Sàntxes i racisTorra? Lo que la història ens ensenya

L’apaivagament no és mai la solució del nacionalisme.

Hitler incumplió los tratados de Versalles y Locarno militarizando Renania  y el Sarre en 1935. Neville Chamberlain, ministro entonces de Hacienda de Gran Bretaña, dijo que la política de sanciones representaba “la culminación misma de la locura”, y las suspendió, aceptando el rearme de Alemania.

Hitler se apoderó de Austria en marzo de 1938. En agosto Hitler aseguró a sus generales que mientras Chamberlain gobernase, éste no le declararía la guerra. Chamberlain afirmó que “no debíamos formular una amenaza a Herr Hitler, en el sentido de que si entraba en Checoslovaquia le declararíamos la guerra”.

Hitler ocupó los Sudetes de Checoslovaquia en otoño de 1939 con el beneplácito de Chamberlain.

Hitler invadió el resto de Checoslovaquia en marzo de 1939 mientras Chamberlain callaba.

Hitler invadió Polonia en septiembre de 1939. Empezó una 2ª Guerra Mundial que l’apaigavament britànic havia afavorit.

¿Por qué se produjo esto? Lo cuenta el historiador Paul Johnson en su clásico Tiempos modernos:

“Las personas del tipo de Neville Chamberlain se sentían enormemente aliviadas cuando se reunían con Hitler y comprobaban que era capaz de hablar de un modo equilibrado y razonable. Pero todos sus efectos de ‘locura’ estaban cuidadosamente planeados. (…) Esta vanidad [de Roosevelt], que recuerda tanto la creencia de Chamberlain de que solo él podía ‘manejar’ a Hitler, se agravaba a causa de una sorprendente ingenuidad”.

En mayo de 2018 Sánchez dijo esto: “La elección del sr. Torra ha destapado las vergüenzas racistas del secesionismo (…) el sr. Torra no es más que un racista al frente de la Generalitat de Cataluña. Ara miri la foto del valgut d’en Sánchez amb en racisTorra i compari-la amb la d’en Chamberlain amb n’Adolf:

Aquesta pel.lícula ja l’hem vista a Europa fa 90 anys, i no ens agrada gens com acaba.

Dolça i agenollada Espanya…



Categories: Historia

15 comentarios

  1. Víctor Sánchez Del Real (VOX): el PSOE y el PP han sido los cómplices del separatismo durante 40 años

  2. EL PSOE DE BADALONA NO PERMITE NUESTRO ACTO PÚBLICO

  3. Los catalanes ya estábamos aquí hace 15.000 años

  4. «#NAVARRA APOYANDO A NUESTRA #GUARDIACIVIL Y A NUESTRA #POLICÍANACIONAL»

  5. La obra nueva se hunde un 55% en Barcelona por la hiperregulación de Colau

    El Ayuntamiento obligó a que uno de cada tres pisos de las nuevas promociones quede destinado a “vivienda social”.

    – Seguir leyendo: https://www.libremercado.com/2020-02-08/la-obra-nueva-se-hunde-un-55-en-barcelona-por-la-hiperregulacion-de-colau-1276651923/

  6. 4000 Millones para Cataluña gracias a Pedro Sánchez 08/02/20

  7. 042 – Companys y Azaña durante la Guerra Civil | Los delirios de Angel Viñas

  8. Mientras el gobiernos socialcomunista de Falconetti se arrodilla ante los separatistas machaca a las regiones de España leales:

    RODRIGO ALONSO explica el chantaje que está sufriendo Andalucía por parte de la sectaria Montero

  9. Todo empezó con la guerra civil española. Mientras Italia y Alemania mandaban tropas y material de guerra, el resto del mundo no dijo ni mu. No fuera a ser que Hitler se enfadara. Sí, esta peli ya la hemos visto…

  10. PONED una foto de Azaña y Companys.
    No os vayáis a Europa.ESTO YA HA PASADO.Y ha pasado AQUI.

  11. TRAS EL PACTO DE MÚNICH, TANTO CHAMBERLAIN COMO DALADIER, ( primeros ministros de Reino Unido y Francia, respectivamente ), CREYERON INGENUAMENTE QUE HITLER NO INVADIRIA PAÍS ALGUNO. EL DÍA 1 DE SEPTIEMBRE DE 1939, ENTRÓ POR DANZING, INVADIENDO POLONIA. DOS DÍAS MÁS TARDE INGLATERRA Y FRANCIA DECLARARON LA GUERRA A ALEMANIA. HABÍA NACIDO LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.

  12. Los Valencianos ya sufen, como Chequia o Austria, la tiranía expansionista de los nuevos nazis. No van con tanques está vez sino con una impresionante maquinaria goeblesiana de propaganda y adoctrinamiento, comprando medios y asociaciones cómo Accion Cultural del Pais Valencià, malversando decenas de millones de los catalanes para, en unos años, corromper la democracia y manipular la voluntad de los valencianos, su voto. Es lo mismo que hicieron aqui. No usan tanques, usan medios y escuelas.

    El objetivo no es otro que conseguir El Gran “Lebernsraum” nazi, los Paises Catalanes.

    Y cómo no, tal y cómo sucedió con Los nacionalistas alemanes, aquí están los Chamberlains de turno, Las marionetas del nazismo expansionista de los Hitlers de hoy, xenófobos como Torra o Pujol:
    https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2018/11/10/5be5cfc8e5fdeaee1e8b45dc.html

  13. La culpa no es de los niños, la culpa es de los padres que consienten que se salgan con la suya. A un niño puedes intentar, con las palabras apropiadas a su edad, que comprenda que lo que hace no está bien, pero si no comprende, no hay otra que imponerse. Y para ello no hace falta repartir tortas, basta con quitarle la playstation y dejarlo berrear hasta que se canse. Cuando vea que berrear lo le sirve para nada, dejará de hacerlo. Cuando vea que haga lo que haga para salirse con la suya, no le sirve de nada, dejará de hacerlo. Claro, esto requiere esfuerzo y perseverancia por parte de los padres, pero muchos padres prefieren ver la tele mientras sus hijos campan a sus anchas. Y luego se quejan de que los hijos les han salido así, cuando son ellos los que han creado a los monstruos.

  14. https://www.libremercado.com/2020-02-07/marcel-gascon-barbera-de-gobiernos-y-supermercados-89934/

    Hago esta introducción a propósito del ataque del gobierno del PSOE y Podemos a los supermercados. Culpar a agentes económicos privados de una crisis social es una vieja práctica comunista que no puede dejar de recordarme a uno de los fenómenos más elocuentes que viví en la Venezuela chavista.

    La Venezuela chavista impuso al poco tiempo del triunfo de la revolución un control del cambio de divisas que daba al Estado el monopolio en la venta de moneda extranjera, además de la potestad de fijar el precio.

    Cuando aquella fulgurante PDVSA que creó la Venezuela democrática prechavista aún sacaba más petróleo que nadie el mundo, el Estado venezolano vendía dólares a un precio irrisorio a casi todos los venezolanos que lo pedían. Pero la politización a la hora elegir empleados de una petrolera cada vez más paupérrima de cuyos dividendos sostenían a una economía cada vez más nacionalizada han acabado por matar a la gallina de los huevos de oro.

    El resultado es que no quedaron divisas para casi nadie. Las pocas que adjudicaba el Estado iban a parar a empresarios amigos del régimen, que en lugar de arriesgarse a exportar alimentos y los bienes de primera necesidad para las que se les habían asignado vendían los dólares a precios muy apetecibles en el mercado negro.

    Con todas las industrias nacionales hundidas por las nacionalizaciones, los venezolanos habían pasado a depender casi por completo de las exportaciones. Y como al Estado ya no le quedaban dólares que adjudicar, los sufridos empresarios que aún resistían heroicamente habían de buscar las divisas para comprar género en el mercado negro, donde el bolívar caía en picado a diario en medio de la demanda disparada de dólares.

    El plan del régimen había sido cubrir las necesidades de la población con las tiendas y supermercados nacionalizados. Pero, como siempre ha ocurrido con este tipo de planes, los negocios confiscados por el gobierno a los empresarios privados estaban siempre vacíos. Quedaban pues los supermercados privados, como antes de la revolución.

    En estos supermercados, y en un intento de evitar la especulación, el gobierno había fijado los precios según el coste de los productos, calculado al precio del único dólar que se podía comprar legalmente: el que vendía el Estado. Como el Estado ya no les vendía ningún dólar los empresarios compraban las divisas en el mercado negro, a un precio mucho más elevado que el oficial que les obligaba a romper la ley de precios para seguir ofreciendo género sin arruinarse.

    Consciente de que era la única forma de seguir abasteciendo a la población, el gobierno toleraba la ilegalidad. Pero a veces el precio del dólar paralelo llegaba a la estratosfera, y con él los precios de los supermercados privados, que se volvían aún más prohibitivos que de costumbre para desesperación de una población cada vez más empobrecida por la depreciación del bolívar.

    Para calmar la indignación del pueblo, el gobierno culpaba entonces a los supermercados, acusando a sus dueños de ser unos especuladores desalmados dispuestos, para hacerse aún más ricos, a dejar morir a los pobres de hambre. Y entonces aplicaba con rigor la ley de precios.

    Así lo hizo justo antes de las Navidades de 2018. Batallones enteros de la Policía Nacional y de la Guardia Nacional Bolivariana tomaron esos días los supermercados y obligaron a los empresarios a vender a pérdida al precio impuesto por el gobierno.

    Riadas de gente hambrienta se abalanzaba sobre los mostradores y las cajas para llenar la despensa de cara a las fiestas a un precio que podían permitirse. Algunos disfrutaban del saqueo programado insultando a los especuladores y dándole las gracias a Maduro. Otros, seguramente la mayoría, se resignaban a llevarse lo que podían sabiendo que su supervivencia pasaba por la ruina de hombres honrados. Los empresarios, mientras, asistían con espanto al espectáculo, contando en su cabeza las pérdidas.

    Días después de la explosión inducida de consumo los supermercados se quedaban vacíos. De gente, pero también de productos. La insostenible ley de precios era de nuevo ignorada, pero ya no importaba: ningún propietario iba arriesgarse a comprar más género sabiendo que los uniformados podían volver al día siguiente a obligarles a regalarlo.

    No olvidaré nunca las escenas desesperadas de rapiña, ni la incertidumbre desolada e impotente de tantos empresarios modestos que contra viento y marea hacían la vida mínimamente vivible en Venezuela. Como tampoco olvidaré la visita de un ministro socialista portugués de Exteriores a la nutrida comunidad lusa de Caracas, de la que provienen muchos dueños de supermercados y comercios.

    Empezando por el presidente de la comunidad, que acusó al gobierno de Lisboa de venderse por cuatro contratos millonarios a Maduro, los portugueses de Caracas -muchos de ellos madeirenses- le imploraron al ministro que intercediera por ellos ante Maduro. Que antes de hacerse la foto que iba a regalarle mañana al día siguiente dictador le exigiera que pusiera fin a aquel ataque frontal a los empresarios. El ministro esquivó la cuestión, incluso cuando yo le pregunté directamente si se la plantearía a Maduro en su reunión.

  15. Esa es una de las reuniones en las que todos tienen la intención de pegársela a los demás. El perdedor parece ser Sánchez, porque su desmedida ambición lo hace vulnerable, y con él todos los españoles. Nos tiene prisioneros, porque hay una masa de votantes ciegos de odio a la derecha que lo sostiene.

    https://www.informavalencia.com/2020/02/07/no-era-tan-redondo-ivan/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: