La Vanguardia, diari del Règim, cae un 8% y ya pierde 3,1€ millones

En 2006 ganaba 14,1 millones. Sin las subvenciones del Pepet y la Maria el batacazo sería mayor.

La Vanguardia

Les vamos a explicar “caso La Vanguardia“. En 2008 llegó la crisis de la prensa, y el Conde pidió dinero a Moncloa y al Ibex-35. Le dijeron que tururú, y en 2010 se fue a la Generalitat. “Apóyanos y te daremos lo que necesites”, le dijeron. Y así fue. Desde entonces, La Vanguardia del Grande de España vive de las subvenciones  nacionalistas. Miren los números.

Lo cuenta Gonzalo Baratech en Economía Digital. El periódico del Conde facturaba 219€ millones en 2007. En 2014 facturó 106€ millones, “la cifra más baja que se recuerda en la casa en mucho tiempo. Dicha cifra representa una caída del 8% respecto de los 116 millones de giro registrados en 2013 (…) La cuenta de resultados de 2014 cambió de signo y pasó de 3,68 millones de beneficio a 3,1 millones de pérdida. El quebranto real fue bastante mayor, pero se atenuó gracias a las subvenciones a fondo perdido recibidas de la Generalitat”.

¿A cuánto ascienden los regalos de la Gene al periódico del Règim? Los obsequios de Artur Mas a La Vanguardia en 2014 sumaron 864.700 euros, un 3% más. Se trata de dinero contante y sonante, que se inyecta directamente a las arcas del diario. Además, el Govern le otorgó ayudas adicionales, como la compra masiva de ejemplares, amén de otros auxilios crematísticos a varias filiales del grupo”. Y sin contar el dinero recibido por la edición en catalán.

La Vanguardia se ha equivocado de estrategia. Ha perdido su lector de toda la vida, ha empantanado su portafolio con una edición en catalán que es un pozo sin fondo, ha adormecido su iniciativa con las subvenciones, ha dilapidado su prestigio apostando por el crispador prusés y ha señalado el camino a competidores como Ara.

Ahora entienden portadas como esta o esta otra, ¿verdad?

Dolça i vanguardista Catalunya…

bastoncillo



Categories: Economía, Huid del nacionalismo

Tags: , , , ,

30 comentarios

  1. Yo también era de los que cada día compraba y leía la Vanguardia. Hace ya cuatro o cinco años, cuando se vendió descaradamente al régimen y se convirtió en uno de sus medios de manipulación ni la compro ni la leo aunque sea gratis. Me repugna ese olor a siervo de régimen nazi que hace.

    Manipulación subliminal al servicio del régimen en casos como el de la portada con el titular sobre Rajoy en letras negras y grandes y debajo sin separación la foto del hombre con el hacha y el titular de la foto perdido en un rincón debajo de todo. Mentalmente unimos Rajoy con el hombre del hacha. Impactos visuales como este están mas que estudiados tanto en publicidad como en periodismo.

    Otra de las cuestiones son las plantas de hospital que habrá que cerrar, los recortes en educación etc. para contrarrestar las perdidas de un medio de comunicación prostituido.

  2. Esto es lo que ocurre cuando uno se vende por un plato de lentejas, que al final ni lentejas quedan. Me da mucha lástima porque La Vanguardia era el periódico que leía mi padre, y los domingos escondía dentro un cómic que nos compraba, Pulgarcito, con el que aprendíamos a leer. Entonces era un periódico serio, aunque nunca fue tan crítico como debiera (es lo que tiene estar del lado del que manda), y se leía y respetaba en toda España. Ahora es un periódico local, dentro de poco provinciano y al paso que va residual si consigue no desaparecer. A cada gorrino le llega su sanmartín y en este caso no se puede negar que se lo ha ganado muy a pulso. Lástima del dinero de todos que nos ha costado y nos costará hasta que desaparezca.

  3. La Vanguardia en su día franquista, ahora secesionista. Todo por pillar las subvenciones. ¿para cuando la prohibición de subvenciones a cualquier medio de comunicación? Todos a jugar a la liga del libre mercado!

  4. La Vanguardia es un medio de intoxicación como el Ara o el Avuí… aunque con algo (poco) mas de disimulo. Hoy en día vive de las subvenciones de sus amos, pero cuando el secesionismo caiga, la Vanguardia caerá con el, y sus articulistas, mercenarios de la palabra, tendrán que buscarse empleos en otro ramo que no exija parcialidad o un mínimo de decencia.

  5. Una cosa interesante a proposito de LaVanguardia es su Web: la mayoria de los hacen comentarios son anti-independencia… No se enteran en LV?

  6. Aprendí a leer con La Vanguardia, pero su actual linea me ha decepcionado tanto que ya nunca la compro. Lo cierto es que este periódico ha durado tanto porque siempre apoyaba al régimen en el poder, pero el problema es que ahora había que escoger entre dos regímenes y se ha equivocado.
    Un periódico donde Pilar Rahola, ex dirigente del PI tiene 365 artículos al año, u ocasiones para expresar sus ideas, al igual que Francesc Marc Alvaro, biógrafo de Mas, Marius Serra, pregonero del independentismo, toda la pléyade de separatistas miembros del Consell Assesor per la Transició Nacional, Germa Bel, Salvador Cardús, Josep Maria Reniu, Ferran Requejo, Carles Vives Pi Sunyer, que los acompañan a diario, pierde toda la credibilidad que pudiera tener.
    El único que valía la pena era Francesc de Carreras y se pasó a El País, dejando el pluralismo del medio completamente destrozado.

  7. La Vanguardia ahora compite con el 20minutos. Yo ya no la compro nunca, ni entro en su web, salvo a través de algún link de Dolçacatalunya, pero me la regalan cada día en el tren….

  8. El ayuntamiento de Barcelona patrocino este año el trofeo Conde de Godo , es lo que hay qué hacer , mantener al Conde y a la Rahola , como en Barcelona no hay ningún problema .

  9. En mi familia siempre se había comprado la vanguardia. Todos nos dimos de baja en la suscripción hace dos años cuando el tufillo separata resultó irrespirable. Yo cuando vi que habían contratado al ultra nacionalista David González, proveniente del Avui, de redactor jefe vi que ese diario había perdido el norte y seguramente a sus lectores más fieles.

  10. Yo igual: en mi casa estuvimos suscritos durante decenios. Cuando yo vivía y estudiaba en Madrid, fardaba de periódico con mis amigos del resto de España: un diario independiente, que se debe solo a sus lectores, decía yo.

    Hasta que se convirtió en un panfleto ilegible.

    Ahora estamos suscritos a El Mundo. ¿La Vanguardia? NUNCA MAIS.

    Sic transit gloria mundi.

  11. Un ejemplo perfecto de prensa orgánica del movimiento.
    Cataluña como ultimo reducto de los usos y costumbres franquistas, tanto en este caso como en otros.

  12. Si el padre del Sr. Conde de Godo levantase la cabeza….

  13. Este es el drama de los “gastos sociales” y de las subvenciones.

    Todos creemos que sirven para aliviar la vida de los más necesitados.

    Yo no pensaba que los Condes, los Grandes de España y los Delfines putativos fuesen necesitados.

    Porque ya hay que tener cara para vivir del cuento (aka: de las subvenciones): por que las subvenciones no las traen Papá Noel, sino es el producto de robar a los trabajadores todos los meses en la nómina.

    Todos hemos caído en la trampa creyendo que cuando exigimos “gastos sociales”, les estamos robando al vecino (que es “rico”) para dárselas al pobre (yo).

    Desengáñense, mientras no tengamos influencia personal (la que da el dinero y el poder, no la que da el encanto personal), nunca podremos competir con Condes, Grandes de España y Delfines reales o putativos.

    Así que despídanse de los “gastos sociales” de este año, que ya tienen dueño.

    ¿Y que mejor dueño que un Conde, un Grande de España o un Delfín de Cataluña para hacerse cargo de nuestras deducciones forzosas en la nómina?

    Al menos lo van a gastar con el gusto y la elegancia que da el abolengo y la sangre altanera.

    Esto es lo que llaman “ingeniería social”

  14. Mi padre escribía en LV, en mi casa siempre se leyó (por las tardes además el ‘Siero’), yo la compré cada día desde mis juventud hasta mis cincuenta y pico años, hará unos seis, cuando tomó la deriva filosecesionista y ‘sionizó’ hasta extremos irrespirables casi todas sus secciones susceptibles de hacerlo (la Contra, suele acoger a un 50% de entrevistados que son judíos)… con la la Rahola al frente de la causa, de la que enjor que no hablemos, ya que su sola presencia repulsa a más de un lector potencial que se niega a gastarse un céntimo en semejante panfleto.

    Con su pan se lo coman.

  15. Pues ya se les va millones la trilero charlatan de feria de la Generalitat en mantener a la Vanguardia, a TV3, y tantos voceros de su amo. Mientras, la sanidad que da pena, y no hay dinero para nada, solo para embajadas de barra libre, guateques a los que solo van los enchufados. Viajes a ninguna parte, y conciertos a los que no va nadie aunque canten las ranas de el nou pais.

    • Re recomiendo qyue te fijes en los presupuestos de la Generalitat 2015, aprobados por el tandem de la vergüenza (CIU-ERC): rebajan todas las partidas que indluyen directa op indirectamente en el bienestar de la colectividad e incrementan “acción exterior” (o sea las embajadas fantasmas), subvenciones a los medios serviles y propaganda.
      La perversión de la democracia

    • Pero el “pueblo soberano” les sigue votando. Sobre la cultura política y democrática del pueblo catalán (mi pueblo) me asaltan serias dudas.

  16. La vanguardia hace años que no es mas que una sucursal del nacionalismo,ahora casi no la leo ni gratis,me aburre y ya se puede anticipar cual es su envoltura ideológica…

    Y …tengo una pregunta por si alguien sabe que significa,que en el “pais”digital,cada vez que tecleaba para buscar el diario “el país,”una vez por error di la tecla y apareció en catalán y no había forma de quitarlo. Imposible recuperar la edición en castellano,…siempre aparecía la de cat,esto tiene que tener algunacondicionada manipulación informática para que eso ocurra y se sumen visitas falsas a esa edición en catalán y así inflar tramposamente su uso…agradecería si alguien me informase de ese fenómeno y como evitarlo,es un fraude para la información estadística!,

  17. Igual suena a tópico o testimonio forzado o hasta inventado…. Pero yo la compraba porque mi padre la compraba hasta que me harté de su mensaje. Ellos vendían a clientes críticos y han querido TIMAR a ese público crítico… Así les va…

    • Estoy de acuerdo. Hace unos años era un diario agradable de leer. Ahora es una versión inflada de El Periódico. No digo que El Periódico sea malo, pero no me convence. Y una caricatura, menos.

  18. Jo fa any la comprava cada día fins que vaig acabar fart de la deva submisió al Règim.Tampoc mir-ho la seva web.

  19. Ha pasado de ser un diario leído en toda España (Público potencial 47MM) a ser un panfleto del régimen (Público potencial 7MM, descontando los que no le seguimos el rollo unos 3).

    Buen ejemplo del camino que pueden seguir las empresas, o incluso la misma Barcelona: renunciar a ser la referencia y el lider español para pasara la capital o liderar Cataluña.

    LV siempre ha sido un diario sumiso al poder… pero en los últimos años es ilegible. Yo había sido suscriptor hasta hace 8 años, que me di de baja, y ahora ni siquiera entro en su web por que no quiero contar como “visita” en la misma.

  20. Yo era un lector de la vanguardia durante muchos años, pero cuando se convirtio en el boletín oficial de la Generalitat, deje de leerlo

  21. Un periódico con 134 años de historia (su primer nº fue en 1881) nunca debería haber vendido su alma al diablo. Es una pena pero ellos se lo han buscado…. Ahora que vallan al telepredicador para que le suba la subvención. Y no es ni será el único que pierde dinero, yo por lo que estoy viendo, todos los que se han acercado al independentismo están perdiendo dinero (periódicos, empresas, radios y tv), si viven es gracias a las subvenciones porque de los separatistas poco van a sacar y los no independentistas no consumimos basura separata.

  22. El chiringuito se hunde Sr. conde, ya se sabe lo que pasa cuando la Gene subvenciona empresas, que acaba hundiéndolas. La ideología no puede estar por encima de la economía ni de la iniciativa empresarial, ahí está el caso de SPANAIR, la compañía de bandera nazionalista que nos costó 200 millones de € a todos los catalanes. Pero cuando un medio de comunicación está dispuesto a vender su alma al diablo luego no pueden extrañarle las consecuencias.

Deja un comentario