Por fin Rosell se moja (pero sólo un poco).

Si alguien debe hablar de los costes económicos de la secesión es el jefe de los empresarios. Pero decepciona.

rosell 4 dedos

Quan serà el moment de parlar clar i català sobre les consequències de la independència a les empreses? Quan es posicionarà clarament la CEOE?

Es en una entrevista de El Mundo de hoy. Ha tardado más de 15 meses en opinar sobre la independencia. En muchas de sus respuestas se parece más un político que al líder de los empresarios españoles. Asume el lenguaje de confrontación nacionalista, y varias de sus premisas.

Le sugerimos dos cosas: que nos diga en el tema de la independencia lo que prefieren los empresarios españoles y que en su empresa hable más claro en general, porque si no, sus empleados van a ir perdidos.

Pasen y vean. Y piensen si el líder de los empresarios franceses o norteamericanos hubiera hablado así en caso de secesión de Córcega o Texas. Estas son las cosas que dice nuestro patrón de patronos.

“Las encuestas certifican que Cataluña no se entiende con España (sic), y en España no se entiende lo que está pasando en Cataluña”. Suponemos que cuando habla de “España” se refiere al “resto de España”. Y el raca-raca del “no ens entenen” suena a quejío nacionalista. Es el presidente del los empresarios españoles pero ya habla como un independentista cualquiera.

“La Constitución es muy buena, pero hay países que la cambian cada dos por tres…debemos ver qué acomodo le podemos hacer a nuestra Constitución para que quepan las voluntades y necesidades catalanas”. Evidentemente una Constitución puede cambiarse. Pero no conocemos países serios que lo hagan “cada dos por tres”. Además Rosell da por sentado que las exigencias nacionalistas son mayoritarias en Cataluña y como parece que las conoce, ¿puede decirnos cuáles son esas “voluntades y necesidades”? Porque por aquí desde CiU sólo se oye la exigencia de la “independencia”. Habría que preguntarle también si de veras cree que en la Constitución cabe todo, o si cree que hay cositas que no caben. Como un referéndum ilegal, o la secesión unilateral. O ya puestos, la abolición de la propiedad privada en las empresas. Quizás el sr. Rosell se haya tragado el axioma nacionalista: “el nacionalismo es Cataluña”.

“Los temas políticos no nos ocupan, aunque evidentemente nos preocupan”. ¿Tampoco les “ocupan” la reforma laboral (sobre la que por cierto, opina y mucho en la entrevista) o la de las administraciones (otro tema del que sí opina) o de los escándalos de la UGT? ¿O es que la ruptura de España y de la unidad de mercado es un “tema político” que no tendría consecuencias económicas? No se moja ni en la ducha.

“El viraje de los empresarios catalanes hacia el independentismo es una realidad”. Ya. Y también que una grandísima parte de ellos están radicalmente en contra, y que todas las grandes empresas están preparando sus planes B para irse de Cataluña. ¿Por qué no lo explica?

-“Si Cataluña consiguiera la independencia, los beneficios de todos los empresarios caerían. Por eso, transitar el camino de la independencia es una barbaridad”. Pero ¿en qué quedamos? Entonces ¿la independencia sí es un tema económico que afecta a las empresas? ¿Y además a sus beneficios, ergo a la inversión y a la creación de empleo? Pues oiga, diga esto mismo más veces, explíquelo a fondo, dígalo cada día y en todos los foros que pueda. Es su trabajo como presidente de la CEOE.

“Yo espero que esa hipótesis (la independencia) no se dé…es muy difícil imaginarlo desde el punto de vista teórico…hay tantos interrogantes que ni me planteo una Cataluña independiente y no creo que se pueda llegar a plantear“. Idem.

-“Sí, me la tomo en serio (la advertencia de Europa de que Cataluña se quedaría fuera). Hemos hablado con todo el mundo en Europa y nos han advertido de que eso puede que no sea inviable, pero sí muy complicado, y desde luego tiene muy pocas posibilidades de éxito. La advertencia de una Cataluña aislada de todos es cierta”. Otra vez. ¿”No es inviable”?¿Quiere decir que no es imposible? ¿Dice usted lo mismo que nos quiere colar el sr.Mas? Si “es muy complicado”, ¿por qué no explica las consecuencias que para las empresas catalanas tendría la salida de Europa?

-A la pregunta sobre por qué muy pocos empresarios catalanes se han posicionado abiertamente (Lara, Bonet y casi nadie más): “Es un mapa heterogéneo donde la unanimidad es prácticamente imposible…posicionarse políticamente es una opción individual de libertad”. Vamos a ver: ¿hay “unanimidad” entre los empresarios sobre la reforma laboral?¿Y sobre la corrupción en UGT?¿Y sobre la reforma de pensiones o de la administración? ¿Verdad que no? Pues entonces, ¿por qué opina usted sobre esos temas y no sobre “el tema” que más les preocupa?

-Y para que quede claro que el jefe de jefes no opina de política, dos perlitas más: “El café para todos fue un error histórico” y “El Estatut fue un punto de inflexión en esa relación de comprensión entre Cataluña y España” (y dale con “Cataluña y España”). No debe recordar que el Estatut lo votó la enorme mayoría de algo más del 30% de los catalanes. Pero no se olvida de repetir los relatos nacionalistas sobre estos asuntos.

¿Puede el sr Rosell decirnos de una vez qué es lo que prefieren los empresarios españoles? ¿O tenemos que conformarnos con oír al representante de los empresarios americanos, un catalán que sí hace su trabajo?

dolca



Categories: Economía, Mejor juntos

Tags: , , ,

Deja un comentario