De Prada explica porqué del diálogo Sánchez-Junqueras no puede salir nada bueno

¿Qué puede esperarse de dos tipos que sólo miran taimadamente el modo de engañarse y timarse mutuamente?

Juan Manuel de Prada, además de un magnífico escritor, es de los que han entendido la raíz ideológica del nacionalismo y de los que distingue entre a virtud del patriotismo y el vicio del nacionalismo. Desde su impagable libertad, incluso se ha atrevido a explicar por qué tantos nacionalistas lazis son nietos de franquistas. Y es que estamos asistiendo al espectáculo del resentimiento de los hijos de papá del franquismo sociológico y la descripción que hace De Prada de este fenómeno es magistral:

“Aquellas generaciones del franquismo sociológico quisieron seguir medrando con la democracia; y, como no soportaban reconocer su adhesión servil a Franco, como no soportaban reconocer que sus patrimonios habían sido asegurados y acrecentados por Franco, se inventaron una mitología antifranquista, que sus hijos mamaron desde la cuna, hasta desarrollar ese resentimiento baboso y nauseabundo, tan peculiar de los hijos de papá que no quieren que se sepa cómo sus familias salieron del agujero”.

No es de extrañar que estemos atentos a lo que escribe De Prada, sin ir más lejos a su columna en ABC del pasado sábado, titulada Mesa de diálogo.

Allí sostiene que la mera aplicación positivista de la ley no arreglará el problema provocado por el nacionalismo (bé, parla de “problema catalán” encara que es refereix al problema separatista, que a la resta d’Espanya a molts encara els hi costa distingir). Está claro, la única solución viene de la superación de la ideología nacionalista.

A continuación propone una vía de salida: lo que Aristóteles denomina “deliberación”, que sería algo distinto del “diálogo” que nos quieren imponer. ¿Y en qué se diferencian?

La deliberación “exige amistad entre las partes”, mientras que en el diálogo las partes “sólo miran taimadamente el modo de engañarse y timarse mutuamente”. En la deliberación hay “unidad de mente”, mientras que en el diálogo “ninguna de las partes reconoce un «orden del ser», sino que buscan que prevalezcan sus opiniones fantasiosas o su mera voluntad de poder”.

Está claro que el diálogo de Sánchez y ERC no puede llevar a nada bueno; alejado a más no poder de la deliberación aristotélica, “sólo importa que se hable de cualquier cosa, aunque las palabras conduzcan a un callejón sin salida”.

Sabemos que el diálogo entre Sánchez y Junqueras es una peligrosa estafa, pero nos preguntamos si es posible la deliberación aristotélica que anhela De Prada. Lo decimos con profunda tristeza, Juan Manuel, pero en el mundo del nacionalismo no hay nadie que, a día de hoy, pueda aceptar las condiciones que requiere esa honesta deliberación; tan envenenados están de ideología nacionalista. Habrá pues que luchar para desintoxicar a cuantos aún estén a tiempo de desengancharse y, mientras tanto, aplicar la ley para que al menos no nos pasen por encima, esperando que algún día podamos tomar el camino que propones.

Y mientras tanto, a resistir a un diálogo cuyos resultados De Prada sintetiza así: “dejará una Cataluña irreconocible… y a España desgarrada”. Excepte que, com sempre, no han considerat la reacció dels dolços, de la gent normal, que s’estima el seu país i que són capaços de fer trontollar els plans dels poderosos sense escrúpols.

Dolça i necessitada de desintoxicació Catalunya…



Categories: Pensando bien

Tags: , , , , , , ,

7 comentarios

  1. la última frontera es el poder judicial, que ya está bastante apaleado desde el gobierno…
    si son capaces de derrotar al poder judicial, estaremos en una situación extremadamente peligrosa y de imprevisibles consecuencias…
    De Prada es muy optimista, pensar que dentro del nacionalismo hay alguien con el que se pueda deliberar nada es pura ficción.
    el nacionalismo ha constatado que puede hacer lo que le venga en gana, pues nadie hay enfrente, y cuando hay alguien es para echarle una mano…
    están absolutamente crecidos y de ninguna forma van a echarse atrás, la política de apaciguamiento no ha funcionado nunca con quienes no quieren otra cosa que generar conflicto permanente..
    vamos directos al precipicio, quizá habrá que darse la hos tia total para que mucha gente valore la democracia que tenemos y que está deteriorándose a pasos agigantados…
    lamentablemente no se valora lo que se tiene hasta que se pierde…

  2. Cuanta gente que pudieran aver sido buenas van ha sufrir sin darse cuenta cuantos palos reciviran

  3. Abascal comienza con la violencia de género y el mamadas acordándose de su compañera de partido……egoísmo que no falte.

  4. VIVA EL REY !!!!

    VIVA ESPAÑA!!!

    VIVA ABASCAL !!!

  5. ABASCAL SE ESTÁ SALIENDO HOY !!!!.

  6. Paso de leer el articvlo como paso olímpicamente de lo que diga, piense y escriba, ese individuo llamado Juan Manuel de Prada. De hipócritas ya está el mundo lleno, como para perder el tiempo con ellos.

    Sólo entro para decir, que las deposiciones orales que el Doctor Ultra Cum Fraudez en su discurso de golpe de Estado está soltado hoy, es puro guerracivilismo. Una amenaza a la España sana, en toda regla.

    Dios nos proteja porque los rojoseparatistas van a ir a destruirnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: