El creador del eslógan “més que un club” reniega del separatismo del Barça

Clarivident explicació de com es destrueix l’afició d’un club.

Sergi Doria y Sergi Font firmen un article lluminós a l’ABC sobre la degeneració del Barça en una estructuradestat agenollada davant el poder nacionalista de la Generalitat:

“La imagen de Guardiola rodeado de esteladas este pasado domingo podría decirse que el último episiodio de una política de cariz separatista iniciada con la llegada de Joan Laporta a la presidencia del club en 2003. (…) pasaba a abrazar sin complejos el independentismo, lo que sentó nada bien a una parte importante de la masa social del Barcelona. (…)

Las numerosas peñas culés lamentaron el uso exclusivo del catalán en actos oficiales que se realizaban fuera de Cataluña, o las acciones políticas del presidente (…)

Toni Balaguer, presidente de la peña barcelonista de Andratx, lamenta en declaraciones a ABC la deriva que el club ha tomado en los últimos años: «El Barcelona debería mantenerse al margen de la política, Somos muchos los culés, socios o no, que no compartimos estas ideas. Es una forma de excluirnos del club». (…)

En 2013 se cedió el estadio para el llamado «Concierto por la libertad», organizado por la ANC. (…) ha justificado la adhesión del club al Pacte Nacional pel Referèndum (…) La decisión levantó ampollas entre los seguidores culés que no comparten el sentimiento separatista que promueve la iniciativa de Carles Puigdemont. El malestar entre muchas peñas es evidente. (…)

El F. C. Barcelona (…) sus miembros destacados como Juan Gich, Narcís de Carreras o Francesc Miró-Sans provenían de la burguesía que había apoyado al régimen franquista (…)

Perteneciente a la burguesía textil que sostenía Òmnium Cultural, Banca Catalana y el activismo de Jordi Pujol, el presidente Agustí Montal promovió el lema de «El Barça és més que un club» en una directiva infiltrada por pujolistas como Josep Lluís Vilaseca o Joan Granados. (…)

En los años 70, con el campo repleto de publicidad de Banca Catalana, el Barça ya estaba al servicio del nacionalismo que en 1974 devino el partido político Convergència Democràtica. Fue en ese momento, recuerda el catedrático Francesc de Carreras, cuando le comentó a su padre –el expresidente Narcís de Carreras–, que con la democracia y sus órganos representativos, el Barça debía dejar de ser «más que un club» para ser un club. En las esferas nacionalistas la estrategia era bien diferente: en las primeras elecciones democráticas a la presidencia, Pujol pretendía culminar la ocupación nacionalista del Barça. El tiro le salió por la culata: el inesperado Josep Lluís Núñez, impopular constructor de chaflanes, ganó a Ferran Ariño –candidato del pujolismo– y consiguió atraer a su causa al «catalanísimo» Nicolau Casaus.

Núñez cometió infinidad de errores, pero siempre evitó que el club fuera instrumentalizado por la política nacionalista (…) Convergència no regateó esfuerzos e infiltró la directiva con uno de los suyos: Sixte Cambra, actual director del puerto de Barcelona.

Lo que vino después es sobradamente conocido. Laporta, Sandro Rosell y el actual presidente Bartomeu… todos ellos se han envuelto en la estelada y han abierto el Camp Nou al soberanismo [quiere decir separatismo], mientras se veían envueltos en asuntos delictivos.
En 2013, Javier Coma lamentaba la manipulación del Més que un Club: «En los últimos tiempos ha sido utilizado como una proclama nacionalista, y ya no se sabe muy bien si también se usa y abusa del mismo como una hipotética plasmación del espíritu independentista o secesionista. Está claro que ahora se le otorga significados que no coinciden con los propios de su alumbramiento en 1973. (…) me siento muy ajeno al uso que el Barça dispense al intelectualmente mío».
El Barça había renunciado a ser de todos sus socios y pasaba a servir a esa parte que impulsa el llamado Proceso. Hace demasiado tiempo, reconvertido en apéndice del soberanismo [quiere decir separatismo], que este club dejó de respetar a sus socios”.

Estaba escrito en el Programa 2000 de Jordi Pujol, que recogía la estrategia de infiltración nacionalista en todos los ámbitos sociales. En su punto n°5 se refería a lo que había que hacer con el deporte: Catalanizar las actividades deportivas y lúdicas”. Es decir, ponerlas al servicio del nacionalismo y someter el deporte a las instrucciones de la Generalitat.

I és que com deia en Thibon, tota idolatria acaba per esberlar l’idolet que adora. Inclús si es diu Futbol Club Barcelona. Al temps.

Dolça i agenollada Catalunya…



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , , , ,

15 comentarios

  1. En esta opresiva sociedad en la que los independentistas controlan las instituciones públicas ocurre con uno de los muchos clubes de fútbol de Cataluña (Barça) lo que con una de las lenguas oficiales de los catalanes (català)… que parece que solo haya uno en toda la Comunidad Autónoma y que la pluralidad no pinte nada para los del Régimen (46 fotos): https://www.flickr.com/photos/100929805@N07/albums/72157684461653305

    • ¡Esto me encanta! Una de las principales referencias de la futura Catadisney, el FCB, ja ja ja ja. Un país futbolero como uno de sus mayores referentes.

      Esta gente entiende el mundo al revés, un buen equipo de futbol lo da la economía de una ciudad, no un equipo de fuitbol da la economía a una ciudad. Asistimos al lento declive del FCB, demasiado lento porque es un equipo subvencionado y va a tardar aún una o dos décadas pero vendrá el declive. Disfruten de lo ganado, cules porque la sequia va a ser larga.

      Cuando se vaya Messi tendréis que pagar los créditos, perdón, tendremos que pagar los créditos porque los bancos no perdonan, los créditos hay que pagarlos, aunque sea La Caixa.

      Brindo por un futuro prometedor para el Real Madrid, el Valencia, El Celta o el Villareal.

      A ver si podeis conservar el Camp Nou, o el próximo campo será al final de la Diagonal, si, pero para la montaña, por allá por Esplugas. Recordar vuestros orígenes, cules, en el campo de Les Corts, porque os queda muy poco para volver a vuestros orígenes.

      Ala Madrid, Ala Español.

  2. FC.Barcelona terminara igual el Partizan de Belgrado donde los seguidores más radicales y con sentimientos nacionalistas la liaron parda.

  3. El Barça está ya “Hitlerianizado”; han pervertido al deporte y al fútbol, que debería estar libre de toda ideología política… y en cuanto Messi se haga viejo para ser competitivo o se marche(tiene 30 tacos), el Barça será un desierto… solo quedará el odio separatista y los rastrojos de un pasado glorioso… el separatismo se lo ha cargado!!!!!!

    El Barça no es más que un club; ya no es ni club de fútbol.

  4. Es un suicidio en toda regla. Si el Barça deja de jugar contra el Real Madrid (el clàsic), el València o qualsevol altre de la lliga espanyola, automáticamente desaparece del mapa y se convierte en una marioneta para distraer a la canalla. Adeu Messi, Neymar… ya no necesitareis aprender catalán, aprovechad para aprender inglés o francés, lenguas mucho más útiles.

  5. No me creo ni una sola palabra.

    La inmensa mayoría de socis son separatistas y lo demuestran muy bien en el campo.

    Los futbolistas ya saben a qué atenerse. Que se lo pregunten al hijo predilecto de Fuentealbilla, por ejemplo.

    La mayoría de peñas catalanas son independentistas. Ídem por su significación propagandística las peñas extranjeras. Son algunas las peñas del resto de España, las que han levantado un poquito la voz.

    El “mes que un club” fue un eslogan con toda intención nacionalista. Que se lo pregunten a Vázquez Montalbán: “el Barcelona es el ejército desarmado del nacionalismo catalán”.

    Ahora, los más sensatos se asustan porque han visto activarse una bomba que nadie sabe cómo desmontar.

    ¿Algo tendrá que decir la RFEF, no?

    El Athletic de Bilbao y el FC Barcelona deben ser expulsados de las competiciones españolas por pitar e insultar a nuestro Himno Nacional.

  6. Masa tard!!!
    Como ven «las orejas al lobo» salen ahora a decirlo???
    En Cataluña por desgracia…ya nadie nos fiamos de nadie…
    El Separatismo es tan fanatico radical q
    « mata» la buena convivencia…ahora todo es jijiji y jajaja…pero fiarse uno no se fia de nadie…
    Si ya no somos una región de dar cuartos al pregonero…ahora estamos alerta…y sin decirlo-Dios nos libre- la desconfianza junto con el silencio en muchos temas…se ha instalado para quedarse…
    Por eso…ojo!!! Con las encuestas!!! 😉
    Esta tierra nuestra esta contaminada de mucha mala uva…cuando no mala fe…
    Y la han contaminado desde arriba…tiene «Colons »la cosa!!!

    • Rectificación:

      Si ya NO somos una region de dar tres cuartos al pregonero…

    • Sí Zenaida, demasiado tarde para darle la vuelta al Barça, para que se estudie en las dos lenguas, para controlar los contenidos y las formas en las escuelas, para ver unos medios de comunicación plurales y no subvencionados…/…para tantas cosas es demasiado tarde, ¿el muy honorable?, fue muy listo, listísimo, y con la fórmula de “pez al cubo” fue llenándolo ¿y llenándose? sin que estos políticos españoles tengan hoy nada que decir, desde González, Aznar, Zapatero, o quizás sí los nuevos, Rajoy, Sánchez, Iglesias, ofreciendo referendos y naciones. No cabemos más b…..en nuestro país. El pueblo alucinando de esta gente…que nos vaya bonito.

  7. De todas formas yo personalmente soy más amigo de que se forme todo este embrollo de crítica en busca de un racionamiento loable que ponga un poco de orden en lo que debería de ser un club deportivo. Todo lo que sea callar guardando silencio, no es más que dar la razón a la sinrazón, por lo tanto apoyo y me sumo a toda la crítica o llamada a la lógica cabal que se pueda hacer no solo para reivindicar la idiosincracia de ese club en los ambientes deportivos, si no además también acabar con esa cofradía de mal gusto en que se ha convertido, que engloba lamentablemente a todos sus socios y simpatizantes.

  8. Una pena lo que han hecho con el Barça y toda la fuga de socios y simpatizantes que se está produciendo, peor para ellos. Ahora el Farsa es “més que un club, un pu.iclub separatista”

  9. Y es evidente que Cataluña es mas que una nacion, y que la Genetalitat es mas que un gobierno autonomico, y que el Parlament mas que una asamblea legislativa, y que las escuelas mas que centros de enseñanza.

    Naturalmente que son mas, ademas de todo lo anterior todos los mencionados anteriormente son un club de amigotes en donde desarrollar impunemente sus trapicheos.

  10. Los Choris Pujol odiaban a los hijos de Núñez.
    Eran una piedra en su camino de control absoluto de todo.

  11. Del “más que un club” envidia deportiva de los rivales, al “más que un club, un p.club” de ahora, sólo media un nacionalista.

    Por el camino, pérdida de socios a raudales, que no quieren financiar ni apoyar como borregos la farsa.

    Sin esta deriva de rancio nacionalismo, el número de socios y la grandeza del club no tendrían precedentes.

Deja un comentario