Cagadubtes i meapilas. Escolti, president, això no és anticatalà?

Diuen que Quico Homs hi enviarà els Mossos a incautar-se’n.

caganer

Ara el CAC declara que som una “minoria ètnica a protegir”. No aclara si som del tipus hotentot o karenni. Però sembla que ja no podran fer acudits amb nosaltres.

Dolça i minoritzada Catalunya…

bastoncillo



Categories: CATchondeo

Tags: , , ,

10 comentarios

  1. No compliquemos las cosas… la explicación de Elf…es la que yo he oído desde niña…y la q en casa se ha practicado …en Nochebuena…porque en mi casa debido a q mi padre es soriano se celebra se…celebra la nochebuena…pero en Cataluña se cenaba mas bien pronto y se iba a misa de Gallo…mi familia materna el tío lo hacían el Dia de Navidad…
    Creo que en Dolça…lo han sacado a relucir…como burlándose de las tontadas…de los q mandan aquí…y a mi me ha hecho gracia…porque los catalanes en general…somos muy digamos cagones…es decir…bastante cobardicas…bueno es como yo lo veo…callamos x no enfrentarnos…directamente…y la rabia la llevamos dentro…por lo menos en estos tiempos…no quiero ofender a nadie…yo soy catalana y estoy …moderadamente debido a los acontecimientos de estos 30 años…orgullosa de la tierra donde he nacido.

  2. No hay que preguntarle al Presidente Nacionalista Sr. Más acerca de lo que es o que no es anticatalà, ya que él y su política de división de la sociedad catalana representa lo mas anticatalán que puede haber en todos los sentidos.

  3. El caganer es una figura más bien satánica, que no pinta nada en un Belén cristiano. La folclorizaron poniendo a un payés como muñeco, pero es una figura que se está cagando en el nacimiento de Jesucristo. Algunos crerán que es una exgeración, pero masones y satanistas conocen perfectamente los símbolos de las cosas, esa figura no es un pastorcillo más como algunos puedan creer.

  4. ¿Alguien sabe el origen de estos muñecos cagones?. ¿Cómo surgió la idea, etc?.

    • Pues yo lo estuve mirando y no dice exactamente porqué, pero tambien decia que esta practica se daba en otras zonas de españa, anque esas zonas se haya perdido, decia el articulo que en madrid existia el cagón que igual que el caganer y suger de cachondeo para intepretar una situacion cotidiana de la vida, pero no dicía nada mas.

    • http://es.wikipedia.org/wiki/Caganer
      “Generalmente, esta figura se sitúa en un rincón apartado del belén, intentando que no quede en un lugar destacado. Aunque no se conoce con exactitud cuál es la razón para colocar esta figura, se cree que el caganer con sus heces fertiliza la tierra, por lo que se le considera un símbolo de prosperidad y buena suerte para el año siguiente. La tradición del caganer está aceptada plenamente por la Iglesia. Colocar esta figura en el belén traía suerte y alegría; no hacerlo comportaba desventura.”

      http://es.wikipedia.org/wiki/Ti%C3%B3_de_Nadal
      En el día de la Inmaculada Concepción (esto es, el 8 de diciembre), se empieza a dar de comer cada noche al Tió (un tronco), y se tapa normalmente con una manta para que no pase frío durante la noche. Se le alimenta hasta la Nochebuena, y entonces el tió, golpeado con bastones por los niños, “cagará” regalos para estos.

      Normalmente se ponía el tió al fuego y se lo hacía defecar. Ahora ya no se quema el tió, sino que tan sólo se le obliga a defecar repetidamente a base de arremeterle golpes de bastón acompañados de las llamadas canciones del Tió.

      Tradicionalmente, el Tió nunca defecaba objetos grandes sino chucherías, barquillos y turrones para los más pequeños. Según la comarca defecaba higos secos y cuando dejaba de defecar (porque ya no le quedaba nada) defecaba un arenque salado, un ajo, una cebolla, o se orinaba en el suelo. Actualmente defeca todo tipo de regalos para los más pequeños.

    • Buenos días a todos:

      Quisiera aportar mi grano de arena a los interrogantes sobre el origen del “caganer” y el “tió”. Sin embargo una cosa es el origen de ambas costumbres populares catalanas y otra es su utilización política para crear una suerte de “navidad nacional catalana”, al margen de la religiosidad universal del Nacimiento cristiano.

      La costumbre de instalar “belenes” en los domicilios particulares españoles es una costumbre originaria del Reino de las Dos Sicilias, que perteneció durante muchos siglos (concretamente cinco siglos) a la Corona Aragonesa y luego Corona Española.

      La tradición de los belenes no es originalmente catalana, y además comienza en España en el siglo XVIII, primero entre las familias aristocráticas, como imitación de la Casa Real, pues fue el rey Carlos III, antes rey de las Dos Sicilias, quien introdujo el primer “el belén” en la Corte de Madrid.

      En Barcelona, la ciudad española y burguesa por excelencia durante el siglo XIX, esta costumbre “religiosa y aristocrática” fue adoptada con entusiasmo generalizado al ritmo de la prosperidad económica de sus gentes, extendiéndose además por toda Cataluña.

      En ese contexto el “caganer” es realmente una aportación original y totalmente catalana al Belén, pero no creo que sea como figura anticristiana. Por el contrario trata de hacer más próximo y popular el nacimiento de Jesús. Es posible que fuera la genial idea de algún incógnito alfarero dispuesto a “desdramatizar”, por mejor decir “humanizar”, de forma cómplice, simpática, próxima y popular el principal acontecimiento religioso del cristianismo, que es el nacimiento de Jesús como niño Dios. El catalanismo a final del siglo XIX se encargó de limitar esta figurita recien inventada a la “navidad catalana” y ya es como “obligatoria” en todos los belenes del Principado.

      De otro lado tampoco cabe excluir el toque social e incluso intelectual del mensaje, pues no cabe duda que “el caganer” ridiculiza el Belén aristocrático y burgués excesivamente idealizado por la imaginería religiosa al uso y por tanto con el riesgo de ser interpretado como una “cursilería mayestática” bastante alejada de la idosincrasia popular española demasiado aferrada a la realidad. No hay más que leer la literatura española del Siglo de Oro, como por ejemplo las obras de D. Diego de Quevedo, (en riesgo según el Institut de Nova Història de ser atribuída exclusivamente a autores de origen catalán).

      En el segundo caso del “Tió” tampoco es en origen una tradición popular exclusiva de Cataluña, sino que ejemplos similares se evidencian en otras regiones del norte de España e incluso del sur de Francia. En mi opinión, esta idealización (o mejor dicho vulgarización) del tronco de árbol seco, es un remedo tosco y popular de “el árbol de navidad”.

      La costumbre del “árbol de navidad” que hoy hemos adquirido por influencia anglosajona, no es nórdica sino también propia de toda Europa y área mediterránea incluído el Norte de África, aunque en cualquier caso deberíamos remontarnos a la Prehistoria.

      Las idealizaciones de “árboles sagrados”, interpretadas como manifestaciones naturales de la divinidad, eran habituales en distintas manifestaciones de la religiosidad precristiana, y están relacionados con ritos propiciatorios de la fecundidad en torno a los solsticios de verano e invierno. Algunos árboles en torno a esas fechas eran cargados de exvotos, como hoy se cargan de regalos. En las montañas del norte de Marruecos esta costumbre sigue prácticandose en la actualidad con las higueras en torno al solsticio de verano.

      En fin ambas tradiciones de “navidad” solo cobran sentido en el origen histórico plural diverso de las tradiciones catalanas, porque lo quieran o no Cataluña no puede entenderse sin su idiosincrasia histórica que es deudora de las tradiciones hispánicas y mediterráneas. Som i serem espanyols!.

      Un atento saludo.

  5. Una guarrada folclórica, como tantas otras… Muy mal gusto.

  6. Jajaja…tenéis unas ideas!!!…
    Gracias x vuestro sentido del humor…
    Jajaja…

Deja un comentario