Daniel de Alfonso, director de la Oficina Antifraude, presenta un libro con Pujol: ¡Qué Dios le guarde la vista!

Un fenómeno, todo intuición a la hora de detectar a los corruptos.

Antifrau-Catalunya-Daniel-Alfonso-ACN_ARAIMA20121212_0095_20

Los catalanes podemos estar tranquilos: tenemos un director de la Oficina Antifraude que, a los corruptos, los cala a leguas de distancia. Madre mía, ¡qué olfato!

Ahora nos enteramos, gracias a Pablo Planas, de que Pujol presentó un libro sobre corrupción del director de análisis de la Oficina Antifraude catalana y, en el mismo acto, el director de la OAC, Daniel de Alfonso, defendió que la corrupción “es menor de lo que se cree”. ¡Olé!

Y es que, “el 3 de diciembre de 2012, Daniel de Alfonso y su “director de Análisis” y número dos de la OAC, el experiodista de la Ser Carlos Quílez, compartían con Iñaki Gabilondo y Jordi Pujol i Soley un animado debate a cuenta de la presentación del libro de Quílez Cerdos y Gallinas, que se anunciaba como “una novela negra de no ficción sobre el poder y la corrupción”. En un teletipo de la agencia Europa Press redactado para la ocasión se afirmaba: El libro “descubre la corrupción entre periodistas, policías, políticos, empresarios y jueces, y su relación con la delincuencia organizada”, ha detallado el autor que, como ha recordado Pujol, es un gran periodista de policial y tribunales”.

Gabilondo glosó la capacidad de Quílez para “retratar un paisaje multicolor”, mientras que Pujol se explayaba en un tono coloquial y simpático: “Sabe (Quílez) lo que es bueno y malo; de lo que es malo, lo que no lo es tanto; y de lo que es bueno, lo no tan bueno; y esto tiene mucho mérito”. Y de colofón se permitía una broma: “”Ahora, a este paisaje (al que había aludido Gabilondo), se le tendría que añadir un diputado”.

La Vanguardia se hizo eco del acto y recogió unas declaraciones de Daniel de Alfonso en las que decía que la corrupción en Cataluña “como ha dicho Carlos (Quilez) es mucho menor de lo que se cree pero de grandes cantidades, y eso es lo malo”. Su número dos había declarado momentos antes que la corrupción afectaba a una “extraordinaria minoría del sector público”.

Lo dicho: con este hacha, los catalanes podemos dormir tranquilos.

admin-ajax.php

 



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , , , , , , , ,

6 comentarios

  1. El juez D. Daniel de Alfonso me suena a otro: Garzón. La misma táctica, desactivar a un magistrado molesto. A Garzón se le ofrece un cargo, pero al final no obtiene lo que quiere y luego su inmenso, intenso y desbocado ego, le lleva a ser apartado. Nadie me convencerá que es propio de un Estado de Derecho que la policía y fiscal más el juez de Instrucción puedan escuchar y grabar las conversaciones de un imputado con su abogado defensor. Ya lleva muchos años el TS negando las investigaciones prospectivas por su puro carácter inquisitorial. Por muy mal que nos caigan Bárcenas, el Bigotes y demás. Incluso Hitler hubiera merecido un juicio justo y con derecho a defensa. Sigo: lo que ocurre es que D. Daniel es más modesto. Se conforma con el Fraude de Oficina de Cataluña, ¡perdón!, con la Oficina Antifraude de Cataluña, aunque sea un organismo inútil. Un carácter más pastueño, menos egotista y más acomodaticio que Garzón.

    La otra parte es que presentó un libro de Pujol. Ya hasta el más lelo sabe que la “famiglia” venía operando de una forma ilegal incluso desde los tiempos del padre del ex-honorable D. Jordi Pujol. Pero es que se sabía de siempre. Ahora es cuando los ¿periodistas? han tenido el “valor” de hablar de lo que llevaban “años sabiendo”. Y también lo sabía D. Daniel. Pero donde no hay harina, todo es mohína. Cuando se admite cualquier desvergüenza, se admite todo; incluso si hace falta se presentan libros, se elogia la figura de “el gran Timonel”, el “querido líder”, la “lucecita de El Pardo”… Hay para todos.

  2. Oficina antifraude ¿para qué ? , para tapar mejor todas sus miserables actuaciones.

  3. Un organismo perfectamente inútil, según está más que demostrado. Además se entra en su página Web y se ve la panda de jamelgos que tiene para no hacer nada. El director de Prevención es un simple diplomado en Informática (Grafal de la Fuente); el director de Investigación (Franch Zabala) un licenciado en derecho y el director de Análisis, (Quílez Lozano), un simple periodista. No hablamos de abogados del Estado, inspectores de Hacienda, fiscales o jueces por oposición, miembros del Cuerpo de Intervención del Estado, que va. Hablamos de gente de tercera. ¿Cómo va a funcionar una oficina con semejante reata? Están para que no funcione. Se le pone un nombre pomposo y se acabó.

  4. Pero sigue teniendo oficina este impresentable?

  5. Normal que luego denuncien a su oficina pero no por mirar a otro lado si no por gilipollash

Deja un comentario