¿Se acuerda? Cuando no había nacionalismo y Barcelona no paraba de fabricar coches

Com ens ha capat el nacionalisme!

El nacionalismo es una ideología del siglo XIX que consiste en someter todos los aspectos de la vida personal y social al idolillo lanació. Historia, educación, lengua, cultura, tradición, deporte, gastronomía, medicina, religión… tot ha de quedar subordinat al tòtem panteista parit per burgesets acèdics de diners i emmesellats d’afectació moderna. I sí, obviament també l’economia.

Pero no siempre fue así. Mejor dicho, esto de la hegemonía mental nacionalista tiene unas pocas décadas y ha tenido una vida muy sincopada en Cataluña: los años 30 del siglo XX y desde 1980 hasta hoy. Y aún así, la mayoría de catalanes ha huido se la ideología que causó millones de muertos en el último siglo. La immensa part de la història de Catalunya està molt lliure de nacionalisme i plena de ganes de viure la seva espanyolitat natural sense complexos.

Y cuando los catalanes decidimos llegar a lo universal a través de lo particular a veces nos salen cosas grandes. También en la economía. Como cuando éramos la fábrica de coches de España, con los Bonet, De la Cuadras, Hispano Suizas, Elizaldes… y biscuters como los que ve en este vídeo. On també surt en Cristòfor Colom, per cert, a quien ahora la alcaldesa que ha amenazado a la Nissan quiere derribar.

Avui com estem? Pues nada de nada. La mayoría de “empresarios” catalanes son rentistas alejados de su función social. No hay industria autóctona. La Nissan se pira; pronto le seguirá la Seat y muchas más. L’exconseller d’Empresa de la Generalitat, el gran Francesc Xavier Mena (huyó despavorido del “govern dels millors” cuando vio lo que tramaba Artur Mas) describió así lo que pasaría:

“Acabarán trasladando la operativa de los servicios centrales y, en muchos casos, la capacidad productiva (…) Más tarde vendrá el efecto inducido sobre las pequeñas empresas y los prestadores de servicios. A medio plazo, un desastre económico sin paliativos

¿Hay alternativa? En Madrid parece que sí; en Barcelona está claro que no. Sólo estamos al principio. Prepárese, porque poco a poco se irá apagando la economía catalana, con Barcelona cada vez más degradada y convertida en un residuo turístico para ancianos y estudiantes. 40 anys de nacionalisme han capat Catalunya per vàries (rabieu, pompeufabrencs) generacions.

Dolça i ensorrada Catalunya…

 

 



Categories: Economía

Tags: ,

5 comentarios

  1. Cataluña sin nacionalismo sería una de las partes de España más fértiles en todos los sentidos. Es una pena que la lacra nacionalista la condene a la desazón, la paralización y el resentimiento.

    No obstante, la parasitación política y económica nacionalista está dando otras regiones la posibilidad de prosperar notablemente.

  2. estos dias en palau robert exposición de montesa ( MOTO ” Catalana “) pero ya a las primeras de cambio dicen que era muy dificil encontrar piezas debido a la autarquía franquista .

  3. ¿Como debe ser la micropartícula del idiotismo social, que sea tan difícil de eliminar?

    Los humanos, sabemos que tenemos la mente para pensar y que cada uno se puede en principio alinear con determinadas tendencias o aptitudes……..Pero, siempre tenemos que pararnos un momento para analizar si eso que apoyamos es para el bien común o para los ideólogos avaros de dinero y poder. Seamos más individuos, con la condición de creer que no estamos solos en este planeta, sino que hay “algo más”- Cataluña, como tantos imperios potentes, tambien caerá, su problema es la superpoblación.

  4. Los que votan a Podemos y similares son tan autodestructivos y tan masoquistas como los nacionalistas.
    Aquí un errejonazo https://twitter.com/GACMadrid/status/1271851719983616004

  5. Era todo tan previsible que el hecho de que se haya desarrollado como se esperaba pone de manifiesto la indefensión humana frente a la estupidez. Las posibilidades que tiene cualquier ser humano en convertirse en una marioneta, si no anda vivo, son muchas.
    Pero es que luego hay otros, que por su posición social deberían estar a salvo y servir de freno, que en lugar de ello lo aprovechan en beneficio propio. Así ha ocurrido ahora con Google, que ha retirado la foto de Winston Churchill. La misma imbecilidad en todos lados.
    En Cataluña ya ha arraigado desde hace tiempo. En 1978 apenas hacían ruido los nacionalistas. Era un movimiento controlado, pero la mente perversa de Pujol lo avivó y lo hizo crecer. El tipo no se arrepiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: