4 de septiembre 1714, el día que perdió Casanova y dimitió Villarroel

Aquel día, ni los militares ni el alcalde estuvieron de acuerdo con la decisión de la Junta.

villarroel

Barcelona estaba asediada desde hacía 13 meses. La situación era insostenible. El alcalde era el moyanés Rafael Casanova y el jefe militar el castellano Antonio de Villarroel y Peláez. Enfrente, el duque de Berwick, general felipista, les ofrece conversaciones.

“El día 4 se había reunido el pleno de la Junta de gobierno para deliberar sobre la propuesta [de conversaciones] de Berwick; en total 30 personas; hubo ocho ausencias justificadas. En la deliberación destacaron dos tesis: una de rechazar, pura y simplemente, toda oferta enemiga de negociación; la otra , “que nos parece más inteligente y sensata”, dice S. Albertí, de acudir a las conversaciones con Berwick, pidiéndole una tregua temporal para estudiar sus condiciones, por si ofrecían algo digno de tenerse en cuenta. Incluso, en caso negativo, los combatientes y la población habrían gozado de unos días de paz propicios a la reorganización.

La primera tesis tuvo 16 votos y la segunda, expuesta y defendida por el recientemente elegido Conseller en Cap (Alcalde) Rafael Casanova, tuvo tan solo 4 votos.

Esta decisión fue tomada por el Consejo de Gobierno, compuesto por civiles, sin haber sido siquiera consultado el General Villarroel, ni los demás jefes militares. Villarroel sabía que sólo podía contar con unos 3.800 combatientes, muchos de ellos heridos, enfermos y desnutridos; que sólo le quedaban 40 quintales de pólvora; que la muralla tenía siete importantes brechas que la hacían totalmente vulnerable; sabía, por tanto, que la prolongación de la resistencia, en aquellas condiciones, era un sacrificio efímero e inútil. Lamentó Villarroel que , en resolución de tal importancia, no se hubiera pedido siquiera el parecer de los militares y, por ello, se negaba a cumplir el encargo de comunicar aquella decisión al enemigo. Entonces el Consejo remitió a Villarroel “una carta en tonos ásperos, el la que le recordaba que estaba a sueldo suyo, que había sido nombrado General por ellos, y se propasaban a insinuar que la opinión de Villarroel en favor de una respuesta al sitiador, equivalía a una sugestión de rendición”[Pedro Voltes]. Y Villarroel presentó la dimisión.”

[El día 11, a pesar de su dimisión, el General Villarroel se presentó en la plaza del Borne y se volvió a poner al frente de la resistencia. Cayó herido de un tiro en la pierna pero -a diferencia de Casanova, también herido en la pierna- siguió al frente del combate].

Marcelo Capdeferro,Otra historia de Cataluña”, 1985

admin-ajax-php



Categories: Historia

Tags: , , , , , , ,

21 comentarios

  1. 1714 es el fin de la historia de un complot repugante urdido por Inglaterra, de pactos rotos, de una traición internacional, de unas decisiones descabelladas que llevaron a muchas personas a una muerte absurda ¿Ese es “el día de Cataluña”? ¿Son estos los valores del pueblo de Cataluña?

    • Los valores de Cataluña se basan en el aguante de una población mayoritariamente civil contra un ataque militar durante un periodo superior al año, del bombardeo continuo que sufrió Barcelona y de querer mantener instituciones, lengua y cultura intacta. Por cierto, el castellano Vilarroel nació en Barcelona.

  2. En medio de todo vamos a tener que dar gracias a los “nacionalistas”, ya que los que tenemos inquietudes y ganas de incrementar nuestro conocimiento, estamos recordando y ampliando muchos momentos de la historia, junto a otras materias que también se tocan en esta “web”. Gracias “Dolça Catalunya” por esta acción pedagógica.

  3. La historia del 11 de septiembre de 1714 no deja de ser el desenlace previsto de la sinrazón fanática de unos radicales nihilistas que llevaron a una población, por cierto bastante escasa y sujeta a una ideologización política y religiosa sectaria, a su inmolación en defensa de una causa que ya no defendía ni siquiera el rey del que decían eran súbditos.
    Siglos más tarde, otros nihilistas rancios y xenófobos manipulan esa historia embadurnándola de un falso heroísmo y martirologio, falseando hasta límites grotescos su contenido historiográfico, para justificar unos posicionamientos ideológicos que les permita llevar a cabo sus propósitos políticos: alcanzar el poder absoluto y establecer una república catalana grande y libre, exclusivamente nacionalista, con limpieza cultural y pureza ideológica. Puro fascismo vaya.
    La historia que nos cuenta en este artículo Dolça Catalunya sobre el 4 de septiembre, deja entrever las grandes dudas que dos de los personajes mitificados por el nacionalismo catalán presentan en sus conductas puntuales y en sus posicionamientos conceptuales durante este proceso histórico. La necesidad de mitificar personajes mediocres hasta el rango de héroes, ante la ausencia de elementos que justifiquen tales comportamientos, obligó al nacionalismo catalán y al catalanismo político a retorcer y manipular la historia vistiéndola de falacias que justificasen esos planteamientos.
    ¡Pobre engañada y manipulada Cataluña! Primero fue el totalitarismo del nacionalcatolicismo y ahora el fascismo del nacionalcatalanismo. ¿Quo vadis Catalonia?

    Una sociedad democráticamente débil es presa fácil de aquellos que quieren destruirla para imponer su dictadura. Sólo el pueblo puede salvarla. Despierta, Contacta y Movilízate (DECOMO). Te estamos esperando.

    • No hay que olvidar que durante el sitio los migueletes actuaron de policía política, autentica Gestapo y SS a la vez, arrestando al que discrepaba de la idea de resistir a ultranza y aterrorizando al resto. Era preferible enfrentarse a la posibilidad de ser alcanzado por los mosquetes o la artillería borbónicos, que a la certeza de ser pasado por las armas por los migueletes. Eso explica una parte de la resistencia popular, la de los obligados sí o sí. Por eso se dice que si hubo una política de terror, en todo caso la hubo de los dos bandos.

  4. Muchas gracias!!!
    Me alegro de q aunque sea tarde se nos explique a los catalanes…
    Alguna verdad de lo acontecido el 11 de septiembre …
    Queda recordar q Casanovas se murió en su camita…tranquilito…mientras…la población lo pasaba muy mal…
    Ahora se le homenajea…para entretenimiento d los catalanes…q no quieren ver ni saber…
    Todo muy guay!!!
    Para mi el 11 de septiembre no hay nada q celebrar…no voy a colaborar con una historia…q debería dar pena…y q además han impuesto unos malos e insensatos catalanes…como se ha demostrado…
    Soy catalana y estoy orgullosa de ser española y sobretodo europea…y no voy a colaborar con separatistas…pueblerinos, insolidarios, fanáticos y sectarios…personalmente…estoy en otra fase de mi vida…en la q lo mas importante para mi es la libertad…no me gusta el pensamiento único…

  5. Mis excusas, pero Casanova no era “recientemente elegido”, ya que era Conseller en Cap, equivalente a alcalde de Barcelona, desde la votación por insaculación del 30 de noviembre de 1713, o sea que llevaba algo más de nueve meses en el cargo. En 1706 ya había sido elegido como Conseller Tercero, que era el que les correspondía a los abogados, de los 6 Conseller en total. En 1905 el historiador Miquel Sanpere ya señalaba de una forma indirecta que ese procedimiento de elección por insaculación, teóricamente neutral, era siempre “inteligente y patriótica”, ironía fácil de entender. Más cuando el Conseller Segundo fue un comerciante también decididamente austracista. El 26 de febrero de 1714 la Generalitat, que era la máxima autoridad en ausencia del virrey, un mariscal austriaco, ya que luego el archiduque no nombró a nadie (ya había pactado la renuncia a la Corona española), y aquí hay interpretaciones, renuncia o es obligada a renunciar a su poder, asumiento el Consell de Barcelona, el equivalente al Ayuntamiento, todo el poder militar. y dado que desde esa fecha la Generalitat desaparece, o voluntariamente o por imposición del Consejo del Ciento; no vuelve a ordenar nada, no vuelve a reunirse, no cabe más que deducir que también el Consell se hace cargo del poder civil.

    Con perspectiva, Casanova, luego perdonado y muerto 30 años después de los hechos ejerciendo su profesión de abogado, parece un personaje mediocre, aunque incluso en esos mismos momentos se le hicieran romances a su valor, lo que contrasta con el dato que, al recibir una herida leve, se escapara de la ciudad vestido de fraile y permaneciendo escondido en casa de su hijo. Fue amnistiado en 1719. Otra cosa es la imagen que de él se quiera “vestir”. A mi me parece más digna la figura de Villaroel, que ese sí sufrió en sus propias carnes su postura.

    • Villarroel nació en Barcelona, hijo de un militar castellano (cuestión de destinos, uno no nace en un sitio por elección personal). Supongo que para los “independés”, un charnego de toda la vida. Además fue profelipista hasta 1710, cuando debió calcular que le era más rentable ser proaustracista, ya que en ese 1710 todavía vivía José I y los vientos eran favorables al archiduque Carlos. Es el problema de cambiar de lealtades, que al final te puedes quedar con el pompis al aire. Siendo militar sabía que una victoria de Felipe le pondría en una posición mucho más comprometida que en el caso de las autoridades civiles; así fue. Mientras Casanova se recuperaba de su leve herida en el muslo en casa de su hijo sin que nadie le fuera a molestar y tras haber huido vestido de monje de Barcelona. Respecto al destino de Villarroel, la mayor parte de la historiografía señala que tras permanecer encarcelado en Segovia y gracias al Tratado de Viena de 1725 en el que el emperador Carlos VI renunció por pacto con Felipe V a la Corona española (aunque mucho antes lo había hecho ante los miembros de la Alianza antiborbónica), fue liberado en ese 1725, y vivió en Castilla de una pensión otorgada por Carlos VI y luego por su sucesora María Teresa hasta la muerte de D. Antonio en 1742, en tierras castellanas.

      Pero en el 2009 los historiadores nacionalistas Antoni Muñoz y Josep Catá defendieron la teoría que fue encerrado en La Coruña en muy penosas condiciones y murió el 22 de febrero de 1726. La credibilidad de estos señores es más ideológica que otra cosa. Nadie más ha vuelto a apostar por esa teoría indemostrada. Hay que señalar que Villarroel en 1714 tenía 58 años, una edad avanzada para la época; que sobreviviera, siguiendo las teorías de Muñoz y Catá a 12 años más de encierro en una cárcel húmeda, donde incluso entraban las duras mareas coruñesas (causa de su muerte por problemas en las piernas), sería un milagro. Aún más cuando esos historiadores insisten en que el encierro fue en condiciones muy penosas. Pura escuela Bilbeny, ya saben “la falta de pruebas la convierto en prueba”. Ni austracistas contemporáneos como Castellvi, que se fue a Austria precisamente en 1726 señalan ese trato a Villarroel.

    • A la pregunta de Pitorian: El padre de Villarroel, también militar, nació en Villanueva de los Infantes, actual provincia de Ciudad Real, lo que ahora se llama Castilla-La Mancha y antiguamente Castilla La Nueva. La madre de Villarroel era asturiana. Es verdad que el apellido “Villarroel”, a veces escrito “Vilarroel” o “Villaroel” parece ser de origen gallego. Pero yo tengo un amigo de clarísimo apellido vascongado que, sin embargo, puede probar que desde 1492 su familia vive en Granada. Así que es fácil pensar en lo vasco que se siente.

    • Habia leido en algun sitio que era gallego por eso he preguntado.

    • Yo tengo una amiga que se apellida ochoa y no es vasca y tenia un compañero que se apellidaba oñate que odiaba su apellido por ser vasco ese tampoco se sentia muy vasco. Y esperanza aguirre tampoco parece sentirse muy vasca.

    • A el Moragas “general”, el de la cabeza cortada y enjaulada, era un bandolero criminal de Sant Hilari Sacalm , que dejó un buen rastro. Para el no hubo perdón.

    • Bien cierto lo que Ud. aquí dice, amigo JJGD.
      Hoy se nos quiere hacer creer que Felipe V disolvió el autogobierno catalán, representado por la Generalitat de Catalunya, tras entrar sus tropas en Barcelona. Pero lo cierto es que es imposible que tal hiciera…por la sencilla razón de que la Generalitat YA HABÏA SIDO PREVIAMENTE DISUELTA (o autodisuelta, si se quiere) por lo propios austracistas, con la gente del Consell de Cent al frente de dicha maniobra política.
      Igualmente, cabría recordar que fueron los austracistas quienes acabaron con la vida de un President de la Generalitat (Francesc de Valls i Freixa) tras bombardear la ciudad, incluyendo el Palau de la Generalitat, el 16 de Septiembre de 1705 (no olvidemos que que, en dicha fecha, Barcelona era aún proborbónica y eran los austracistas quienes la asediaban y bombardeaban).
      De igual modo, fueron también los austracistas quienes acabaron con la vida de un Conseller en Cap (Francesc de Nicolau i Santjoan) el 20 de Abril de 1706. Todo hace presumir que fue un asesinato político en toda regla, aunque Rafael de Casanova -presente en el hecho- se disculpara hablando de una bala que accidentalmente rebotó en una pared para acabar impactando contra el Conseller en Cap. Pero dado que, según el cronista Francesc de Castellví (austracista que, una vez acabada la guerra, escribiera una documentadísima crónica sobre el período), sólo habían tres personas -además del finado Conseller- en el lugar de los hechos y que una de ellas era Casanova, pues la cosa pinta más para asesinato que para otra cosa.
      En fin, estas -y otras muchas- son las historias que JAMÁS SE CUENTAN en la Cataluña de hoy, donde el falso relato oficialista campa por sus fueros, especialmente en los medios de comunicación de masas y en las escuelas e institutos.
      En ningún caso creo que los catalanes tengamos “derecho a decidir” nuestra separación de España sin que, previamente, dicho derecho fuese otorgado por la totalidad de los españoles (incluyéndonos a nosotros los catalanes, por supuesto) en referéndum.
      Pero, aún así y caso de que dicho extremo llegase a producirse alguna vez, creo que los catalanes -igualmente- no deberíamos votar hasta pasado el tiempo suficiente para que, en igualdad de condiciones brindadas desde los poderes públicos, la población pudiera recibir adecuadamente el relato real de los hechos históricos aquí señalados (así como de tantos otros), relato por completo opuesto al que oficialmente se nos impone desde el poder.
      Sin esa aludida igualdad de condiciones (de cuya inexistencia actual los sucesivos gobiernos centrales también han tenido buena culpa, no lo olvidemos), cualquier consulta a los catalanes será una farsa pura y dura.

  6. Muy de acuerdo M. González.

    Ese libro, “Otra historia de Cataluña”, de Capdeferro, es una joya que todo el mundo debería leer.

  7. El 11 de Septiembre sólo se puede celebrar la victoria de los catalanes y españoles que juraron fidelidad al Rey Felipe V, contra aquellos que traicionaron su juramento de fidelidad y llevaron a los ciudadanos a una guerra que sólo interesaba a los políticos.

    • Hay documento fehaciente de la relación de soldados enfermos y heridos en el antiguo Hospital de la Santa Creu con el origen de todos ellos. La mitad apróximadamente procedían del resto de España, habiendo incluso un canario.

    • Sr. Gonzalez, Me pone usted de los nervios con su distinción de “catalanes y españoles”. ¿No será usted acaso un activista separatista que propaga la fraseología separatista con esa distinción como si los catalanes fuéramos otra cosa diferente al resto de españoles? Veo que Dolça se relaja.

    • Verás, yo nací y vivo e Barcelona , lo cual me lleva a enfrentamientos con secesionistas. El planteamiento que hacen es que “el pueblo catalán quiere votar” y no son catalanes aquellos que se oponen o , que no piensan como ellos.
      Pues no, que sepan que por ser catalanes somos españoles, al igual que un asturiano es al mismo tiempo español, y los separatistas deben recordar que no existe un pensamiento uniforme de los catalanes, eso sería “nazismo y también fascismo ” y el catalán que no defienda también su españolidad, debe coger la maleta y volver a la tierra de la que vinieron sus antepasados.
      Piense que andaluces ,castellano , aragoneses, gallegos, navarros, etc. . ., todos son y se sienten, ADEMÁS , españoles.
      Soy hijo de padres andaluces (Almería) y españoles, y amo tanto la tierra en la que nací , como mis raíces .
      No se sí me exprese con claridad, pero estoy dispuesto , a intentarlo nuevamente, hasta que quede claro mi pensamiento.

    • También quiero decir a los secesionistas, que los catalanes ya votamos al aprobar la Constitución , y que podemos votar nuevamente ,pero tal y como determinan las reglas de juego que también fueron aprobadas por el pueblo catalán , y por supuesto español.

Deja un comentario