Miren cómo cambia de chaqueta este periodista de La Vanguardia

Aquí habla de Franco. Pero da igual: sea el prusés o els cargols amb romesco, hay que estar con el poder.

Fernando Onega

A la vostra salut, i visca en Franco, visca el prusés, mori el dictador i s’enfonsi la secessió!!

Fernando Ónega fue jefe de prensa de la Guardia de Franco, subdirector del diario falangista Arriba y jefe de prensa del Movimiento en La Coruña. Ahora escribe en La Vanguardia del Règim y sermonea en Onda Cero. Es uno de los divulgadores del lenguaje nacionalista: “soberanismo”, “independentismo”, etc. En la TV del Conde dijo esto el 12 de noviembre de 2013 para difundir la jeremiada nacionalista del ensvolenaixafar: “Si a mí como gallego me dicen las cosas que se dicen muchas veces aquí en Madrid de Cataluña yo estaría planteando mi pertenencia a España en términos de separación”. En Onda Cero dice lo contrario cada día.

A pocos sorprende esta actitud del llepasubvens profesional en busca de los dineros. Se hable de lo que se hable, lo importante es cobrar y adular al poder: si no le gustan mis principios, aquí tengo otros. Miren, por ejemplo, cómo describe la muerte de Franco este profesional del gorronerío:

24 de noviembre de 1975 (Arriba):

Hasta doce horas hizo cola el pueblo de Madrid para poder pasar tres segundos ante el cadáver de su Alcalde perpetuo. Hasta doce horas bajo el frío de las noches de noviembre, nobles gentes que le arrancaban tiempo al sueño y a su familia y a su trabajo para expresar visiblemente su agradecimiento. A ellos habría que añadir los millones de personas que se emocionaron ante el televisor. Y habría que añadir, por supuesto, a cuantos pensaban como estos encuestados por televisión, que hacían esfuerzos sobrehumanos por contener las lágrimas. (…) Bien valía el testimonio de aquellos días para gritar una vez más: “Dios, qué buen vasallo…” Esta vez, sin embargo, había que cambiar la segunda parte del verso del poema del “Mío Cid”. (…) El Madrid que había hecho Franco: el Madrid de las estampas modernas, del nivel de vida alto, de unos centros de formación superior que durante su mandato se habían terminado (…) Aquel pueblo madrileño que, agolpado en las aceras, asistía al entierro o guardaba largas horas de cola, era lo que fundamentaba la esperanza de que Franco había dejado una sociedad madura, preparada para emprender una nueva etapa. (…) Todo esto se producía sin la menor alteración, porque, efectivamente, así estaba previsto en la legislación que Franco había creado o inspirado. (…)”.

20 de noviembre de 2015 (La Vanguardia):

“Si Franco había sido un dictador, ahora era un dictador cruel (…) Con el acta de defunción se escribía el último capítulo de una historia que había durado cuarenta años; una “longa noite de pedra”, en descripción de un poeta gallego; la etapa más triste del tiempo contemporáneo, según la mayoría de los historiadores (…) Y, desde luego, una dictadura con todos sus instrumentos: represión, censura, cárcel, exilio, fusilamientos (…) Cuando el cadáver de Franco se expuso en el Palacio Real para recibir la despedida de los ciudadanos, desfilaron miles de personas. Hubo de todo: fieles a la memoria del Caudillo, curiosos que querían ver a un personaje histórico y estar en un momento histórico y gentes que al salir no tenían reparo en decir: fui a escupirle. Lo normal es concluir que dejó una España dividida entre partidarios y ciudadanos que nunca le quisieron perdonar”.

Pues ya lo ven: de una sociedad madura y preparada para la democracia, a una España dividida; de “el pueblo de Madrid” que expresa su agradecimiento y millones que lloraban, a colas de curiosos y escupidores; de un “buen señor” a un “dictador cruel”; de “estampas modernas, nivel de vida alto y centros de formación superior”, a “una longa noite de pedra”.

Quina barra, senyor Onega. Ud puede ser franquista, antifranquista, separatista, normal o residente en Torremolinos, pero por favor intente ser coherente. De debò val la pena vendre’s al poder per uns quants calers?

Dolça i hipòcrita Catalunya…

bastoncillo



Categories: Historia, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , ,

30 comentarios

  1. Puedo prometer y prometo…
    Estas palabras en boca de Adolfo Suárez salieron de la mano de este elemento; él escribía los discursos del dictadorzuelo.
    Y si el amo veleteaba al viento con tanta soltura cómo no lo iba a hacer él que tanto aprendió. Además, tiene derecho a ser una tripa agradecida en Barcelona y, diciendo lo contrario, en Madrid.
    NOTA: Adolfo Suárez, prácticamente gobernó a base de Decreto-Ley, como un dictadorzuelo. Para ser dictador le faltaba el carisma de gobernar con la entrepierna.

  2. No sé muy bien por qué, me acaba de entrar una curiosidad irrefrenable y unas ganas locas de ir a echar mano a la Larousse —que la tengo “algo olvidada” con esto de tener Wikipedia “más a mano”- y buscar de manera rauda la entrada HIPOCRESÍA…
    Tampoco sé muy bien por qué mi intuición me hace estar tan seguro de que veré la foto de este individuo en el margen con el debido pie de foto: ‹Hipocresía, en su estado primigenio. —Veáse HIPOCRESÍA›… es algo inexplicable.

  3. Descubrir a estos miserables es una bendición, medio en el que aparezca este mercenario sin escrúpulos medio que dejaré de leer, ver, escuchar de forma inmediata. Aborrezco la ambigüedad y la equidistancia, no digamos el discurso variable y sin principios.

  4. Puc arribar a entendre que algú “evolucioni” de posició en 40 anys i que canvii el discurs. En trobariem la pila d’exemples així.

    El que no entenc de cap manera és que algú pugui dir coses diferents segons el mitjà de comunicació en el que es troba. Avui en dia, a l’era internet, on les coses queden enregistrades és fàcil poder comparar tot el que es diu, És de ben ruc tenir argumentacions diferents segons el lloc on es parla / escriu.

  5. Otro que quiere estar en el “candelabro” al calor del sol que más calienta

  6. Un vulgar hípócrita que debe disponer en su ropero de un arsenal de chaquetas inagotable, así se reescribe la história y medran los farsantes de todo pelaje y condición.

    Gracias a DC, para que la memoria histérica no siga siendo un eufemismo de amnesia histórica.

  7. Este periodistilla no se ha enterado de tres cosas: primero, que existe internet, segundo, que existe Google y tercero y lo más peligroso para los mentirosos llepasubvens, que existe Dolça!!! Onega querido, vigila con lo que dices y escribes que se te pilla rápido y quedas retratado!!!

  8. Este es como la mayoría, me gustaría ver cuántos seguirían en el mamotreto, en la estafa, si no sacaran ninguna tajada. Lo malo es que la tajada es de nuestra carne, ya basta del mega sistema de expolio y de los pedos neuronales de estas huestes de chorizos.

  9. Dios los crea y ellos se juntan. No puede haber mejor panfleto para el Sr. Onega que La Vanguardia (antes Española). Tal para cual.

  10. No es contradictorio. Es coherente, trabaja para quien le manda, posiblemente los mismos entonces que ahora. Como él, casi todos los periodistas del régimen.

  11. la gente “evoluciona” según caliente el sol

  12. Admiro demasiado a los gallegos como para hacer el comentario que se merece este bastardo.

  13. Y si mañana nos invaden los yihadistas, pues escribirá lo que le guste el califa.

    Y si nos invaden los chinos, pues le regalará los oídos al comisionado del partido.

    Y si los judíos dominan el mundo, pues alabará al pueblo judío.

    Y si vuelven los nazis, pues volcará su inquina hacia los judíos y elevará a los cielos al führer

    Y si tiene que vender a su madre…pues lo hará. Lo que sea con tal de recibir su jornal.

    Lo habéis definido muy bien; “Si no le gustan mis principios, tengo otros”.

    Un ser repugnante; en resumen.

  14. ¡Lamentable! . Desconocía su colaboración con La Vanguardia.

  15. Se os ha escapado que en la brillante e íntegra carrera periodística de este señor cuenta incluso el haber formado parte del equipo de Suárez. Entre otras cosas, fue el que le escribió el discurso aquel del “Puedo prometer y prometo”. Vamos, que ha sido siempre marxista (de los de Groucho): estos son mis principios y, si no le gustan, tengo otros… y otros, y otros.

  16. Así hay tantos por desgracia!!!
    Nuestros mayores nos lo decían… Pero no les hacíamos caso…pensábamos que exageraban…
    Pero no nos prevenían…diciéndonos la verdad!!!
    Cuanto ” cambio de chaqueta”…
    Los humanos somos ” asin”

  17. y esa es otra yo en MADRID no oigo a nadie hablar mal de los CATALANES

    de los caspalibanes ya es otra cosa …………………………………. EH y ni

    siquiera asi oigo hablar mal a nadie del resto de ESPAÑA sera que el POLLO

    este el “periodista ” frecuenta los bajos fondos porque sino no me lo explico

  18. si a mi como gallego me dijeran las cosas que aqui en MADRID se dicen de

    CATALUÑA …… una pregunta y cuando oyes a los caspalibanes hablar como

    hablan de ESPAÑA que sientes ?

    MELONAKO me parece a mi que a este POLLO le pasa lo que aquel que solo

    oye el sonido de la SACA y se le ponen los ojos como al TIO GILITO $$$$$$$$

    Ehh pajaro ……….

  19. Qué tipo tan repugnante …

  20. Dolços, sois imprescindibles. Los ‘de la profesión’ nunca hubieran aflorado semejante abyecta mutación. Ya sabéis: ¡perro no come perro! De ahí lo valioso de que DC sea un blog libérrimo y con los objetivos bien marcados. Felicidades.

  21. Hay que dejar bien claro que a estos “aviesos arrepentidos” del PRUSÉS no les vamos a perdonar haber convertido a nuestra querida tierra en un estercolero. ¿O es que se piensan que todavía están a tiempo de volver atrás, que los recibiremos con los brazos abiertos sin tener en cuenta la indecorosa venalidad a la que se han entregado en los últimos años?

    Gracias, DC. Tenéis memoria y sois valientes. El que la hace, la paga. Sin violencia, por supuesto.

  22. Un periodista sin principios ni dignidad, no es un periodista, es un estómago agradecido al que mande en ese momento.

    A este señor ya lo tenía “calao” desde hace años.

  23. Fernando Onega en estado puro. Pobrecillo.

  24. De acuerdo con José Luis. Este Ónega es capaz de cualquier cosa con tal de ingresar dinerillo en su cuenta. No es periodista, no lo ha sido nunca: es un oportunista preparado para el olfateo del dinero.

  25. Al sol que más calienta… Ya se sabe, hay que vivir… y a él le debe gustar vivir, pero bien… y está dispuesto a pagar el peaje que sea necesario.

  26. Gracias, DC, por desenmascarar a los sinvergüenza oportunistas.

  27. Este individuo, que se arrastra de forma miserable por todos los magazines mas cutres de las televisiones, no pasará a la historia precisamente como una persona íntegra y honrada. Es de los más hipócritas y chaqueteros que he conocido en el panorama periodístico nacional. IMPRESENTABLE!

Deja un comentario