Catedrático de Harvard: “el nacionalismo es un sustituto de la religión”

El gran Christopher Dawson lo tenía claro.

dawson

No nos cansamos de recordarlo: el nacionalismo no es un sentimiento, sino una ideología que funciona como sustituto de la religión. Así lo explica Christopher Dawson, uno de los historiadores más importantes del siglo XX:

“Los 3 principales sustitutos de la religión en la edad moderna, Democracia, Socialismo y Nacionalismo, que son típicos de la edad de transición de una sociedad religiosa a secular, están basados cada uno en uno de esos factores fundamentales [Gente, Trabajo, Lugar]. La Democracia basa su atractivo en la sacralidad del Pueblo, la consagración de la Gente; el Socialismo en la sacralidad de la Tarea (la consagración del Trabajo); y el nacionalismo en la sacralidad de la Patria (la consagración del Lugar). Estos conceptos todavía levantan una emoción genuinamente religiosa, aunque la emoción no tiene base en valores o sanciones religiosas trascendentes. Es emoción religiosa divorciada de creencia religiosa”. (Christopher Dawson: Dynamics of World History, p.103)

No deja de sorprender la ligereza con que el bisbe Novell, mn. Joan Costa, el abate Soler y demás mosenes del Front Nacionalista jalean el nacionalismo, “sustituto de la religión” y “emoción divorciada de creencia religiosa”.

bastoncillo



Categories: Huid del nacionalismo, Pensando bien

Tags: , , , ,

8 comentarios

  1. El castigo está en que la gente deja de ser cristiana para ser (o no ser) nacionalista-independentista.

    El problema es que para estas necesidades políticas ya hay otras botigas más especializadas que los templos y las religiones.

    Ya habrá alguno que prefiera la “modernidad” pujolera a la “antigüedad” de 2000 años. Bueno, que no les gane nadie a “progres”, pero la necesidad humana de transcendencia, de religión, de perdón, de salvación…solo se llena en el sitio adecuado, de la misma manera que uno que tiene dolores de estómago no va a un cardiólogo, aunque sea una autoridad mundial en la materia con premio Nobel en su CV.

    Una advertencia con teorías políticas y filosóficas: la experiencia nos ha demostrado que todas son falsas y temporales. Unas vienen y otras se van. Son hijas del siglo, como son hijas de los hombres.

    Peor todavía: muchas veces, lo que creemos que nos beneficia, nos perjudica (¿cuántos burgueses -y millonarios- han apoyado el comunismo en sus países sabiendo lo que hacen los comunistas con estas personas y sus fortunas?).

    Así es que no mezclemos las cosas, vayamos sobre seguro (cuando se trata de nuestras vidas y las de nuestro hijos, nuestros trabajos y nuestros ahorros). Las teorías políticas sirven para que nosotros vivamos mejor, no que los manipuladores vivan mejor a nuestra costa.

    Demos a la Religión el puesto que merece y necesitamos, y pidamos a Dios que Novell rece más el rosario (por nuestra salvación y la suya ), que me parece que la está cagando, para nuestra desgracia.

  2. Muy cierto, el nacionalismo es una ideología destructiva… no es como una religión, pero si como una secta que lo destruye y pervierte todo lo que toca.

    Es una enfermedad, como decía ese genio universal llamado Albert Einstein.

  3. No estoy convencido de tale afirmaciones. La Cristiandad ha sido la seña de identidad de Europa y de los pueblos colonizados por ella. Lo que ha pasado es que las ideas políticas han querido usurpar tal protagonismo para beneficiarse sus líderes, personalmente, del prestigio y de la luminosidad del hecho. A la espiritualidad la ha reemplazado el materialismo: base del socialismo histórico. La idea de PATRIA está bendecida por las religiones como escenario de su liturgia.

  4. D´això tenim l´eixemple dels nazionals-socialistes hitlerians,amb el seu paganisme i l´ateisme,que van
    ajudar a assessi nar els que no pensaven com ells,COMPTA que si no fem res….bè creuem els dits o
    pregem al Senyor,que ho aturí.

  5. Creo que la asociaciones civiles antiindependencia deberían postular por el voto en blanco. El voto en blanco se computa en los recuentos y figura en las estadísticas. Si a alguien no le agrada la opción no nacionalista o la tibieza de algunos partidos con el nacionalismo, debería acudir en masa a votar en blanco. Este voto no vincula a nada pero es una forma de decir “no” al nacionalismo y no dar tu voto a ningún partido si no lo deseas o no te satisfacen los planteamientos. Pero hay que votar, es la hora de votar y derrotar al nacionalismo en unas elecciones legales. Si la tradicional abstención inconformista acude a votar en blanco serían millones los votos de esas características.

  6. Desde luego que esas ideologías sustituyen a la religión… esta clarísimo!!!
    Además con grandes campañas de propaganda. Hoy todas las emisoras catalanas están a tope con el “acto de agitación y propaganda de ayer de Mas'”
    Y así estamos desde siempre…
    Mientras tanto Rajoy tan pancho!
    Y los demás partidos igual!
    En Cataluña solo tenemos a Ciudadanos y ni en sueños …puede participar en los medios…porque lo ignoran…
    En programas regionales es imposible que inviten a Ciudadanos…
    Solo sale el Sr. Cañas los viernes en la 13tv…en el programa de Carlos Fuertes.
    Nada mas
    Asi somos de democráticos los catalanes.

  7. Es cierto. Estas idelogías estás basadas en la Fe. Ninguna de las dos resiste un repaso histórico. Pero hay una gran diferencia, vamos a hablar del cristinismo, el islam etc. Los origenes de los mismos de diluyen en la noche de los tiempos, en su día, la base histórica, se refería a vidas y hechos totalmente irrelevantes para ser tratados por los cronistas de la época que sí se referían a hechos y personajes relevantes, como batallas, gobernadores, emperadores, etc. Me explico, la vida de Cristo pasó inadvertida salvo para su círculo personal y geográfico, no eran muchas las personas que en vida le siguieron y quienes lo hicieron eran iletrados, en su mayoría. Los evangelios fueron escritos por generaciones posteriores. Aquí no cabe otra que la Fe. Esos hechos puenden se puestos en duda por otros colaterales que si han sido documentados. El nacionalismo, por ejemplo, no puede basarse en la Fe. Su revisionismo histórico, para fundamental del mismo, se refiere a hechos totalmente documentados por la comunidad histórica tanto nacional como internacional y sin embargo los niegan con una frugalidad pasmosa. Dicen “eso no fue así” y se quedan tan anchos aunque cientos de libros españoles y de hispanistas extranjeros digan lo contrario citando multitud de fuentes y documentos que lo avalen. Por tanto el Nacionalismo, el catalán en particular, más que una religión es una secta.

Deja un comentario