Tres escenarios para el futuro de Cataluña y toda España

Hay que atreverse a superar el nacionalismo de una vez.

Juan Claudio de Ramón es de los que, aunque no estés de acuerdo con todo lo que dice, siempre aporta reflexiones atinadas que deberían incluso hacer pensar a algún nacionalista, si es que queda alguno que no haya sido abducido por completo por la secta lazi. Y además, siendo madrileño, entiende Cataluña como pocos y no se ha tragado los mantras nacionalistas que tantos analistas acomplejados (no nos vayan a acusar de ser unos ultras insensibles a la realidad “plurinacional” del Estado español) repiten acríticamente. Su Diccionario de lugares comunes sobre Cataluña (si quiere puede comprarlo aquí) sigue siendo una obra imprescindible parta situarse en el debate actual i evitar els paranys lèxics nacionalistes.

El pasado 1 de octubre de 2020 Juan Claudio desarrolló una ponencia, a propuesta del Club Tocqueville, sobre los escenarios a los que nos enfrentamos tras el ataque contra Cataluña y toda España lanzado por el prusés, una ponencia que el propio De Ramón sintetiza en un interesante artículo en El Español. Jugando con los diferentes significados del término “cerrar” empleado en el lema “Santiago y cierra España”, Juan Carlos nos ofrece 3 opciones: Cierre como disolución. Cierre como batalla. Cierre como madurez.

El primero supone el fin de España: Lo que se disuelve es el Estado fraguado hace cinco siglos. Nos separamos en tres o cuatro o cinco o quién sabe cuántos nuevos jibarizados entes estatales”. La victoria del odio.

El segundo supone instalarse en una batalla perpetua, “una de esas situaciones que se llaman de equilibrio catastrófico, en que nadie logra vencer. Habría mucho que matizar en este escenario, porque el equilibrio nunca es estable y los factores en juego se pueden afinar bastante más, pero dejémoslo aquí.

El tercer escenario es uno en que España deja atrás su “problema territorial” y no lo hace con concesiones al nacionalismo (en esto Juan Claudio, que ha vivido de cerca la experiencia canadiense, tiene muy claro que el nacionalismo es insaciable), sino con una forma muy dolça:

dejar de buscar un encaje que ya se ha producido y querer arreglar lo que no necesita arreglo. Sentirse a gusto en España. Cesar en el reconcomio. Vivir felices de ser españoles y catalanes, sin tener que renunciar a ninguna rama de esa plurisecular tradición dual. Abstenerse de inducir en los catalanes una malsana hipocondría identitaria.”

No lo dice, pero es lo que nosotros llevamos pidiendo desde que nacimos: superar de una vez el nacionalismo.

Lo ve difícil por una razón: la actitud de la izquierda española, siempre dispuesta a pactar con quienes desean destruir España. Como “el PSOE, que desde los días del Pacto del Tinell mantiene un rumbo coherente de preferir la alianza con el enemigo remoto en desprecio del adversario próximo“.

Triste pero cierto. También hay otros obstáculos, entre ellos (y no es menor) el grado de fanatismo y odio en que ha degenerado el mundo nacionalista. O la frivolidad de tantos que piensan (hola elitistas de Madrid) que la cosa amainará sola, o que es mera cuestión de dinero; el suflé, vaja.

En cualquier caso, viene bien reflexionar sobre lo que nos jugamos y, aunque la tarea sea difícil estamos convencidos de que vale la pena. Hay mucho miserable, sí, pero más es la buena gente dolça que ama su país y no quiere dejar que se lo arrebaten. Será difícil, pero hay esperanza.

Dolça i reflexiva Catalunya…



Categories: Pensando bien

Tags: , ,

10 comentarios

  1. Para GOE29,
    He conocido un doctor en Historia por la Universidad de Barcelona que no había oído hablar nunca de los campos de exterminio dels Omells de N’Gaia…
    Esta dicho todo…

  2. Lo malo es que nos van a endiñar la opción A y la B simultaneamente. Plurinasiones (de facto ya existen, para que nos vayamos acostumbrando), y conflicto perpetuo, ya que los nazionalismos son pannazionalismos, y buscarán la anexión/expolio de regiones límitrofes (Navarra, Valencia, Aragón y Baleares, etc…)

  3. Realmente los lazis están consiguiendo que los españoles pensemos “que se vayan”. Que dejen de dar la murga, se larguen de las instituciones, desaparezcan del Congreso y de nuestras vidas. Que nos dejen vivir en paz y tengamos una política no dependiente.
    Sería liberador.

    Aunque en realidad a los lazis no les interese separarse de España, porque viven de los chiringuitos -que ya no tendrían- y de chantajear a todos los Gobiernos.
    Ya nos gustaría verles en la miseria que se merecen.
    ¿De qué iban a vivir?
    Sobre todo si lo que venden es al resto de España..
    Claro, que somos tan id iot as que fijo que les compraríamos su mercancía. Y la UE tras unos años tb les admitiría.

    Total, que siempre salen ganando.

    Aquí lo que pasa es que detrás de ellos se irían los vascos y a saber quien más. ¿Baleares, Valencianos? Lo de los países catalanes ha ido calando como la gota que no cesa. Baleares está tomada hace años.
    Por eso no podemos dejarles ir. Por eso y porque ni siquiera son mayoría. Pero lo serán.

    Y bueno, España sería mucho más pobre, mucho menos influyente, con mucha menos costa y pesca, con menos turismo, y sumida en la pobreza. Justo lo que parece querer el Gobierno actual.

    ¡Vaya panorama!

  4. Yo sólo veo ,en Catalunya al menos,que nos estamos dejando invadir cada vez más por los antiespañoles( más que separatistas,son antiespañoles)y por los musulmanes,que son tratados como reyes por los antiespañoles. No sé si el plan que tienen es convertir esto en una República islámica,o quieren los votos de los musulmanes para luego obligarles a dejar de ser musulmanes,o yoquesé.

  5. Pasará lo que pasa siempre, algo en lo que nadie había pensado.
    Haría falta saberlo todo de todos para poder acertar con lo que va a pasar, como nadie sabe eso, todo es ir elucubrando hasta que la realidad te lo apaña a su manera

  6. Cataluña es ya la segunda Autonosuya con más M.E.N.A.S. tutelados por la administración

  7. El separatismo nos lleva a la República Islámica de Cataluña

  8. Tiene que ver con las elecciones catalanas y municipales que se celebran en Cataluña y es algo que me intriga, considero que Tabarnia es una idea potente y con mucho recorrido que sorprendió a sus propios promotores y que bien pronto pusieron el freno de mano por razones que desconozco aunque lo supongo: muchos amiguetes en los otros partidos políticos tanto constitucionalistas como secesionistas, que recelan -todos- de que Tabarnia fuera una opción real, publicitada y votable.
    Si alguien me puede decir qué sentido tiene que haya tres partidos políticos registrados en el Ministerio del Interior: Junts per Tabarnia, Tabarnia y Tabarnia Libre sino aparecen en el ruedo político. A mi modo de ver las elecciones en Cataluña no se celebran en igualdad de condiciones, no sólo por el injusto sistema electoral que premia las provincias y despoblados, cuando las instituciones, colegios profesionales, claustros de universidades, asociaciones que viven pendientes de la subvención o creadas para tenerla, ayuntamientos, medios de comunicación…, todo está bajo el poder omnímodo de los nacionalistas y lo que pueda quedar, está en manos de la Colau o del PSC de Pedro Sánchez e Iceta e Iglesias, eso lo que queda libre de las garras del nacionalismo opresor de libertades, es decir los tontos útiles o valedores del secesionismo más rancio.
    Siendo así, Tabarnia debería presentarse a las elecciones catalanas y locales y empezar a rodar porque no vamos los constitucionalistas sobrados de ideas brillantes y fácilmente defendibles que recolocarían todo el mapa catalán.
    ¿Quién teme Tabarnia? ¿los propios promotores’, porque si en estas elecciones del día 14 se van a presentar partidos o plataformas como Recortes Cero (me lo expliquen); Primaras por la Independencia ( rebotados de otras independencias), Per un Món Mes Just ( el programa debe ser la leche); Alianza por el Comercio y la Vivienda (¿dígame?); Izquierda en Positivo ( contradicción en los términos), Partit Comunista des Treballadors de Catalunya (glup, la moto no que es mía), ¿Cómo no iba a poder presentarse Tabarnia con muchas opciones?

  9. Yo a veces me doy por vencido y asumo que, igual que nos dejamos invadir por los moros bastantes siglos atrás, ahora nos dejamos invadir por los nacionalismos y por otro tipo de escoria. España es mucha España, pero nada resiste el sistemático acoso desde dentro durante mucho tiempo, y nosotros ya llevamos un par de siglos. Yo me pregunto, los que quieren destruirla, qué habrán conseguido cuando España no exista. ¿Vivirán mejor? ¿Desaparecerá la corrupción? ¿Los políticos, por arte de magia, serán mejores?

    Yo me siento muy español, pero empiezo a estar muy cansado de ir a contracorriente. A veces me dan ganas de enviarlo todo a la m*, de irme a otro país donde la gente se sienta de ese país sin discusiones ni complejos. Yo solo quiero sentirme español (no necesito enarbolar banderas, pero sí necesito que no nos neguemos, que nos valoremos, que nos queramos), pero no me dejan.

  10. Hay 3 escenarios:

    -el jod**o
    -el muy muy jod**o
    -el Camp de Treball nr 3 del SIM de la Generalitat d’Omells de N’Agaia.

    Una pista… el correcto es el largo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: