Rapapolvo al nacionalismo lazi en un digital norteamericano

Brutal síntesis de lo que vivimos para que los estadounidenses lo entiendan.

¿Cómo nos ven en los Estados Unidos? A juzgar por las trolas que nos cuenta Alfred Bosch, todo Estados Unidos está muy sensibilizado por lo que ocurre en Cataluña: en Nueva York casi no duermen y San Francisco és un clam. La realidad es muy diferente.

Reconozcámoslo: a la mayoría de los estadounidenses les importa bastante poco lo que sucede por aquí. Normal. Los que sí están interesados recurren a los medios americanos y, entre ellos, al digital Taki’s Magazine, uno de los más seguidos e iconoclastas. Allí encontramos un penetrante y documentado artículo, titulado The Catalan Passion y firmado por Jorge Montojo, que ya es todo un descubrimiento dolço y vale la pena leer.

¿Puede una región proclamar su independencia cuando no cuenta con una mayoría a favor? Es un juego perverso a base de mentiras e ilusiones, que rompe una sociedad y tiene graves consecuencias. La dulce Cataluña es la autonomía más burguesa de España. También la que, por romanticismo, ha tenido mayor fuerza anarquista (en la Guerra Civil fueron asesinados por los comunistas). Y, desde hace décadas, es uno de los focos de Europa donde más activos son los grupos antisistema.

La esquizofrénica situación actual es principal responsabilidad de unos muy corruptos políticos nacionalistas, que grotescamente defienden la supremacía del muy mezclado pueblo catalán. Resulta chocante comprobar cómo no pocos de sus acólitos descienden de andaluces o extremeños que fueron en busca de trabajo (despectivamente les llamaban charnegos), pero toma sentido cuando nos damos cuenta de que—históricamente en España—nada supera el fanatismo del converso.

Las protestas invaden la calle, animadas por los políticos que mandan en su parlamento (viene del catalán parlar, pero ocupa demasiado tiempo en sembrar odio). Por lo que ellos mismos reconocen sin vergüenza, necesitan más presión para sus fines y alientan a la violencia CDR (Comité de Defensa de la República), aunque Cataluña se consuma en un clima bélico.

De momento los efectos son que en Barcelona ya abundan los turistas de barricada, dispuestos a hacerse un selfie al lado de unos contenedores incendiados, tratando de asaltar un aeropuerto o corriendo tras una carga policial. Ha habido un efecto llamada de grupos radicales de toda Europa. ¡Incluso han venido los rusos!, y la Justicia investiga la actuación de una célula desestabilizadora del GRU.

En tal maremágnum de manifestaciones, autopistas cortadas, heridos, sabotaje y creciente terrorismo (se ha detenido a un grupo CDR que fabricaba explosivos y proyectaba asaltar el parlamento), el dinero huye. Empresas e inversiones, congresos y cruceros, se marchan a otras regiones españolas.

Lo peor es la fractura social: hay familias rotas, que no se hablan por culpa de unos vulgares políticos que pregonan un cainismo muy ibérico. Más que un pulso entre Cataluña y el resto de España, es una lucha inquietante entre catalanes que se sienten españoles y catalanes que desean ser independientes.

La última encuesta muestra que el apoyo a la independencia—que jamás ha contado con una mayoría—ha disminuido considerablemente. Y cada vez salen más catalanes que dicen a sus paisanos: “Si tú quieres separarte de España, yo prefiero separarme de ti.” Es la idea de Tabarnia, fabricada con sentido del humor en medio del absurdo, por el artista catalán Albert Boadella.

La responsabilidad también afecta a los diferentes gobiernos de España (populares o socialistas). Con la terrible miopía del mini-estadista que solo piensa a cuatro años y le da igual la siguiente generación, prefirieron pactar con el insaciable nacionalismo antes que formar una gran coalición. (Aunque parezca increíble, tal disparate está a punto de repetirse tras las últimas elecciones generales.)

El resultado ha sido la cesión de competencias como la Educación y el auge de un tribalismo tan paleto como engreído, que poco tiene que ver con la universal cultura catalana y la formidable historia de un pueblo marinero y comerciante. Así hemos llegado al absurdo de que en los colegios públicos de Cataluña no se puede estudiar en español. (Tal moda ha llegado también a las Islas Baleares y Valencia, donde, aunque no manden los separatistas, se demuestra que la estupidez es altamente contagiosa.) Choca frontalmente con la política educativa de países como Italia y Francia, donde también tienen la riqueza de hablar numerosas lenguas, pero a nadie se le ocurre prohibir el italiano o el francés en la enseñanza. Spain is different.

Barcelona es una de mis ciudades favoritas. Aquí nació mi formidable abuela Lucía Maristany, monárquica y orgullosa de su sangre catalana, vasca, mallorquina y gallega. La Ciudad Condal es hermosa y trovadora, sensual y cosmopolita. Camino con placer sus calles y tomo estupendas copas en oasis dipsómanos como Boadas y Dry Martini, donde uno puede charlar de todo sin necesidad de insultar a quien no piensa como tú. A veces me topo con algún separatista. Se queja que los españoles no les dejamos votar un referéndum, que somos como un matrimonio donde, tras cinco siglos de unión, tienen derecho a separarse; que no aceptan al Rey de España—su brava intervención paró el golpe de Estado—, aunque también sea Conde de Barcelona.

“¿Y qué pasaría con la parte que quiere seguir siendo española—pregunto—, los dejaríais ser independientes de vosotros?”. Algunos tolerantes dicen que por supuesto, pero otros lo consideran como un sacrilegio. Y luego abundan sobre la anexión de otros territorios que consideran suyos.

Sobra pasión y falta buen sentido, ese famoso seny tan catalán como la rauxa.”

Dolça i internacional Catalunya…



Categories: Mejor juntos

Tags: , , ,

10 comentarios

  1. El otro día ABC rescató de su fabulosa hemeroteca, y publicó de nuevo, una carta de Alexandra Tolstoi, hija del famoso escritor, en la que denunciaba los crímenes soviéticos. Dicha carta, que data de 1933, sólo se publicó entonces en ese diario, ninguno más se atrevió o quiso hacerlo.

    Así alertó la hija de Tolstoi en ABC del genocidio de Stalin: «¿Podemos llamar socialista a su dictadura?»
    https://www.abc.es/historia/abci-carta-hija-tolstoi-intento-alertar-atrocidades-stalin-1933-no-puedo-callarme-201807200332_noticia.html

    En la carta decía: Los bolcheviques la emprendieron primero con las clases enemigas, con los creyentes, los religiosos, los profesores, los sabios. Ahora la emprende con los obreros y los campesinos… y el mundo sigue callando. […] ¿Es posible que todavía haya quien crea que la sangrienta dictadura de unos cuantos hombres destructores de la cultura, la religión y la moral pueda llamarse socialismo?.

    Los jóvenes socialistas, podemitas, cuperos, masistas (de Evo Morales), castristas y bolivarianos, y otros que desconocen la historia, deberían leerla, y leer muchas más cosas de historia, que aprendan. Tienen que aprender mucho para que no nos lleven, de nuevo, a que se repitan esas atrocidades.

  2. Muy bueno. Sin embargo:
    https://www.abc.es/opinion/abci-algo-estamos-haciendo-201911282359_noticia.html

    La única explicación que encuentro a esto es la transferencia mensual desde la Gene, que probablemente viene de mucho tiempo atrás. Y yo me pregunto, aparte de la solución obvia de controlar definitivamente las cuentas de esa institución traidora, ¿por qué no se entra en esta odiosa puja?

  3. Una vez más,y ya van muchas, se desmonta toda la inventiva separatista. Y también sabemos que no sirve de nada en la mentalidad fanática del separatista, empeñada en inventarse derechos, desconocedores de lo que es la economía circular frente al España nos roba, conocedores de que no son mayoría,salvo que Psc y Podemos asomen la patita, y aún así hacerse los locos,queriendo ser nación,cuando una nación no es la de una sociedad dividida,salvo que Catalunya sea una nación plurinacional,como quieren que España lo sea. La parte que más me gusta es la del tribalismo,que andaba rondando por mi cabeza en mis reflexiones.Una sociedad como la catalana siempre en vanguardia del cosmopolitanismo y el europeísmo,que muta al arcaico sistema de tribus propio de épocas prehistóricas o no desarrolladas.Todo un cúmulo de huida hacia adelante de una clase política incapaz de dar soluciones coherentes a las demandas de una sociedad que necesita lo que todo ciudadano del mundo,que no es más que trabajo,protección,seguridad,bienestar,y sentirse parte de la sociedad,como lo es todo catalán de pleno derecho,en una España que lo respeta.

  4. Pues yo creo que lo ha dejado todo más claro que el agua. Y siendo que en EEUU la mitad de la población confunde España con México, el que lo lea entenderá rapidamente la situación.
    .
    Pero que sigan gastando el dinero del pueblo en sus charlas; fuera de aquí, dónde los idolatran cuatro borregos, el resto del mundo suda de ellos.

  5. Madre mía que artículo más brutal.
    Me ha encantado.
    Desde luego quien los escribe nos conoce y sigue la actualidad de cerca.

    Un saludo y mi admiración para este dolço

  6. Rapapolvo es lo que me dio mi señora cuando me fui a dar una vuelta en moto con los colegas. Lo del articulista este es como el chiste del MACUMBA…

  7. Jorge Montojo es un dolço como la copa de un pino !!!….una explicación contundente y sobre todo verdadera.

    Spain is different, que gran verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: