Los únicos “unionistes” en Cataluña son los de Unió

¿Por qué el separatismo llama “unionistas” a los catalanes integradores?.

mas-duran-lleida-560

Tranquil Artur, no t´esveris, ja et queda poquet a la política

Las palabras son importantes porque ninguna es neutra. Todas contienen una carga positiva o negativa, unas connotaciones sentimentales e incluso psicológicas que imperceptiblemente predisponen el ánimo de quien las escucha.

Como bien deberían saber en el PP a estas alturas, no es lo mismo hablar de “la herencia de Zapatero” que de “la losa de Zapatero“. Una herencia es algo que se recibe gratuitamente, a veces de manera inesperada y por tanto goza de una percepción positiva en el subconsciente popular. Una losa es una carga pesada, impuesta, que agota, asfixia e impide el movimiento: algo muy desagradable. Es importante escoger la palabra adecuada.

El nacionalismo conoce el poder de la semiótica y salvo algunos patinazos (a pesar de la Brunete mediática adicta la “cadena” ganó a la “vía” nacionalista), saben utilizarlo. Así hablan de “independència” y no de “separació” (¿quién no quiere ser independiente?), de “dret a decidir” y no de “secesión” (¿quién no desea tener más derechos?¿a quién no halaga poder decidir sobre cualquier asunto?). También se refieren al “procés” como si la agenda radical fuera un conjunto imparable de etapas que inexorablemente concluirán en la “independència. Y se llenan la boca con la “llibertat” (¿quién no quiere ser libre?), posicionando automáticamente a los no independentistas como “opressors“.

Hace 2 años, cuando CiU viró oficialmente al separatismo, muchos catalanes se sumieron en la confusión. Ellos, que siempre se habían sentido catalanes y españoles con naturalidad, no acomodaban un término para definirse por oposición a los “independentistas“. El nacionalismo no perdió el tiempo y les identificó como “unionistes“, adjetivo sin ninguna raíz histórica (como casi todo en el imaginario separatista) para asociarlos a los fanáticos e intransigentes protestantes del Ulster. Afortunadamente los catalanes de seny no cayeron en la trampa: un catalán normal, integrador, orgulloso de su catalanidad y su entronque hispánico tiene muy claro que los únicos “unionistes” de Cataluña son los que se han unido al separatismo para desunir Cataluña. Por ejemplo, los de la Unió de Durán i Lleida.

A Dolça Catalunya parlem clar i català.

dolca2



Categories: Catalunya de tots, Huid del nacionalismo

Tags: , , , , , ,

7 comentarios

  1. De acuerdo con lo que aquí se dice respecto a la maestría con que los separatistas manejan la semántica.
    Insisto una vez más en el error de llamarles independentistas -¿quien no quiere ser independiente?- en lugar de separatistas o secesionistas, que es lo que pretenden. Tampoco debemos seguirles cuando usan la palabra independencia -noble en todas sus acepciones- a lo que es una secesión. ¡Y mucho ojo con la conjunción copulativa Y cuando nos referimos a Cataluña con respecto a España pues esa Y es muy “separadora”!. En esta trampa de la “Y” han caído desde periodistas hasta Rajoy y Rivera. Una torpeza intolerable en un político.

  2. Y EL RESTO QUE SON? esta claro que para la oficialidad, Ciutadans y PPC no son Unionistas, son Colonos invasores… El PSC no sabe no contesta y IU a desaparecido entre ese caos de izquierdas llamada ICV-EUiA que ni ellos mismos saben que son.

  3. i pensar que al duran lleida le vote cuando se presento en las primeras campañas grrr nunca mas al ciu

Deja un comentario