Patatús nacionalista: Santiago Matamoros cabalga en el epicentro de Barcelona

Les coses són com són, no com el nacionalisme vol que siguin.

san jaime apostol

Al bell mig de la plaça Sant Jaume

Dicen los nacionalistas que lo de “Espanya” no va con nosotros, que es un invento y una imposición de Franco y que no tiene nada que ver con nuestra historia y tradiciones.

Explica la tradició que Santiago, deixeble de Jesús, va arribar a Hispania entrant per la petita Barcino (el mot “Catalunya” no apareix fins el segle XII). A l´antiga Barcelona va predicar i va deixar record, i avui podem dir que Sant Jaume és el sant més vinculat amb la nostra ciutat. Santiago va continuar el seu camí cap a Caesaraugusta (Zaragoza) on se li va aparéixer la Mare de Déu sobre un pilar per confortar-lo. Més tard arribà al Finisterre i avui les seves despulles són a Compostela.

El fòrum romà de Barcino era al centre de la ciutat, al lloc on es creuaven les vies principals de la colònia romana: el Cardo (actuals carrer Llibreteria i del Call) i el Decumanus (actuals carrers Bisbe/Ciutat/Regomir). En aquest encreuament hi hagué també el temple d´August. Sembla ser que Santiago va predicar al fòrum dalt d´una pedra. Anys més tard, aquesta pedra va servir d´altar a l´església de Sant Jaume, edifici que des de l´època medieval ocupava el lloc de la plaça i que va donar-li nom. A la seva porxada es reunia el consell de la ciutat. La parròquia fou enderrocada el 1823 per tal d´obrir el carrer Ferran (anomenat així en honor a Ferràn VII) i la plaça tal com està configurada avui dia. L´actual església de Sant Jaume al carrer Ferran era abans la capella de la Trinitat.

Hoy la plaza de San Jaime es el centro político de Barcelona. En la esquina con la calle Ciudad se puede contemplar una gran hornacina con una estatua del santo montando el famoso caballo blanco y sosteniendo su estandarte. Es una obra de Manuel Fuxá y fue erigida en 1903 cuando la Caja de Ahorros y Monte de Piedad decidió poner su sede bajo la protección del santo.

Muy cerca, en la calle Fernando, otra imagen del santo adorna la ciudad. Sobre el pórtico de la capilla de San Jaime se encuentra una representación de Santiago Matamoros, cabalgando a lomos de su corcel sobre los infieles. Fue realizada por el escultor tortosino Ángel Santigosa y recuerda la aparición de Santiago en la batalla de Clavijo para auxiliar a las tropas cristianas frente a los feroces musulmanes.

sant jaume matamoros

Ja ho veuen: Hispania, Sant Jaume, el centre de la vila, Ferran VII, escultures del sant com arreu d´Espanya, fetes per la societat civil catalana…tot normal, com sempre, història viva de Barcelona, de Catalunya i d´Espanya, natural i sense imposicions, brollant del poble savi. Perquè el nacionalisme és cosa de polítics i funcionaris, aliena i artificial.

Avui també és festa a Catalunya: Visca Sant Jaume!

admin-ajax.php



Categories: Historia

Tags: , , , ,

11 comentarios

  1. Para que nadie se me enfade con lo de Santiago, S. Jorge de Capadocia, el supuesto soldado romano mata dragones, desde hace unos cincuenta años la Iglesia católica considera como una opción el rezarle (también es una opción pedir favores a tu querida y fallecida madre, buena como para ser santa, pero no reconocida como tal por la Iglesia). En otras palabras: que S. Jorge es un invento medieval muy popular, pero históricamente más falso que un duro de madera o que un duro sevillano que dirían en Cataluña o que un duro catalán, que dirían en Sevilla. Encima mató a un dragón, el último de su especie, parece, con lo que los ecologistas y prohibidores de las corridas de toros deberían destruir todas sus estatuas, por retrógrado y cruel. Dicho con ironía, naturalmente.

    Pero aunque no tengo parientes catalanes (aunque el segundo apellido de mi abuela paterna era catalán), San Jorge existió, mató al dragón, fue martirizado por el emperador Diocleciano en el siglo IV d.C. y todo lo que haga falta. También es bonita la tradición y, total, el que se lo crea no hace daño a nadie.

  2. Un cordial saludo al amigo y colega JJGD.
    ¿Qué sería de nuestra cultura sin el Romancero?. Un aburrimiento. Lo sabía bien Don Ramón Menéndez Pidal, que dedicó muchos años a su investigación y estudioi. Y nosotros hemos disfrutado leyendo esa obra fundamental. Y disfrutamos escribiendo romances.
    Ya se sabe que muchas veces no hay fuentes coetáneas escritas sobre episodios que se narran como históricos. Ello no es óbice para que aparezcan relatos posteriores basados en la tradición oral, etc. Pero en este caso del Apostol Santiago, su predicación en España, la Venida en carne mortal de la Virgen María sobre el Pilar a Zaragoza, no hay fuentes coetáneas, es cierto, aunque sí unos siglos después se mencionan como ciertos los hechos.
    Y hay una fuente que avala maravillosamente el episodio histórico del Apóstol Santiago, la Virgen y el Pilar de Zaragoza. Se trata del Milagro de Calanda, mediante el cual le fue restituída a Miguel Juan Pellicer la pierna que le amputaron dos años y cinco meses antes en el Hospital de Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza, en cuyo cementerio fue enterrada.
    Miguel Juan pedía habitualmente limosna y se encomendaba con fervor a Nuestra Señora del Pilar, ungiendo el muñón de su pierna con el aceite que contenían las lámparas que ardían en honor de la Virgen.
    La segunda semana de Cuaresma de 1640 volvió a casa de sus padres y se dedicó a pedir limosna por los pueblos limítrofes.
    El Jueves, 29 de Marzo de 1640, entre las diez de la noche (en que se retiró a dormir el joven) y las once (en que sus padres entraron en la habitación)… se produjo el Milagro, que se cantaba así popularmente:
    “Miguel Pellicer,
    vecino de Calanda,
    tenía una pierna
    muerta y enterrada.
    Dos años y cinco meses,
    cosa cierta y probada,
    por médicos cirujanos
    que la tenìa cortada.
    Se acostó en la cama
    y por la mañana
    se encontró la pierna
    sana como estaba”-
    Hay mucha bibliografía sobre el tema.
    Para no hacerme pesado, me limito a mencionar un libro que estudia exhaustivamente todo el caso y cuya lectura recomiendo.
    Se trata de EL GRAN MILAGRO, de Vittorio Messori (Planeta Testimonio).
    Coda final: ante el evidente prodigio, se abrió la sepultura de la pierna amputada… y no se halló ningún resto de la misma… ¿Había resucitado la pierna?. Es cuestión de fe. De lo que no cabe duda es de que el Milagro de Calanda es un hecho històrico muy bien documentado.
    Un precioso cuadro reproduce la escena del Milagro en la pared de la Basílica del Pilar de Zaragoza.
    En el lugar de la casa de Calanda donde se produjo el Milagro se levanta ahora un Templo dedicado a la Virgen dle Pilar

    • Estimado José de la Roda: Una cosa es poner un dato histórico y otra cosa es negar el derecho a los creyentes a su fe en los milagros, a leyendas hermosas y bien intencionadas (lo de Santiago ha unido más gente que nada y es emocionante ver las caras de los que han acabado el Camino, el más importante Camino que existe). Aunque no creyente, recuerdo las palabras de Jesús, “soy el Camino, la Verdad y la Vida”. En pocas palabras no puede haber más buenas intenciones: un Camino de esfuerzo y ayuda a los demás, una Verdad en la que creer y despreciar la mentira, y una Vida a ensalzar y respetar. Por supuesto, a pesar de mi agnosticismo (esto es, literalmente, “yo no sé”; el gnóstico es “el que sabe”), basta ver el mundo y a la gente y comprobar que los milagros existen. Gente que no pierde su humanidad en las peores circunstancias, un Melchor Rodríguez, anarquista y sobre todo hombre de bien que evitó con su solo valor matanzas en la cárcel Modelo de Madrid en nuestra Guerra Incivil, un padre Kolbe dando su vida a los nazis para salvar a otro… Y familias que cuidan a sus ancianos en penosas circunstancias, padres y madres que se afanan por sus hijos, gente que ayuda a otras sin esperar nada a cambio. No hace falta que me convenza; rememorando a Tierno Galván, de existir Dios tendrá cariño de éste agnóstico que nunca ha querido hacer mal a nadie. Saludos cordiales.

    • Li demana als nostres veïns europeus, respecte per totes les llengües i condicions d’igualtat. Complertament d’acord, però ells no apliquen el que demanen als demès a casa nostra amb el castellá. Bona lliçó de cinisme.

  3. A veces me toca el papel de desagradable. No existe certeza que Santiago el Mayor llegara a Barcino ni a otra parte de Hispania; todo es una leyenda medieval. La batalla de Clavijo jamás existió; la inventó el navarro Rodrigo Ximénez de Rada, obispo de Toledo, un intelectual de primer orden y autor de De Rebus Hispaniae, una monumental Historia de España. Sí, que en la Edad Media existía España; alguna vez pondré un Tratado entre Alfonso VII el Emperador y su cuñado Ramón Berenguer IV donde pactan repartirse las “tierras de España” en poder de los moros, y donde Ramón promete fidelidad (la fidelidad medieval) a su sobrino Sancho III, hijo de Alfonso y de Berenguela, hermana de Ramón, “tan español como cristiano”. Seguramente D. Rodrigo tomó algún episodio de una batalla no legendaria, la batalla de Albelda del 859 ganada por Ordoño I de Asturias. Rodrigo Ximénez se inventó lo de Clavijo para justificar el voto de Santiago que era un impuesto. Los cristianos irían a Santiago a peregrinar y pagarían un tributo a la Iglesia, y la Iglesia pagaría otro al rey. Todo el mundo contento menos los peregrinos, supongo, que eran al final los que pagaban. Por supuesto es imposible de creer que el cadáver de Santiago el Mayor, el Hijo del Trueno, llegara a Iria Flavia (Padrón) en una barca de piedra, por un asunto de Física que todo el mundo entiende. Incluso no se ha estudiado quien está enterrado en la catedral.

    Dicho lo anterior, mi mujer es gallega, me encanta Galicia y cada vez que voy no me ahorro ni la visita a la catedral de Santiago ni el cabezazo al maestro Mateo ni el abrazo al apóstol. Aunque uno no sea creyente, Rubén Dario decía que si las tradiciones son hermosas, lo mejor es no tocarlas. Por tanto, y libre para poder desdecirme, Santiago llegó en barca de piedra a Padrón ya cadáver, estuvo en Barcelona y en Zaragoza en vida mortal, se encontró su tumba en el “campus stellae” o “campo de las estrellas” y de vez en cuando cabalgaba en un blanco corcel dando estopa a la morería. Por supuesto sus restos están en la Catedral de Santiago, bajando unas escaleras. Y “si no è vero, é ben trovato”.

  4. Errata al canto. El primer verso debe decir:
    CUANDO EN ESPAÑA LUCHABAN

  5. CUANDO ES ESPAÑA LUCHABAN
    con los moros los cristianos,
    bajó SANTIAGO del Cielo
    montando un caballo blanco
    para ayudar a los fieles
    de aquellos reinos hispanos.
    La Batalla de Clavijo
    fue el milagroso escenario
    de la victoria cristiana
    sobre el infiel mahometano.
    ¡Santiago y cierra España!
    será ya el lema invocado
    desde que luchó el Apóstol,
    cabalgando albo caballo,
    por España, a la que ampara
    con celeste patronazgo.

  6. Pero…….si el saber no ocupa lugar, saber leer y escribir catalán es cultura, mis hijos mis nietas son catalanes. Aman a Cataluña y a España igual que todo bien nacido.

  7. Y como Santiago estuvo en en Cataluña, seguro que aprendió catalán para predicar en esta lengua. ¡Hasta los discípulos de Jesucristo hablaban catalán!

Deja un comentario