El declive de Cataluña, consecuencia de convertir al separatismo en su dios

La idolatría nunca ha creado pueblos vigorosos.

idolet cubana

Eulogio López, director del digital Hispanidad, acaba de pasar unos días en Barcelona y la clava en el diagnóstico de lo que nos ocurre y de por qué Cataluña no va bien (a pesar de que a veces les compra a los separatistas su lenguaje; Eulogio, eso del soberanismo es un invento separatista para prestigiar un secesionismo que la mayoría de los catalanes rechazamos.  Y otra cosa: Cataluña no equivale a nacionalismo).

López sostiene que “Los catalanes son unos tipos creativos (los catalanes de las piedras hacen panes, repetía mi padre, castellano mesetario). Ahora bien, los defectos de los catalanes son dos: sentimentalismo y su derivada más plebeya, el narcisismo.” Bueno, serán los catalanes nacionalistas, no los millones que luchamos contra el nacionalismo, pero te lo compramos.

Pero donde la clava es cuando señala el origen de los males de Cataluña:

“Pero en todo pueblo brillan unas virtudes y mosquean los defectos. No me preocupa. Lo que me preocupa es que, tras años de obsesión separatista, la independencia se haya convertido en el dios de muchos catalanes, en su razón para vivir. Eso sí que es grave. Convertir un proyecto político en el ídolo y en la razón vital es convertir la vida en ideología. Tremendo.”

Pues sí. Terrible y muy esterilizante. Así es el nacionalismo. Por eso lo combatimos desde aquí y trabajamos para que cada vez más catalanes abran los ojos y renieguen de ese falso idolillo que es lanació. Porque como decía Gustave Thibon, lo malo de la idolatría es que siempre acaba cargándose al ídolo.

Dolça i idòlatra Catalunya…

bastoncillo



Categories: Alma, Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , , , ,

5 comentarios

  1. Lo peor del nacionalismo es su autocomplacencia y su autoengaño manifiesto junto con una falta de liberalismo epistemológico que nubla las mentes de sus seguidores.Como afirman los seguidores del Humanismo Secular quien acude siempre y únicamente a las mismas fuentes comete siempre los mismos errores.

  2. El catalanismo sólo ha traido a Cat, odio, corrupción, división, pobreza, fuga de capitales y trabajo, persecución a otras lenguas, imperialismo y enfrentamientos

  3. Cuando la Locura psicopática no te deja ver:
    Las decadencias surgen tras una vida en sociedad de opulencia, sin reparar que, al escuchar en mi escalera y tender en la Galería la ropa, que, ese llanto de ese bebe, en pisos más abajo, ese llanto asustadizo o tal vez por el calor asfixiante de estos días, que no alcanzaba a discernir, (yo lo sé, son de África) era blanco y/o de color) Pero su llanto es exactamente igual que el de un bebe blanco. ¿Dónde está el tal avance y/o progreso de Cataluña?

  4. Es obvia la decadencia catalana en las últimas décadas; no sólo la política secesionista, sino también el autonomismo han sentado mal a Cataluña. El liberalismo es un éxito allí donde se aplica, mientras el intervencionismo consustancial al nacionalismo, y consustancial a las Comunidades Autónomas, es un fracaso.

  5. Los nacionalismos todo lo pudren.

Deja un comentario