Cumple 90 años una revista religiosa catalana que triunfa en toda España.

Nos han hecho creer que todos los curas catalanes son nacionalistas. Es al revés.

ave María

 

La revista Ave María (aquí le enviarán un ejemplar gratuito) fue fundada en Manresa en 1924 por mossèn Manuel Marsenyach y mossèn Pere Llehí, junto con el seglar José Plaxats. Su objetivo era “hacer amar por todas partes a la Virgen María”. A los 2 curas los mataron en la guerra civil por ser sacerdotes, y la edición quedo interrumpida.

En 1941 el canónigo Ramón Baucells refundó la revista en Barcelona con la ayuda de mossèn José Bachs. Desde 1970 se encargó de la revista la Asociación de Sacerdotes y Religiosos de San Antonio María Claret, y la dirigió el sacerdote José Ricart Torrens. Mossèn Ricart decía que la revista pretendía “ayudar a todos los católicos, las parroquias de las diócesis de Cataluña y de toda España”. A la muerte de Ricart, el padre José María Alba tomó el relevo, y después el padre Manuel Martínez, que hasta hoy dirige la revista desde Sentmenat.

No hay ideología, no hay negatividad, no hay subvenciones, no hay nacionalismo en Ave María. Sólo amor a la Virgen y a la Iglesia, y un sentimiento muy grande de universalidad enraizada en Cataluña. Como fue siempre por aquí, hasta que el ídolo nacionalista quiso invadirlo todo.

20140326-211757.jpg



Categories: Alma, Historia, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , , , , , ,

3 comentarios

  1. Sigan difundiendo y mandenos copia a Mexico para re distribuirlo.

    Saludos

  2. ¡Bien por Ave María! Qué alegría oir de publicaciones católicas en Cataluña que fomenten lo que une y no lo que divide, el amor y no el odio. Está claro que esta revista entronca con el verdadero ser histórico de cataluña y con su espiritu de catolicidad, es decir, universalidad. Felicidades a quienes han sabido conservar esta hermosa tradición y ese espiritu verdaderamente catalán.

  3. Buenas tardes:

    Un buen detalle, que denota el bien hacer y la cultura de los redactores de esta revista que celebra su noventa aniversario, es incluir en la portada de este mes (marzo-abril) la “Anunciación” de “El Greco” (Doménikos Theotokópoulos, nacido en Candia Isla de Creta, entonces bajo dominio veneciano, república aliada de la Corona Española).

    Sin duda los redactores de “Ave María” están al día y han querido sumarse en homenaje al Greco, pues en el presente mes de abril se conmemora el IVº centenario de la muerte del pintor en Toledo.Con esa ocasión se celebra una magna exposición sobre la obra de “El Greco” en Toledo, dónde vivió y está lo mejor y más granado de su obra pictórica (y la de su hijo y discípulo Jorge Theotocopuli).

    “El Greco” fue un pintor manierista, único e inigualable y espectacular, que desde un punto de vista estético fue adelantado a su tiempo, y que destacó en la temática religiosa. Este artista relegado en la Corte, tuvo que conformarse con pintar para órdenes religiosas e Iglesias de Toledo, que fueron sus clientes principales.

    La ciudad de Toledo que es la sede del cardenal primado de la Iglesia española desde época visigoda y, al margen un apabullante patrimonio religioso, concentra un importante conjunto de edificios y obras de arte de extraordinaria valía de toda época, destacando la impresionante Catedral, su “transparente” y su museo.

    “El Greco”, no fue un pintor admirado en la Corte de Madrid, porque su pintura no agradaba al rey Felipe II, por eso el Museo del Prado (cuyo origen es la colección real) tiene obras importantes de “El Greco”, como es natural, pero en número muy limitado. No obstante con ocasión de esta celebración también “El Prado” ha organizado una exposición reuniendo obras del pintor apenas conocidas en España.

    La obra de “El Greco” conmueve el alma con un sentimiento sublime de grandeza sobrenatural, su arte impacta igual que la devoción a María, que dio con su vida un ejemplo de sencillez y lealtad ciega en Dios, y que es hoy una potente fuente de valores positivos, centrados en el amor incondicional hacia el género humano. Todo mi ánimo y apoyo para la revista “Ave María”.

    Un atento saludo.

Deja un comentario