Carta de un dolço de Madrid

Sólo por 1 mensaje como este se justifica Dolça Catalunya.

madrid

“Hace tiempo que os leo, y la amenaza de agresión que he publicasteis ayer me anima a escribiros. Como para tantas otras personas, encontrar vuestro blog ha supuesto un hilo de esperanza y un respiro, y quiero agradeceros vuestra labor. Me gustan especialmente vuestros artículos de hemeroteca y los de datos. Todos esos que desenmascaran con obviedades a quienes se empeñan en que Cataluña sea ajena a España. Esas personas que nos causan desgarro con sus simplezas y que, como dice Serrat en una canción, si no fueran tan temibles nos darían risa, si no fueran tan dañinos nos darían lástima. (…) se pone en evidencia uno de los mantras que repetís con frecuencia y que para mí ha resultado un hallazgo esclarecedor: el nacionalismo es una religión antigua y siniestra.
Y ojo, porque no hablo sólo de los nacionalistas, sino también de todos los que se han tragado su píldora de odio sin ni siquiera darse cuenta. Cuando escucho a alguien decir “¡Que se vayan de una vez!” se me encoge el alma. Y uno se ve obligado a explicar que un país no es solamente un territorio. Es un tejido de vidas, de encuentros y partidas, el destilado de las experiencias de todas las personas que nos precedieron. En mi caso, Cataluña es la casa madrileña de mis avis. Es la tertulia bilingüe en su mesa. Son neulas y villancicos en catalán. Son veranos ampurdaneses de sardanas y habaneras. Es mi avi recitando “Dolça i amada Catalunya, pàtria del meu cor…”, y es la Virgen de Montserrat que quiso poner sobre su tumba en tierra castellana. Es, en definitiva, una parte de mi. Cuando digo que Cataluña es mía y que no me resigno a perderla, no lo digo en un sentido patrimonial y ni tan siquiera afectivo. Cataluña es mía como lo es una parte de mi cuerpo. Forma parte de mí, y de alguna manera difícil de explicar, siento que yo también pertenezco a ella aunque esté lejos y no quede ya nada material que nos vincule.
Debo decir que las últimas veces que he estado en Cataluña me he sentido realmente mal. La sobredosis patriotera y la exhibición cateta me agotan. Siendo generosos, el desconocimiento de qué es Madrid y qué es el conjunto de España podría ser hasta excusable (…) Pero lo que me aturde, lo que me alucina, lo que me resulta definitivamente delirante es la ignorancia sobre lo que es Cataluña. Y en muchas ocasiones, cuando constato la desfachatez de los argumentos de algún independentista pienso para mí: ¡Cómo se nota que tú no tienes avis catalanes! Quina barra!
Así que lo repetiremos todas las veces que haga falta: Cataluña no es “parte de España”. Es España. Si lo deja de ser ambas serán dos cuerpos amputados, incompletos, mutilados. (…) Los españoles nos jugamos el país. Pero los catalanes os estáis jugando además la reducción a la aldea que nunca fuisteis. (…)
Por eso quiero mandaros desde Mallorca, donde ahora vivo y donde también se husmea el reflujo ácido de la misma hediondez, un fuerte abrazo y todo el ánimo para que perseveréis, aunque es evidente que ya os sobra empuje para ello. Francamente, me da igual si sois más o menos de la mitad de los catalanes. Seáis cuantos seáis, tenéis razón. Que no se nos olvide a los demás.
Una abraçada de un madrileño mediocatalán en Mallorca. O por decirlo corto, de un español cualquiera. 
Ignacio”.
Gràcies, dolço Ignasi. Nosotros no podemos decirlo mejor.
Seguimos juntos.
bastoncillo


Categories: Huid del nacionalismo, Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , ,

38 comentarios

  1. He leído la carta y me ha emocionado. Por lo que expresa y por su manera de hacerlo. Ese sentimiento de pertenencia que los que nos movemos por la piel de toro experimentamos en cualquier parte de ella (incluso los separatistas) es lo que nos hermana y lo que fundamenta eso que damos en llamar patria.

    Gracias por compartirlo con todos los sufridos catalanes y españoles que sufrimos esta lacra que es el separatismo; lacra que consiste, fundamentalmente, en exigir que los demás compartan lo que tienen con todos mientras ellos pretenden no compartir lo que consideran suyo con nadie.

    Gracias por haber salido “del armario” y venir a compartir con nosotros este pequeño espacio de libertad y de respeto que se erige como un baluarte contra la sinrazón nacionalista. Bienvenido y que sea por mucho tiempo. Un saludo.

  2. Magnífica carta, gracias Ignacio 😉

  3. Gracias Ignacio!
    Yo ya empiezo a odiar” las patrias”

  4. El nacionalismo es el refugio de los mediocres.

  5. Gracias Ignasi por esta magnífica aportación. Resumes muy bien lo que somos y sentimos todos.

    No me extraña nada que con posts como éste, los nazionalistas estén preocupados por DC. Realmente DC resulta demoledora para sus propósitos. Contradice en cada momento con hechos de la vida y de la historia, las falacias y los mitos sobre los que quieren construir esta pesadilla orwelliana a la que llaman Nazió: “¡Ladran, luego cabalgamos Sancho!”.

    Y esta preocupación sólo por lo que hace un humilde blog sostenido sólo por el amor y el esfuerzo de un valiente grupo de ciudadanos. ¿Os imagináis el efecto, si estos mismos mensajes los difundiesen los grandes medios y permeasen el sistema educativo común, como cualquier nación que se precie?

    Ahora sólo falta que quienes rigen los partidos que gobiernan el conjunto de España, dejen de legitimar y apoyar a los separatistas; e, incluso, si es posible, pediría que definan una política consensuada entre los grandes partidos nacionales que, democráticamente, cuide esta realidad de vida, sentir y memoria común que es España y que nos hace españoles.

    ¿Es demasiado pedir para ser realidad?

  6. La carta del amigo Ignacio/Ignasi es sencillamente extraordinaria.
    Resume a la perfección lo que sentimos quienes, desde la resistencia, jamás abdicaremos de nuestra doble condición de españoles y catalanes.
    Resume a la perfección, además, el espíritu didáctico con el que la indiscutible españolidad de Cataluña se debería de presentar al resto de nuestros compatriotas para evitar ese tan triste “!que se vayan de una vez!” que, por desgracia, cada día está más extendido entre dichos compatriotas cuando se refieren a nosotros, los catalanes. Y lo está, obviamente, porque llevamos ya cuarenta años en los que, desde los sectores políticos e ideológico-culturales dirigentes a escala nacional, no se ha hecho absolutamente nada para salvaguardar nuestra común identidad española, tan rica en matices como milenaria en el tiempo. Antes al contrario, parece que hubiera una especie de concurso o competición para ver quién hace más por destruirla.

  7. Es una carta preciosa Ignacio- ignasi, y muy emotiva. Todo lo que sentí al leerla ya lo han expresado otros compañeros, así que poco se puede añadir. Supongo que muchos nacionalistas, al leerla, piensen: es natural que este hombre hable así, pues es medio catalán; no pueden estar más equivocados. Lo que está en juego aquí no son sólo lazos de sangre, es una intrincada tela formada por siglos de vida en común, por sufrimientos y alegrías compartidas…no se sabe dónde acaba un hilo y empieza otro. Nelatina habla de apellidos de diferentes procedencias, y es cierto que en la mayoría de los casos es así, y en mi opinión es muy bueno, pero no es condición sine qua non para sentirte en casa en todos los territorios de España. Mis padres , abuelos , bisabuelos… (hasta ahí puedo saber, mi memoria familiar no da para más)son de la misma zona; no sé bailar sevillanas, ni sardanas, ni tocar la gaita, ni escanciar sidra…pero cuando veo cualquiera de estas manifestaciones culturales o folclóricas las siento como mías, no necesito tener apellidos catalanes, gallegos o de cualquier otra región española para hacerlo. Eso es lo que los secesionistas no entienden y lo que les hará perder.

  8. Hola a todos, soy el autor de la carta. Gracias a todos por vuestros comentarios. Asumo como nombre en esta web el “Ignasi” con el que me habéis nombrado como lo que es: una evidencia de familiaridad y en este caso, de afecto. Que es, por cierto, el mismo motivo por el que Girona es también Gerona. Sin problema ninguno en ser una cosa o la otra… porque son la misma.

    Nos seguiremos leyendo. Abrazos.

  9. Ese es, muy bien explicado por nuestro amigo y compatriota Ignacio, el sentimiento que deben de defender el resto de españoles. Y rocordarles a aquellos que dicen aquello de “que se vayan de una vez” que con esas palabras cometen deslealtad e insolidaridad con los que aquí resistimos al separatismo ultranacionalista y delito de traición, no solo contra Esapaña, sino contra ellos mismos.

  10. ¡¡¡¡¡¡¡¡ SIEMPRE UNIDOS VS EL ODIO CATALANISTA!!!!!!!!!!!!!!!!

  11. Muchas gracias por tus palabras y la bella forma de expresarlas. Somos muchos los que sentimos igual, aunque no tengamos abuelos catalanes. En mi caso: Cuenca-Palencia-Murcia. Imaginaos. Con apellidos procedentes de Valencia (Amorós), o Aragón (Alfocea). Como para andar hablando de purezas originarias. Y sospecho que, si los catalanes nacidos actualmente en Cataluña hicieran el mismo ejercicio, les saldría lo mismo.

    Así que, que no nos “emboliquen” estos majaderos nazio-independentistas.

    Un abrazo dolços.

  12. Gracias, Ignacio. Tu carta es un aliciente para los que sentimos y nos duele esta situación.

    Un abrazo.

    Juan Manuel

  13. Amigo Ignacio. Poco puedo añadir a lo que ya te han dicho en este maravilloso blog que nos une, porque escribes, describes como nadie nuestros sentimientos de españoles sufriendo la dictadura del independetismo facista. Este blog nos une y en el que cada vez somos mas, contempla ya la resitencia a la tirania nazi y homofoba que ya ha comenzado.
    Visça la Catalunya libre de catalanazis y catabasunos.

  14. Muchas gracias,Ignacio.Se puede decir más alto pero no más claro.Porque sitúas muy bién la cuestión y la cuestión es muy simple no hay porque dar crédito a una ideología que quiere enajenar una parte que es España a todos los españoles incluidos los propios catalanes que por mucho que hablen catalán,y tienen derecho a hablarlo,claro está, son españoles como los que viven en el propio Madrid.

  15. Está muy bien escrito el texto Ignacio. Ánimo DolCa Cataluña.

  16. Gracias Ignacio. Es reconfortante ver que desde fuera de Cataluña alguien nos apoya con argumentos y sentido común.

  17. Me uno al sentir de Ignacio con su carta, lo importante del trabajo que venís haciendo desde Dolça Catalunya no es sólo desmontar con datos objetivos las falsedades del argumentario del día a día del nacionalismo catalán, sino demostrar que este pensamiento es una ideología perversa y mezquina cuyo objetivo irracional es destruir a la sociedad e imponer un pensamiento único. Nada que no conozcamos ya en la historia del siglo XX. Y también, hacer ver a muchos catalanes y españoles, con vuestras entradas de hemeroteca y de historia, que España, como nación, es una realidad con muchísimos siglos de historia; de hecho, España es la primera Nación de Europa. Como decía Julián Marías, España define a Europa, porque sus pueblos y gentes somos europeos por voluntad propia, mientras que Francia o Alemania, por poner un ejemplo, son europeos porque no podían ser otra cosa. Aprender a querer y respetar a tu país, sin pasiones desaforadas, mostrando sus luces y sus sombras, pero con orgullo sincero de lo logrado, que es mucho, es algo que deberían enseñar en los colegios. Ante el papanatismo y la indolencia de nuestros gobernantes para cumplir con esta obligación, al menos os tenemos a vosotros para recordarnos lo que somos. ¡Una abraçada molt forta per tots els Dolços de Espanya!

  18. Emocionante carta. Somos muchos los que hemos compartido ese sentimiento, hasta ahora en silencio. Pero eso se ha acabado. Que se preparen los nacionalistas porqué nuestro tiempo ha llegado y callados ya no lo vamos a estar jamás.

  19. http://www.reactiongifs.com/wp-content/uploads/2013/07/ron-moved.gif

    Gracias DC, por mostrar la Cataluña que conocemos y no la impostada.

    Gracias Ignacio, me has conmovido.

    Sólo una apostilla: todos somos medio-algo y si soc espanyol Catalunya es també la meva llar.

  20. Es una magnífica carta, que da esperanza al ver que no estamos solos y que nuestra lucha encuentra apoyo en otros lugares de nuestro país. Y también es una muestra de la gran ayuda que es Dolça Catalunya para los no nacionalistas, al presentar noticias y comentarios desde una óptica diferente a la de los medios nacionalistas del Règim. Una prueba es que los separatistas han decidido combatir este blog con uno suyo, imagino que para intentar ensuciar el nombre de Dolça Catalunya y de sus lectores y participantes. Guerra propagandística y psicológica en estado puro. Ver: http://www.racocatala.cat/forums/fil/200021/contrapes-dolca-catalunya?pag=1

  21. Muchas gracias. Tus palabras me han emocionado.

    Aunque vivo en Cataluña desde pequeño, mis padres son de Castilla, donde voy varias veces al año. He tenido que pasar temporadas en Murcia y en Galicia y he vivido dos años en Canarias. En todos esos sitios he estado em mi patria, he sentido sus lenguas, sus acentos y su constumbres como mias, perdón, es que son mias.

    Espero que cuando llegue el momento, nuestros compatriotras del resto de España no nos abandonen. De hecho confio más en ellos que en los Gobiernos de la Nación, sea el que sea.

    No es dejeis engañar por la politicos y los medios de comunicación, cuando hablan de los nazionalistas como “catalanes”. Mas de la mitad de nosotros no hemos enloquecido, al menos todavía.

    Un fuerte abrazo y gracias otra vez.

  22. Tanto sentido comun de nuestro amigo Ignacio es imposible que puedan digerirlo los cafres nazionalistas.

  23. Ignacio, has conseguido que se me caiga una lágrima. Gracias por tus palabras. Es bueno saber que los catalanes, los no nacionalistas, no estamos solos. Muchas gracias de veras.

    Aprovecho para decir, al hilo de lo que expresas, que los nacionalistas, independentistas, tienen un problema mental, etnicista y aldeano el creer que Cataluña es sólo suya.

    Cataluña es tan madrileña o sevillana como barcelonesa. De la misma manera que Bilbao, Melilla y Badajoz son mías también. Y el Ebro, no sólo es de los de Tarragona o de Logroño. ¡¡¡También es almeriense!!! El “tesoro” es propio de todos, no solo de unos que, además, se lo intentan apropiar sólo para ellos y los que piensan como ellos.

    Y gracias a DC por dar alas a tus palabras.

  24. Magnífica carta. La enfermedad está muy extendida y se extenderá aún más, están copando con maestros los colegios de primaria año a año (En Mallorca y en Valencia poco a poco) y en unos años más será ya insoportable.

    Nota.- El Sábado estuve en Madrid para ver la exposición de Cervantes y algún museo más y enfrente del Congreso, precisamente donde está a estatua a D. Miguel de Cervantes, había tres señoritas haciéndose una foto con una estelada, recreándose para ver si alguien les decía algo, pero todo el que por allí pasaba incluida la policía que estaba por allí se reían. De hecho una de ellas dijo dirigiéndose a otra ¿ Es que nadie nos va a decir nada ?……en fín, enfermas morales.

  25. Un fuerte abrazo, Ignacio. Resistiremos la estupidez.

  26. no es más antigua la Marca Hispánica que Roncesvalles ? Si así fuera, España se inicia en Cataluña y no en Asturias, princesa de Girona! Ay, estos literatos del 98 que lloraron España=Castilla, fueron ellos los padres intelectuales de la Renaixenca=fugida. Es mi sospecha.

    • Está Ud. errada, Teresa Cordob: La aparición de la Marca Hispánica es posterior a la batalla de Roncesvalles (778), y no digamos a la de Covadonga (722). Es difícil establecer con exactitud cuándo nace como tal y se consolida la Marca Hispánica, pero desde luego no lo es antes de que las tropas carolingias hayan conquistado Girona (785) y Barcelona (801) a los musulmanes.
      Además, y en todo caso, jamás España podría “iniciarse en Cataluña” por dos motivos obvísimos:
      1º) En el siglo VIII, y con el comienzo de la Reconquista, España no se estaría “iniciando”, sino, a lo sumo, “reiniciando”. España (Hispania en el idioma de la época, obviamente el latín) ya existía como provincia desde la dominación romana y, desde el siglo VI, como reino independiente con los visigodos.
      Por algo tantos de los artífices de la Reconquista (reyes, príncipes, condes…), fueran del reino o condado que fueran, siempre invocaron su pasado “hispano”.
      2º) Cataluña en el siglo VIII, que es al que Ud. hace referencia, no existía, ni tan siquiera como concepto en la mente de nadie (tendrían que pasar cuatro siglos para que surgiera el vocablo Cataluña).
      Otra cosa muy diferente -e históricamente mucho más correcta- a la de decir que “España se inició en Cataluña” sería la de decir que España se “reinició” (insisto en el término, que sería paralelo al de “reconquista” en contraposición al de “conquista”, de América pongamos por caso), a lo largo del Siglo VIII y principios del siglo IX, en varios puntos diferentes (algunos constituídos en reinos y otros en condados) entre los que se encontrarían una serie de condados (los de la Marca Hispánica, que no Catalánica) que ocupaban una parte del espacio geográfico de lo que, varios siglos después, sería conocido como Cataluña.

  27. Apreciado Dolço, me ha encantado leer tú carta y ver que no sólo compartimos Patria, lenguas y sentimientos, sinó también nombre. Sólo recordar lo que decía nuestro patrón, el vasco San Ignacio “No sólo hay que resistir al enemigo, sinó también vencerlo” y gestos cómo el tuyo son ya en sí mismos, una victoria.

  28. Lo de ‘¿porqué no se van y nos dejan en paz?’ se lo he oído a unos pescadores en el puerto de San Sebastián, que hablaban con unos de Jarrai. Mismo odio, distintas formas de inculcarlo, misma religión amojamada, caduca y venenosa: el nacionalismo excluyente y racista (‘nosotros’ somos superiores porque hemos nacido aquí).

  29. Reblogueó esto en generalwageny comentado:
    Sólo por 1 mensaje como este se justifica Dolça Catalunya.

Deja un comentario