Presidente de la patronal catalana: el prusés “ha ahogado el catalanismo”

Fabuloso bingo de Gay de Montellá.

gay_de_montella_foment_320

Tranquilos, ya he quitado la foto de detrás

Que el nacionalismo se está cargando la economía lo sabe todo el mundo.Un profesor de Insead pronosticó en verano de 2014 que no habría choque de trenes, sino un proceso abrasivo, lento y muy destructivo para Cataluña, que conduce a menos talento, menos empresas, menos oportunidades y menos potencial para lograr una vida personal plena, con un trabajo estimulante, proyectos bonitos y la familia cerca. No ho notem demà, ni sobtadament. És un degotall constant i entristidor.

Si se pasea por la sección Economía de Dolça Catalunya verá las consecuencias del prusés con números y datos. Ayer el presidente de Fomento del Trabajo, la mayor patronal catalana, volvió a insistir. Lo cuenta La Vanguardia:

““Hemos visto una cierta reflexión o prudencia de las empresas a la hora de invertir”, ha precisado Gay de Montellà, que ha recordado que Catalunya ha perdido más del 20% de sus empresas en los últimos 8 años y que no ve que se produzcan “inversiones nuevas y de manera frecuente (…) Hace falta estabilidad política y seguridad jurídica para facilitar las inversiones (…) Es fundamental que tengamos un gobierno estable, predecible y con seguridad jurídica, y por eso reclamamos la aprobación de los presupuestos, cosa que en la política catalana no ha sido posible” (…) Ha manifestado que hay empresas que se están trasladando a otras regiones como consecuencia, en parte, del “cansancio del proceso” independentista, ante lo cual Gay de Montellà ha querido levantar la “voz de alarma””.

Pues muy bien, sr Gay de Montellá. Todo eso ya lo sabíamos. Lo que no sabemos es qué hacen las empresas de su organización para influir en la sociedad y en la Generalitat, con el fin de evitar que el prusés nos hunda.

Pero Gay de Montellá dijo algo mucho más interesante: “El proceso ha ahogado el catalanismo”. Una verdad como un océano. Porque el prusés separatista, surgido del nacionalismo, ha demostrado no ser lo mismo que amor a Cataluña, sino más bien amor a una ideología nacida del resentimiento y la fuga de la realidad. Lo decía el historiador Valls Taberner cuando abandonó el nacionalismo:

“Cataluña ha seguido una falsa ruta y ha llegado en gran parte a ser víctima de su propio extravío. Esta falsa ruta ha sido el nacionalismo catalanista (…). Catalanismo no ha resultado lo mismo que amor a Cataluña, aunque de buena fe aparecieran a muchos como cosas idénticas (…) El catalanismo resultó en definitiva un lamentable factor de disgregación (…) dentro de la misma entidad regional catalana, produciendo en ella una funesta separación (…) entre los mismos catalanes (…) El catalanismo, al término de su trayectoria, se ha vuelto contra Cataluña” (Ferran Valls i Taberner, La Vanguardia, 15 febrer 1939).

Y ahora es quizás el momento de aclarar unas cuantas verdades que no debemos olvidar, y que parecen incluidas en la afirmación de Gay de Montellá:

  • El nacionalismo no es un sentimiento, sino una ideología bien armada y definida desde mediados del siglo XIX.
  • El nacionalismo no es algo espontáneo, sino un artefacto diseñado en despachos de ideólogos como Herder, Fichte, Renan, Prat de la Riba o Jordi Pujol.
  • El nacionalismo no es la virtud del patriotismo, sino su degeneración y su instrumentalización al servicio de una ideología.
  • El nacionalismo es una fuga de la realidad hacia un pasado imaginario (como hace Cucurull) o en un futuro edénico (Catadisney)
  • El nacionalismo se basa en el resentimiento y estimula pasiones negativas como el odio, la envidia, la soberbia o la mentira.
  • El nacionalismo ha dividido a la sociedad catalana, ha roto familias y debilitado amistades.
  • El nacionalismo ha forzado la asociación de los rasgos catalanes con una ideología determinada, lo cual perjudica sobremanera a nuestra identidad catalana.
  • El prusés no viene del pueblo, sino que ha sido delineado por los nacionalistas de siempre en los despachos del poder, con el fin avanzar su agenda ideológica aprovechando el desencanto por la crisis económica, partitocrática, institucional y moral.

Si queremos recuperar nuestra iniciativa, apertura, expansividad, rigor, confianza, bienestar y claridad moral, sólo hay que hacer una cosa: superar el nacionalismo.

Som-hi, dolços.

Dolça i anorreada Catalunya…

bastoncillo



Categories: Economía, Pensando bien

Tags: , , , , ,

7 comentarios

  1. El abrasivo de la economía puede no ser tan lento, con la confluencia actual entre las incedrtidumbres del separatismo y la demagogia de los antisistema. El Québec ha ido perdiendo dinamismo y población, aún si tner cupaires y colauitas irresponsables como los nuestros.

  2. Catalanismo ? Esta palabra es ya un ovni. Conoceis otras palabras en “ismo” derivadas de nombres de territorio : francismo, aragonismo, belgicanismo… ? Yo no. Catalanarcisismo seria una palabra con mas sentido…

  3. Al final ellos mismos van a cargarse incluso la lengua catalana a base de imponerla por la fuerza y de asociarla a unas ideas violentas y antisociales.

  4. ÚLTIMA HORA
    Análisis de la encuesta a los jóvenes
    Caspalibanes en edad laboral
    Suministra los datos su excelencia
    Pepe Gotera y Otilio chapuzas a domicilio : ” después de estudiar los datos sacamos estas conclusiones
    Las niñas ya no quieren ser princesas y a los niños les da por perseguir el mar dentro de un vaso de Ginebra
    Pongamos Que hablo de caspaluña ”
    ( cuanto daño has hecho Gintonic-MAN …)

  5. El nacionalismo ama a Catalunya, como un maltratador ama a su pareja. Eso no es amor, es maltrato.

  6. C’S coloca una pantalla gigante en arco de triunfo para ver a la selección. MAÑANA, desafiando a la alcaldesa….que vayan los q puedan cuantos mas seamos mejor

  7. Magníficas e incuestionables reflexiones. Confiemos en que vayan calando y haciendo ver la realidad a todas aquellas personas a quienes, con mentiras y mediante la tergiversación de la historia, les han vendido castillos en el aire.

Deja un comentario