Los oscuros orígenes del separatismo catalán

La cosa viene de lejos. El antiguo fiscal anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo, ofrece “datos relevantes del pasado que deben conocerse para valorar mejor quienes eran y continúan siendo, desde el Gobierno de Cataluña, quienes impulsan un proceso tan confuso e incierto en sus medios y en sus resultados”.

Imagen

En su artículo, se explica con precisión que:

  • El Estado español, lejos de abandonar a su suerte a un banco arruinado, acudió en su apoyo para salvaguardar los intereses de sus clientes. ¿Dónde estuvo la operación contra Cataluña? Sólo en quienes, como accionistas y administradores, poseían y controlaban la entidad.
  • Tras diez años de mandato presidencial de Jordi Pujol, comienzan a aparecer signos de un aprovechamiento patrimonial de fondos públicos con un evidente abuso de poder.
  • Más recientemente, han estallado otras formas de corrupción, como el ‘caso Pretoria’ y el expolio del Palau de la Música,con una evidente implicación de CDC, que están en trámite hacia el juicio oral. Y continúan tramitándose causas penales con implicación de Diputados en el Parlament de CDC, como, entre otras, las tramas de las ITV (Oriol Pujol), de la mafia rusa (Xavier Crespo) y Adigsa (Ferran Falcó).

Eso sí, cuando son perseguidos o condenados acuden presurosos al supuesto enemigo, al Estado español, para que paralice a los fiscales o se concedan generosos indultos a sus dirigentes, militantes o mossos d’esquadra condenados penalmente.

Imagen



Categories: Huid del nacionalismo, Pensando bien

Deja un comentario