Por qué la megamezquita que el nacionalismo planea en Barcelona no es buena idea

Todo por los votos.

mezquita

En Cataluña no nacen los suficientes niños para reponer la población. La tasa de natalidad está en 1,4 nacimientos por mujer en edad fértil, cuando lo necesario para que la población no decrezca está en torno a 2,1 nacimientos. Cuando se hizo necesario acudir a la inmigración para corregir esta carencia, había 2 grupos principales: la población americana, de cultura cristiana e hispanoparlante, y la población magrebí, islámica y ajena al idioma español. El nacionalismo lo tuvo claro: lo primero era “protegir la catalanitat”. Se decidió favorecer la inmigración musulmana porque no hablaba español y aprendería el catalán. Con eso se garantizaba la continuidad del “ADN català”, que como saben para el nacionalismo consiste en hablar la lengua de la Generalitat.

Hoy el 10% de los catalanes nacidos en 2012 ya fue de madre musulmana. En la provincia de Gerona el nombre de Mohamed y sus variantes ya es el 2º más preferido. En muchas poblaciones, de Palafrugell a Manresa, la población musulmana será mayoritaria quizás en 2 generaciones. Y eso, como ya vemos en algunos países europeos, tendrá profundas consecuencias en la sociedad catalana. No será sólo un cambio demográfico, sino una transformación de civilización. Algo muy serio.

Nos enteramos de que el alcalde de Barcelona proyecta un gran centro religioso musulmán en la ciudad condal. No se pierdan las razones: “es un equipamiento importante para la proyección internacional de Barcelona, sobre todo en el área del Mediterráneo; una manifestación del carácter cosmpolita y tolerante de la ciudad, que reconoce su diversidad cultural como uno de sus principales valores de acuerdo con el espíritu del ‘Plan municipal de Interculturalidad’ y que complementaria la creación del ‘Servicio Municipal para las Religiones”.

Ya lo ven: el nacionalismo cree que abrir una megamezquita es un plan de marketing intercultural para Barcelona, y de paso aprovecha para crear un organismo mediante el cual los políticos puedan controlar a las religiones. Es decir, controlar a la Iglesia, que todavía es la religión mayoritaria en Cataluña. Es normal: el nacionalismo es una idolatría que no permite que Dios haga competencia a su idolillo, “la nació”.

Parece que el alcalde Trias y sus ideólogos nacionalistas no tiene ni idea de lo que es el islam, ni de lo que es una mezquita. ¿Se lo preguntamos a Samir Khalil Samir, egipcio profesor en Beirut?

El islam “es un proyecto socio-político-cultural-religioso. (…) Hacia el siglo XI se estableció un acuerdo tácito según el cual todo lo que había que aclarar sobre el islam ya había sido explicado por los grandes maestros de las escuelas jurídicas. Este ijma, consenso, le ha impedido prácticamente al islam renovarse y hacer frente al reto del tiempo. (…) La violencia está claramente presente en la vida misma de Mahoma. (…) El problema es que (…) los musulmanes no han admitido nunca que algún versículo del Corán haya dejado de tener valor hoy. (…) De este modo, hay dos opciones diferentes en el Corán: una agresiva y otra pacífica, y ambas son aceptables. (…) Cuando algunos fanáticos matan a niños, mujeres y hombres en nombre del islam (…) nadie les puede decir: ‘Vosotros no sois verdaderos y auténticos musulmanes’. A lo sumo se puede afirmar: ‘Vuestra lectura del islam no es la nuestra’ (…) La violencia forma parte del mismo, aunque también sea lícito optar por la tolerancia. (…)

La mezquita no puede ser asimilada a una iglesia islámica, sino que representa algo absoluta y radicalmente distinto. (…) La mezquita es el lugar donde se reúne la comunidad para ocuparse de todo lo que tiene que ver con ella: la oración, pero también las cuestiones sociales, culturales, políticas. Todas las decisiones de la comunidad tienen que ser tomadas en esta sede. (…) Considerarla un lugar de culto es erróneo y limitativo; del mismo modo que es introducir confusión, al hablar de la construcción de mezquitas, hacerlo en nombre de la libertad religiosa, dado que éstas no son sólo edificios religiosos, sino lugares que tienen una función que es asimismo cultural, social y política (Cien preguntas sobre el islam, Encuentro, 2003).

Estos son algunos aspectos importantes de la nueva civilización que nos trae el nacionalismo, aunque a esta ideología sólo parezca interesarle que los “nous catalans” hablen con acento de Manlleu. Una vez más, en nombre del amor a Cataluña el nacionalismo se dispone a favorecer la erosión de sus cimientos culturales. Esta vez con consecuencias imprevisibles y -mirando a nuestros vecinos- muy poco halagüeñas. Això sí, tothom parlarà català.

Dolça i mesquitada Catalunya…

bastoncillo



Categories: Alma, Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , , ,

23 comentarios

  1. Muy muy peligroso lo de la super mezquita y el secretismo con el que Trias (al que han untado seguro) está llevando todo.

  2. Señor Trias, ¿Y no sería mejor levantar más escuelas, centros de investigación científica, guarderías, y hospitales? Los hospitales colapsados con los enfermos en los pasillos muriendo, no es eso la prioridad señor Trías???

    Los del Estado Islámico van a subvencionar a la Generalitat a este paso, por los favores que les están haciendo, señor Trias le van a dar una medalla al espíritu de su causa…

    Los Nacionalistas siempre hablan de cultura e historia, pero ellos solitos se están cargando toda la tradición, la historia, y cultura nuestra, la de catalanes y españoles que somos desde siempre, la cultura real de Catalunya; y dando cancha desproporcionada a culturas que nos son ajenas(sin menospreciar a las demás culturas y religiones).

  3. No lo pillais de ninguna de las maneras. Claro, no sois nacionalistas y por lo tanto no dais el nivel intellectual. Pero es que no habeis escuchado al excelente y siempre honesto juez Vidal? La macromezquita es necesaria porque Israel va a financiar nuestra tan deseada independencia. Pero que cerrados de entendederas sois los espanyoles!

    • No sé si lo dices en broma o no, pero no andas muy desencaminado. Estos caciques se venden a quien haga falta y no se dan cuenta de que quien paga les terminará echando de sus poltronas una vez conseguido el objetivo.

  4. Pues nada, se sustituye la estrella de la cubana por una media luna y todos tan contentos. Y el Juez Vidal haciendoles un Coràn de nuevo cuño con sus amigos, tomàndose unas cañas con sus amigos. Me harìa gracia ver al Astut con turbante cuatribarrado y a su flamante esposa con Burka de diseño de Carolina Herrera huyendo para Andorra pidiendo asilo polìtico exiliandose y el Kiko Homs llevandoles los alfanjes escoltados por el gafapastas Juan Pique Fernandez.Y es que esto va a ser asì a no tardar. Adiòs al 27 ese.

  5. Leo muchísimas cosas en Dolça Catalunya con las que no puedo estar más en desacuerdo, pero como realiza un trabajo en general acertado y desesperadamente necesario contra los falaz-separatistas, me callo siempre. Por ejemplo, esa cómica obsesión liberal con señalar que el nacionalismo “es una ideología del siglo XIX” (como el liberalismo, vamos). Una línea perfectamente progre: “tiene más de diez años, luego ya no sirve”.

    Lo siento, pero ese genio salió de la botella y no va a volver a entrar más. El del nacionalismo, digo. No va a volver a entrar.

    O esas periódicas apelaciones a “los nazis esto, los nazis aquello”. En la perfecta línea de la progresía decimonónica (el liberalismo) o de la Iglesia aggiornada de jersey por los hombros y flequillo engominado, que se dedican siempre a hacerle el caldo gordo a la hegemonía cultural de la ultraizquierda.

    Sigamos. Hubo un día que fue de traca: cuando se pusieron al mismo nivel “los centralistas” y “los separatistas” en un hipotético escenario en el que los primeros forzaran una transformación institucional de España sin pasar por los procedimientos constitucionales. Se podrían señalar tantas cosas… Por una lado, el positivismo leguléyico: si se hiciera “con arreglo a la Constitución” el separatism dejaría de ser un problema. Todos a callar y a tragar. Por otro lado, la equiparación de quienes pueden imponer un cierto modelo de gobernanza para una comunidad política con la de quienes desean destruir esa misma comunidad política. Una equiparación, sin duda, de las que hacen época…

    Y hay más. Porque por alguna razón se asume que la “centralización” es intrínsecamente mala y un paquete cerrado que conlleva no se sabe qué “horrores” culturales sin cuento. ´Por algún motivo, eliminar las comunidades taifales por algo diferente es algo impensable (“¡las sales, Bautista!”). Los principados taifales: ese cáncer catastrófico, esos cacicazgos intrínseca e inevitablemente generadores de identidades separadas (porque son semiestados) y siempre susceptibles de secuestro por los separatistas.

    Como si un sistema “centralista” no pudiera definir unas regiones culturales y preguntarles a sus ciudadanos residentes en ellas: “¿qué idioma quiere emplear usted con la administración?” (como se hace en varios lugares de Europa). Como si en un sistema “centralista” en el que los representantes respondieran directamente a los electores de su circunscripción las regiones estuvieran menos representadas… Qué mezcla de ideas. Qué confusionismo.

    Y hoy, para terminar de repasar el catálogo de la progresía de derechas, el famoso “enroque culturalista”. Es algo a lo que se recurre siempre que se tiene que hablar del genocidio en curso de los europoides de todo el mundo. Ya saben: el hecho de que, entre el invierno demográfico, las migraciones masivas y el sistema cultural dominante (fanáticamente individualista e igualitarista) los europeos van a terminar como el dodo para el año 2100.

    Seguro que les suena: tener hijos es limitador, negarse a las oledas migratorias es “xenófobo” y negarse al mestizaje es directamente neonazi.

    Así que, para expresar el desagrado uno solo puede invocar “la cultura” o la “civilización”. Como sí las personas existieran para dar vida a las culturas, y no fueran éstas, al contrario, una creación y una herramienta para las primeras. Es algo así como decirle a alguien: “efectivamente, ejem, señor Palafrugell, ejem… sus nietos, bueno, no son sus nietos biológicos… Pero bueno, ¡siempre puede usted intentar transmitirles sus recuerdos! No hombre, no, no insulte a su nuera, no sea facha, hombre, por Dios… ”

    ¿Que nos extinguimos? ¿Y qué? ¿O no nos cuenta el igualitarismo que un humano es un humano? De lo que se trata es de “ocupar el espacio” y mantener el sistema funcionando (como las pensiones).

    Lo mejor de todo es que todavía está por nacer el primer comisario cultural de la izquierda al que se la puedan dar con queso con semejante jueguecito timorato.

  6. Corre el rumor no probado, ni mucho menos documentado con pruebas, pero tampoco desmentido, de que algunos de nuestros dirigentes nacionalistas (sobre todo en la órbita de ERC..) se han hecho o se hicieron musulmanes en su día, viven su fe en secreto y miran de hacer todo lo que pueden por sus hermanos.. Rumores a parte, de lo que si estoy seguro, más conociendo a estos nacionalistas, es de que la construcción de esta Mezquita, es el precio a pagar para poder acceder a lo petrodolares árabes, una fuente de financiación en teoría fondo perdido, sin ningún interés bancario, sin devolución en metálico y libre de la fiscalización española y del más que probable cierre del grifo por parte del FLA y demás instituciones bancarias internacionales… Habéis pensado en otra fuente de dinero mejor para seguir financiando el Prüsés, el 9N y el 27 de no se qué, y demás dispendios nacionalistas???? Naturalmente, tiene sus intereses contraprestacionales…… Lo habéis pensado???Los que crecimos compartiendo pupitre con hijos de y profesores nacionalistas, sabemos que este pensamiento, es tan ruin, mezquino, mal pensado y sobre todo traicionero (jugaron limpio Companys o Macià cuando tocaron poder???, cuando han acatado y han sido leales al poder constitucional ya fuera republicano o el ahora monárquico los nacionalistas??? ), como para ser creíble y cierto…. Y más tratándose de unos políticos a los cuales su odio, sectarismo y cerrazón, los ha hecho enloquecer hasta no ver lo que para todos, tan evidente es. Algo, que por desgracia, en los últimos tiempos no paramos de ver en TV3 y en marchas mussolinianas camufladas de “cadenas y uves en la diagonal”… Los hechos están a la vista de todos, aunque no entendamos el significado del porque….. quizás visto ahora desde esta perspectiva, empecemos a atar cabos y a montar el puzzle … Os dejo esta reflexión a todos y en especial al equipo dolço que sabrá encontrar más piezas de este puzzle..

  7. Buenas noches:

    El Islam es una religión desde luego anquilosada por una doctrina rigurosamente medieval que tiene difícil inserción en el mundo actual, pero aún así hay muchos tipos de musulmanes.

    Naturalmente la mayoría de los musulmanes, en sus respectivos países o fuera de ellos, son gente honesta y trabajadora que practican la religión islámica con una conciencia moral sólida, como nosotros el cristianismo. No hay nada malo en su práctica religiosa íntima y directa con Dios.

    Mi impresión también es que, la mayor parte de los denominados países islámicos, están habitados por personas receptivas al progreso, que anhelan disfrutar sociedades democráticas y ansían el desarrollo económico, pero algo falla en su estructura social que no permite consolidar un sistema constitucional que garantice las libertades que disfrutamos en Occidente.

    En mi opinión, el gran problema del Islám (que no olvidemos significa “sumisión”) , es que la religión se utiliza como medio de control político, social e incluso cultural de los habitantes de los países dónde predominan los musulmanes (como sucedía con el Cristianismo antes de la Revolución Francesa).

    Turquía que durante el siglo XX fue un ejemplo de Estado laico (por cierto muy nacionalista y brutal con las minorías) parece que, ante el temor de una democracia real de tipo occidental que “disgregue” las esencias patrias, trata de volver al Islám como fuente de inspiración para el poder político, lo cual es tremendo y regresivo a estas alturas. En el fondo hay una elite política que necesita aferrarse al poder.

    En Cataluña el problema es que el “nacionalismo catalán” con la excusa de la “defensa de la lengua catalana en peligro de extinción”, pretende imponer una ideología igualmente nociva, retrógrada y rebuscada centrada en “la sumisión” del no nacionalista, y en eso si que se parece al “integrismo islámico”, pero lo tiene muy crudo después del fracaso del “prusés” y con un 70 % de la población ajena a esta historia.

    Un saludo.

  8. En Salt esto lo resolvieron enterrando un cerdo en el terreno en que se hablaba de hacer lo mismo

  9. En la localidad en la que yo vivo, los hijos de los magrebíes, para disgusto de la francesa voluntaria Muriel Casals, Homs (Metternich de Gurb) y compañía, hablan en español.

    Hasta los cálculos del separatismo catalán en ese sentido salen mal.

    Los cálculos que sí salen bien los de los multimillonarios (en euros) hijos de Pujol.

    Por supuesto que el Islam es un peligro: de él no surgió el liberalismo ni el socialismo, ideologías de las que están tan orgullosos los giliprogres (con perdón) de izquierdas y derechas. El Islam acabará con el liberalismo del que el e

    • Bueno, cabe recordar las SS árabes dirigidas por el tío de Yasser Aragat o como los musulmanes de Yugoeslavia junto con los croatas exterminaron en campos de concentración a miles de serbios durante la II Guerra Mundial o como entre los últimos defensores del Berlín mazi había musulmanes.

      Había mutua admiración del nazismo hacia el islamismo y tenían los mismo enemigos los eslavos y los judíos.

      El islam no es una simple religión, es una estrucyura de poder política, cultural, religiosa y social donde el Califa es a la vez líder religioso y político y el Corán el guión para el control de las masas que para nada es equiparable en derechos humanos a ninguna Constitución.

      Los musulmanes más moderados como los sufíes históricamente han sido masacrados por los radicales.

    • Citas de Adolfo Hitler:

      “En España, bajo la dominación de los Árabes, la civilización alcanzó un nivel que raramente se ha repetido. La intromisión del cristianismo ha traído el triunfo de la barbarie. El espíritu caballeresco de los Castellanos es efectivamente una herencia de los Árabes. Si Carlos Martel hubiera sido derrotado, el mundo habría mudado su faz. Ya que el mundo estaba condenado a la influencia judaica (y su subproducto, el cristianismo, ¡es algo tan insípido!), hubiera sido mejor que triunfara el Islam. Esta religión recompensa el heroísmo, promete a los guerreros la gloria del séptimo cielo” (28/08/1942, Hitler’s Table Talk 1941–1944, Enigma Books, 2000, p.667).

    • Buenas noches Español,
      No comparto tu opinion sobre la compatibilidad entre los musulmanes y los nazis. No es porque unos musulmanes estaban en el ejercito aleman que fueron todos nazis. Idem con lo de Yugoslavia. Habian mucho mas musulmanes en el ejercito frances que combatio durante la secunda guerre mundial en Africa, Italia, Francia y Alemania… Y tambien debemos considerar que los aliados estaban tambien los colonizadores y que los movimientos nacionalistas arabes(muy distintos del caso catalan por supuesto) empezaron en las colonias con la segunda guerra mundial.
      De manera mas general, el nacional-socialismo aleman es una forma muy particular de nacionalismo por su racismo radical, antisemitismo y logica de raza pura… El resultado, lo conocemos. Podemos ver muchos puntos en comun entre los diferentes nacionalismos (deberiamos utilizar la palabra “ultranacionalismo”), sus maneras de desarollarse,… pero tampoco podemos decir que el nacionalismo catalan y el nazismo son iguales. El nacionalismo catalan tiene sus particularidades que tenemos que considerar para combatirlo con mas eficacia.

    • El denominado nacionalismo catalán en mi opinión es el caciquismo localista decimonónico y se basa y apoya en una red clientelar creada en torno al poder y utiliza como vía de perpetuarse los medios de comunicación y la educación prácticamente monolingue en las escuelas de Cataluña y lo engorda la dinámica Cataluña nosotros buenos, Esapña, Madrit ellos malos.

    • Estoy de acuerdo contigo. El nacionalismo catalan es sobre todo algo provincial y rural con una dimension casi “feudal”… Es como en Francia: es en los pueblos donde hay menos (o no hay) inmigrantes que son los mas racistas en las elecciones.
      Por eso pienso que la “batalla” sera en Barcelona…

  10. Recomiendo la visión de este video, relativo a una doctora siria exiliada en Estados Unidos que habla sobre su experiencia del Islam: http://www.youtube.com/embed/qhN0u8uKE-M

  11. El Islam no es una religión sino simple política costumbrista.

  12. Una mezquita, sea monumental o sea en una chabola siempre es INACEPTABLE.

    #StopIslam

Deja un comentario