Dolça Catalunya entrevista a Barraycoa: “muchísimos catalanes fueron felipistas” en 1714.

La historia derrumba la historieta nacionalista.

entrevista2 foto

El nacionalismo se funda en alteraciones de la historia, puesta al servicio de una ideología. El Dr. Barraycoa ha tenido un éxito sobresaliente con sus libros sobre las raíces y la vocación hispánica de Cataluña. Hace unas semanas pudimos hablar con él sobre el verdadero origen del 11 de septiembre. Nuevamente tenemos oportunidad de charlar con el profesor. Esta vez le preguntamos sobre la Guerra de Sucesión y el mítico 1714.

Dolça Catalunya: ¿Qué puede decirnos de 1714 que no se haya dicho todavía?

Javier Barraycoa: Ciertamente ya se ha dicho mucho; unos han querido aprender la verdad y otros se cierran en banda ante cualquier interpretación histórica que ponga en duda sus sentimientos y pasiones. Por mi parte yo haría una distinción. Una cosa fue la Guerra de Sucesión en sí y otra la resistencia heroica de Barcelona. Fueron dos etapas claramente diferenciadas. Entre 1713 y 1714, el único territorio austracista (cuando el Archiduque Carlos ya había renunciado hacía 2 años a la Corona) se situaba en Barcelona y una lengua de tierra que llegaba hasta Montserrat. La guerra ya estaba perdida, todo el mundo consideraba que la resistencia barcelonesa (que no catalana) era inútil. Pero es admirable el tesón y la fe de aquellos hombres. Ya no estamos ante una guerra, estamos ante el espíritu de un pueblo, pero ojo, un pueblo hispano, no una “nació” catalana como nos quieren hacer creer.

DC: ¿Y la primera parte de la Guerra cómo se provocó?

JB: Como ya he dicho en muchas ocasiones, mi adhesión es austracista por convencimiento. Pero hay que reconocer que el testamento de Carlos II el Hechizado, el último Austria, legaba la Corona a Felipe V. Por tanto, él era el heredero legítimo. Este testamento fue polémico y desde el principio hubo partidarios del Archiduque Carlos (les llamaban “el partido de los alemanes”).

DC: ¿Por qué un Rey como Carlos II optó por un francés, siempre tan rechazados, y no por un Habsburgo de su rama familiar?

JB: He ahí la cuestión importante. Francia ya había invadido Cataluña varias veces, la última en 1691, durante el reinado de Carlos II. Y sin embargo éste cedió el imperio español a los Borbones. ¿Por qué? Sólo hay una explicación. Carlos II sabía que el imperio en manos del Archiduque Carlos se acabaría dividiendo entre sus diversos aliados protestantes, como Holanda, Inglaterra o incluso Prusia. Por eso, para preservar la unidad católica de todo el imperio, se vio en la necesidad de testar en favor de Felipe de Anjou.

grafico 4

Bombardeo de la Barcelona felipista por Carlos de Austria.

DC: ¿Y entonces los catalanes se levantaron en armas?

JB: No. En absoluto. Felipe V entró en España recibido en olor de multitudes. Primero llegó a Madrid, y rápidamente viajó -pasando por Zaragoza- a Barcelona, donde fue recibido con igual entusiasmo. El 17 de septiembre Felipe V juró los fueros del reino de Aragón y el 4 de octubre juró las Constituciones catalanas en Barcelona. El pueblo estaba feliz, pues arrancó al Rey el Tribunal de Contrafaccions, una institución que garantizaba la aplicación de las Constituciones catalanas frente a cualquier acción por parte del rey contraria al ordenamiento constitucional catalán. Aprobó Barcelona como puerto franco, y rápidamente éste alcanzó la primacía en España, pues se permitió entonces el comercio catalán con las Indias (que duró durante todo el siglo XVIII y permitió el enriquecimiento de Cataluña). Además concedió catorce títulos de nobleza.

DC: De momento no pasa nada en esta historia …

JB: No hubiera pasado nada, pero Europa se agitó en una guerra de contrapoderes que acabó afectando a la península. El temor a una Francia demasiado poderosa por su alianza con España y su acceso al imperio colonial, llevó a la creación en torno a la Causa de Austria de la Gran Alianza, participando en ella potencias protestantes y católicas. El conflicto bélico entre ambos bandos ya se inició en zonas de Europa en 1701, pero -salvo algún conato- España no se convirtió en teatro de operaciones hasta 1704.

DC: O sea, qué no hubo ninguna Guerra entre “Castilla” y “Cataluña”.

JB: Esta simplificación aducida por los nacionalistas no se aguanta por ningún lado, sobre todo si no se ve la dimensión internacional del conflicto. Barcelona fue una ciudad borbónica bombardeada en 1704 y 1705 por la flota austracista. Cuando los austracistas tomaron la ciudad tras bombardeos y asedios crueles, la población tampoco mostró grandes pasiones austracistas. De hecho, más de 6.000 barceloneses felipistas tuvieron que huir de la ciudad. Sólo más tarde en Cataluña y Valencia el austracismo cobró fuerza. Los austracistas no se quedaron cortos y represaliaron y ejecutaron a numerosos catalanes felipistas.

entrevista 2 graf1

DC: ¿Por qué se hizo fuerte en Cataluña el austracismo?

JB: Es un misterio. No lo digo yo. Lo dice Pierre Vilar en su Història de Catalunya, reconociendo que nadie sabe por qué los catalanes cambiaron de bando. Hay varias tesis. El Dr. Francisco Canals afirmaba que subyacía en el pueblo catalán un recelo hacia Felipe V, sobre todo por su “modernización” de las cátedras de filosofía en la Universidad de Barcelona. Felipe V se había rodeado de jesuitas que traían la “devoción moderna”, enfrentada a la tradición tomista de la Universidad de Barcelona. También -es otra hipótesis- el Archiduque Carlos prometió mantener una monarquía federal. Pero esta tesis no es conclusiva, pues Felipe V, con sus juramentos de fueros y constituciones de la Corona de Aragón, ya había garantizado la Monarquía Federal (el Decreto de Nueva planta fue una represalia tras la guerra). El hecho es que los “vigatanos” o vigatans (una potente burguesía de la plana de Vich), hizo un pacto contranatura con los ingleses.

DC: ¿Por qué contranatura?

Evidente. Los vigatans, al igual que todos los catalanes, eran firmemente católicos. Pactar con los protestantes debió de producir una fuerte repugnancia, pero de ello pensaban sacar buenos réditos comerciales por el pacto con los anglosajones. De hecho, ya en 1714 los defensores de Barcelona entonaban constante y públicamente el mea culpa por haber pactado con protestantes. Veían en este pacto la causa de la derrota.

DC: ¿Y toda Cataluña fue entonces austracista?

JB: Ni mucho menos. Ni toda Cataluña fue austracista, ni fuera de la Corona de Aragón todo el mundo era felipista. El Archiduque Carlos fue de Barcelona a Madrid, donde fue Coronado Rey. Tuvo el apoyo de algunos nobles, aunque tuvo que abandonar la capital por la debilidad estratégica que suponía su estancia ahí y la frialdad con que fue acogido. En Cataluña hubo muchísimos más “botiflers” o felipistas de lo que nos podemos imaginar, o de lo que nos quieren hacer creer.

DC: Ponga algún ejemplo …

JB: Ciudades felipistas fueron Cervera, Manlleu, Castellterçol, Pinell de Brai, Alcanar, el Valle de Arán, Berga, Camprodón, entre otros muchos lugares … Es muy recomendable la obra de Nuria Sales, titulada  Els botiflers (1705-1714), en la que se recoge la verdadera dimensión “botiflera” de la población catalana. Cataluña vivió una auténtica guerra civil interior.

entrevista 2 grafico 2

DC: Muchas sangre ¿no?

JB: Sí, y para nada. La causa austracista no desfalleció por la mala fortuna en los campos de batalla, sino por la “traición” o el abandono del Archiduque Carlos. El 17 de abril de 1711 moría el emperador José I de Habsburgo, hermano del Archiduque, y éste heredó la Corona austriaca. Desde ese mismo momento se olvidó de Cataluña, que quedó abandonada a su suerte.

DC: Y eso es lo que llevó a la resistencia numantina de Barcelona …

JB: Sí, pero si le parece lo podemos tratar en la siguiente entrevista, pues el espíritu de esa Barcelona asediada es todo un ejemplo de valor hispano y amor a la tradición.

DC: Muchas gracias y hasta la próxima.

dolca2



Categories: Historia

Tags: , , , , , , , ,

10 comentarios

  1. Es curiosa la admiración perruna que tienen los separatistas por el archiduque Carlos (austracista) cuándo fue Carlos lll quien abrió a los catalanes las puertas a América, negada dos siglos antes por los Habsburgo (austracistas)

  2. Y la mayoría de los catalanes fueron franquistas. Lo se porque los pijos catalanes con los que se rodeaba un amigo de mmi padre adoraban todos a Franco. Ahora son todos nazionalistas.

    • No me cabe duda. BCN era la ciudad donde habían más franquistas por metro cuadrado. Más que botellines. LA FALANGE CATALANA estaba en Ramblas, 8 bajando a la izquierda. Dirigida por catalanes para negra. Estos catalibanes secesionistas ya no engañan a nadie. Internet los ha desintegrado.

  3. CIERTAMENTE A LOS NACIONALISTAS NO LES IMPORTA UN PIMIENTO EL 11 DE SEPTIEMBRE, PERO ELLO NO DEBE IMPEDIR QUE CONSTANTEMENTE REPITAMOS LA VERDAD HISTÓRICA.. ADELANTE DOLÇOS!!!

  4. tras a ver leído varias historias sobre Catalunya he llegado a la conclusión que estos Catalanes modernos que tanto desean la separación son unos egoístas mal informados de la verdadera historia de Catalunya y delos gobernantes dan pena solo miran cobrar buenos sueldos sin mirar a los miles de familias que no pueden dar de comer a sus hijos eso lo que deberían hacer

  5. Yo tengo unas hipótesis sobre la resistencia de Barcelona de 1714, comparándola con la resistencia en la Guerra Civil. En la primera efectivamente fue una defensa a ultranza, entiendo porque estaban los barceloneses asediados y por tanto imposibilitados de huir. En la segunda, en la Guerra civil en 1939, los habitantes pueden abandonar la ciudad, la carretera de la costa, se llena de barceloneses que huyen hacia la frontera. Teresa Pàmies, militante del PSUC, ha dejado este estremecedor relato de su salida de Barcelona: “nunca podré olvidar a los heridos que salían del hospital de Vallcarca y que, mutilados, envueltos en sus vendajes, semidesnudos pese al frío, se lanzaban a las carreteras pidiendo a gritos que no los abandonasen en manos de los vencedores. Aquellos que habían perdido las piernas se arrastraban por el suelo, los que les faltaba un brazo levantaban el otro con el puño cerrado, lloraban de miedo los más jóvenes, gritaban enloquecidos de rabia los más viejos y maldecían a los que huíamos y les abandonábamos”. (Quam érem capitans, Barcelona, 1974, p. 149).

  6. YO era austracista, pero es que con tanto nacionalista me están obligando a sentirme felipista.

  7. I així comença el “Tractat de Génova” que va tenir lloc el 20 de juny de 1705 a la capital de la República de Gènova

    TRACTAT D’ALIANÇA

    “Entre la Sereníssima Reina Anna d’Anglaterra i el Principat de Catalunya contra el Sereníssim Duc d’Anjou i els seus adherents: per establir a la monarquia d’Espanya al seu veritable rei Carles III, Arxiduc d’Àustria, en què aquesta Sereníssima Reina promet la seva garantia perpètua per a assegurar els privilegis i lleis d’aquest principat.

    Conclòs a Gènova pels enviats de les dues parts: dia 20 de juny de l’any 1705.

    En el nom de la Santíssima Trinitat, pare, fill i esperit sant, tres persones distintes i un sol Déu verdader.
    El Molt Il·lustre Mitford Crow, embaxaidor de la Sereníssima Reina d’Anglaterra a les parts d’Itàlia, i els Il·lustres Senyors Antoni Peguera i Aymerich, i el Dr en ambdós drets Domènec Perera, tant en nom propi com dels Il·lustres Senyors dels que es troben autoritzats amb Cartes Credencials convenen, prometen i declaren totes les coses que es contenen en el Tractat infraescrit.
    El dit Il·lustre Mitford Crow declara: que la Molt Poderosa i Sereníssima Princesa Anna, per la Gràcia de Déu Reina de la Gran Bretanya, de França, i d’Irlanda, etc., moguda del bé comú de l’Europa, per deslliurar-la de l’esclavitud que l’amenaça la desmesurada ambició de França, ha unit a la vista de tot el món, mitjançant una estreta aliança amb molts prínceps, les armes i forces de la Corona d’Anglaterra a les dels seus molt Alts i molt Poderosos Aliats, no només per a aquest fi, sinó també per auxiliar amb tota la força de les seves Armes, a la sencera recuperació de tota la Monarquia d’Espanya a favor del Sereníssim Arxiduc d’Àustria Carles III, reconegut tant pels seus i com per altres prínceps d’Europa, com a legítim Successor dels Regnes d’Espanya i altres Dominis i Senyorius que posseí el difunt Rei Carles II al dia de la seva mort, tots ells avui té violentament ocupats i tiranitzats França, i en els que, amb la força de les seves armes ha fet rei al Sereníssim Felip de Borbó, Duc d’Anjou; violant els Sagrats tractats de Pau, Juraments i Renúncies solemnement fetes per les sereníssimes Infantes d’Espanya, Dona Anna i Dona Maria Teresa, Reines de França, per elles i pels seus descendents, aprovades i ratificades pels Reis de França Lluís XIII i Lluís XIV amb aprovació i consentiment del Parlament de França i de les Corts tingudes a Espanya.

    Per lo qual, la Sereníssima Reina d’Anglaterra, amb ànim veritable i piadós, compadida universalment de la molt Noble i preclara Nació Espanyola, i principalment de la ínclita Nació Catalana, ha jutjat convenient enviar a Mitford Crow, autoritzat amb plens poders i corroborats amb la mes alta facultat per a Tractar, Convenir i Signar una estreta”.

Deja un comentario