Girona toma las armas por la Independencia

El nacionalismo oculta el Sitio de Gerona de 1.809 mientras manipula el de Barcelona de 1.714.

Ramon_Martí_Alsina_El_gran_dia_de_Girona

“El Gran Día de Gerona”, de Ramón Martí Alsina. Una gran bandera espanyola al bell mig. Com es pot veure, tots els gironins de l´època portaven cubanes.

Tras la invasión francesa y como en el resto de España, en junio de 1808 se constituye una Junta en Gerona, animada sobre todo por el pueblo llano, los payeses y los mossenes del país, que declara la guerra al francés. La pequeña ciudad contaba tan sólo con unos 10.000 habitantes y una guarnición de 300 soldados. Sus antiguas murallas se caían a pedazos. La Junta organizó dos tercios de miquelets y marineros de Sant Felíu de Guíxols acudieron también a defender la ciudad.

Tras sufrir dos asedios, Gerona resiste. Sant Narcís, su patrón, es nombrado jefe militar de la ciudad (como en 1.714 lo fuera Santa Eulalia en Barcelona).  El 6 de mayo de 1809 comienza el 3er Sitio de Gerona por las tropas de Bonaparte: 18.000 soldados de la Grande Armée aislaron implacables la ciudad del Oñar. En su interior el general Mariano Álvarez de Castro, granadino de 60 años,  dirige la resistencia con tan solo 5.600 hombres. El 26 de junio el regimiento español de Saboya recibe orden de abrirse paso entre las líneas francesas para atrincherarse en la ciudad y ayudar a los gerundenses en la defensa: calan las bayonetas y embisten intrépidamente a los franceses penetrando en la ciudad entre los vítoress de los resistentes.

Girona va resistir la gavatxada set mesos. Es van construïr barricades i trinxeres dintre de la mateixa ciutat. Més de 60.000 canonades van destrossar la vila en una estratègia planificada d´aniquilació. Però els gironins continuaven la defensa: homes, nens, vells i dones. Fins i tot el general De Castro va organitzar la Companyia de Santa Bàrbara amb 200 dones de Girona, “mujeres sin distinción de clases, jóvenes, robustas y de espíritu varonil“, per socòrrer els soldats i els ferits.

El 8 de desembre De Castro cau malalt. Dies més tard la vila es rendeix. Hi van morir 10.000 espanyols contra 15.000 francesos. Tot Espanya va prendre alè amb la proesa gironina i la Guerra d´Independència va continuar fins aconseguir la victòria i foragitar els francesos.

Benito Pérez Galdós recuerda el Sitio en sus Episodios Nacionales, donde reproduce unos rodolins que se tarareaban en la época:

“Digasme tú, Girona,
si te n´arrendirás…
Lirom, lireta.
Com vols que m´rendesca
si España non vol pas.
Lirom fa la garideta,
lirom fa lireta lá”

En 2010 se restauró el cuadro de Ramón Martí Alsina, El Gran Día de Gerona, pintado sólo 50 años después de los hechos. Es una obra gigantesca, la más grande de la pintura catalana y mide casi 10m. La bandera española y el pendón negro de los Miquelets presiden el cuadro. Como en Barcelona en 1714, no se ven cuatribarradas. La cubana ni siquiera existía. Puede contemplarse en la sede de la Generalitat en Gerona, la iglesia del antiguo hospital de Santa Catalina.

Durante décadas los gerundenses se enorgullecieron de su proeza. Hoy el nacionalismo manipula el sitio de Barcelona de 1714 pero olvida deliberadamente el de Gerona de 1809: su cercanía histórica y la multitud de testimonios y documentos de la época que demuestran su motivación hispánica no le permiten deformarlo a su antojo como desearía.

Avui fa 205 anys. Gironins, no us rendiu!

20140416-103808.jpg

 

 



Categories: Catalanes universales, Historia, Huid del nacionalismo, Mejor juntos

Tags: , , , , , , , , , , ,

5 comentarios

  1. Otro dato Histórico: Gerona fue la única ciudad sitiada en la que los defensores hicieron ondear la actual bandera nacional. Hasta 1843 era la bandera de la Armada, usando las unidades del ejercito las banderas con la cruz de Borgoña y las milicias que se formaron generalmente usaban banderas procedentes de iglesias o de cofradías.

  2. Está muy bien este artículo de Dolça Catalunya porque es divulgación de la Historia auténtica, de esa que los de la cubana se empeñan denodadamente en ocultar o, peor aún, en camuflar, como hicieron descaradamente coloreando las banderas de unos buques atacantes en la exposición sobre 1714.

    La maniobra es tan burda que incluso llaman ridículamente a aquel episodio bélico Guerra del Francès en lugar de Guerra de la Independencia Española, sugiriendo así que eran contiendas distintas e inconexas.

    Conveniente resulta recordar también que la célebre Agustina de Aragón era catalana: nacida en el barrio de la Ribera de Barcelona, más concretamente. Aunque mucho me temo que jamás veremos a la Generalidad homenajeándola, como sí hace con una interminable lista de mindundis (Manuel Carrasco i Formiguera, Albert Ballester i Camps), golpistas violentos (Francesc Macià, Lluís Companys) y racistas espeluznantes (Bartomeu Robert, Pere Màrtir Rossell i Vilar, Heribert Barrera, Enric Prat de la Riba, Josep Armengou i Feliu).

  3. El separatismo revestido de pacifismo ha intentado manipular el asunto, aunque sin éxito. Algunos incultos han querido calificar la postura del General Alvarez de Castro como suicida acusándole que fue él el que generó realmente la destrucción de la ciudad y la muerte de muchos gerundenses, cosa que según ellos si se hubiese rendido no hubiera sucedido.
    Gerona ha vivido con orgullo durante muchos años su sitio. Sirva de ejemplo que el actual Diari de Girona se titulaba tradicionalmente Los Sitios y su principal plaza se llama plaza de la independencia (de la guerra de la independencia, no de “laindependecia” de ahora). ERC con el apoyo de CiU y la aquiescencia del PSC se opusieron en su momento a la celebración de actos de recuerdo del sitio y el 200 aniversario paso mas bien inadvertido en la ciudad. Ahora urge recuperar esa fase tan importante de la história de España y de Gerona.
    Sólo el Ejercito recuerda este evento, recordando anualmente el día en que murió Alvarez de Castro en el Castillo de San Fernando de Figueres y llamando a su principal Base en Cataluña con el nombre del heroico General.
    ¡Bien por esta entrada!

Deja un comentario