Curtcircuita el xurro groc electrificat de Vila-sacra

Apaguem l’odi i il.luminem la convivència.

El catedrático de Psicología Social José Miguel Fernández-Dols explicaba en el artículo Lluvia fina de odio cómo en una sociedad aparentemente sana triunfa el odio y acaba por autodestruirse en una espiral de violencia incontenible.

“La violencia más destructiva para una sociedad no es un acontecimiento aislado, por terrible que sea. Es un proceso, un continuo de destrucción, que comienza con un sistema de creencias que se traduce en una fina lluvia de odio: hechos “banales”; pequeñas agresiones psicológicas (por ejemplo, boicots, amenazas) o simbólicas (por ejemplo, ridiculizaciones). Luego vandalismo o calumnias difundidas en los medios sociales. A continuación agresiones físicas puntuales, aparentes “peleas de muchachos”.

Finalmente la fina lluvia da lugar a una tormenta devastadora que arrastra a verdugos y víctimas: formas de coacción e intimidación física que van adquiriendo una sistematicidad y peligrosidad potencialmente letal.

El proceso necesita un catalizador: la mirada complaciente, o el mirar hacia otro lado de los que no protagonizan esos actos y la indiferencia, la pasividad o la incompetencia de las autoridades encargadas de proteger a las víctimas”.

Doncs això són els xurros grocs, les pintades colpistes, les cubanes, los mensajes degradantes sobre los catalanes i els eslògans de la reichpública dictats per TV3. Por eso es intolerable que el nacionalismo utilice los lugares públicos como soporte de su propaganda ideológica y divisiva, como vemos en Vila-sacra y en tantos ayuntamientos donde el alcalde se cree con derecho a dictar cómo debemos pensar los vecinos.

Hasta que los vecinos se hartan y dicen que el nacionalismo va en pelotas. Y retiran la propaganda ideológica, divisiva y odiosa del balcón del ayuntamiento, porque encima está electrificada y la pagan todos ellos. Qué gran acto de decencia, señores. ¿A qué esperan empresarios, abogados, asociaciones, políticos e intelectuales para ayudar y premiar a estos ejemplares vecinos que mantienen la dignidad y la libertad de Cataluña pese al acoso de la Genestapo? Quan faran la seva feina els servidors públics i els que ens demanen el vot cada 4 anys?

Dolça i dignificada Catalunya…



Categories: Resistiendo

Tags:

4 comentarios

  1. Ni sabía que pudiera existir en Cataluña un pueblo con un nombre tan sacro o tan sagrado como es Vilasacra. Indagando he descubierto que se encuentra en la comarca del Alto Ampurdán en la provincia de Gerona, un pueblo pequeño de 785 habitantes que son payeses y ganaderos, y que colaboran también en la destrucción sistemática de Cataluña, porque votaron por tener una alcalde que pertenece al partido del que está de vacaciones en Waterloo. Como siempre tengo que recordar que o cambian su intención de voto estos 785 habitantes de Vilasacra, o acabarán siendo señalados por los miles de catalanes que empezamos a estar cada vez más hartos, de esta sinvergüencería catalana que en nombre de un separratismo inexistente, tanto daño le están haciendo a nuestra tierra. Y como catalán me antepongo a esa línea de cobardes intelectuales de Cataluña, esa ralea de empresarios, abogados, profesores y otros profesionales, que no tienen coj… ya no digo de luchar, pero por lo menos sí de apoyar a estos valientes de nuestras Brigadas, que tienen las pelotas de jugársela a diario por recuperar la dignidad de nuestra patria chica que es Cataluña.

  2. Parece que nadie o muy poca gente se da cuenta de la enormidad de manipular toda una sociedad con odio.

    No sólo aprende a ser manipulada con los sentimientos, es decir que no piensa lo que le conviene, sino que aprende a odiar.

    El odio se ha convertido en parte de nuestra vida, solo que al estar siempre y en todas partes desde hace años, estamos totalmente acostumbrados y por ello no lo vemos.

    ¿Qué pasó con Rusia?

    Sí, hicieron la revolución utilizando la codicia y el odio. ¿y una vez en el Kremlin?
    De pronto los perseguidos se convierten en perseguidores y los rusos étnicos son martirizados.

    No por ser rusos, naturalmente, sino por ser «burgueses», «cristianos», «revisionistas»…el nombre es lo de menos. Es el «Terror Rojo».

    ¿Y después?

    Pues una sociedad cuyo dogma fundacional es el odio y lo que todo el mundo cree que es normal.

    ¿Eso es lo queremos en una Cataluña independiente?

    Gracias al odio, los Pujoles, como en Rusia la minoría que controla los bolcheviques, alcanzan el poder.

    ¿Y después?

    ¿De verdad vamos a comer helado todos los días? ¿y con odio?

    Cuando los «ilustrados» consiguen por fin separarse de la España peninsular y se convierten en una colonia informal de Inglaterra se produce una crisis económica enorme que durará un siglo porque no sólo se convierten en Estados mucho más pequeños, se rompe la unidad de mercado, las capitales virreinales dejan de serlo y se hunden…

    …es que su manufactura no puede competir con la poderosa industria inglesa, entonces la más poderosa del mundo, y tiene que cerrar; y el control del Estado está ahora, no en mano de un Rey de todos cuya función es proteger a todos por igual, especialmente los pobres y los indios, sino de una oligarquía terrateniente que va a utilizar sin piedad el Congreso y el Ejército, que dominan con las logias, para defender sus privilegios, oprimir al Pueblo y hacerse más ricos aún robando.

    Eso sí, en nombre de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, el «Progreso», el laicismo anticatólico y los principios republicanos antidemocráticos.

    Vuelvo a hacer la pregunta:

    Sabiendo lo que sabemos ¿queremos de verdad vivir odio, comer odio y ser manipulados con odio?

    ¿Queremos suicidarnos y destruir Cataluña?

  3. «Churros amarillos» y «cubanas» no son más que unos símbolos que dividen al pueblo catalán, símbolos de algo que es totalmente utópico. Y es que los hiperfanatizados independentistas ignoran, sin despeinarse, que una Cataluña independiente sería un país aislado del resto del Mundo, excluído de toda organización, tanto europea, como internacional.

    • Sí, porque esa es la táctica probada de la masonería internacional (o más bien del Imperio Británico de comerciantes y banqueros de la City):

      «DIVIDE ET IMPERA»

      Sin embargo, en los gobiernos del Pueblo, por el Pueblo y para el Pueblo, debería ser justamente lo contrario:

      Un gobierno del Pueblo es un gobierno NACIONAL.

      No es un gobierno secreto de Soros, de Pujol Ladrón o de la City de Londres, lo disfracen como lo disfracen.

      Por tanto, la obligación de cualquier gobierno democrático es, además de cumplir sus promesas electorales con soluciones reales y posibles a problemas reales y concretos es
      UNIR A LOS CIUDADANOS.

      Nunca podrá haber democracia cuando los políticos utilizan el dividir, crear resentimiento y echar cizaña.

      Pero, claro, ¿quién dice que esta farsa es el gobierno del Pueblo, por el Pueblo y para el Pueblo?

      +3%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.