La “història oficial” de 1714 fa figa

La ‘Historia mínima de Catalunya’ de Jordi Canal, un inesperado ‘best seller’, y el libro de Roberto Fernández sobre los borbones y Catalunya discrepan del discurso dominante sobre 1714

9788492714698

Una de les mentides en què es fonamenta el discurs separatista és en la manipulació i distorsió dels fets de 1714. Tots els qui segueixen aquest blog ja saben que no va ser una lluita de Catalunya contra Espanya, sinó una guerra en que els catalans van lluitar pel que creien millor per a Espanya.

Però sembla que aquest discurs oficial, un mite que canvia la història sense cap respecte per afavorir una política i una ideologia d’odi i divisió entre catalans, comença a fer figa. Això és el que ens explica El Periódico:

El debate sobre 1714 “vive una segunda vuelta con el inesperado éxito editorial de la voz discrepante de Jordi Canal con su ‘Historia mínima de Cataluña’ (Turner, dos meses entre los más vendidos) y el Premio Nacional de Historia del Ministerio de Cultura concedido al historiador y rector de la Universitat de Lleida Roberto Fernández, por su ‘Cataluña y el absolutismo borbónico’ (Crítica).

Frente a la visión siniestra que ha quedado de la imposición del régimen borbónico, Roberto Fernández destaca que “Catalunya tuvo en las políticas borbónicas un buen aliado. A partir de 1714 el XVIII fue un siglo magnífico para Catalunya; la causa fue una bonanza económica general, que las clases dominantes supieron aprovechar muy bien, pero además bastantes políticas del reformismo borbónico, en el comercio, en la industria, en la creación de instituciones culturales, fueron buenas para Catalunya, y muchas de ellas dialogadas con la burguesía catalana”.

Y añade: “Progreso económico al margen, ¿el balance fue negativo nacionalmente? “Vivían su siglo con sus realidades, no las del nacionalismo del siglo XIX o XX. Siguieron sintiéndose catalanes, diferentes del resto de pueblos de la monarquía hispánica, pero articularon el doble patriotismo que expresa Capmany, ‘Catalunya es mi patria, España es mi nación”.

Por su parte, “La ‘Historia mínima de Catalunya’ de Jordi Canal, profesor de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París, va por supuesto mucho más allá del debate sobre el XVIII, y plantea que “toda historia nacionalista es una historia falsa“. Y polemiza sobre cuestiones aún más generales. “Cosas que se dan por supuestas, como que Catalunya es una nación desde el siglo IX, con toda normalidad”, dice. O que la castellanización fue solo un proceso impulsado desde Castilla, o negar, dice, que en Catalunya siempre ha habido varias lenguas además del catalán, sean el latín, el hebreo, el árabe, el italiano o el castellano. O conflictos absurdos como el de la propiedad de las cuatro barras entre Catalunya y Aragón. “Ningún escudo cuando aparece es de un territorio, es de una familia”, recuerda. Algo (la utilización de la historia como herramienta de nacionalización) en lo que, dice, “las historiografías nacionalistas española y catalana son dos espejos”.

Canal discrepa de las últimas interpretaciones sobre las instituciones catalanas antes de la derrota frente a Felipe V. “Ni Estado, en el sentido de lo que hoy entendemos por Estado, ni democráticas”, sostiene. “No se trató del fin de la nación catalana ni de la supresión de un sistema democrático”, añade.

“Se ha simplificado y nacionalizado el conflicto, se ha visto solo en una clave en lugar de ver que es un territorio que no necesariamente es una nación, un estado, o una democracia en el sentido contemporáneo, que se ve inmerso en una serie de conflictos internos y externos. Es una guerra de sucesión, pero al mismo tiempo es una guerra internacional, pero al mismo tiempo es un conflicto religioso, pero al mismo tiempo hay una guerra entre catalanes, pero al mismo tiempo en Castilla hay también austracistas… Algo que no puedes vender políticamente”. Es “una barbaridad”, sostiene, proyectar conceptos contemporáneos 300 años atrás “para dar a entender que el conflicto de hoy, del 2015, es un conflicto que empezó al menos en 1700, si no con los Reyes Católicos”.

Dolça i llegida Catalunya!

bastoncillo



Categories: Catalanes universales, Catalunya de tots, Historia, Huid del nacionalismo, Mejor juntos, Pensando bien

Tags: , , , , , , ,

17 comentarios

  1. Cuando leemos la frase “absolutismo” borbónico, parece que es algo malo.

    De ninguna manera: fue un proceso europeo de fortalecimiento de la autoridad real frente a las tendencias disgregadoras de los dominios feudales. Aquí el Pueblo ni pincha ni corta.

    En Europa sirvió para que el Estado se modernizase y las cosas funcionen, como por ejemplo la creación de factorías, la excavación de canales para el comercio, la creación de alhóndigas. la construcción de puertos, la fortificación y defensa…

    También hay una necesidad subyacente: la creación de mercados nacionales que protejan la producción interior de la competencia extranjera (algo que Cataluña sabe muy bien y que fue el origen de su industrialización y su riqueza)

    Es la creación de un Estado moderno con estructuras de Estado que funcionen y un mercado nacional lo que dan origen a la burguesía, a la industrialización del país y, llegado el tiempo a la desaparición de la idea de súbdito y su sustitución por la idea de ciudadano lo que dará lugar al nacimiento de los Estados modernos occidentales tal y como los conocemos hoy.

    Por otro lado “absolutismo regio” no tiene absolutamente nada que ver con “centralismo jacobino” ni con la “dictadura del proletariado”

    Un ejemplo: Si hay un rey absoluto, éste es Luis XIV: nunca pudo crear un impuesto uniforme para todo el Reino, ni nunca pudo tener un ejercito permanente, ni nunca pude unificar la diversidad de Estados que comprendían el Reino de Francia (y Navarra + territorios de Borgoña y del Sacro Imperio…)

    Fue el Estado que nace de la Revolución Francesa la que crea el ejercito nacional de conscripción obligatoria, un impuesto general para todos, la unificación de todos los países y regiones para formar lo que hoy conocemos por Francia y la creación de un sistema político, legislativo y judicial único para todos.

    Como todos hemos visto cómo ha funcionado la Unión Soviética y los demás países comunistas, no tengo que recordarles los crímenes en masa, desastres ecológicos, ineficiencias a que ha dado lugar la “dictadura del proletariado”, cosas que ni siquiera Luis XIV, en toda su “gloria” se hubiera podido permitir.

    (y eso cuando murió, la gente bailaba de alegría en las calles, sin sospechar lo que les esperaba un par de generaciones más tarde)

    Ps: el lector inteligente ya habrá comparado de cabeza el “absolutismo borbónico” y el “catalanismo pujolero”, y habrá sacado sus propias consecuencias.

    Y, no, no estoy pidiendo un “absolutismo borbónico” . Solo estoy pidiendo que las cosas funcionen, porque nos cuestan al bolsillo y comprometen nuestro futuro y el de nuestros hijos, y que DEJEN DE MANIPULARNOS, que No somos tontos.

  2. Ambos, Canal y Fernández, son historiadores muy solventes. Obviamente, jamás fueron invitados al famoso y polémico congreso “España contra Cataluña”, celebrado a fines de 2013. Ni ellos, ni ninguno de los historiadores que no sostienen las tesis secesionistas.
    Y, por cierto, ya que hablamos de tesis y de historiadores, cada vez aparecen más pruebas de que Oriol Junqueras plagió buena parte de su tesis doctoral.
    Por su parte, el esperpéntico Jaume Sobrequés, director del antes citado congreso, lo tuvo incluso más fácil. Sólo tuvo que recurrir a la ayuda de su padre, el insigne historiador y catedrático durante el franquismo D. Santiago Sobrequés i Vidal (hijo de la a su vez también historiadora y catedrática en pleno franquismo Dña. Dolors Vidal).

  3. ‘Catalunya es mi patria, España es mi nación”.

  4. Dentro de poco además de cazas de brujas veremos quemas de libros y listas de libros prohibidos. Al final conseguirán que mucha gente que casi nunca coge un libro se aficione a la lectura de ensayo histórico. Será la única contribución que hagan a la promoción de la cultura entre los catalanes: no hay nada como prohibir o tratar de ocultar algo a la gente para que el interés hacia ese algo se incremente.

  5. Tan sólo una apostilla a la entrada de DC. En el primer párrafo se dice que en la Guerra de Sucesión “los catalanes lucharon por lo que creyeron que era mejor para España”. No dudo de que así sería en la mayor parte de los casos, pero no en la de sus dirigentes, como lo demuestra el propio Jordi Canal en una entrevista de ABC:

    ” … Cuando Felipe V llega a Cataluña es muy bien recibido. Lo que ocurre es que el elemento eclesiástico y la burguesía mercantil se muestran muy desconfiados frente a la llegada del nieto del rey de Francia, dado que el odio hacia los franceses está muy enraizado. Hay un miedo histórico a la permanente invasión francesa y a los asedios a Barcelona, lo que en la época se llamaba el sentimiento antigapacho. Felipe V trató de ganarse a esa burguesía con una serie de concesiones a su llegada, pero éstos estimaron que la opción del Archiduque Carlos les ofrecería más beneficios y apuestan fuertemente por ella … ”

    Por el interés, dicha oligarquía se rebeló contra su rey -al que habían jurado lealtad- y por rebelarse el rey luego los trataría como a los traidores que fueron, nada que ver con el resto de la población catalana, para la que el reinado de Felipe V fue altamente positivo.

    • no olvides que los austrias tuvieron que conquistar Barcelona… por tanto había un apoyo al Borbón..
      Por cierto, al pueblo le daba igual una cosa que otra.. bueno, es cierto que había cierto mal rollo con los franceses debido a los continuos conflictos… Pero todo es cosa de la nobleza

  6. Es lamentable que este tipo de iniciativas (como el libro de Josep Borrell “Las cuentas y los cuentos de la independencia”) tenga que correr a cargo únicamente del sector privado, sin que el Estado intervenga para nada en tratar de contrarrestar la avalancha de propaganda separatista que cada día se vuelca sobre los catalanes a través de todos los medios en manos de la Generalitat.

  7. ” Ellos” ya lo saben…y a los que NOS ha interesado lo hemos averiguado y también lo sabemos…de todos modos siempre en bueno que se la explique y se explique porque todavía existen catalanes normales que quieren ser libres por lo que libros así no sobran son una herramienta más…
    De todos modos tengo que decir que las Diputaciones catalanas no se surten de novedades en cuanto a libros se refiere…por lo menos en los pueblos, muchos de los títulos que pido no los tienen…ni siquiera los buscan… A pesar de decirlo.
    Concretamente habló de la Biblioteca de la Pza. de la Vila de Vilanova i la Geltru…
    Que es donde estoy durante la semana!!!
    Otra cosa que ha ” cambiado” para mal!!!

  8. sería interesante saber si se venden en Cataluña.. De todos modos, hoy en día con internet a mano, el que no sabe es porque no quiere..

  9. Barrio Sésamo:

    Hoy vamos a explicar la diferencia entre GUERRA DE SUCESIÓN y GUERRA DE SECESIÓN

  10. Qué bueno. Una grieta en la propaganda y las mentiras históricas del nacionalismo. Que estos libros tengan éxito es fundamental. Una muy buena noticia. El “índice” de libros proscritos por el nacionalismo va engordando. Las mentiras no se sostienen… Y la gente debe saberlo.

Deja un comentario