Així s’ensorra el “mite català”, explicat per un dels seus inventors

En los rincones de España por el solo hecho de ser catalanes los escuchaban como a oráculos”.

Es cierto: hasta la llegada del nacionalismo, los catalanes hemos tenido mucho prestigio en el resto de España, reputación de trabajadores, prácticos, espabilados y honrados. Jordi Pujol vivió de eso y supo utilizarlo para desplegar su Programa 2000 de nacionalistización y conseguir que encima las élites cortesanas le nombraran “Español del Año”. ¿De dónde sale el “mito catalán”? Com es destrueix?

Francesc Cambó, un dels fundadors del nacionalisme polític, va escriure diversos escrits que ell titulà Meditacions. La del 26 d’abril de 1940 és força significativa per entendre d’on surt el “mite català”, i com el separatisme ho va ensorrar:

“En la segunda etapa parlamentaria se produjo un hecho que contribuyó fuertemente a la creación del ‘mito catalán’. Desde mi primer discurso comencé a ejercer sobre Antonio Maura una sugestión que se fue acentuando hasta su traspaso. La carta que me mandó al día siguiente de mi debut parlamentario era una expresión bien clara de esto. Y como en aquel momento Maura tenía en España un prestigio inmenso, mi influencia sobre él ayudó, y mucho, a forjar el ‘mito catalán’, y a dar a toda España la sensación de superioridad de Cataluña y de los catalanes; sensación que no les ha ofendido nunca. Lo que ha ofendido y ofenderá siempre a los castellanos es la sensación de que los catalanes quieren separarse, quieren alejarse, quieren inhibirse. En aquella época eran expresiones corrientes estas: ‘Hay que catalanizar a España’, ‘Ustedes tienen que venir aquí y gobernarnos’ (…)

Mis campañas parlamentarias, que culminaron en los dos años 16 y 17, la Asamblea de parlamentarios y la actuación de Ventosa y mía en el gobierno nacional fueron factores importantísimos en la extensión y fortalecimiento del ‘mito catalán’.

Yo recuerdo como en aquellos años me lo contaban viajantes de comercio: ‘En los rincones de España por el solo hecho de ser catalanes los escuchaban como a oráculos’“.

Solo esto ya basta para ver cómo buenos gobernantes implicados en el bien común español pueden construir una reputación general de los catalanes, y cómo nadie del resto de España nos odia por ser lo que somos. Pero si avanzamos en las Meditacions vemos también cómo la participación del seny catalán en el interés general puede evitar tragedias:

Si en aquel período yo me hubiera unido a Maura, el cual, sin ningún modo de duda, me habría proclamado su segundo… con derecho a futura sucesión, se habría producido en España una inmensa satisfacción y, probablemente, habría cambiado el curso de la historia de España y se habrían evitado muchos desastres que después hemos tenido que lamentar”.

¿Cómo se destruyó la reputación de los catalanes en los años 30? Cuando apareció el separatismo y llegó al poder de la mano de ERC y Estat Català, procurando la secesión y la confrontación con el resto de España:

La campaña ‘pro-autonomía integral’, iniciada cuando el mito tenía el máximo prestigio, causó en España una profunda desilusión y una gran amargura. Portago, el infeliz Portago, supo expresarlo con esta frase, que lo dice todo: ‘Creíamos tener un estadista y ahora resulta que no sabemos si es español’.

En muchos, la decepción de aquella campaña derivó en rencor; en los mejores, en desconsuelo, con la esperanza de un reencuentro.

Y el año 21, al ir yo a Hacienda, se restableció el mito, debilitado sin duda. Apareció de nuevo el año 30… y se hundió definitivamente el año 31, cuando España conoció la clase de hombres en quienes Cataluña había depositado su confianza”.

Li sona, oi? Igualito a lo que ha hecho el nacionalismo 80 años después: los catalanes de seny nos ganan el prestigio, y los separatistas arrauxats lo dilapidan.

Dolça i desprestigiada (per l’egoïsme nacionalista) Catalunya…

 



Categories: Pensando bien

Tags: ,

22 comentarios

  1. Indapandensiá
    domingo, 31 de enero de 2021 • 9:27

    El caso es que no me he servido de ninguna ucronía, sino que he explicado que a Franco no le convenía la guerra y hasta es posible que no la quisiera.
    Por otro lado, los planes de Mola y Sanjurjo eran muy distintos de los suyos y a saber lo que habría pasado si no llegan a morir en sendos accidentes de aviación.
    El episodio de Don Juan viene en apoyo de idea de que Franco estaba solo.

  2. Si no hubiera habido guerra civil, Franco o se hubiera exiliado de España, o los soviets le hubieran fusillado. Y a partir de ahí: ni tensiones con don Juan, ni con Pablo VI, ni con el PCE.

    Las ucronías, están muy bien, pero la realidad es la que es y la que fue.

  3. Indapandensiá
    sábado, 30 de enero de 2021 • 18:41

    Si no hubiera habido guerra, Franco, como capitán general, hubiera vivido muy tranquilamente. Como dictador, no tuvo ni un minuto de descanso. Desde fuera, parecía que lo tenía todo controlado. Desde su óptica, no estaba tan claro. Vigilaba cada movimiento que le pusiera en peligro.
    Se reuniò con Don Juan y le dijo:
    – No tengo a nadie en quien confiar.
    – Pues yo confío por lo menos en cien, respondió el otro.
    Y de esos cien, noventa y nueve iban a contarle a Franco, inmediatamente, cualquier movimiento que hiciera el padre de Juan Carlos I.
    A Franco le interesaba, en primer lugar, tener todo en calma, y por ese motivo mimaba a Cataluña y al País Vasco.
    Los comunistas podían incordiar, pero él había vencido al comunismo y más allá de que pudieran atentar contra su vida tampoco representaban un gran problema. Éste se dio con el cambio de papa. Pablo VI sí que fue un incordio grande.

  4. Hay una cosa q siguen haciendo muy bien los catalanes, de tradición esclavista. Y no es otra q estrujar al maximo a los trabajadores, tratarlos como esclavos, por 4 perras, saltándose la.ley (aquí es lo q se lleva) mientras el pijo-progre.hijo de.papa, q heredo la empresa del.abuelo, se.las de de revolucionario separata.

    Cualquiera que haya estado en una.multinacional normal y en una empresa pequeña o grande catalana, sabrá de.lo.q hablo.

  5. Diegos
    Pues eso todavía pasa como normal pero todos aquellos que decían que eran del atlétic porque todos sus jugadores eran españoles .
    Las risotadas de los abertzales desde Santurce a Bilbado y alrededores se oían en Islandia.
    Esta claro que en España hay tontos muy tontos y encima en manadas.

  6. Eso le pasaba a un amigo mío que de pequeñito era muy del Barsa…pero claro, luego vió que jamás asomaba una sola bandera de España en las gradas.

    Y claro, hace ya 30 años sólo es del Pucela.

  7. Más sencillo que eso, las empresas catalanas están fuera de mercado , pida un presupuesto a otra empresa fuera de Catalunya y Vascongadas y para hacer cualquier cosa y verá que es inviable.
    Sus estándares por su propio doping los han echado del mercado.
    Ejemplos : el más palmario el del prototipo de fascismo canyi a ver quien le hacía la competencia a la Ferrusola vendiendo flores , otro : dar empleo a valencianos y mallorquines como maestros y profesores para luego vender todo lo impreso en catalan por las editoras catalanas.
    Una vez pedí presupuesto a una empresa de artes gráficas para hacer unos catalogos impresos (todavía no estaba generalizado el uso de los CD ,pen drives o simplemente internet) vino un sr. que parecía un marqués una tipa que ni la Gimpera en sus mejores tiempos (marketing del bueno) vieron nuestras instalaciones y !oh! cara de sorpresa , aquello no podía estar fuera de Catalunya.
    Presupuesto un 240% superior al peor que nos pasaron empresas valencianas y de otras partes de España.
    La nueva picaresca está ahora en el siglo XXI en Catalunya. ! Catalanes hay que arremangarse , los burros hace tiempo que han empezado a volar y lo hacen de cine.
    Ah! Y el mármol turco importado de Turquía en los fastos del 92 para Barna y Seviyiya por quien vds. suponen , por honorable decreto.

  8. Indapandensiá
    sábado, 30 de enero de 2021 • 10:43

    « Todo para diluir el catalanismo entre la población».

    No fue por eso. Franco entró en la guerra porque no tenía más remedio. Y una vez en ella su lema fue morir en combate o en la cama. Su primera y principal intención como gobernante fue sobrevivir. Dejó de la ideología en cuanto se dio cuenta de que con ella no conseguiría sus propósitos. Tenía que quitarse problemas de encima y los que le podían crear los catalanes y los vascos no eran pocos, así que mimó a Cataluña y las Vascongadas,, en perjuicio de las demás regiones, sin más intención que la de su propia supervivencia.

    • Franco entró en la guerra, porque era militar, católico, patriota y porque le querían matar en su destino de Canarias.

      Desde 1939 y 1970 las religiones éuskera y catalanista estaban prácticamente inoperantes. En 1975 de hecho, la ETA estaba a punto de ser desmantelada. Y si la mayor demostración de fuerza del catalanismo fue la capuchinada de Sarriá, estamos apañados. El verdadero quebradero de cabeza durante el franquismo fue el comunismo, muy vincvlado con los separatistas.

      La idea de Franco para desmantelar los separatismos, colonizando esas regiones, no era mala. De hecho, la han practicado muchos países con éxito. Lo que nunca sospechó Franco, que la imbecilidad y el pesebrismo fueran tan contagiosos.

  9. ¿dónde está el prestigio de los catalanes, no solo en España, sino en Europa? Dónde están los empresarios catalanes, que ya no pintan NADA en el mundo de los negocios, salvo alguna rara avis, con la pasta bien lejos del terruño. Dónde están los periodistas catalanes de verdad. Dónde quedaron los derechos de los hispanohablantes”:

    DE ESO NO QUEDA NADA.

  10. Mis suegros se vinieron a vivir a Madrid, teniendo piso en Barcelona y casa en la Costa Brava..”:

    YO LLEGUÉ a Barcelona en 1969 con una buena preparación práctica, no me fue nada difícil encontrar un empleo aunque regularmente pagado de ahí que fueran necesarias 12 horas para vivir bien.

    Yo no conocía el catalán y sin embargo no notaba ningún rechazo, cierto que nunca me moví entra la burguesía. Sí escuchaba hablar en catalán a algunos compañeros pero dirigirse a ellos en español no suponía ningún problema. Lo que sí era cierto es que los cuadros de mando eran muy mayoritariamente “patas negras” (apellidos netamente catalanes). Tal era mi deseo de integrarme que ese mismo año compré una gramática diccionario que vi en el escaparate de la librería Bosch de la calle Balmes, aún recuerdo la autora Roser Latorre y en los viajes en metro para ir y venir del trabajo aprendí a leer y escribir catalán, luego con la aparición masiva de medios en catalán aprendí también a hablarlo.

    Así siguió hasta mediados de los 90 que fue cuando empezó todo el lío. A veces pienso si fue por Aznar hablando catalán en Madrid.

    Como tus suegros, yo también decidí largarme, de eso hace mas de 10 años, con la diferencia de que yo vendí prácticamente todo y compré en otras partes de España en las que la seguridad política y jurídica estaban mas aseguradas. No me arrepiento, vendí barato pero también compré barato y los inmuebles han estado ocupados sin grandes problemas, con el consiguiente rendimiento. Hoy se puede hacer lo mismo.

    • Que va. En 1987, mis suegros llevaron a su hija, hoy mi mujer, a un colegio internacional de Barcelona, para que empezara el pre-escolar lejos de las garras separatistas.

      En 1970 empezó el lio catalanista, y en 1975, muerto Franco, el cáncer se multiplicó. Hasta Tarradellas se lo olió. Con Pujol en 1980 la hispanofobia se hizo una constante creciente. En 1992 el odio a España era absoluto, disimulado por las escasas fuerzas reales. El quid fue cuando las FCSE se fueron de Cataluña en 1993. Aznar lo empeoró todo. Y con zETAp las bases del golpe se fraguron. Los Sorajoy les financiaron. Y con el Enterrador monclovita volveremos a octubre de 2017. Pero con el Rey con la soga al cuello.

      Mis suegros y mi mujer quieren conservar las casas, porque aún creen en los milagros. Yo creo que la irrupción de VOX en el Parlamentufo, puede ser una catarsis a corto-medio plazo. Eso si hay sorpasso y VOX se come a los centraditos.

  11. Ahondando en lo que dice Silvia, en su acertado comentario, recordar que los catalanes separatistas no se soportan entre sí, como para soportar a los “charnegos.” En Vascongadas y en la Navarra etarra, cualquier éuskero puede cambiar de provincia, valle o caserío, integrándose perfectamente con los endogámicos locales, más si es euskaldún (vamos, si farfulla la jerigonza local). Un catalufo será tomado por “sospechoso” y educadamente marginado, cada vez que se mude de pueblo, aunque sea de la misma comarca, hable solo en dialecto barceloní, tenga trescientos apellidos pasados por la maquineta catalanizadora, y vote a las tribus. Ese carácter tan extraño y extendido en la Cataluña más profunda, donde la consanguinidad es la norma habitual para salvar el patrimonio familiar, les ha hecho muy cortos de miras, muy cerrados y muy obtusos. Seas de un pueblo de 600 habitantes y solo una docena de apellidos, o de Barcelona, donde cualquier salvajada cuenta con amplio respaldo popular.

    Conclusión: los tarados mentales son más proclives a caer en las garras de los desalmados que se aprovechan de ellos.

    Cuando yo viví en las Tierras Baldías de la Tractoria más Oscura, los aborígenes locales hubieran dado para miles de horas de estudio para Darwin o para el National Geographic. Todos eran familia, lejana o cercana, pero todos divididos en clanes que o se amaban, o se odiaban, o se toleraba, pero sin mezclarse (consanguinidad cada vez más estrecha.) Muy chulos, cuando no estás delante de ellos. Muy muy muy pero muy cobardes, cuando les plantas cara. Ellas, mirando al charnego con una mezcla de odio y de deseo sexual, que aún me asombra. Donde el alcalde sí es un gurú y el cura el orácvlo, ambos catalanistas radicales y furibundos.

    Y el problema es ese: que el pobre andaluz, castellano, o murciano emigrado en Cataluña, por educación y por miedo a la autoridad, no se enfrentara a la warra, warro o warre de turno. Mal hecho. Un guantazo a mano abierta a tiempo, obra milagros. Y a quien proteste, otro más fuerte de regalo.

    Mis suegros se vinieron a vivir a Madrid, teniendo piso en Barcelona y casa en la Costa Brava, por estar hartos de sus convecinos. Ahora solo van para abrir las viviendas, y gastando mucho en seguridad para evitar okupas. Mis hijos no disfrutan sus veranos allí, o no del todo.

    Bueno, pues este es el resultado de 123 años de catalanismo. Que el 14-F sigan por el mismo camino, a ver si Caracas le supera en calidad de vida a Barcelona.

  12. No caigamos en la cursilería ni en el chovinismo terruñero. En Cataluña y en las Vascongadas había dinero, y donde hay dinero, hay pelotas cepillones y arrastrados. Pasa en todas las partes del mundo. Cuando un capitalista catalán se les aparecía a los empresarios de Cáceres, pues es normal que se les hiciera el koine Fanta de limón, pero de ahí a lo de recibirlos como iluminados a su gurú, va un abismo. Cambó era un fantasmón como bien demostró a lo largo de su vida. Los catalanes caían bien, porque en Cataluña había trabajo, buenos sueldos, maravillosos paisajes (gastronomía pésima) y porque los catalanes no insultaban a su Patria, ni a sus compatriotas, por lo menos, fuera del terruño.

    Sin Franco, Cataluña se hubiera quedado sin capitalistas, sin empresarios, sin obreros y hasta sin intelectuales. La cuestión estaba clara: Companys dejó a una Cataluña profundamente herida y desnortada. Fue Franco el que levantó la moral, hizo progresar a los catalanes y les devolvió el respeto a sus tradiciones. Y lo hizo a costa de otras provincias más necesitadas. Todo para diluir el catalanismo entre la población. La cosa prometía, hasta que la Iglesia catalana, influida por la Teología de la Liberación y el dinero de los [email protected], creó la Banca Catalufa, puso al educando del III Reich al mando y el catalanismo volvió a crecer. Con la inestimable ayuda de Suárez y de Felipe y de Aznar.

    Las cosas cambiaron en la era del nazional-pujolismo. Cientos de miles de funcionarios del Estado, huyeron de Cataluña: bien expulsados por ese Estado al que representaban, bien por el acoso lingüístico-etnicista de los endogámicos de las tribus. Los catalanes, ya empezaron a caer gordos cuando viajaban por las tierras de España: y se justificaban, los muy catetos, diciendo: “yo voto nacionalista pero no soy separatista, porque Pujol está haciendo mucho por Cataluña.” Mientras Pujol & Famiglia se lo llevaban a espuertas, y mientras insultaban a toda España. Los únicos que recibían al Amado Líder como si fuera a su Divino Orácvlo, fueron todos los Monclovitas y las sucesivas Oposiciones, por no hablar de los periodistas sicarios, cuyo koine destilaba aún más Fanta que los empresarios necesitados. Pero los que pagábamos la juerga, vía impuestos, eran los españoles. Casi UN BILLÓN de pesetas, nos costaron los JJOO del 92 y “Barcelona ponte guapa.”

    En esos 90s, el Divino Orácvlo se lamentaba, y con razón, de que los catalanes cayeran peor que los vascos, no habiendo terrorismo (¿!) en Cataluña.

    Ahora, que Cataluña se ha degradado hasta extremos dignos de Detroit, Tïrana, cualquier arrabal de Casablanca y de Nairobi… ¿dónde está el prestigio de los catalanes, no solo en España, sino en Europa? Dónde están los empresarios catalanes, que ya no pintan NADA en el mundo de los negocios, salvo alguna rara avis, con la pasta bien lejos del terruño. Dónde están los periodistas catalanes de verdad. Dónde quedaron los derechos de los hispanohablantes. Dónde está el derecho a la propiedad privada…

    ¿Nos tocará a todos los españoles salvar al Farça por 2da vez? 1000 millones de euros.

    Anda, Dolça Catalunya, no caigáis en la cursilería de Cambó, porque Cambó, como pensador político, valía lo mismo que cualquier [email protected] de C´s (valga la redundancia).

  13. Pues ya en los años cuarenta los catalanes nativos eran bastante bichos. A mi abuela,venida de Granada,no la querían atender en las tiendas por ser ” castellana”. A mi madre las niñas la insultaban y le decían con desprecio: ” andaluza, que os coméis el tomate crudo,qué asco” ( yo no sabía que en Cataluña no comían tomate crudo,pero así me lo explicaba mi madre ) Les llamaban también ” come chorizos”,como si comer chorizo fuese como comerse a otro humano o algo aberrante. Y cosas por el estilo. Siempre han tenido un espíritu de supremacía,con excepciones como en todo,claro.

  14. Cierto como que estoy vivo!!!!! En España lo catalán era línea a seguir para todas las cosas, lo sé porque lo viví, pero……. se lo han cargado todo con el ” España nos roba” y otras cosas.

  15. Lo que ha conseguido el nacionalismo de Pujol y su programa 2000:
    División y odio inculcado desde la niñez, repugnante.
    Huida de empresas y capitales, despreciable.
    Que tantos admiraran lo catalán, hoy lo desprecien, arrogantes.
    Que se considerara la máquina económica de España, hoy en decadencia, torpes e ignorantes.
    Fanatismo que lanzan continuamente boomerangs cargados de desprecio a todo lo español, vuelven, vuelven, también cargados, luego ignoran el origen y se cargan de victimismo, fanatismo ciego.

  16. Sí sí muy trabajadores ,recuerdo mi infancia en el colegio los trabajos que tenían los padres de los venidos de otras partes de España y los trabajos de los Catalanes,estos siempre en la garita con algún cargillo y los otros haciendo el trabajo sucio pero claro el mito de trabajadores se lo ganaron los catalanes .Con esto no quiero decir que aquellos catalanes fueran ni malas personas ni hospitalarios con los llegados de fuera ,pero trabajadores como tal ….

  17. Mirando hacia atrás veo que durante los tiempos de Franco en Cataluña salieron de algunas generaciones grandes emprendedores que, con medios limitadísimos, fueron capaces de competir al mismo nivel con empresas extranjeras mucho mas potentes en recursos propios. Hoy día, tristemente, ya no tengo esta percepción.

  18. En La Catalunya próspera tuvieron mucho que ver los andaluces, hay que decir las cosas tal y como fueron. Cierto también que tenemos carácter emprendedor pero actualmente somos una masa aborregada, borreguil y ciega, tan absurda que aquí no meten la pasta ni los albanokosovares.

  19. En aquellos tiempos en que vivía Franco, que algo estuviera hecho en Cataluña era como una garantía de calidad. Recuerdo que en programa de televisión presumía de que sus medias habían sido fabricadas en Sabadell. Hoy en día ocurre lo contrario, saber que algo procede de Cataluña induce a buscar otro producto igual, pero de otro sitio.
    Eso es lo que han conseguido los bárbaros esos. ¡Y sacan pecho!

    Los autores de esto no son catalanes, pero sí catalanistas:
    https://pbs.twimg.com/media/Es9g6xhXIAEfrnx?format=jpg&name=large

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: