Un diputado catalán avisó en 1976 del error del sistema electoral proporcional: «un fraude democrático que promueve la fragmentación»

Una altra pifiada de la Transició.

Listas cerradas, partitocracia, y el timo de la ley electoral «provisional» que está destruyendo nuestra vida juntos. Això és lo que va passar en la Transició: el fracaso de la democracia, convertida hoy abiertamente en un elitista régimen de poder contra los españoles. Vea cómo comenta el asunto Fernando Suárez, veterano participante en los debates de la Transición:

El procurador catalán Cruz Martínez Esteruelas -un intel.lectual de primera, fill d’Hospitalet i ministre d’en Franco- en sesión de noviembre de 1976, intervino en el Congreso para orientar sobre «un problema que considero de capital importancia, no desde mi posición de hombre de partido, sino desde la perspectiva del interés nacional»: el sistema electoral, pues en ese momento se estaba debatiendo si debía ser mayoritario o proporcional. Hoy entendemos perfectamente por qué era un asunto tan importante. Això és lo que va dir el diputat català:

«Propugno la adopción del sistema mayoritario como principio fundamental. (…) Pues bien, nosotros aspiramos a un futuro de estabilidad política para la Nación en el que sea posible una acción eficaz y realista de gobierno; en el que, si se produce el relevo en el Poder conforme a la lógica natural de un sistema democrático, el tránsito se produzca sin traumas para la vida nacional por profundos que sean los cambios que lleve consigo ; y en el que, en suma, el ciudadano español, a la hora de ejercer su derecho al voto, pueda hacerlo con la reflexión y la disposición de ánimo del que elige entre opciones políticas importantes y ampliamente extendidas en la nación, y no en la desorientación y la inseguridad de quien se ve convocado a las urnas por una multitud de grupos políticos o«ismos» de toda condición, que sólo pueden darle una visión fragmentaria y menguada a la vida pública.

Señores Procuradores, este futuro que os acabo de exponer, sólo será posible si esta nación cuenta con fuerzas políticas sólidas, coherentes y que respondan a las corrientes profundas de opinión que laten en el cuerpo social español. Es obvio, por tanto, que fuerzas de esta naturaleza han de ser, por su propia esencia, poco numerosas, y afirmo con absoluta convicción que tales fuerzas sólo podrían formarse y existir en el marco de un sistema mayoritario. Equivocarnos en este punto equivaldría a conducir a España a situaciones de inestabilidad y de crisis social (…) 

la representación proporcional impide que en las Cámaras y en la vida de la Nación estén presentes en su real dimensión aquellas fuerzas que representan las corrientes profundas de la opinión y las grandes opciones que sólo los grandes grupos políticos pueden ofrecer. Y aquí es donde radica el gran defecto, el error de concepción del sistema proporcional, porque al hacer énfasis en lo que divide al electorado y no en lo que le une, al tomar como núcleo de representación la existencia de todos los grupos, de todas las modas o diferencias ideológicas presentes en la sociedad, por accidentales o contingentes que sean, y hasta de todas las rencillas y escisiones que se producen en los partidos existentes, promueve la fragmentación de la vida política, la dispersión de los esfuerzos y, por consiguiente, la inestabilidad crónica del sistema político. (…)

La opción es clara: o queremos pocos, pero fuertes grupos políticos, aptos para gobernar la Nación conforme a la voluntad popular, o, por el contrario, queremos muchos y débiles partidos, que reflejen con precisión todas las diferencias y divisiones sociales, pero que sean impotentes para hacer marchar a la Nación hacia adelante. Con el sistema mayoritario se hace, pues, política de Estado y de gobierno; con la representación proporcional, se hace política de partido«.

La crítica del procurador catalán al sistema proporcional es demoledora:

«Esa bipolarización es inevitable en el sistema proporcional, porque la imposibilidad en que se encuentran los excesivos partidos de gobernar por sí solos les obliga imperativamente a coaligarse entre sí, a entrar en el juego artificioso de los pactos y los compromisos más o menos sinceros, más o menos contingentes, con el fin de obtener esa mayoría que no pudieron conseguir del electorado. Y todo ello -no lo olvidemos, porque es aquí donde se gesta un auténtico fraude democrático– conseguido después de las elecciones, obedeciendo las consignas de los dirigentes de los partidos y siguiendo el juego de los intereses y las maniobras personales; es decir, obteniendo por la vía oblicua del pacto entre los partidos lo que no supieron o no pudieron conseguir de la voluntad expresa del pueblo. (…) Lo que estoy pidiendo ante esta Cámara es que sean los electores quienes elijan verdaderamente a la mayoría gubernamental, y que ésta no dependa de las combinaciones decididas por los comités de los partidos, al margen de todo control electoral. (…)

Podría recordar por su simple enunciación otros aspectos que comunican complejidad e inestabilidad a este sistema. (…) la capacidad decisoria y de maniobra que se otorga a los pequeños partidos, que pueden por sí solos adulterar con sus compromisos el resultado de las elecciones (…) si en estos momentos la sociedad española tiende a la división y a la disgregación, nosotros tenemos el deber histórico de oponer a esa disgregación política los mecanismos de unión y homogeneización que el sistema mayoritario proporciona».

Això ho va veure i avisar un català el 1976. Lamentablemente los maravillosos «padres» de la Transición no le hicieron caso. Hoy, 48 años después, comprobamos que el procurador tenía razón.

Corregim, sisplau?

Dolça i fragmentada Espanya…



Categories: Pensando bien

Tags: , ,

4 comentarios

  1. Parece que lo vio muy claro, pero el sistema que tenemos lo mandó hacer a medida el antifranquista Adolfo Suarez, jerarca de Movimiento Nacional, para perpetuarse en el poder.

    De todos modos no hay que olvidar que todo, absolutamente todo, puede funcionar bien o puede funcionar mal…

    Aquí ha funcionado todo muy mal por unas medidas que este señor no contempla, porque no era pitonisa, pero que nosotros, que las hemos vivido y sufrido, conocemos muy bien.

    No voy a se exhaustivo, porque las sabemos:

    Básicamente ha sido que no hemos tenido oposición parlamentaria, que los socialistas han intentado cubanizarnos y que unos y otros han destruido la estructura económica industrial franquista, que es de donde comemos todos, paga el Estado del bienestar franquista y produce clases medias (NOSOTROS).

    Es decir, que nos están «des-construyendo» para así no tener nada (re-proletarización) y ser felices (comunismo).

    Mientras tanto esto se complica porque alguien con una enorme influencia en los políticos europeos se le ha metido entre ceja y ceja sustituirnos con otra etnia, otra religión y otra cultura: están reconquistando Al-Ándalus (pagado todo con nuestras cotizaciones sociales y ayudas sociales).

    Más gilip. no ha parido madre +3%…

    Pues la democracia no era para esta estafa.

    Era para vivir mejor que cuando la dictadura.

    Mientras tanto tenemos que deslomarnos para mantener las mamandurrias y los chiringuitos de los corruptos políticos y sus enchufados.

    • Pues yo disiento de usted Vicente, totalmente de acuerdo con Javier, como casi siempre, lo explica muy claro, entre unos y otros con la transición establecieron las bases para acabar destruyendo la estructura económica industrial creada en el tardo franquismo tecnocrático y que nos alimentaba y mantenía el estado de bienestar creado (Servicio Nacional de Salud y Sistema de pensiones de la Seguridad Social y Sistema público de escolarización universal). ¿los de cierta edad podemos recordar aquella industria made un Spain de muy buena calidad y precio competitivo protegida con sistema arancelario, quien no recuerda aquellos electrodomésticos Corberó, Fagor, Ruton, TV Ràdiola. Acabo de dar de baja un horno cocina Corberó comprado en 1994 ( 30 años funcionando). ¿Saben que país funciona muy bien con sistema comercial- industrial similar de protección semiautarquica? Brasil que con aranceles protege a lo producido por su industria, mantiene un mercado común con Argentina Uruguay y Chile (Mercosur). Buena parte del empresariado argentino vive en Sao Paulo, capital financiera de Latinoamérica, en donde repatria los beneficios de sus empresas argentinas. Gobernando Bolsonaro (liberal) o Lula da Silva (socialista) la política econòmica no varia mucho gracias a la estabilidad que otorga un Senado potente como el de USA con capacidad de deponer presidentes de Estado y dominado por políticos liberales como actualmente aunque el presidente sea Lula da Silva. Allí se importa de toda pero con elevados aranceles que permiten a su industria competir con el globalismo destructor y mantener sus empresas nacionales y derechos sociales. Con la eliminación arancelaria total a la entrada a la UE nos han destruido nuestra industria y en consecuencia nos han cubanizado y ploretalizado, como muy bien explica Javier. ¿Por qué los ingleses han hecho el Brexit? ¿Cuando lo imitarán los franceses y los italianos? ¿la U E sobrevivirà? La Democracia y la UE no eran para eso, era para vivir mejor todos y no solo la casta política creada que nos ha parasitado.

  2. Se temía que ocurriera como en Italia, en donde las coaliciones de gobierno eran entre muchos partidos.
    Pero ese sistema electoral pudo haberse cambiado luego, como se cambiaron otras cosas (para mal).

    Dolores Agenjo Recuero es una gran intelectual
    https://vientosdelasdosorillas.blogspot.com/2024/01/la-del-alba-segun-dolores-agenjo-recuero.html?m=1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.