciones, desde Banca Catalana hasta hoy son incontables las metidas de mano en la caja, por parte de muchos de los mandamases.
    Lo de Banca Catalana se apresuraron en echarle tierra encima, a lo que colaboró el gobierno de Felipe, tal ves por la enorme corrupción que mostraron ellos.

  3. No estaría mal hacer llegar un poco de información a Matt Mofett, no espereis que se pase por aquí.

  4. je,je,je, “the normal duties as the concert-hall director”, unes comisions per qui, uns dinerets per enllà, vamos el testaferro de Conveniència i Desunió i muchos más por el camino. Lo normal. ¿De qué nos extrañamos?

Deja un comentario