Avui és Sant Antoni Maria Claret, confessor de la reina d’Espanya

Fill de Sallent, missioner, arquebisbe de Cuba, i apòstol incansable.

San Antonio María Claret

Son pare volia que muntés una fàbrica, però ell desitjava ser cartoix. Als 22 anys entrà al seminari de Vich; va provar d’anar a la cartoixa de Montalegre, i una tormenta li ho va impedir. Va veure la seva vocació missionera. Arribat a Roma va provar d’ingressar als jesuites, però un fort dolor a la cama li va obligar a retornar a Espanya.

Essent rector de Viladrau, el seu bisbe va veure les seves qualitats missioneres i el va enviar arreu la comarca. El pare Antoni Maria no deixava de publicar llibres i fulletons per escampar la fe, i d’ensenyar el catecisme als nens. Però la regió estava en guerra entre liberals i carlins; va a anar a Canàries, on molt aviat li deien “el padrito”.

Tan querido era que es patrono de Las Palmas. Le hicieron arzobispo de Cuba, donde sufrió atentados. La reina Isabel lo eligió por confesor, algo que San Antonio María tuvo como gran martirio por la vida casquivana de la monarca. Predicó por todas partes, fundo institutos misioneros. Donde el pasaba crecía la fe. Como tantos buenos, murió en el exilio.

Puix que al Cel ja heu aplegada
la collita que no mor
Oh Claret vostra sembrada
feu que arreli en cada cor.

bastoncillo



Categories: Alma, Catalanes universales

Tags: , , , ,

12 comentarios

  1. Este hombre es uno de esos catalanes universales que de vez en cuando lideran el mundo.

    Sus logros en vida fuero ya considerables.

    Y es la fama de santidad la que hace que le llamen a Madrid, efectivamente nada menos que como confesor real.

    Me gustaría recordar aquí, a parte de su labor educadora y de defensa de los más necesitados, su labor como fundador de los claretianos, que han hecho y siguen haciendo tanto y bien por todo el mundo.

    Es curioso este blog que de vez en cuando nos recuerda estos personajes que con todas las limitaciones de la época y de la fortuna -y evidentemente en una sociedad mucho más pasiva- se las arreglaron para sobresalir sin querer, con solo su inteligencia, su pasión y su fe.

    Tarde o temprano habría que reunirlos en un libro: siempre como ejemplo para nosotros, que teniendo de todo, no hemos sobresalido en nada (por no hacer, somos incapaces de “encontrar” trabajo o de crearlo nosotros mismos)

  2. Se celebró la misa solemne en memoria de Sant Antoni Mª Claret en la Iglesia Cor de Maria de Barcelona y la oficio el Superior General de la congregación, Josep Mª Abella que estuvo 13 años de misiones en Japón, se glosó la figura del fundador y se resaltaron las áreas en las que ejercen su gran labor los claretianos: atención a los necesitados, educación, ediciones, deporte…Fue un acto emotivo, sobrio, en una iglesia singular, al lado del banco donde yo estaba, en la pared hay una lápida con los nombres de nueve religiosos mártires de la fe (agosto 1936), esa es también memoria histórica.

  3. Buenas noches:

    En relación con la mención de Isabel II como “casquivana” cabe hacer cierta evocación de su reinado.

    Isabel II, quedó huérfana de padre con apenas tres años, fue criada por la servidumbre del Palacio Real, ya que su madre, la Reina Regente, María-Cristina de Borbón-Dos Sicilias viuda de Fernando VII, se volvió a casar de forma “secreta” con un guardia de corps del Palacio de apellido Muñoz.

    Este señor, padrastro de la reina, fue encumbrado con el título de “Duque de Riansares” y se enriqueció mediando en los proyectos de contratación y construcción de la red ferroviaria española, entre otros negocios, dónde hizo valer la influencia de su mujer y la Casa Real.

    El escándalo fue de tal magnitud que la Reina Regente no tuvo más remedio que exiliarse, al tiempo que se desentendió de la educación y destino de sus hijas que aún eran niñas muy pequeñas.

    El resultado de este desastre familiar, fue una reina con una formación deficiente, incapacitada para desempeñar, e incluso comprender, su tarea como monarca constitucional.

    A lo largo de su reinado procuró mantener cierta independencia de criterio frente a los sucesivos gobernantes al servicio de la monarquía constitucional, como el General Espartero, regente en sustitución de Mª Cristina, el General Narváez, el General Serrano (este último amante de la reina y, al cabo de los años, participante en su destronamiento) y el General O’Donnell .

    Además siendo muy joven, sin su consentimiento, fue obligada a casarse con su primo-hermano Francisco de Asis Borbón por presión de las potencias extranjeras como Francia y el Reino de la Gran Bretaña, que temían otros candidatos italianos o prusianos que hubieran desequilibrado el tablero europeo en su contra. Diversas fuentes señalan al consorte como homosexual (la propia Reina difundió motes inequívocos, apodándolo como “Paquita Natillas”, o mencionó en ocasiones que el camisón de su marido en la noche de bodas, tenía más encajes que el de ella.

    Parece que compensó el fracaso de su matrimonio con una larga lista de amantes, a los que fueron atribuídos los numerosos hijos del matrimonio. Aunque la legitimidad de la corona en una España Constitucional la transmitía ella, esta circunstancia colisionaba con los estrictos criterios legitimistas de la monarquía tradicional y esencialmente con las reglas internas de la Casa de Borbón, dónde de facto se mantenía la “Ley Sálica”, según la cual ella no debía haber sido nunca la destinataria del trono, existiendo parientes masculinos.

    La reina, imbuída en una religiosidad popular y muy supersticiosa, se hizo rodear en Palacio de personajes “milagreros” como “Sor Patrocinio, la monja de las llagas”, que comenzó a gozar de un gran influjo en el ánimo de la joven monarca, siendo el entorno de la reina calificado en esa época como “Corte de los Milagros”.

    Al final de su reinado el padre Antonio María Claret, por su gran prestigio moral, fue elegido por la reina para ser su confesor, obligándolo a dejar el Arzobispado de Cuba dónde había desarrollado una ingente labor evangélica. El padre Claret procuró reconducir la situación amoral de la reina y de la Corte, una tarea nada fácil. Pero también se ganó un importante número de enemigos al sospecharse el gran influjo personal que adquirió en determinadas decisiones políticas de Isabel II (a ella competía por ejemplo otorgar el aval para la formación de los Gobiernos constitucionales).

    Para la Casa Real Española el reinado de Isabel II es hoy prácticamente tabú. Tanto que todos los homenajes a su figura, al cumplirse su centenario, han sido soslayados.

    Desde el punto de vista personal parece que tenía muy buen talante, dotada de una singular llaneza y simpatía, ajena a todo artificio cortesano, que la hizo muy querida a nivel popular. Pero su reinado fue un periodo de inestabilidad gubernamental, de conflictos bélicos mal resueltos (Guerras Carlistas, Guerra de África contra el Imperio de Marruecos, Reintegracion esporádica de la República Dominicana al Reino de España, Insurgentes en Cuba y Filipinas), al margen de revueltas sociales y pronunciamientos militares, que en parte estuvieron determinados por su incapacidad para detentar dignamente una corona cuya legitimidad, solvencia y estabilidad parece que defendía en balde el Estado constitucional, y que finalmente decidieron su destronamiento y exilio en 1869.

    Un saludo.

    • Muy interesante. Gracias por la información.

    • Isabel II ha pasado a la Historia a través de sus enemigos, los carlistas, los liberales y el duque de Montpensier:

      El problema es que era mujer.

      Por lo tanto, para desacreditar a la Reina y quitar legitimación a su descendencia (en favor de otros interesados: su tío Don Carlos y más tarde el Duque de Montpensier)

      De esta manera, ante una Reina que “no sabe” gobernar, que es una “zorra” que se acuesta con todos, y que por consiguiernte no puede ser Reina, tiene que abdicar, y dejar el trono a alguien “más capaz” (y en el caso del pío Don Carlos, con la legitimidad de la derogada “Pragmática sanción”).

      Al ser Isabel II una zorra, y su marido Francisco de Asís “homosexual”, su hijo Alfonso es un bastardo que no es digno de ser Rey.

      Es decir, es una manera de deslegitimar esta rama de la dinastía.

      Para los liberales, con su proyecto de desplazar a la nobleza palatina del poder a favor suyo, y el ataque a la Iglesia, que consideran que es el pilar del anitguo régimen y la responsable del “atraso” científico y económico de España, la Reina es el elemento que les impide realizar sus designios.

      Ya han ocurrido las desamortizaciones, que han robado a la Iglesia (y a las Universidades y a los Ayuntamientos y los de la Casa Real) sus bienes provocando, además de una grave crisis social al fomentar las grandes fincas, un rechazo de gran parte de la población -los que no se han enriquecido con estos robos, o han sido directamente perjudicados-, y, naturalmente el clero, que a su vez sufre los ataques directos de la masonería. Este es el origen social del carlismo y de calatanismo, el vasquismo cultural y posteriormente de los nacionalismos catalán y vasco.

      No se engañe respecto a estos partidos: ni España es una democracia, ni estos partidos son demócratas. Son grupos oligárquicos que legitiman su pretendido derecho a gobernar y hacerse ricos en hacerlo en nombre del “Pueblo” (???? del “Progreso” (???) y de la “Libertad”.

      (Las elecciones, cuando las hay son censitarias: solo votan los que tienen ciertas rentas, y naturalmente están todas amañadas )

      Se está tratando de imponer aquí ideas francesas, pero como la base de una sociedad es su estructura económica, en una sociedad agrícola, la realidad política imperante será tarde o temprano siempre conservadora (los que detentan el poder -que es agrícola- no van a permitir nunca que un Parlamento les quite el poder quitándoles sus latifundios.

      En este momento, ya España ha perdido sus colonias americanas, y se da cuenta que ya no es la gran nación que se supone que era, y que Inglaterra ya ha ganado la partida.

      De aquí nace el sentimiento pesimista, anti español, el regeneracionismo y el republicano.

      Pero lo que no hace es justamente industrializarse, que es la base de la riqueza y el poderío de Inglaterra, la Alemania del futuro y de un Estados Unidos emergente. (que son y serán los enemigos de España -a la búsqueda de nuevas colonias-)

      Al contrario, la desamortización crea nuevos latifundistas o enriquece con más tierras a los que ya había, cortando la emergente industrialización en seco (los intereses de los productores de materias primas y de productos industriales son totalmente opuestos y enemigos)

      Al no haber industrialización, tampoco las clases medias emergentes tienen acceso a ganarse la vida aplicando valor añadido, lo que crea un gran descontento social (que lo instrumentaliza la masonería, que es la “ideología” de las clases medias…)

      En fin, no continuo, porque esto no es una lección de Historia.

      Pero lo he querido poner para mostrar tres cosas:

      1 Que los problemas que tenemos ahora, tienen ahí su origen y que seguimos igual por los mismos motivos:NO HAY INDUSTRIALIZACIÓN y las medidas que se están tomando son todas equivocadas (todo lo que sea potenciar el no trabajar, por ejemplo, o el vivir a costa del vecino con la excusa que sea: al final.
      Tampoco es cuestión de “voluntad política” o de “mal gobierno”. o de “poner a los mejores”.

      El “progresismo” empeora las cosas porque intenta imponer ideas que no corresponden con el desarrollo social y que además provoca un fuerte rechazo, dividiendo la sociedad en dos partes fuertemente polarizadas, creando las “dos Españas”. Tarde o temprano ésto tiene que acabar en una guerra civil : hemos tenido 3 guerras carlistas, 1 guerra civil y varios pronunciamientos + el golpe de Estado de los republicanos + el golpe de Estado de Asturias. No puede ser de otro modo.

      Además, esta inestabilidad política ahuyenta la inversión en la industria y el comercio, empeorando más las cosas (de hecho los únicos que se enriquecen son los suministradores del ejercito, por razones obvias)

      2 El Rey / Reina, que se legitima por la descendencia -es automático y no depende de nadie-, tiene como objetivo la estabilidad política, que favorece la económica y por tanto beneficia la economía y de ahí surgen oportunidades para todos. Esto lo seguimos olvidando. Y los perjudicados somos todos.

      3 Respecto a la Ciencia, la investigación la paga la industria y la fomenta el urbanismo (que a su vez es hijo del comercio y la industria). España tenía exactamente la que tenía que tener.

      Cuando se es una democracia, es decir, que los ciudadanos son los “gobernantes”, es necesario una actitud de circunspección y ponderación, porque de nuestro voto nos podemos favorecer o nos podemos perjudicar.

      La desindustrialización y la especulación del suelo felipista han sido votadas una y otra vez hasta hoy, democraticamente por todos.( Esto es el equivalente a la España isabelina. Y por los mismos motivos).

      Esto dice mucho de nosotros Y muy mal.

      Con el señuelo de los “gastos sociales” y del querer vivir sin trabajar a costa del vecino.

      Y ya les digo que serguir consignas de nadie, no es el camino.

    • Muchas gracias, José. Un placer leerle.

  4. Jajajajaja. Es buenísimo este post. Isabel II era una cachonda y muy campechana. Hacía bien.

  5. ¿Casquivana?

    casquivano, casquivana
    adjetivo

    1. [persona] Que es despreocupado e insensato y actúa sin ninguna formalidad.
    2. adjetivo/nombre masculino y femenino
    [persona] Que coquetea y establece relaciones de forma pasajera, sin ningún compromiso serio.

  6. Extraordinaria figura de la iglesia, hombre cabal. Cataluña necesita de obispos como él, y no de ese elemento llamado ¿Novell…?

Deja un comentario