Cada catalán debe €8.252 por la deficiente gestión de Artur Mas

Cada vez es más difícil echarle la culpa de todo a “Madrid”.

Artur-acto-gira-India_ECDIMA20131125_0020_4

Tal y como explica Economía Digital, el gobierno de Mas ha conseguido romper la barrera de los 60.000 millones de deuda, una cifra equivalente a toda la economía catalana. ¡Enhorabuena!

En esta huida hacia adelante en la que Mas nos ha metido a todos los catalanes, intentar justificar tan pésima lección con el déficit fiscal es lamentable. Un déficit, por cierto, que con los datos de la propia Generalitat cada vez se hace más pequeño y queda claramente compensado por el importante superávit comercial de Cataluña con el resto de España. Pero lo cierto es que Mas sabía perfectamente con qué recursos contaba para gestionar Cataluña: lo que ocurre es que es un pésimo gestor, cegado por la ideología nacionalista e incapaz de llevar a Cataluña a buen puerto.

Lo cierto es que el supuesto control de déficit del que ha hecho gala el Ejecutivo de Mas parece brillar por su ausencia en los informes del Banco de España. Artur Mas heredó la Administración autonómica con una deuda de 34.000 millones; en prácticamente 4 años acumulados de mandato la cifra va camino de duplicarse. Y que no nos venga ahora con que le han pillado por sorpresa las restricciones financieras: lo sabía perfectamente, ni ha querido ni ha sabido cuadrar las cuentas y ahora intenta echar las culpas a otros.

Sr. Mas, reconozca su incapacidad y deje de arruinarnos. Su marcha, por el bien de todos los catalanes, es cada día más urgente. Y cuanto más lejos, mejor.

20140607-092039-33639534.jpg



Categories: Economía, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , ,

7 comentarios

  1. No le importa saltarse la ley. No le importa hacer el ridículo (y lo peor, hacernos sonrojar a los catalanes decentes que damos la cara por el mundo defendiendo a nuestra tierra). Artur Mas se ha metido en una montaña rusa y, en vez de reconocer su error y bajarse de la misma para que otro, más capaz, la reconduzca, ha decidido que seguirá hacia adelante, aunque nos estrellemos todos.

  2. Mas nos roba, Mas nos frena, Mas nos resta….

  3. Más y sus acólitos están poniendo toda la carne en el asador.. todos los recursos económicos y el 100 % de su tiempo (que deberían dedicar a administrar el estado en Cataluña) en un órdago final.. un postrer esfuerzo por lograr quedarse como los amos del chiringuito.
    Es para ellos una inversión que no van a pagar pero si tienen mucho a ganar.

  4. Un pueblo poco instruido, inmaduro, con poca capacidad crítica, obsesionado por cuestiones antipolíticas (Como la patria o la religión) o manejado por los hilos del poder (TV, radios, prensa a las órdenes del poder) produce monstruos como el que estamos viendo.

  5. No hay mas ciego que el que no quiere ver. Los nacionalistas prefieren hundirse con el barco antes de admitir la pésima gestión económica, política y social del sr. Mas. Esta es la cara amarga del fanatismo. Cataluña, más que una sociedad, parece una secta con una única consigna en varias modalidades, “espanyaensroba” y “volemvotar” son sus mantras.

Deja un comentario