Qué aprender de Escocia para desinflar el independentismo catalán.

Empezar a decir verdades. ¿A qué espera Rajoy?

escocia cataluña

Nigel Farage, líder del ascendente Partido por la independencia del Reino Unido (UKIP) dijo no hace mucho que “el sentimiento anti-inglés es el principal impulsor del nacionalismo escocés“. Según el periodista Vincent Cooper,Anglophobia has always been at the heart of all British Isles Celtic nationalism, particularly the Irish and Scottish varieties. (…) Scottish and Irish nationalisms are largely based on a negative view of the ‘outsider’, meaning the English”.

¿Qué motiva este sentimiento negativo? Razones históricas: el “English dominance” a escala planetaria, que deja poco margen a la “cultural individuallity” céltica de Escocia, Gales e Irlanda. Lo mismo podría decirse del catalanismo.

No obstante, dice Cooper, “the English have never deliberately asserted any cultural superiority or identity over the Scots. English culture spread naturally, without any deliberate imperial policy”. Por ejemplo, Jacobo I de Escocia escribía versos en inglés cuando el francés era el idioma de la corte inglesa, y el activista escocés John Barbour (s.XIV) escribía en inglés sus obras. De Cataluña se podría decir lo mismo.

Lo que redujo la identidad celta de algunos pueblos británicos no fue el imperialismo inglés, sino the magnetic pull of England’s hugely dominant and superior economic and cultural force”, que ha creado una gran parte del mundo moderno. El idioma inglés es universal, su derecho e instituciones parlamentarias están ampliamente extendidas. Y lo cierto es que sin la contribución escocesa (David Hume, Adam Smith) no hubiera sido así. Y como dice Cooper, estos hombres “saw themselves as British, not Scottish”. ¿No coincide esto en gran parte con el caso de Cataluña y toda España?

¿Qué hay de malo en este devenir histórico? ¿A qué se debe la anglofobia celta? Las influencias culturales son obra de la historia y suelen ser un avance civilizatorio. Así sucedió con Roma. No obstante, “there have always been those on the Celtic fringe who resented English cultural and economic dominance”. Muchos nacionalistas “creen políticamente cómodo culpar y usar como chivo expiatorio a los ingleses de cada desgracia”. “It’s hard to see that Scottish nationalism today has much to offer other than Anglophobia”. Otra vez, un calco de lo que ocurre en Cataluña.

Históricamente las independencias nacionales se han basado ya en la identidad cultural, ya en ventajas económicas. Pero ninguna de estas razones encaja con el separatismo de Alex Salmond.

– El SNP no centra sus demandas en un nacionalismo cultural. De hecho, aunque el nacionalismo catalán tiene fuertes bases culturales, la explosión del independentismo tampoco se debe a estas razones. Desde hace 30 años la cultura catalana está promovida, subvencionada, impulsada y hasta impuesta desde la Generalitat.

– En el aspecto económico, antes de la crisis Alex Salmond estaba enamorado del éxito del “tigre celta” irlandés. En 2008, Salmond hablaba de un “arco de prosperidad” que pasaba por Irlanda, Noruega e Islandia, al que debería unirse Escocia. También alababa al Royal Bank of Scotland (RTBS), ahora rescatado por el contribuyente británico. Pero la crisis del euro acabó con el “celtic dream” de Salmond. En Cataluña hemos oído hablar mucho de “arcos de prosperidad” con Westfalia, Lombardia, etc. Ahora, según convenga, la referencia es Kosovo, Letonia, Israel, India, Suecia, Austria y hasta Holanda. Pero lo cierto es que la inmensa mayoría de las Cajas catalanas ha sido rescatada por todos los españoles, y que la Generalitat -sumida en una deuda de 53.000 millones de euros- puede pagar las nóminas gracias a las transferencias de todos los contribuyentes españoles. Tres décadas de nacionalismo catalán han convertido el antiguo vigor económico en un recuerdo.

Ahora Salmond propone que la Escocia independiente mantenga la libra esterlina, pero bajo supervisión del Banco de Inglaterra: en otras palabras: que ingleses y galeses paguen los rescates si hay crisis financiera, como pasó con el RBS. En Cataluña empezamos a oír razonamientos similares.

Y concluye Cooper: “Scottish nationalists should accept that independence really does mean independence, and that means Scotland taking full responsibility for its affairs. But Mr. Salmond wants the best of both worlds: an independent Scotland with tax raising and borrowing powers but with the rest of the UK providing the financial security“El Reino Unido funciona (…) Ha funcionado durante siglos para el beneficio de Escocia. Entonces, ¿por qué romperlo por los fenecidos sueños de un nacionalista?”.

Lo mejor de dos mundos: España y la independencia en lo que convenga. Eso quiere el separatismo catalán. Pero Cataluña no necesita resentimiento, sino actitud positiva; necesita el vínculo con su verdadera historia, no con el relato adulterado del nacionalismo; necesita olvidarse de chivos expiatorios y asumir de una vez sus responsabilidades; necesita asumir plenamente el siglo XXI.

Cataluña necesita, en fin, empezar a decirse la verdad a sí misma. Será difícil, con la mayoría de medios catalanes subvencionados por el nacionalismo. ¿A qué espera Rajoy para tomárselo en serio?

DC Navidad



Categories: Mejor juntos

Tags: , , , , , , , ,

3 comentarios

  1. “El 3%”…¡això és Espanyansroba!
    “Espanya contra Catalunya”…¡això és positivisme!
    “L´Espanya subsidiada viu a costa de la Catalunya productiva”…¡això és anticatalanisme!

  2. como usted dice en Catalunya necesitamos actitud positiva, en referencia a eso debo indicarle como observación que poco ha estado en Catalunya ya que si algo diferencia en estos momentos el movimiento social hacia la independencia es precisamente eso: el positivismo.
    en referencia al punto de la verdadera historia parece que para ustedes todo lo que no sea SU VERDAD no es mas que una ruin mentida, para curar eso nada mejor que informarse, miren ustedes todos los argumentos históricos presentados en el simposium España Contra CAtalunya y verán que la historia es la que es, que no es resentimiento y que hay mas anticatalanismo por parte de España (no de todos los Españoles ) ya que eso ha dado sus réditos. si no fueran verdad los espolios fiscales ya nos hubieran dado en concierto económico, y que no decir de los ataques a nuestra lengua el Catalán, las intromisiones en nuestra decisiones como la prohibición de las corridas taurinas y un largo etc. pero como se ve a diario por parte de quienes no quieren dejarnos decidir nuestro futuro, no hay mas ciego que el que no quiere ver ni mas sordo que el que no quiera oír. le invito a pasear por CAtalunya, a conocernos, y luego con conocimiento de causa a juzgarnos

    • Sr. David: todos los colaboradores de Dolça Catalunya son catalanes normales. Aquí no nos gusta ni la ideología separatista ni la separadora. Hablar de “positivismo” y “argumentos históricos” en un simposio cuyo título es agresivo y predetermina la conclusión es atrevido. Gracias por leernos y pensarnos. Bon any 2014!

Deja un comentario