Lluís Bassets: els separatistes no són gent de fiar

¿Es casualidad o producto de su ideología?

El periodista Lluís Bassets acaba de publicar en Galaxia Gutenberg un dietario, Les ciutats interiors, escrito durante la pandemia. Un libro en el que, por su género, aborda múltiples y variados temas con la pluma rápida de qui hi té la mà trencada y la experiencia que dan los muchos años de periodismo.

Pero lo que nos ha llamado la atención es lo que Bassets escribe el 3 de mayo a propósito de aquellas declaraciones de Sandro Rosell en el sentido de que, si pudiera, votaría a favor de la secesión de Cataluña de España… para, a continuación, tomar el camino del exilio y pirárselas de la recién nacida Reichpubliqueta de Catadisney. Una chorrada, una estupidez para intentar quedar bien con todos… pero quizás síntoma de algo más, cree adivinar Bassets:

«De tota evidència no es refia gens dels qui governarien el nou estat independent i amb tota la raó del món: el pitjor de l’independentisme no és la idea de la independència sinó el caràcter, la personalitat i les idees morals dels independentistes.

No són gent de fiar. Si governant una autonomia constitucional han demostrat la seva ineptitud i, el que és pitjor, la seva deslleialtat envers tothom, els seus i els altres, els de dins i els de fora, imaginem què farien si tinguessin l’oportunitat de governar tots sols un Estat independent.

L’independentisme real és antipluralista. La seva capacitat per tolerar la dissidència és nul·la

Acierta Bassets cuando dice que los separatistas no son de fiar. Es verdad que son ineptos y desleales. Es muy cierto que son totalitarios y alérgicos a quienes piensan diferente que ellos. Es innegable que la República bananera de Catadisney sería un infierno del que no solo Sandro Rosell huiría…

Pero se le escapa a Bassets una clave (o no ha querido explicitarla): no es casualidad que los líderes separatistas sean así. No es que haya una idea buena, la secesión, con tan mala suerte de atraer a locos, tarados, frikis y gente de poco fiar en general.

Lo que ocurre es que la idea separatista atrae a estos tipos de manera natural porque es una idea inmoral, antipluralista, totalitaria, que pasa por encima de la realidad como una apisonadora a la que no le importa destruir todo lo que encuentra a su paso.

Es más, si por casualidad (esta vez sí) llega al mundillo del nacionalismo alguien de buena fe, acabará corrompido por ese ambiente tóxico y se acabará mimetizando con ese «caràcter, personalitat i idees morals dels independentistes» que fan tanta por i angúnia.

Lluís, la idea del separatisme i la ínfima qualitat moral dels que la defensen no és una conjunció accidental, sinó una conseqüencia lògica.

Dolça i corrompuda Catalunya…



Categories: Pensando bien

Tags: , , ,

10 comentarios

  1. España, nido de traidores, ayer y hoy

  2. JO CON AYUSO la nueva musa del globalismo

  3. El pitjor de l’independentisme no és la idea de la independència ……. sinó el caràcter, la personalitat i les idees morals dels independentistes.
    A mes de una tendencia irreprimible per/para ROBAR

  4. Sí, no son nada de fiar; pero aunque lo fuesen de secesión nada que toda España es de TODOS los españoles.
    Que son destructivos, agresivos, violentos, delincuentes, etc. ha quedado más que demostrado y quién no quiera verlo que se vaya a Waterloo (o cualquier rincón de la tan adorable Bélgica).

  5. A toro pasado todos somos Manolete

  6. Esta crisis del coronavirus chino ha retratado a todos:

    A Pedro Sanchez-Ivan Redondo, a los 17 Presidentes de las autonomias, a los sindicalistas «liberados» de Sanidad que se han negado ayudar y al resto de cada uno de nosotros, desde al que ha traído la compra al vecino anciano encerrado en su casa, hasta a los egoístas que desafían al coronavirus acudiendo a fiestas prohibidas donde contagiarse y contagiar.

    Y la prueba no ha sido baladi, tanto por su extraordinaria duración como por sus terribles consecuencias:

    decenas de miles de muertos, muchos mas con graves problemas de salud, que nadie sabe si duraran, cientos de miles de tiendas cerradas y autónomos en la ruina, muchos mas trabajadores sin trabajo y sin esperanzas de tener algún día uno…

    si; la experiencia dice alto y claro quien es quien.

    Esta señora Ayuso ha demostrado que se pueden hacer las cosas mejor, afeando la conducta de los demas politicos, especialmente a gentuza como Ivan Redondo-Pedro Sanchez cuya reaccion ha sido no emular, inspirarse y trabajar mejor en nuestro beneficio, sino intentar derrocarla y ensuciar su figura en nuestro perjuicio. Perjuicio de enfermedad, ruina y muerte.

    Cataluña y España necesitan Ayusos.

    El pujolismo del 3% de la envidia, el resentimiento y la confrontación tiene que desaparecer.

  7. I sabel
    N atividad
    D íaz
    A yuso

    ¿Casualidad? No lo creo.

    ¿Verdad, Eduardo? Si es que somos la leche 😆😆😆 💪💪💪

  8. El nazismo atraía porque exaltaba a una raza superior basada en el etnocentrismo. El comunismo, porque es una religión que mediante el culto y sumisión al Amado Líder, promete a los acólitos el paraíso en vida. El fascismo y el socialismo (que son la misma ideología, aunque las ratas periodísticas no se enteren), porque el Estado debe serlo todo para los súbditos.

    Por eso, entre el nazismo, el comunismo, el socialismo y el fascismo son tan similares en lo ideológico. Apenas hay diferencias sustanciales en sus bases. Prometen lo mismo a cambio de lo mismo, siempre.

    ¿Y qué pintan los nacionalismos? Pues que de todas las ideologias de los siglos XIX-XX los nacionalismos, son las ideologias más imbéciles con rotundidad.

    Euskerismo, catalanismo, galleguismo, andalucismo y los canarios: pasan de la extrema derecha a la extrema izquierda de década en década; del [email protected] al ateísmo y luego al islamismo, sin vergüenza alguna; de la lucha de clases al RH sanguíneo, sin excluir a plantas y a los animales; de divinizar al terruño, a la lengua y a la tribu, a ponerse una jaula en la cabeza o una boina tamaño XXL.

    Los nacionalismos atraen a los más idiotas, unos por subsistencia, otros por arrastre y por falta de personalidad, y otros por mero modus vivendi.

    Y lo más patético, que las juergas nacionalistas las pagamos todos los españoles. Un billón de pesetas de 1988 a 1991 nos costó «Barcelona Ponte guapa.» La cantidad de billones la opacidad fiscal medieval de ETAlanda y Navarra, sin contar la sangre terrorista.

    No hay nacionalismo sin terrorismo, de izquierdas, por supuesto.

    Y detrás del comunismo, del socialismo/fascismo y de los nacionalismos, ¿quién está? Las logias. Y detrás, el narco.

    El pueblo de Madrid ha hablado. Ahora, que algunos tomen nota.

  9. Lo semejante atrae a lo semejante

  10. El comunismo atrae a la misma ralea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: