En Escocia también viven en un día de la marmota decadente y cansino

Bucle repetitivo, cortina de humo, ineptitud y decadencia… el nacionalismo actúa igual tanto en Escocia como en Cataluña

Com aquí, els nacionalistes a Escòcia també estan atrapats en un bucle que els serveix per mantenir-se en el poder… al preu d’enfonsar el país. Lo explican así en The Spectator:

«Es el día de la marmota en Holyrood. En medio de las críticas sobre el decepcionante «Programa de Gobierno» de su administración, Nicola Sturgeon ha vuelto a su pasatiempo favorito: la independencia de Escocia. Al igual que en el reencuentro de ABBA, la Primera Ministra combinó algunas melodías nuevas con sus grandes éxitos, declarando que las elecciones de mayo eran un mandato «innegable» para dicho plebiscito a finales de 2023 «una vez que se haya superado la crisis de Covid-19».

El artículo comenta las extrañas prioridades de Sturgeon, que prefiere centrarse en el neverendum antes que arreglar los problemas reales y que intenta aprovechar la pandemia para atacar al Reino Unido. Una estrategia que nos resulta a los catalanes muy, muy familiar:

«El SNP y sus acólitos no han tenido ningún reparo en socavar la Unión [británica] en cada oportunidad que se les ha presentado a lo largo de la pandemia; una estrategia que ha sido estupenda para los números en las encuestas, pero que ha llevado a que casi la mitad de los 20 principales focos de Covid-19 de Europa se encuentren en Escocia».

Eso sí, al igual que aquí, la gente está cada vez mas cansada de este interminable día de la marmota y pasa cada vez más de los cantos de sirena d elos nacionalistas:

«Mucho más notable es la falta de interés en el anuncio de Sturgeon. Es cierto que Westminster estaba distraído con los tejemanejes fiscales de Boris Johnson, pero incluso al norte de la frontera hubo una reacción mucho más discreta a los pronunciamientos de la Primera Ministra que a sus declaraciones anteriores. Las ediciones escocesas del Times y del Daily Telegraph, por ejemplo, relegaron la noticia en su portada a una pequeña nota y la BBC de Escocia, por su parte, enterró el anuncio en su página de inicio.

Las razones de esta reacción pública tan apagada son dos. La primera es la simple credibilidad: pocos, aparte de los incondicionales del SNP, creen seriamente que Sturgeon será capaz de celebrar un plebiscito a finales de 2023. Ya en 2014 hubo nueve meses de negociaciones entre Holyrood y Westminster sobre la logística del referéndum antes de que dos años de campaña frenética terminaran con un veredicto con una participación del 84,6%. Teniendo en cuenta la desagradable costumbre del Covid de desarrollar cepas infecciosas como la variante Delta y las llamadas a nuevas restricciones en 2022, ¿cómo podría llevarse a cabo el mismo tipo de campaña con visitas puerta a puerta y una participación similar para garantizar la legitimidad?

La segunda razón es aún más sencilla: ya hemos oído todo esto antes. Incluso antes de las elecciones escocesas de 2016, el SNP insinuaba otra votación, apenas 18 meses después de la primera. En octubre de 2016 Sturgeon abrió una consulta sobre un proyecto de ley de referéndum de independencia; en mayo de 2017 el Parlamento votó a favor. La legislación se pospuso entonces (sin sorpresa) hasta 2018, nominalmente por las negociaciones del Brexit, pero convenientemente después de que el SNP experimentara un retroceso en las elecciones generales de 2017. En abril de 2019, Sturgeon propuso otro referéndum antes de las elecciones de 2021; en enero de 2020 abogó por un recurso legal para forzar otra consulta».

Es todo muy cansino. Y muy inñutil. Y muy dañino.

En Escocia y aquí.

Dolça i repetitiva Catalunya…



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , ,

8 comentarios

  1. La gente allí está muy escozía

    Jaja

  2. La ingesta de wiskey es desproporcionada en Escocia.

  3. Taifas y más taifas, Europa va lista… Anda que no va ser fácil que nos conquisten musulmanes, chinos o cualquier comunidad socio-política que se lo proponga…

  4. Pues aquí estoy con Boris.

    Estos soplagaitas y cantamañanas tuvieron la oportunidad de votar SÍ y, a pesar de tanto folclore, tanto kilt, tanto güisqui y tanto tartán, se achantaron y votaron NO.

    Por mí, que se queden otros 300 años con los ingleses en el UK. Por fantoches y pelmazos.

  5. Esta marimacho escocesa será todo lo pelma que queráis.
    Ahora, cuando Isabel II visita Escocia, sale a recibirla, se inclina y canta el Dios Salve a la Reina.

    Y aquí, una Colau cualquiera se permite hacer desplante tras desplante al Rey.

  6. Según mi criterio no es lo mismo Escocia que Cataluña, no veo paralelismos. Escocia fue nación hasta 1707 y Cataluña no lo ha sido nunca . El independentismo escocés puede tener razón de ser y el independentismo catalán es una patraña absurda con pies de barro.

  7. ¿Creíais que me iba a olvidar? No, dolços, no: la vuelta del RAC1 retransmitiendo al Farça contra la Bayern de Moníque (sic). Nuestro vicio inconfasapla: «la sentrada, la ramatada, la rab0t@da (con perdón) y el gal» (sic). Dulce melodía para nuestros oídos propios de bestias con baches genéticos 😂😂😂😂😂

    Enjoy it, picaruelos.

    https://youtu.be/2oV-mrv-T20

  8. El Brexit ha hecho subir los salarios en toda Gran Bretaña e Irlanda del Norte a la par, que aumentan los puestos de trabajo. Duro golpe para los separatistas escoceses que, estaban como locos para aprovechar la coyuntura y salirse de la Unión Jack volviendo al seno de la Unión Eurabiapea. Si no ganan los nacionalistas ahora, ya no ganan nunca: Quebec style.

    Hoy la gran noticia para el catalanismo es que anoche no les cayeron OCHO y, que sólo les cayeron TRES.

    El gran Tomás Roncero lo deja claro en su penúltimo hit.

    https://youtu.be/t1AntftFVdU

    ¡Caramba! 😂😂😂😂😂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.