Profético: Stefan Zweig ya caló a los nacionalistas

Lo que vio en Tours en 1913 es lo mismo que vemos ahora en Manresa, Berga,…

Y es que el nacionalismo es una ideología que se reproduce en diversos lugares pero con características comunes. El gran escritor Stefan Zweig en su memorable El mundo de ayer, editado en español por El Acantilado, narra la escena que presenció en primera persona en un cine de Tours, en la Francia provinciana profunda, el año 1913. La anécdota se produce en el momento en el que en la pantalla del cine aparece una imagen del emperador alemán Guillermo bajando de un tren:

“tan pronto como el emperador Guillermo apareció en la pantalla, una pitada tremenda y un pataleo furioso estallaron espontáneamente en la oscurecida sala. (…) Todo el mundo gritaba y silbaba. Mujeres, hombres y niños se mofaban, como si el monarca los hubiera ofendido personalmente. La buena gente de Tours, que no sabía del pánico y del mundo más de lo que leía en los periódicos, había enloquecido por unos instantes […]

Me asusté. Me asusté hasta los tuétanos, porque me di cuenta de hasta qué punto debía de haber progresado el emponzoñamiento provocado por años y años de propaganda de odio, cuando incluso allí, en una pequeña ciudad de provincias, sus cándidos ciudadanos y soldados habían sido ya instigados de tal manera en contra del emperador y de Alemania, que una simple imagen fugaz en la pantalla era capaz de provocar en ellos semejante estallido […]

Duró un segundo, sólo un segundo. Después, cuando aparecieron otras imágenes, lo olvidaron todo. Rieron a carcajada limpia con la película cómica que vino a continuación y se golpeaban las rodillas con fruición y un gran estrépito [… ]

Sólo había sido un segundo, pero un segundo que demostró cuán fácil sería, en caso de una crisis grave, provocar a los pueblos de uno y otro lado, a pesar de todas las tentativas de entente, a pesar de todos nuestros esfuerzos […].

El hecho de que el odio hubiera penetrado tan adentro en la provincia y corroyera incluso a la gente apacible e ingenua, me horripiló. Durante los días siguientes conté el episodio a mis amigos; la mayoría de ellos no se lo tomó en serio.”

Ahora cambien Tours por Manresa, cambien Guillermo II por el Rey de España o por el Presidente del Gobierno de España. ¡Pero si es lo mismo que ya horripiló al bueno de Zweig!

Aquel odio que Zweig percibió y que no era patrimonio de Francia sino que se extendía por toda Europa daría lugar a 2 terribles guerras y a un Holocausto que llevarían al escritor al suicidio. Es el mismo odio, el mismo emponzoñamiento, que lleva años como amo y señor de Cataluña, trabajando incansable e impunemente en sus escuelas, promovido en todo momento por el gobierno de la Generalitat con el dinero de todos.

Potser sí que ens ho hauríem de prendre seriosament, no com els amics de l’Stefan Zweig, abans de prendre mal de debó.

Dolça i avisada Catalunya…



Categories: Historia, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , ,

15 comentarios

  1. El daño que hacen al pueblo catalán de base y ahora esta region es inconmensurable!
    Siempre que ha los egoístas separatas han ” metido en mi tierra – Cataluña- ha sido un esperpento ridículo de psiquiátrico…
    Están engañando a la población.
    .

  2. Amigos,
    Os envío este enlace con la peli “el huevo de la serpiente” de Ingmar Bergman (1977).
    Contexto de los años 20 en Alemania.
    Se comprenden muchas cosas.
    No se la pierdan porque no tiene desperdicio.

    https://youtu.be/ptTmyNz0cSc

  3. . Siempre he considerado que si Stefan Zweig se hubiera esperado unos 10 meses, ya no se hubiera “suicidado” a finales de febrero de 1942. Stefan no pudo soportar y se hundió totalmente, al ver que los nazis en la II Guerra Mundial, ocupaban casi toda Europa,y creyó que la civilización europea había desaparecido irremisiblemente. Y digo esperarse unos diez meses, porque en diciembre de 1942, gran parte de las divisiones alemanas fueron derrotadas, unas. las del general Paulus, en Stalingrado y otras en el Caucaso. Este punto de inflexión ya permitió darse cuenta que los aliados ganarían la guerra.

    • Tal vez Zweig hubiera pasado de un susto a otro, por lo menos en Europa del Este, con la toma de poder por los comunistas, al amparo del ejército soviético, con sus ejecuciones, campos de concentración, adoctrinamiento, etc.

  4. El adoctrinamiento de masas como hacen los indepes con la TV3, la radio (CatalunyaRadio y etc..) y la prensa (La Vanguardia, ElPuntAvui, etc.) persiguen el mismo objetivo que observó Zweig: sembrar el odio visceral sin asomo de duda, sin posibilidad de análisis, sin raciocinio…y todo esto sembrando el rencor desde unos gobiernos autonómico y local desleales y…sin vergüenza!

  5. Cabe recordar en esta entrada la muerte de Alfons Quintá en circunstancias trágicas.Parece ser que previamente asesinó a su compañera con una escopeta,luego se suicidó.
    Habrá que esperar en qué queda la cosa.
    Vaya mi pesar a las familias.

  6. «Había que acabar de una vez con esa monstruosa bifurcación de nuestra alma, había que saber que éramos catalanes y que no éramos más que catalanes, sentir lo que no éramos para saber claramente, hondamente, lo que éramos, lo que era Cataluña. Esta obra, esta segunda fase del proceso de nacionalización catalana, no la hizo el amor, como la primera, sino el odio».

    Enric Prat de la Riba (1870-1917). La nacionalitat catalana. 1906. Capítulo III:
    http://eapc.gencat.cat/web/.content/home/publicacions/varia/24._la_nacionalitat_catalana/nacionalitat_catalana.pdf

    «Como en todos los grandes movimientos colectivos, el rápido progreso del catalanismo fue debido a una propaganda a base de algunas exageraciones y de algunas injusticias».

    Francesc Cambó (1876-1947). Memòries (1876-1936).

  7. Siempre pienso que para mí lo más grave no es la ruptura de España. Eso es algo que eventualmente terminará sucediendo (o al menos hay muchas probabilidades de que así sea). Lo peor es esta enfermedad colectiva llamada nacionalismo que acaba pudriendo a las sociedades donde se instala y que, encima, es contagiosa, y termina siendo la causa de la violencia entre vecinos, porque el buenismo tiene también sus límites.

    • El futuro no está escrito. Lo que hoy parece a punto de romperse, puede ser el enlace más sólido mañana. Y viceversa. Los separatistas son una minoría ruidosa, nunca lo hemos de olvidar. El buenismo es otra forma de alienación.

      • Soberanismo: cuatro colgaos, acaudillados por dos golfos y un iluminado, con una bandera cubana tuneada y armando mucho ruido para aparentar que son más.

      • Los nacionalistas condensan lo más bajo del ser humano.
        En relación al “buenismo” me parece una “moralina estomacante” [según la expesión de Pedro Ruíz]. La vida nos pide ser responsables y consecuentes, ser justos y estar en la verdad. Se puede ser “bueno en el buen sentido de la palabra bueno” (Machado), pero tb en el peor sentido :
        -ser tontos
        -o creernos que somos buenos (de hecho casi todo el mundo se cree bueno, incluso los terroristas piensan que están haciendo un bien).
        Se dice que el camino hacia el infierno está lleno de buenas voluntades…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable: Dolça Catalunya
  • Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios y el envío de boletines de noticias.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado
  • Destinatarios: Los datos se comunicarán a Cloudflare Inc. (mejora rendimiento web; acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield). No se comunicarán otros datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos en política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: