Patatús nacionalista: desde el Ripollés se pide por la salvación de España

Desde el cielo muy compasiva, miraréis a toda España

tnvlc3ryysttzcoxb3jhk2rlk2xhk01lcmrlza_230007_6148_1

Cuando Barcelona se despierta tras el fin de semana de fiestas dedicadas a su patrona, la Mare de Déu de la Mercè, no está de más recordar el modo en que los catalanes han vivido esta advocación de la Virgen. Nos lo recuerdan desde Somatemps, donde se reproduce el texto de unos Goigs provenientes de Sant Joan de les Abadesses, en pleno Ripollès, que reflejan la confianza de los catalanes en la protección de la Virgen que se hace extensiva, de forma natural, a toda la patria: España.

Goigs a la Mare de Déu de la Mercè. Sant Joan de les Abadesses (Ripollès, Girona)

A Vos, Estela del dia
Invocám per Redemptora;
Siau nostra Protectora
Per vostra Mercé, María.

Des del Cel molt compassiva
Miráreu de tota Espanya
La captivitat estranya,
Y pena mes que excessiva:
Quant vostra Soberanía
Las cadenas llansá fora.

La esclavitut redimireu,
Baixant Vos á Barcelona;
Al gran Nolasco en persona
per Redemptor elegíreu:
Transformant la nit en dia
Vostras Llums, sagrada Aurora.

Aquesta Vila, y Ribera
En tota necescitat
En Vos favor ha trobát;
Agrahída vos venera
En la vostra Confraría
Com á Mare, y Redemptora.

Puix gosáu la majoría
Enn fer mercés, gran Senyora;
Siau nostra protectora
Per vostra Mercé, María.

Dolça i mercedària Catalunya…

bastoncillo



Categories: Catalunya de tots, Huid del nacionalismo, Tradiciones

Tags: , , , , , , ,

26 comentarios

  1. Cuando Gobernaba Wifredo pidió ayuda al obispo de Narbona para repoblar las tierras de Ausona y llegaron si los galos que trajeron el catalán a la Marca , porque los Castellanos seguían ocupados en la reconquista y en Ripoll eran tribu ibera Castellanos y los catalanes no eran una tribu ibera , sino colonos .

  2. Es un precioso poema, que hermana y no divide.

  3. Cada vez estoy más convencido de que dar de lado a nuestra cultura (incluyo aquí la religión tradicional de la tierra), solo nos ha traído problemas.

    Tendríamos que preguntarnos cuáles son los intereses egoístas de los que intentan marroquinizarnos.

    También tendríamos que preguntarnos cuales son nuestros intereses personales y los de nuestra familia, que no son los de los políticos (nosotros nunca vamos a ser políticos, ni a chupar de los Presupuestos, ni nuestros hijos van a tener enchufe)

    La Virgen de la Merced, por lo que representa, es justamente nuestra garantía.

    (y con ella, los catalanes de la estampa: San Pedro Nolasco y San Ramón Nonato, catalanes universales y grandes donde los haya)

    Necesitamos más humanismo cristiano.

    No necesitamos el odio revolucionario de Podemos, ni la envidia de los pujoles.

    Ciertas cosas tal vez estén bien en Venezuela y Cuba (si es que lo están). No en Cataluña.

    Bien dijo Torras i Bagues: Cataluña será cristiana o no será.
    Pues estamos sufriendo su profecía.

    Veremos en qué acaba todo este sinsentido.

  4. Supongo que estos aleluyas (“goigs”) se escribieron bajo la ocupación napoleónica. Una bocanada de aire fresco, comparado al “Parenostre” blasfemo y apestoso, patrocinado por Colau.

  5. En Francia, se ponen muy pocas banderas en los campanarios, siempre de dimensiones moderadas y casi nunca de modo permanente, sólo para algún festejo. Las he visto en alguna catedral, pero cabe recordar que son propiedad del Estado, como todos los templos anteriores a 1905, si bien con inquilinato privilegiado para la Iglesia.

  6. Tengo familia en Ripoll, pero no he vuelto por el penoso espectáculo que afea su magnífico monasterio, tanto para el aficionado al arte como para el creyente. Como diría el gran Quevedo “era un monasterio pequeño a una gran bandera pegado”. Algo entre nurembergiano, norcoreano o sencillamente paleto.

    • Y gracias por sus cutres y absurdas censuras a la totalidad de mis comentarios.

      Anden, queridos Dolços dueños de este divertido cotarro, atrévanse a declarame persona non grata en esta su web, que no volveré a visitar.

      Son ustedes inmejorables en la cuestión del nacionalismo y de la independencia de Cataluña; en lo demás, sobre todo en cortesía y cordialidad en la acogida a los dolços que andamos desperdigados por el mundo, son ustedes un desastre. Se lo digo de todo corazón.

      Hasta siempre y que el seny de todos los españoles, no solo de los catalanes, por supuesto, les ayuden a quitarse de encima nacionalismo e independetismo catalán. ¡Suerte, por Zeus y que Baco les inspire!

      • No sé su caso en particular, pero desde que los dueños de esta web la “mejoraron”, no sale ni mucho menos todo lo que se escribe. No es censura.

        Me imagino que usted recibió en su momento una nota disculpatoria y la publicación tardía de su comentario. Pero sigue ésto sin funcionar bien.

        No creo que sea nada personal. Ni contra usted, ni contra mí.

  7. Falta nos hace que la Virgen María interceda por nuestra patria en general y en Cataluña en particular. Bellísimo poema en.catalán de verdad, no el impostado.

    • Querido amigo:

      Ya me avisó usted, y se lo agradezco, sobre el célebre robot de esta web, que censura más que los mojigatos censores del franquismo que obigaban a taparse castamente el escote con un chal a las presentadoras más pechugonas y descocadas.

      Pero no es el robot, no; es algo que anda mal, lamentablemente, en la Casa de los Dolços. Pues no conteebtos con borrarme de la faz de Dolça Catalunya — ¡a mí, un Dolço con trienios y hasta sexenios! — niegan la cortesía que se espera entre Dolços de toda la vida y pasan olímpicamente de contestar cuando intento explicarles el caso.

      Por ello, y a ver si por casualidad no lo borran, aprovecho su comentario para dejarle copia del correo elctrónico que aún no se han dignado a contestar.

      *************************************************************
      Para Dolça Cataluña
      De Fernanso Peregrín Gutiérrez

      El sábado 24 de septiembre y en la entrada de ustedes “El bufón Albá hunde la imagen del prusés”, hay un comentario debido a una tal “El noi de sucre”, que, tergiversando otro anterior mío, contiene juicios que si bien no me ofenden pues ya saben que ofende el que puede y no el que quiere, si me veo en la obligación de responder, ya que yo me presento a cara descubierta, sin “nick” ni pseudónimo, con mi verdadero nombre, y los insultos de ese comentarista anónimo merecen réplica, un derecho que les reclamo a ustedes como reponsables de esta web pública.

      El comentario de “El noi del Sucre”

      Fest-ho mirar Peregrín, per què el programa d`Elena Francis, segons els periodistes era “Un auténtico y exitoso fenómeno social durante décadas en España”. Per això considero que a “toro pasado” i després de tants anys, es propi d`un desinformat com tu “no sé qué emisora de radio era”, mostrar el teu menyspreu dient que era un “ consultorio sentimental y de sexo”, i a mes insultes a milions de oients al dir que era “la Pura España mojigata y cursilísima”. O sigui que tu et sents integrat en la “Impura España Modelna, Proge, genialmente Anticursi, y sobre todo Ignorante de la Història” Pues adelante con los faroles con tu distorsionada concepción de los españoles antes que nacieras. Poner etiquetas sin más, es propio de quien sufre pereza mental i carece de argumentos.

      Mi réplica ha sido rechazada sin razón ni justicia varias veces por ustedes, ya sea por el robot o el becario censurador.

      Ya sé, ustedes con muy poca cortesía me lo dijeron, lo de que “esto es nuestra casa y nos reservamos el derecho de admisión”. Es justo, aunque muy poco hospitalario.

      También es justo que yo exija mi derecho de ráplica, ya que lo que se escribe en su casa es de dominio público.

      Mi réplica

      Gracias por su consejo, amigo “El noi del sucre”, me lo haría mirar — me encanta esta expresión que creo originaria o al menos casi exclusiva de Cataluña. La uso mucho. a veces hasta en catalán y con acento propio de un socio del Círculo del Liceo — si supiese qué era esa patología que usted me achaca y que mereciera consulta de un profesional de la salud.

      Le creo sin el menor género de duda que haya habido y siga habiendo periodistas (o lo que sea que quiera llamarlos usted, tal que cotillas rosas del corazón) que digan que fue una exitoso programa de radio y que posiblemente llegara a ser un fenómeno social. Creo — estoy casi seguro — que en esa época en España no había control de audiencias de medios audiovisuales, por lo que me temo que eso que usted nos dice “fenómeno social” es, com poco, escasamente serio, por no decir fruto de la atrevida ignorancia de quien escribió lo que usted dice.

      Por otro lado, y admitiendo que fuese ese programa un “fenómeno social” nada dice de su calidad ni interés general. No hará falta que le diga que muchos comentaristas de cotilleos de las televisiones considerarán a “Sálvame” igualmente un fenómeno de masas. Poco puedo decirle respecto de ese programa — acabo de ver en Internet que se emite en Tele5; no lo sabía — pues solo creo haberlo visto muy parcialmente dos o tres veces — tengo prohibido ver televisión por prescripción facultativa de mi psiquiatra — ni creo que sea necesario haberlo visto con cierta frecuencia para opinar con mucho fundamento que se trata de un programa cutre donde los haya y una verdadera basura. ¿me equivoco?

      Así, y por mucho que usted haya leído a favor del programa radiofónico de la tal señora Francis — que no existía tal señora; era un invento de unos laboratorios de segunda de cosmética — créame usted que era cursi, mojigato y deliciosamente hortera. Recuerdo que lo oía en la radio del coche — yo hacía de chofer si me pillaba descuidado –cuando esperaba a mi madre que saliera de sus enormes y aburridas compras en El Corte Inglés, desesperado de puro aburrimiento y cansancio.

      Mire usted, puede que sea un desinformado como usted me dice: me que tanto por informarme y soy de naturaleza tan curioso, que aún le encuentro sentido a mi vida, aunque sea solo por eso, por intentar saciar mi curiosidad. Pero llamarme desinformado por no acordarme por qué emisora radiaban el programa de marras, es bastante exagerado y me temo que inoportuno y falaz. Entre otras cosas porque han pasado ya fácilmente 35 o 40 años desde la última vez que supe de ese consultorio femenino; y, además, ¡no han cambiado poco los nombres y frecuencias de las emisoras de radio en España desde entonces! Vamos, que es para nota acordarse a estas alturas de la emisora de la Sra. Fancis. No acordarse de ese detalle no es menosprecio, sino lógica consecuencia de la perdida de memoria con el paso del tiempo. Se ha pasado otra vez,y como se dice coloquialmente, otros cuantos pueblos con sus afirmaciones.

      No creo que dijera que se trataba de un consultorio sentimental y de sexo; hablé de sexo cuando parodié el programa que sé perfectamente — y creo que así dejé constancia de ello en el comentario mío que critica con tanta saña –, sé perfectamente, repito, que se llamaba cursi y pomposamente “Consultorio sentimental y de belleza de doña Elena Francís”, ¿ a que sí? De eso si me acuerdo aún. No obstante, revise mi comentario y si de verdad escribí la palabra sexo en el título de ese programa de radio, me equivoqué de manera ridícula pues es inimaginable que en aquellos años la censura hubiese permitido poner en antena un “consultorio de sexo”. ¡Buena era la Santa Inquisición esos años!

      No, no insulto a nadie cuando escribo la verdad y nada más que la verdad. Era en aquel entonces, en gran parte de España, una sociedad mojigata y cursi, incluso para lo que era la cultura europea en aquel tiempo y no solo por comparación con la España más moderna.

      Sobre esa majadería — perdone, usted no será un majadero, pero no deja de decir majaderías desde que se pone a escribir –que usted dice que me siento “integrat en la “Impura España Modelna, Proge, genialmente Anticursi, y sobre todo Ignorante de la Història”, ¡qué casualida!, hace um par de días, y con ocasión del comentario de Dolça Catauña dedicado a la Virgen de La Mercè, escribí un comentario en el que trato de explicar los que pienso de esa cosa que usted dice, la impura España moderna, progre y anti.relligiosa “a la moda”, añado yo. Si no lo leyó, que por las tonterías que dice de mí a este respecto parece ser que no, vuelva atrás y por favor, léalo y luego me contesta si quiere.

      “Faroles y distorsiones sobre los españoles antes de que yo naciera”. Creo que se pasa usted de nuevo varios pueblos, incluyendo Alcázar de San Juan. Para su conocimiento, nací en 1948, y mis recuerdos de aquella España y de los españoles de entonces es amplia y hasta cierto punto intensa a partir de 1955 o 56. Teniendo en cuenta que el célebre y doloroso proceso de estabilización (por ponerle un ejemplo que recuerdo vivamente y que por razones que no este el caso comentar, el dólar estadounidense pasó una noche de 8 a 60 pesetas), proceso que marca un punto de inflexión del franquismo ocurrió en 1959 entenderá usted que no hablo de memoria, máxime si he leído a fondo sobre la II República, la Guerra Civil, y el primer franquismo (mi padre coleccionaba compulsivamente libros de historia y memorias de aquellos años).

      Y perdone usted que me despida avisándole que se ha pegado usted el tiro que iba para mí en sus propios pies. ¡Pobrecitos, qué culpa tiene! Corra y hágaselo mirar cuanto antes, querido amigo.

      • Escribir tan largo sobre Elena Francis y su mundo me parece bastante periférico respecto a los intereses de DC y sus “dolços”. “Lo bueno si breve, dos veces bueno”, decía el genial Gracián.

  8. El catalan (lengua) en que esta escrito este texto es catalan “normalizado” o una forma mas antigua? Me parece tan proximo al espanol…

    • Es el catalán de toda la vida antes de que lo destrozara Pompeu Fabra

      • Sí, es bellísimo. Me encanta leer a Verdaguer en su forma original, encuentro más divertido a Serafí Pitarra (Lo Gaiter del Llobregat) cuando lo leo en “lo catalá que ara es parla” y tantos, tantos otros.

        Esa lengua me es amable, más próxima también al valenciano. ¿Habrá posibilidad de revertir la “normalització” de Fabra? Incluso en el interior de Cataluña se siguen hablando las formas locales por parte de los mayores. Y siempre me ha dado repelús el suponer que ellos se equivocaban y no el diccionario.

      • Qué patéticos resultan estos peones nacionalistas iluminados, tanto que dicen amar a Cataluña, pero reniegan de su pasado milenario a cambio de una horterada estúpida.

    • Destrozaron el catalán de verdad con la única intención de alejarlo del castellano, su compañero natural.

      • En el pecado está la penitencia. Lo han adulterado tanto, lo han encorsetado tanto, que no se parece en nada a sí mismo. Lo que ha quedado de él es un idioma rígido al que impiden evolucionar. Además, con la imposición cada vez se habla peor, con pérdida de sonidos y modismos propios; en las áreas urbanas mucha gente lo habla mal, pero se empeñan en hacerlo por aquello de la aceptación social; en las zonas rurales se ríen de ese habla y lo llaman catañol. Con tanta imposición, con tanta rigidez, con tanta inmersión, al final conseguirán el efecto contrario del que buscan. Será una gran pérdida. Si nos fijamos en el catalán de Verdaguer, de Espriu, de Guimerà, de Rossinyol… ya lo es.

    • Próximo y melodioso, el “catalan que han impuesto” suena falso, extraño y agresivo …
      Escucho aveces una emisora Andorrana y resulta agradable de escuchar, casi tanto como el Valenciano o el Mallorquín (no el impuesto, sino el que aún se habla entre los mayores o menos “intoxicados”. Va siendo hora de recuperar el auténtico Catalán, retornar a la literatura raíz y desterrar al Pompeuista rígido y falso con fonemas extraños y forzados que jamás han conformado esta bella lengua… (¿Demasiado tarde?)

      • Es ridículo que se siga a Pompeu Fabra cuando él no eran lingüista.

        Además, ya había habido un proceso importante de “normalizar” el catalán (ésto es, de fijar las normas ortográficas, no de imponer palabras)

        No basta que las palabras no se parezcan al castellano.

        Es necesario que sean catalanas y que las utilicen los hablantes espontáneamente.

        La regla de seguir el criterio de los escritores (ej Jacinto Verdaguer) tiene sentido porque utilizan la lengua de una manera más “pensada” y profesional (o al menos semiprofesional). Además la lectura ayuda a fijar el idioma en quien lo lee.

        Parece que el antiespañolismo de Fabra pudo más que su amor al catalán; y así lo desgració.

        Con estos amigos, ¿quién necesita enemigos?

    • Muchas gracias à todos para vuestros comentarios. Es un tema muy interesante…

    • El que le parezca próximo al español, no significa nada.
      Es el catalán real que se hablaba cuando se escribieron esos gozos.

      (en esa época tampoco había influencia del castellano es Cataluña, salvo lo que pudiesen leer en castellano las clases altas, que no sería mucho)

      Mucho más parecido al español tradicional es el portugués.
      (salvo la grafía y la pronunciación)

  9. Para que luego digan que no hay en Cataluña un sentimiento español que esta muy por encima de los chanchullos, mangoneos, tantos por cientos, golpes de estado, decretos inconstitucionales y el largo etc.Tanto años juntos no los puede borrar de la noche a la mañana, una pandilla de trabucaires que se dicen políticos catalanes

Deja un comentario