Burla al nacionalisme en el Baix Camp

Los catalanes le van perdiendo el respeto a la ideología que nos ha despeñado.

Se les escapa, lo han ido confesando, se sabe, no se puede ocultar: sabien que ens enganyaven, que «jugaven de farol», que todo era mentira. A ellos les da igual, que todo vale para traernos el paraíso cuatribarrado a la tierra y tienen vacaciones pagadas en Formentera. Pero quienes sufrimos las consecuencias del timo somos los catalanes, todos, dolços i forcos.

Cualquier persona decente se da cuenta de que el nacionalismo es nefasto para Cataluña. Los dolços, perquè coneixen sa natura perversa; els forcos, perquè si tenen seny s’han adonat que els han pres el pèl.

Por eso pasa lo que pasa en el mural del Bajo Campo tarragonés.

Dolça i resistent Catalunya…

 



Categories: Resistiendo

Tags: ,

1 comentario

  1. Menos mal de las novedosas redes sociales, que van sacando a la luz toda la hipocresía política de la que alguna vez todos hemos sido víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: