¿Dar una salida al separatismo? Que se la busquen ellos solitos

Advertencias para naifs de parte de un catalán escaldado.

Cansa bastante, pero no hay que abandonar, pues es mucho lo que nos jugamos. A la que pueden, en cuanto ha pasado el momento álgido, vuelven a las andadas: si les damos un poquito más de esto (dinero, competencias, blindajes…) dejarán de amenazarnos… porque en el fondo no son tan malos, no son tan irracionales, están esperando un gesto para tornar al seny.

Lástima que los catalanes libres de nacionalismo, que los conocemos desde hace mucho y tenemos que vivir con ellos, sepamos que no es verdad. Que no aflojarán hasta que nos impongan su proyecto totalitario y que cualquier concesión se utilizará para alimentar aún más el próximo golpe de estado, que ya otean en el horizonte.

Lo explica a la perfección el certero Alejandro Tercero, que nos advierte de que, si bien “el objetivo principal del procés –lograr la independencia de Cataluña– está lejos de alcanzarse (…) sin embargo, el procesismo sigue adelante. Aunque su intensidad no tiene nada que ver con la de hace dos años, los principales líderes independentistas siguen amenazando con “volverlo a hacer” en cuanto tengan la oportunidad. Y anuncian nuevas embestidas para cuando se dicte la sentencia del juicio por el 1-O. En este sentido, no ha habido demasiados cambios.”

¿Tenemos que facilitarles, pues, una salida a estos delincuentes?

Argumenta Tercero:

“Así las cosas, sorprenden las apelaciones desde algunos sectores del constitucionalismo a facilitar una salida al independentismo moderado o sensato (sic), a ofrecer una pista de aterrizaje a aquellos que –supuestamente– quieren alejarse de la unilateralidad y defender la ruptura desde la estricta legalidad. Alguna salida habrá que darles, no podemos seguir así, imploran.

El debate en torno a una ley de claridad a la canadiense se enmarca en esa estrategia. El planteamiento pasa por ofrecer al independentismo la posibilidad de realizar un referéndum secesionista pero imponiendo unas condiciones muy duras. Los promotores de esta fórmula creen que esta vía integraría a gran parte del secesionismo en la senda del sentido común y, a la vez, le desincentivaría a intentar llevar a cabo la votación.

Los expertos, en cambio, no opinan lo mismo. Consideran que en el caso de Canadá –donde ya se han celebrado dos referéndums secesionistas–, la ley sí ha tenido efectos disuasorios, pues ha supuesto dificultar el camino hacia la independencia. Pero en el caso español, sería todo lo contrario: consistiría en facilitar la vía hacia la ruptura, pues esta ya es posible en la Constitución actual, aunque sea muy complicada. Es decir, constituiría un incentivo para los independentistas catalanes. La conclusión de los principales analistas es que la ley de claridad española es la Constitución y recomiendan que continúe siéndolo.

La propuesta para elaborar un nuevo Estatut –se entiende que con la cesión de más competencias a la Generalitat– es otra de las recetas sugeridas para facilitar una salida al independentismo mesurado (sic). Aunque no parece muy razonable premiar con más autogobierno a una comunidad en la que una parte importante de los votantes apuesta repetidamente por la ruptura unilateral. Por no hablar de que la anterior reforma estatutaria fue utilizada de forma victimista por el independentismo para poner en marcha el procés.

No hay ningún argumento sólido por el que el constitucionalismo deba facilitar una salida a quienes son capaces de enviar a niños y ancianos a impedir a la policía cumplir un mandato judicial, como ocurrió el 1-O. No hay ninguna razón para facilitar el aterrizaje a quienes prometen mantener la aberrante inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán, a quienes aseguran que seguirán utilizando la administración –medios, embajadas, prisiones, policía…– para promover la ruptura y minar la convivencia entre ciudadanos.

El nacionalismo catalán debe buscar la salida a este embrollo él solito y, sobre todo, debe superar esta etapa con una derrota histórica, sin paliativos, en forma de pérdida de poder, lo que para un movimiento que lo ha ostentado de forma ininterrumpida desde la recuperación de la democracia, solo puede traducirse en una reducción de las competencias. Lo contrario no será más que un parche del que dentro de algún tiempo todos nos lamentaremos.”

Tant de bo t’escoltin els politiquenyos de Madrit, Alejandro, y se decidan a superar la miopía de los años 80 que nos ha llevado a la mayor amenaza para nuestra democracia en 40 años.

Dolça i escaldada Catalunya…



Categories: Dando el golpe, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , ,

13 comentarios

  1. España estaba completamente de espaldas cuando el pruses se puso en marcha. Los problemas económicos y de corrupción alimentaban el desafecto hacia España en Catalunya. Las cucarachas de la organización ideologica del prusés sabían que era el momento de forzar una ruptura. Por lo tanto desde mi punto de vista la mejor salida para dejar a los indepes con cara de tonto ( aunque ya la tienen) es reforzar la economía y la política española para evitar que los indecisos de Catalunya se aferren a la idea del país feliz que proponen los indepes. Siempre habrá un remanente de cenutrios emboinados estelados, el problema es que mucha gente no indepe se quedó sin argumentos y se pasó de bando. Una vez se vean en minoría se calmaran y se quedaran con sus fantasias medievales bajo de la barretina

  2. Voleu fer el favor de comentar això, que ñes inenarrable???? El carajillero Reyes fent una vegada mes el ridícul!!!!!!!!!!!!!!

    https://cronicaglobal.elespanol.com/politica/eduardo-reyes-padre-politico-rufian_262887_102.html

  3. Si alguno lo vuelve a hacer,
    la solución es sencilla
    y a nadie puede extrañar:
    serán la LEY y la JUSTICIA,
    como en toda democracia
    quienes su sentencia digan.
    Lo otro es un brindis al sol,
    sin legal contrapartida:
    el que la hace la paga
    y la verdad está dicha.

  4. En mi modesta opinión la Historia nos habla de cual son las consecuencias finales del Nacionalismo exacerbado. Que no patriotismo, algo Bien distinto que está siendo atacado por otras razones.

    El totalitarismo de la Alemania Nazi , el totalitarismo comunista y La consecuente Segunda Guerra Mundial lo muestra con meridiana claridad … no pensemos que no pueda volver a repetirse. La genuina democracia se trabaja día a día.
    Ceder es evidente que no es la solución.

    Si es cierto que el escenario es distinto en el siglo XXI, incluso más complejo … pero no es menos cierto que los totalitarismos están asomando la patita.

  5. La salida pa estos Chifilíticos Chancrosos y Blenorrágicos, está en Rusia, creo que hicieron er gujero mas hondo der mundo, podrían bajar un altavoz con los segaores esos, que se fueran poniendo toos en fila india, y un señor contratao, con unas botas desas Dr. Martinez diciendo, escorti, escorti, y cuando se asomen pa escuchar la gvarrada de canción esa, POOOOOMMM, PATADON Y AR HOYO. ESA ES LA UNICA SALIDA QUE VEO YO

  6. Perfectamente de acuerdo con el planteamiento y conclusiones de A. Tercero. El separatismo se ha constituido en un enemigo a muerte de España y hay que combatirlo sin tregua. Lo primero: la Ley; lo segundo: vigilancia activa; lo tercero: el ostracismo; y así hasta la derrota final del separatismo.

  7. Excelente entrada. Perfecta definición. Ya conocemos de forma clara la ganadería con la que lidiamos.

  8. La “solución” para la izquierda: premiarlos con un nuevo estatuto en el que se les otorgue más competencias, más poder y más dinero.

  9. Exacto, no se puede premiar con más competencias al que te ha dado un golpe de estado. No se pueden dar más competencias al que ya sabes cómo las ha utilizado y las utilizará, para continuar desespañolizando Cataluña y a los catalanes y más adelante dar otro golpe de estado. Llevan siendo así las élites catalanas toda la pvñetera historia, armándola una y otra vez del mismo modo. ¿Es que no hemos tenido suficientes muestras de cómo son? Lo que hay que hacer es quitarles competencias. Se harán las víctimas, claro, es lo único que saben hacer, pero total, si no es por una cosa se inventarán otra, así pues, mejor que sea por esta.

  10. Perfectamente expresado el único, o casi único, camino a seguir si queremos seguir siendo ESPAÑA.

    Pero añadiría que no se puede permitir en ninguna parte del mundo, ni aquí por supuesto, que en sólo 30 años de lavado de cerebro y tergiversación absoluta de la historia, se pueda otorgar ¡referendums o un derecho de autodeterminación! Es vesánico y un precedente pavoroso para todo el planeta pues daría carta blanca a cualquier región o partido político del mundo bien organizado de hacer lo que ha hecho CiU con la permisividad mezquina del Estado español (PSOE, y PP). Los pueblos no surgen en 30 años sino en siglos o milenios.

  11. Hasta ahora siempre se ha puesto la otra mejilla (desde tiempos inmemoriales, hasta el punto que dicen que la historia es de ellos), va siendo hora del guantazo.

  12. Dejadlos que lo hagan otra vez , los pobres con lo que tienen encima no tiene humor para el tema……con una vez cada año parece que tienen bastante, solo hay que verles las caras para saber qué de ñogo ñogo, poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: