Según un documento de 1714, Marta Alòs -la “antibotiflera”- sería botiflera.

Un águila (“feixista”?) y “Viva Carlos Tercer” presiden un diálogo antibotifler de 1714.

rey carlos

“Tot bon cathalà es molt obligat a tenir afficio, de tot son cor, à Carlos Tercer, lo Nostre Rey, que en esta Terra volgue venir per nos redimir de la captivitat del Frances malvat (…) Los botiflers son tots aquells que fan lo partit de Felip Duch de Anjou (…) Per a fer mes digne a Carlos Tercer de la Corona de España, que es lo fi per lo qual es vingut del Imperi”.

La señora Marta Alòs López (si us plau, passi pel catalanitzador de cognoms), de la Diputación de Barcelona, escribe que los catalanes que quieren seguir siendo españoles son “botiflers”. Pero la historia nos dice que es exactamente lo contrario. Los botiflers eran los catalanes afrancesados. Los anti-botiflers apoyaban a Carlos III de la Corona de España” y luchaban “por la libertad de toda España”.

Si el nacionalismo es una doctrina que nace con la Revolución Francesa, si Marta Alòs odia a España, si es republicana … ¿no será ella la botiflera? ¿Qué pensarían de ella los catalanes de 1714?.

Señora Alòs: familiarícese con nuestra historia, deje de incitar al odio y abandone el nacionalismo. Se sentirá catalana de verdad.

bastoncillo



Categories: Historia, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , ,

4 comentarios

  1. Esto es una mera curiosidad. El símbolo lo escogió Isabel la Católica para su escudo personal como reina de Castilla, ya que era muy fervorosa del Evangelio de San Juan. Los Evangelios se han representado de muy antiguo como un tetramorfo, correspondiendo el águila al último Evangelio, el citado. Cuando se casa con Fernando y cuando luego su esposo se convierte en rey de Aragón (ya antes lo era de Sicilia por concesión paterna), realizan un escudo conjunto, del que no entramos en materia. Pues bien el mote de Fernando (el célebre “tanto monta, monta tanto”) aparece en el escudo, pero también el Águila de San Juan. Y es curioso que a medida que se van incorporando otros reinos de España (o sea Granada y Navarra), las alas se van alargando en el escudo, hasta el punto que lo “abrazan”. Esa es la simbología: al final el águila de San Juan, esto es el Evangelio, por tanto la religión cristiana “abraza” y protege a los cinco reinos de España: Coronas de Castilla y Aragón, y reinos de Navarra, Portugal y Granada. Sobre esa época tantos los granadinos como los portugueses eran españoles, y también lo mismo se pensaba en Granada.

  2. Solo indicar algo que seguro no se le ha escapado a nadie: el águila bicéfala es la correspondiente a D. Carlos como perteneciente a la familia de los Habsburgo. En el dibujo no hay ninguna simbología ni catalana ni española en general. Y parece un “argumentario” de partido político actual, lleno de infantilismos y preguntas con las respuestas para que el “discípulo” lo aprenda de carrera. Una cartilla. En esa época esa forma de mostrar algo era muy común. Lo que muestra el nivel cultural de la época. La verdad es que no parece que hayamos avanzado mucho; eso lo sabe el que ha tenido en la mano los “argumentarios” de cualquier partido político. Parecen hechos para niños de diez años con mentalidad de seis.

  3. Lo simplificaría y lo haría inteligible para esta señora. Ella puede pensar así y manifestarlo porque vive en un país democrático que se llama España. Ella niega la libre opinión porque el país que desea es un país fascista.

  4. Lo que queda claro en el texto es que los enemigos eran los franceses, no los españoles. Igualmente hay que ver que compara a los partidarios de Felipe de Anjou con ¡los judíos!. Lo anterior lo digo por algo que poco se cuenta: los partidarios de Carlos el Archiduque, una de las cosas que luego lamentaron fue haberse aliado con los herejes, esto es los protestantes holandeses e ingleses. No olvidemos que en gran manera las Islas Baleares estaban muy ligadas a Cataluña (no había Cortes baleares, las celebraban conjuntas a las catalanas) y resulta que como consecuencia de los pactos que habían hecho ellos, lo ingleses se apoderaron de Menorca y no la devolvieron hasta que se las quitaron por la fuerza. O sea haz un pacto con herejes y encima se quedan con parte de lo tuyo. Un exito. Y lo que más dudo es que la señora Àlos se entere de algo.

Deja un comentario