Otro mito nacionalista a la porra: un cardenal catalán de 1714 decía “Gerona” en vez de “Girona”

El testamento del cardenal Sala, gerundense, rompe las trolas nacionalistas.

Cardenal Sala

El nacionalismo nos ha contado que el castellano fue impuesto a sangre y fuego por la malvada “Espanya”, también en los topónimos y nombres propios. Decir “Gerona” o “Lérida” es una herejía que escandaliza a los cursis del prusés. Pues ahora resulta que en el testamento del cardenal de Barcelona Benet de Sala, gerundense, abad de Montserrat y catedrático en Salamanca, comprobamos que a Gerona se la llamaba Gerona, y que muchos catalanes se llamaban “Francisco” o “Domingo”, y no “Francesc” o “Domènech”. Así dice su testamento entregado su exilio romano, nada menos que en 1715, y escrito en un catalán más vivo que el engendro fabriano que nos enseñan los funcionarios de la Generalitat:

Yo, D. Benet de Sala y Caremany oriundo de la ciutat de Gerona, per la gracia de Deu, y de la Sta. Sede Àpostolica Bisbe de Barcelona y de la Sta. Romana Iglesia Cardenal Presbítero (…) disposant de mos bens fas y ordeno lo present meu testament, última y darrera voluntat mia del modo y forma següent. (…) Elegesch en marmesors y del present meu testament executors al Excelentíssim Sr. Conseller en Cap de la Excma. Ciutat de Barcelona qui vuy es y per sempre sera, als Iltres. D. Francisco de Josa y de Agulló, Ardiacha de Sta. Maria del Mar Dignitat, y Canonge de la Sta. Iglesia Cathedral de la present Ciutat, Joseph Romaguera, Domingo Figueras, Joseph Rifos Drs. en Drets y Canonges de la mateixa Cathedral Iglesia…”

Dolça i real Catalunya…

bastoncillo



Categories: Historia, Huid del nacionalismo

Tags: , , , ,

27 comentarios

  1. No soy lingüista.

    Me imagino que si escribe en catalán y pone Gerona, es por que en la época se decía así. El era un hombre culto y de allí mismo.

    Si sé que en el “catalán normalizado ” han desaparecido palabras que se consideran “no catalanas”, y otras simplemente se inventan para que no suenen castellanas. En la misma línea, ya habrán visto que se traducían del catalán al castellano dando circunloquios, por que el catalán y el castellano sonaba casi igual y dos “lenguas ” no pueden ser tan similares.

    Creo que el problema parte de que el castellano es un idioma muy pobre en sonidos, y no pueden pronunciar sonidos de otras lenguas románicas. Y eso sin contar con que cada lengua tiene letras distintas para representar sonidos parecidos (ej “ny”, “gn” “lh” y ñ), que naturalmente se pronunciarán según las lee el lector, no según suenan en cada lengua.
    Además, seguramente el vocablo “Gerona” viene directamente del latín, como normalmente entraban en todos los idiomas europeos los topónimos de otros países, por que los mapas estaban en latín, la lengua culta e internacional de la época.

    La histeria respecto a los nombres en catalán cuando se habla en castellano (en Castilla) tiene 3 razones:

    1º El nacionalismo busca enemigos para crecer, y si no los tiene, los fabrica. Un enemigo es España, que pronuncia en castellano nombres catalanes (pero no se es consecuente cuando se habla en catalán y se utilizan topónimos castellanos pronunciados a la catalana).
    Lo curioso del caso es que no solo montan esas histerias cuando se hace en Cataluña, sino cuando se hace en Castilla (claro, por que España es una enemiga que quiere destruir el catalán).

    2º Se trata de borrar toda presencia del castellano en Cataluña con el pretexto que sea.
    Según la sociología, tendemos a hacer lo que hace la mayoría social. Si la mayoría habla catalán y yo hablo castellano, yo soy el equivocado y tengo que cambiar. El hecho de que no aparezca el castellano por ninguna parte, da la impresión de que esa “mayoría” a la que me tengo que amoldar es la catalana, no la castellana.

    3º Además, con esa operación se está creando la opinión de que el castellano es extranjero en Cataluña, ya que vemos en los rótulos de las tiendas, los letreros de los edificios oficiales, los letreros de las poblaciones, en el habla, en la televisión… que lo propio del país es el catalán. Y eso que la mayoría de la población catalana es de habla castellana.

    Vamos a acabar creyendo que hablar castellano en Cataluña es de enemigos de la patria que están en contra de la población autóctona.

  2. Ahora sabemos desde 2012, que no podemos creer nada de lo que dijeron y dicen el nacionalismo.

    Del Nacionalismo, todo es mentira, todo es un montaje, todo es una patraña, todo es historia inventada que nunca ocurrió.

  3. Topónimos: ¿Gerona o Girona?

    Los nacionalistas están empeñados en que cuando hablamos el español debemos utilizar los topónimos de las lenguas regionales, así por ejemplo los nacionalistas catalanes nos exigen que digamos Girona en vez de Gerona, los vascos nos exigen que digamos Gasteiz en vez de Vitoria. Sin embargo cuando un catalán o un vasco habla de la capital de Inglaterra, habla de Londres y no de London. Lo que sin duda es una contradicción.

    http://nacionalismoaldesnudo.blogspot.com.es/2010/12/toponimos-gerona-o-girona.html

  4. Por eso, yo, cuando hable en español, lo digo todo en español, que es lo correcto: Gerona, Lérida, etc. Com tampoco se dice London, Firenze, Warsaw, etc.

    • pero es peor aun, porque cuando corrigen al que esta “supuestamente” traduciendo los nombres al castellano, pero no siempre es así. En el caso de Terrassa pasa algo similar, no hay nada que moleste mas a un egarense, que alguien diga o escriba Tarrasa, cuando hay escritos antiguos que demuestran que antiguamente era con A (mas allá del mito de Franco) , aunque lo escribían igual con doble S, es decir, lo correcto seria TARRASSA, pero en castellano no tiene sentido la doble S, esto fue así hasta que un lumbreras decidió cambiar la E por la A, y supuestamente buscar la “simbología” a la Terra, otra creación del Nacionalismo?…..

  5. Y Artur Más era Arturo hasta hace un rato. No sabemos si Fainé es Isidro o Isidre.

  6. Un nacionalista catalán es alguien que escribe Castella-la Manxa, Castella i Lleó, Saragossa, Barbastre, Tarassona, Calataiud, Osca, Terol, Conca, Àvila, Sòria, Palència, Segòvia, Lleó, Cantàbria, Andalusia, Còrdova, Màlaga, Almeria, Cadis, Algesires, Múrcia, Jumella, Llorca, Iecla, Biscaia, Guipúscoa, Àlaba, Sant Sebastià, Vitòria, Càceres, Mèrida, Canàries, Gran Canària, Galícia, La Corunya, Santiago de Compostel·la, Astúries y Logronyo, pero que se encoleriza con quien ose pronunciar Lérida o Gerona.

    • Nazionalusta literalmente es un imbecil que escribe Catalonia en ingles pero se niega a usar el toponimico cataluña

    • Siempre me ha molestado mucho que ellos lo traduzcan absolutamente todo, pero que lo que está en catalán esté prohibido traducirlo, ellos incluso traducen nombres propios, como “Reial Madrid”, o dicen cosas perfectamente traducibles como Govern, President, Generalitat, Parlament, todo dicho en catalán aunque lo digan desde Madrid, ¿por qué?

      De hecho, siendo dos lenguas muy similares y que han cambiado bastante con todos estos siglos, podríamos decir que el castellano y el catalán de entonces eran otras dos variantes, diferenciadas de sus equivalentes modernos casi tanto como lo estaban entre ellas.

  7. Buenos días:

    Es indiferente llamar a ambas ciudades Lérida/Lleida, Gerona/Girona en castellano o en catalán porque de ambas maneras son propias de Cataluña desde hace siglos.

    El problema es el matiz xenófobo que hoy se aplica desde la “oficialidad nacionalista” por motivos naturalmente políticos. La idea es separar y controlar el coto privado en todos los sentidos.

    El topónimo en castellano (o español) de ambas ciudades Lérida y Gerona ha sido el término administrativo utilizado durante toda su historia moderna y hoy pretenden erradicarlos o incluírlos en una lista de términos políticamente incorrectos. Es decir se trata de “fer país” de la forma absurda acostumbrada.

    El nacionalismo inculca en el ciudadano catalán común la patética idea de que el “castellano” se impone a través de un continúo proceso de extinción planificada del catalán. Un plan secreto que urden en Madrid.

    No existe ninguna imposición, ni denominación “extranjera” porque ambos topónimos se generalizaran en castellano o español de forma totalmente natural por los propios ciudadanos del país a lo largo de los siglos.

    Además el topónimo Lérida es etimológicamente más próximo y consecuente con el topónimo histórico original de la ciudad ibérica “Ilerda”, que se situaba en el mismo solar de la actual de Lleida. La pronunciación del topónimo Lleida en catalán resulta simplemente ser resultado de la evolución lingüística en Occitania o en cualquier lugar fuera de Lérida y no tiene nada de un “topónimo autóctono” postergado por el “castellano”.

    En cuanto a Gerona pasa lo contrario, el topónimo en castellano (o español que es también propio de Cataluña) es la pronunciación evolucionada del topónimo Girona en catalán. Naturalmente el topónimo Girona es más arcaíco y próximo del término latino “gyrus”= por “contorneado” (que a su vez procede etimológicamente de una voz griega de idéntica fonética).

    La forma “redondeada” del solar urbano ocupado por el poblamiento que “rodeaba” el cerro de la catedral explica el origen latino del topónimo. Girona o Gerona, son las evoluciones consecutivas de la denominación latina original y ambas han sido utilizadas en Cataluña a lo largo de la historia sin ningún problema. Hoy por un fenómeno de atavismo identitario se exige “Girona”, porque parece “más de la ceba”.

    Sería interesante realizar algún estudio objetivo de las “normalizaciones” que se han efectuado en España desde fines del siglo XIX, y es seguro que nos llevaríamos muchas sorpresas por la cantidad de “absurdos” e “incongruencias” que hoy se admiten como quintaesencias “identitarias”. Todo es más sencillo de lo que parece.

    Un saludo.

    • Noé
      Tus explicaciones…siempre dan en el clavo!
      Muchas gracias!

    • Buenas noches y muchas gracias a tí Zenaida por tus amables palabras.

      Un saludo.

    • Me parece un poco extraña la explicación que da Noé en torno al topónimo Girona como previo al de Gerona.
      Noé dice: “La forma “redondeada” del solar urbano ocupado por el poblamiento que “rodeaba” el cerro de la catedral explica el origen latino del topónimo, Girona o Gerona, son las evoluciones consecutivas de la denominación latina original”
      Pero, que yo sepa, la vieja Gerunda romana no tenía forma circular, ni rodeaba cerro alguno, ni mucho menos -obviamente- existía aún la catedral.
      La pequeña Gerunda romana se asentaba sobre una colina, sí, pero se trata de una colina básicamente longitudinal que discurre en paralelo al río Onyar. Podríamos llegar a admitir que la actual Vall de Sant Daniel (siguiendo el cauce del pequeño río Galligants) circunda parcialmente la montaña sobre la que se asienta la actual catedral, pero sólo parcialmente.
      Además, si en latín era Gerunda tampoco lo de que evolucionase primero a Gerona y después a Girona -como sostienen otras teorías- parece algo tan improbable, No sé, la verdad es que ni soy filólogo, ni muchos menos experto en historia de la toponímia. Pudiera ser, como apunta Noé, que fuera Girona antes que Gerona…pero esa teoría de la ciudad circular en torno a una colina, la verdad, la veo poco verosímil por las razones geográficas y orográficas que acabo de enumerar.

  8. Absurdeces como llamar a La Coruña llamada así desde siempre y una de las ciudades de las Cortes de Castilla como “A Coruña”, una ciudad en la que desde siempre se ha hablado español, al igual que en el Ferrol o en Orense (ahora trocada en Ourense), las distintas variantes de gallego se hablaban en las zonas rurales de Galicia, no en las ciudades, por otra parte el gallego al igual que el catalán se tira sin escribirse prácticamente 300 años desde el XVI al XIX donde los nacionalistas lo resucitan.

    Es absurdo si estás hablando en español decir Girona o Ourense, igual que es abusurdo decir London o New York mientras hablas en español. Ahora si estás hablando o escribiendo en catalán si es normal que escribas o digas Girona.

    Lo más cateto que he visto son los periodistas que sin saber catalán lo meten en medio del español y encima no lo saben pronunciar o dices Carlos Puyol o “Carlas” (es como suena) y van y dicen “Carles” o dices Jaime o “yauma” no “Jaume”, si no sabes pronunciar correctamente en otra lengua mejor hacerlo en la propia. Los paletoperiodistas dicen parlament o Generalitat sin especificar cuando hay Generalidad también en la comunidad valenciana y parlaments en Baleares o Valencia.

    • Si hablas en castellano, se dice La Coruña, si hablas en gallego, A Coruña. Los nombres de los lugares se pueden traducir, las palabras como “parlament” se deberían traducir siempre, otra cosa son los nombres de la gente, que deberían usarse siempre como cada un prefiera.

      En cuanto a los nombres, sé de unos cuantos que se llaman “Carlus”, escrito así, y no hablo de gente mayor.

      También, como cosa ridícula, os comento que un pueblo gerundense tiene una calla llamada “Pau Picasso”, absurdo, porque yo no diría nunca Pablo Casals, siempre digo Pau Casals y espero que siempre digan Pablo Picasso.

  9. ¿ Qué pasa , sí digo Gerona o Lérida? Menuda tontería,cada día me sorprenden menos.

  10. Cuando…se esta mal de la cabeza …además se es sectario…cualquier cosa se puede inventar…
    En Cataluña…tenemos un poblema…nuestro carácter es esquizofrénico…como poco…por lo tanto desgraciadamente…muchas veces deliramos bastante…jejeje…llegando al extremo de que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia…y si te lo explica los separatistas…corre y mira si en alguna biblioteca…medio de comunicación de fuera de Cataluña encuentras otra versión… comprueba y compara y…saca tus propias conclusiones…adaptadas a la época de la historia….
    Va muy bien la historia comparada va muy bien…

    J

Deja un comentario